:::: MENU ::::

15 de septiembre de 2019

  • 15.9.19
El Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (Ifapa) ha iniciado una nueva etapa "con más presupuesto, más investigadores, más proyectos y con una clara perspectiva medioambiental" bajo la responsabilidad de su nuevo presidente, José Cara, según destacó la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, durante su intervención en el Consejo Social de la entidad.



Para ello, la entidad incrementará en un 7,7 por ciento su presupuesto hasta alcanzar los 56,6 millones de euros en 2019. Una medida que, según apuntó Crespo, "va a posibilitar la puesta en marcha de importantes novedades y, sobre todo, recuperar un tercio de la capacidad de trabajo que se había perdido con el anterior Ejecutivo".

A este respecto, la consejera señaló que se van a reforzar los medios humanos del instituto con una primera incorporación de 15 investigadores, "lo que permitirá potenciar los estudios en el sector agrario, en la pesca y, ahora también, en mejora de la sostenibilidad gracias a la ampliación de su ámbito de actuación". "La perspectiva medioambiental de esta nueva etapa del Ifapa servirá para adaptarnos a la estructura verde de la PAC, para avanzar en la economía circular y profundizar en la agricultura, la pesca y la ganadería sostenible", afirmó.

Así, Crespo apuntó que se van a abrir nuevas líneas de investigación para abordar asuntos de especial relevancia para el futuro de Andalucía, como la adaptación de los sectores estratégicos al cambio climático o la eficiencia hídrica y energética, temas que se sumarán a otros proyectos dirigidos a la digitalización del campo, la valorización de los subproductos para biomasa o el control biológico. Junto a estas propuestas de investigación, el Ifapa potenciará sus análisis sobre acuicultura, frutos rojos, hortalizas y la excelencia de la calidad del aceite de oliva.

Formación y alianzas

Otro de los pilares del nuevo Ifapa será la apuesta por la formación "como generador de nuevas oportunidades de empleo en sintonía con el compromiso del Gobierno de Juanma Moreno de incentivar los proyectos que propicien la creación de puestos de trabajo en la comunidad".

En este sentido, Crespo destacó a la especialización en análisis sensorial de alimentos y productos, y la formación destinada a facilitar la incorporación de la mujer e impulsar la igualdad en sectores productivos como la pesca o la agricultura.

Asimismo, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible puso el acento en las "alianzas" que mantiene el Ifapa con las universidades andaluzas en materia de investigación, así como en la colaboración público-privada. "El Ifapa es un referente en España en investigación y vamos a trabajar para que siga creciendo", enfatizó, tras agradecer la labor del ya ex presidente, Jerónimo Pérez.

Por último, Crespo recalcó que el instituto "es una de las piezas claves" de la Plataforma de Innovación Agroalimentaria que se va a poner en marcha en Almería, junto a Tecnova, Cajamar y la Universidad almeriense, un proyecto al que se ha sumado recientemente como nuevo socio estratégico el Ayuntamiento de Almería.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 15.9.19
Con el característico aroma de la vendimia todavía en el ambiente, el Lagar Cañada Navarro y Bodegas Alvear de Montilla volverán a abrir sus puertas al público para disfrutar de un maridaje único: el que conforman los vinos de la zona Montilla-Moriles y la mejor música gracias a una nueva edición del Montijazz Vendimia. En esta edición, Antonio Lizana y Noa Lur encabezan el cartel de los dos conciertos que se celebrarán los próximos 20 y 21 de septiembre.



Tras un primer contacto con los aficionados al jazz en la noche del pasado jueves a través de una Jam Session que ofreció la Asociación Jazz de Priego de Córdoba en la Casa del Inca, el Montilla Vendimia 2019 contará en esta ocasión con diferentes iniciativas para acercar este estilo musical a toda la ciudadanía. Así, junto a los conciertos, el festival ofrecerá un taller gratuito de Swing Dance el próximo jueves 19 de septiembre, a partir de las 20.00 de la tarde, en la Plaza de La Merced.

De esta forma, y tras calentar motores, el Montijazz Vendimia 2019 dará paso a las grandes citas de este año, dos noches de música en directo en los marcos incomparables que ofrecen las bodegas y lagares de la ciudad. "Es el tercer año que apostamos por este formato en los lagares y bodegas para vincularlo al mundo del vino y ha sido un éxito", destacó el delegado de Desarrollo Local, Manuel Carmona, quien señaló que los asistentes a ambos conciertos podrán realizar una visita guiada previa tanto al Lagar Cañada Navarro como a Bodegas Alvear.



"Para los lagares de la Sierra de Montilla siempre es interesante cualquier iniciativa que incorpore arte y cultura. Es combinar el vino, que es un arte, con otro arte que es la música", destacó el representante de Lagar Cañada Navarro, Manuel Jiménez, sobre esta nueva edición.

La primera noche del Montijazz Vendimia 2019, que tendrá lugar el viernes en el Lagar Cañada Navarro, estará protagonizada por el saxofonista gaditano Antonio Lizana, uno de los máximos exponentes en la fusión del jazz y flamenco, que estará acompañado por Daniel García al piano, Jesús Caparrós al bajo, Shayan Fathi a la batería, y Mawi de Cádiz a las palmas y el baile.

El concierto –para el que el Ayuntamiento dispondrá de un servicio de transporte gratuito a partir de las 19.30 desde la estación de autobuses– se completará con la actuación de Víctor Jiménez & Friends, que rendirá tributo al mítico cuarteto de jazz fusión estadounidense Yellowjackets, junto al piano de Alberto Palau, el bajo de Ánder García y la batería de Mariano Steimberg.



Por su parte, Bodegas Alvear acogerá en la noche del sábado la actuación de la cantante navarra Noa Lur, una de las voces más importantes del jazz español, que sonará junto al piano de David Sancho, el bajo de Ánder García y la batería de David Fernández; y el trío liderado por Baptiste Bailly, el pianista francés afincado en Valencia que ha sido una de las sorpresas del jazz en España tras la publicación de su último disco titulado Pensión Almayer.

Las entradas para la nueva edición del Montijazz Vendimia están ya a la venta en la Oficina de Turismo de Montilla y en el Centro Cultural Alcalde Antonio Carpio, así como en la web kieroentradas.com, al precio de 15,00 euros en venta anticipada y 17,00 euros en taquilla. El bono para ambos conciertos se puede adquirir al precio de 25,00 euros.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: NOA LUR FANPAGE (FACEBOOK) / ANTONIO LIZANA (FACEBOOK) / I. TÉLLEZ

14 de septiembre de 2019

  • 14.9.19
Lo que más me cuesta en la vida y me sigue costando es verme como un simple ser humano. Nunca me he permitido ser humana, falible, débil, indecisa, incoherente, dudosa, ridícula... Mi mente absorbió las enseñanzas externas sobre la perfección y sobre un dios que controla, ve todo y nos juzga. Y esas ideas me tiranizan.



Me tiranizan porque dentro de mí hay sentimientos y sensaciones que no me van a hacer nunca perfecta. Como cuando te sales de una línea, siempre me he aplicado un correctivo, que si bien no hace que me duelan los nudillos por el golpe de la regla metálica, sí me produce un dolor en el pecho. El oxígeno siempre falta cuando sabes que nunca llegarás a la cumbre de la montaña. Una montaña fabricada de normas que nunca cumple nadie, ni siquiera quien las predica...

¿Quién es coherente totalmente y vive como dice que hay que vivir? ¿Quién está seguro de todo y está en posesión de la verdad absoluta? ¿Quién no tiene miedo? ¿Quién no se pierde en los laberintos cotidianos? Últimamente, voy aceptando cada vez más que soy una persona de carne y hueso, con días cambiantes, con sensaciones que van y vienen como olas. No existe la línea plana en mi vida.

Buscándome quise convertirme en una especie de monje zen capaz de sortear todas las vicisitudes sin que me rocen. Imposible. Siento, me duelen las cosas –unos días más que otros–, mi humor no lo controla ni la Luna. Todo es cambiante: esa es la única verdad.

Con las puñaladas sangro y algunas han estado a punto de dejarme sobre el asfalto. Cuando estoy abajo, de repente surge una fuerza vital que me obliga a buscar respuestas y soluciones. Una fuerza que, cuando la quiero buscar, se esconde. Ella también es cambiante. ¿Hay algo permanente, inmutable, en nuestro universo? No.

Esta mirada nueva mía me acaricia como pestañas sedosas. Me conforta como los abrazos. Me dulcifica y me libera. En este camino terrenal he hecho lo que buenamente he podido. He actuado según mis circunstancias –como diría Ortega y Gasset–, equivocándome o no, sufriendo más o menos. Y es liberador sentirse humana, como cantan The Killers: "Only human".

MARÍA JESÚS SÁNCHEZ

  • 14.9.19
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta remitida por un vecino de Montilla sobre el encuentro celebrado este verano en la calle Cantareros entre varias generaciones de vecinos de esta vía que conecta las calles Feria y Melgar, y que discurre paralela a la avenida del Marqués de la Vega de Armijo. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



El pasado día 31 de agosto los vecinos de la calle Cantareros volvimos a disfrutar de una gran jornada de convivencia. Todo comenzó hace cuatro años cuando, por iniciativa de algunos hijos de vecinos de esta calle, surgió la idea de juntarse de nuevo allí donde pasaron su niñez y recordar juntos a sus mayores, parejas e hijos, las vivencias del lugar que los vio crecer.

Cantareros es una calle llena de recuerdos de antaño: noches calurosas de veranos eternos que se salían a tomar el fresco con sus sillas bajas de mimbre, mientras compartían tertulias infinitas; anécdotas del día a día; e incluso, por qué no decirlo, críticas entre vecinas mientras los niños jugaban juntos –en pandillas de distinta edad– a esconder, a las muñecas o a la pelota, o simplemente se sentaban en rebates llenos de ilusión.

Cantareros era una calle de vecinas que se ayudaban entre sí a pasar esos duros años en los que no siempre había de todo: luz, agua o aquel teléfono que solo existía en una casa y a ella acudían a recibir las llamadas de los familiares que tuvieron que emigrar de Montilla.

Podría nombrar a muchas familias de este rinconcito de Montilla pero, para no dejarme a nadie atrás, los resumo a todos con unas palabraS: buenos vecinos que con el paso de los años mantienen viva una amistad que les convierte casi en familia.

Aquel primer encuentro tuvo lugar hace cuatro años y, desde entonces, se ha convertido en una jornada de convivencia para más de setenta personas que, en torno a esas vivencias, pasan un rato compartiendo tapas, bebidas, postres y, sobre todo, contando y escuchando las vivencias de todo un año, convirtiendo este encuentro en una cita entrañable e ineludible del final del verano.

Cabe destacar el homenaje que cada año se da al vecino de más edad con la entrega de una placa conmemorativa que seguro pondrán en un lugar destacado de su casa. Un encuentro muy emotivo que reúne a vecinos que ya no viven en la calle, vecinos que siguen residiendo en ella y vecinos nuevos que encontraron en este lugar tan especial su hogar.

Ojala estos encuentros consigan que al menos a nuestros hijos, sean conscientes de que la convivencia entre vecinos es fundamental para saber respetar y cuidar nuestras relaciones sociales entre personas, y que por un momento aparquen las redes sociales.

Agradezco la oportunidad que este medio me brinda para expresar nuestra vivencia, la cual hemos querido compartir para dar a conocer este pequeño homenaje hacia los vecinos de la calle Cantareros.

MANUEL PONFERRADA

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.






  • 14.9.19
Andalucía registró durante el pasado mes de julio la creación de 1.280 sociedades mercantiles, un 2,2 por ciento más que en el mismo mes del año anterior, con un capital suscrito para su constitución que superó los 32,6 millones de euros, un 39 por ciento más que el ejercicio anterior, según la Estadística sobre Sociedades Mercantiles en Andalucía, elaborada por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, entidad dependiente de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad.



Entre las nuevas sociedades, la forma jurídica predominante fue la de sociedad limitada, con el 99,1 por ciento de las sociedades constituidas. Málaga fue la provincia donde más sociedades se constituyeron, con el 31,1 por ciento del total, seguida de Sevilla, con el 26,4 por ciento.

De las 1.280 sociedades mercantiles constituidas en Andalucía durante el pasado mes de julio, 312 ampliaron capital, un 9,5 por ciento más que en el mismo mes del ejercicio precedente, con un montante suscrito que superó los 84,5 millones de euros.

Desde el comienzo de 2019, el número de empresas dadas de alta ascendió a 9.942, con una inversión realizada que superó los 355,4 millones de euros. El total de empresas que ampliaron capital desde enero a julio fue de 2.600, con un desembolso de 1.204,4 millones de euros.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO
  • 14.9.19
Montemayor se ha convertido este fin de semana en la capital mundial del vino dulce Pedro Ximénez. El recinto ferial de la localidad acoge hasta mañana la tercera edición de Paxera, una feria multisectorial que se dedica a este elixir sublime, santo y seña de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, que nace de los racimos extendidos bajo el inclemente sol de la Campiña y que acaba cristalizando en un líquido almibarado, de aroma y color intensos, que condensa siglos de tradición y de amor por el vino.





Una muestra que, como destacó el alcalde de Montemayor, Antonio García, “nació en 2017 con el objetivo de dar a conocer todo el proceso de elaboración del vino dulce Pedro Ximénez y de poner en valor la pasera más grande de Europa” a través de una quincena de stands que ofrecen, hasta mañana, algunos de los productos gastronómicos más relevantes de la Campiña cordobesa, como el vino o el aceite de oliva virgen extra.

No obstante, como reconoció García, Paxera es "una feria muy especial", que está dedicada "a un producto muy especial" como es  el vino dulce proveniente de las uvas Pedro Ximénez, "que  dan seña de identidad a estas tierras". En efecto, este tipo de vino constituye, hoy por hoy, la “joya de la corona” del marco Montilla-Moriles y Montemayor se ha decidido a reivindicar su singularidad con la primera feria multisectorial de esta naturaleza.

Con todo, el Consistorio montemayorense –que ha contado con la colaboración de la Diputación de Córdoba y de la Junta de Andalucía– ha querido ir más allá, dotando la muestra de un sentido que trasciende el propio universo enológico. Y es que Paxera es, en palabras del primer edil, una feria agroalimentaria que también cuenta con una perspectiva histórica.

AYUNTAMIENTO DE MONTEMAYOR - PAXERA

"Durante décadas, las pasas fueron un complemento importante en la alimentación, ya que aportaban calorías a una dieta escasa y permitía comer algo de fruta", recalcó el primer edil montemayorense, quien citó a Alonso de Herrera que, en 1553, ya escribió que "las pasas confortan el cerebro, ayudan a la memoria, ayudan a dormir, confortan el estómago, ayudan a la digestión y hacen excelente y muy grandes operaciones y grandes provechos en los cuerpos humanos".

Antonio García también se acordó de Passum, un vino obtenido de la prensa de uvas pasas que luego se cocía y que alcanzó gran popularidad durante la Edad Media, al igual que el Carenum, otro vino dulce, también sometido a cocción, que ayudaba a quienes lo consumían a aumentar la alegría, ahuyentar  las penas y sanar algunas dolencias. "Esta historia es la que muestra nuestra seña de identidad y nos empuja a un futuro que debe reivindicar esos valores ancestrales del trabajo perseverante y bien hecho", destacó el alcalde de Montemayor.

Junto con la Experiencia Paxera, una iniciativa de Bodegas San Acacio que pretende propiciar las visitas a la muestra desde la capital cordobesa con un autobús que saldrá hoy desde la glorieta de la Media Luna a las 9.00 de la mañana, el programa de actos contempla para la jornada del sábado sendos talleres –uno de cocina infantil a las 18.00 y otro de decoración de corchos, una hora más tarde–, además de una gymkhana, dos catas de vino y varias actuaciones musicales.





El programa de actos de la jornada del domingo –que arrancará a las 11.00 de la mañana con el programa El vino en la historia de Montemayor, una visita teatralizada dirigida por Paqui Jiménez Cobos, directora del Museo  Arqueológico de Ulia– se completa con varios talleres, una ruta en bicicleta –siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan– y la actuación musical del grupo Rockabanda a partir de las 15.00 de la tarde.

Con todo, entre las actividades más relevantes de esta tercera edición de Paxera destaca la cata dirigida por Isabel Calvache, técnica especialista y formadora de vinos y vinagres de Montilla-Moriles, bajo el título de Alquimistas de la pasa y que tendrá lugar a las 20.30 de esta tarde. Otra de las novedades de esta tercera edición de la Feria del Vino Dulce es la puesta en marcha de su página web, un espacio virtual que permitirá conocer el proceso artesanal más allá de la duración de la feria.

A su vez, en el marco de la feria tuvo lugar anoche el hermanamiento con Aguilar de la Frontera, un acto que se selló con la representación teatral de La media luna de Aguilar. En ese sentido, el alcalde de Montemayor hizo hincapié en que el municipio de la Campiña Sur Aguilar "puede presumir de historia, de patrimonio, de señorío, de historia medieval y, por supuesto, de vino dulce, elaborado en bodegas con una calidad tal que, cada año, están en los primeros puestos de los rankings más famosos del mundo".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


13 de septiembre de 2019

  • 13.9.19
La séptima edición de la carrera de obstáculos Barruning, una cita deportiva que ha situado a Montilla en el mapa deportivo en el mes de septiembre gracias a una cita que se caracteriza por su carácter de diversión y tras atraer a más de 300 participantes en los últimos años, se trasladará hasta la próxima primavera por "motivos personales" de la organización.



El presidente de la asociación Montilla Running & Barefoot, Miguel Ángel Feria, explicó a Montilla Digital que por "cuestiones de salud" la organización de esta cita deportiva, cuya puesta en marcha comienza durante los meses de verano y se intensifica en estas fechas, no ha sido posible "a pesar de la buena disposición y apoyo del Ayuntamiento porque así fuera".

"Organizar un evento como la Barruning conlleva muchas horas de trabajo que este año, por cuestiones de salud, no se han podido llevar a cabo y por ello hemos optado por aplazar esta edición a los meses de primavera", reconoció Feria que, asimismo, señaló que en las últimas semanas son muchos los corredores y colectivos, tanto a nivel local como de otras provincias, que han mostrado interés por participar.

La Barruning, una prueba que cuenta con la colaboración del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, cuenta con un recorrido de 4,5 kilómetros en el caso de la categoría Familias –donde participan niños a partir de cuatro años– y 6 kilómetros en la categoría General, que se desarrolla en el entorno de El Pico del Cigarral.

Junto a los numerosos obstáculos que se desarrollan a lo largo del recorrido, los disfraces de los participantes son, cada año, uno de los atractivos y elementos más característicos de una cita que ha traspasado lo deportivo para convertirse en una jornada de convivencia.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 13.9.19
Hay un dicho popular que dice “cría fama y échate a dormir” que pienso que viene muy bien para el caso que vuelvo a retomar, después del primer artículo que dediqué a los autónomos y que ha generado algunos comentarios que me gustaría aclarar con una segunda parte en la que abordaré otros conceptos relacionados.



Tenemos la fea costumbre de meter a todos y todas en el mismo saco, de manera que cuando hablamos de algo, tendemos a englobar y maximizar, extendiendo nuestros dichos populares a todos sin excepción. Así, cuando decimos “todos los hombres son iguales” –es el primer ejemplo que me ha venido a la cabeza, no hay ningún trasfondo en el mismo– caemos en la injusticia de la generalización.

Igual ocurre en este tema. Cuando hablé de los autónomos, algunos lectores dijeron que me había quedado "corta" en mi análisis, ya que no había hablado de los autónomos que tienen grandes ingresos. Y sí, es cierto: no me referí a esos autónomos, aunque lo hice de forma consciente ya que, como bien indicaba en mi artículo, prefería centrarme en los pequeños, en aquellos que se enmarcan y se comparan con los grandes aunque no tienen ni una tercera parte de sus ingresos. Y es que estos pequeños autónomos son englobados por Hacienda y por la Seguridad Social en el mismo régimen que los que tienen mayor facturación, algo que me parece totalmente injusto.

En el centro urbano de cualquier pueblo de España observamos locales comerciales que abren y cierran constantemente, con actividades distintas. Se trata, en muchos casos, de emprededores que buscan una oportunidad de supervivencia en el trabajo por cuenta propia y que, muchas veces, terminan cerrando sus negocios agobiados por los impuestos y las tasas que pagan, ya que las ganancias de su trabajo acaban, en gran medida, en las arcas públicas.

Algo no está funcionando. En mi opinión, falta formación y seguimiento hacia estos emprendedores que, en ocasiones, y por desconocimiento, no gestionan bien sus negocios. No obstante, es obvio que se exigen demasiados impuestos para los pequeños emprendedores, que se enfrentan al mismo porcentaje de impuestos que los grandes, es decir, aquellos cuya facturación supera con creces los 1.000 o 2.000 euros de ganancia con respecto a uno pequeño.

Por ello creo que hay que hacer reformas en las leyes para los autónomos y diferenciar entre los pequeños y los grandes e, incluso, entre los medianos. Para ello, y como ya dije en el artículo anterior, además de estas reformas, se hace necesario que se pueda contribuir por factura emitida, remitiendo los impuestos y retenciones como también las cuotas en relación a lo que se factura.

De esta forma, se podría fomentar de forma eficiente que las personas que hoy día trabajan de manera clandestina, bajo la economía sumergida, pudieran darse de alta en el régimen de autónomos sin tener miedo a los impuestos que deben afrontar y pagar solo por lo que facturan.

Otra de las cuestiones a las que me refería y que quiero profundizar es la diferencia y discriminación que existe actualmente entre el asalariado y el autónomo. Y aunque es cierto que se han producido grandes avances en las leyes para el sector, aún es mucho el camino que hay que recorrer, ya que la diferencia de las pensiones por jubilación son el primer detonante de la discriminación que existe en el sector. No en vano, un autónomo cobra hasta un 40 por ciento menos que un asalariado. Mucha diferencia.

La Agenda 2030 defiende la necesidad de avanzar como sociedad “sin dejar a nadie atrás” y, como podemos observar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), hay varios puntos específicos que nos hablan en sus metas de la erradicación de las desigualdades; de poner fin a la pobreza en todas sus dimensiones y de promover el trabajo decente y digno, lo que implica que desde la mirada de la Agenda 2030 y con el compromiso adquirido por España como uno de los 193 Estados firmantes para su implementación, se hace necesario analizar este sector, al igual que otros, promoviendo la igualdad de condiciones entre todos los sectores.

En España es muy común escuchar frases despectivas sobre los empresarios. En Andalucía, por ejemplo, aún persiste en el imaginario colectivo la figura del señorito y, en ocasiones, dentro de ella se engloba a algunos autónomos que, de forma valiente, se embarcan en la aventura de ser emprededores, poniendo en riesgo su propio capital y moviendo la economía y el trabajo.

Es verdad que existen fraudes, sí, pero no podemos decir que todos los autónomos son fraudulentos por el simple hecho de intentar buscar las oportunidades que en muchas de las ocasiones el sistema donde viven no les da ni les facilita.

Hablar de emprendedores y de trabajo es hablar del siglo XXI, ya que son muchas las carreras universitarias y los másteres que promocionan y educan a sus alumnos para ser emprendedores y tener su propio negocio, con lo cual, creo que estamos viviendo en un siglo con costumbres y leyes de siglos pasados, lo que hace que la agilidad con la que el Estado tendría que intervenir para que exista un verdadero bienestar se convierte en muros que hay que ir derrumbando.

Por desgracia, hay muchos colectivos que defienden más el pasado que el presente y se sienten ofendidos por las medidas que se puedan tomar y, como consecuencia, las posibles propuestas que se pudieran hacer sobre la mejora de los sectores como el de los autónomos se quedan siempre a medias y sin grandes avances.

Se hace necesario, pues, que trabajemos los ODS y la Agenda 2030 para romper con estereotipos y avancemos hacia las demandas reales de las personas en nuestros municipios. Para ello, tenemos que contar con todos y todas y construir una hoja de ruta democrática y participativa, con transparencia y con la legitimidad del pueblo, escuchando las demandas y luchando para mejora de los colectivos locales y sectores como el de los autónomos, lo que dará como resultado municipios más fuertes y capaces de gestionar desde y para las personas, dejando de lado las ideologías y participando de un proyecto de todos y todas.

MERCEDES C. BELLOSO
  • 13.9.19
La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad "contribuirá a salvar la brecha digital entre los ámbitos rural y urbano", a través de una batería de medidas, entre las que destacan dos líneas de ayudas por importe de 17 millones de euros, contempladas ya en los presupuestos y dirigidas a ayuntamientos y operadores de telecomunicaciones, tal y como explicó el consejero Rogelio Velasco en el Parlamento de Andalucía.



A lo largo de su intervención, Velasco detalló que de ese cómputo general, diez millones se asignan al programa Ciudades y Territorios Inteligentes de Andalucía, "recursos con los que se quiere promover la implantación en municipios menores de 20.000 habitantes de proyectos tecnológicos que tengan por objeto mejorar la vida de los ciudadanos en ámbitos como la movilidad, el tráfico o la gestión medioambiental".

Estos incentivos cuentan con un presupuesto de ocho millones con cargo a FEDER y con una aportación por parte de las entidades locales, estimada en dos millones. "En esta convocatoria, los municipios que opten a ella no recibirán aportación directa para llevar a cabo las actuaciones, sino que la Junta de Andalucía será la responsable de ejecutar los proyectos, además de aportar hasta el 80% de su financiación", indicó el titular de Economía para añadir que "las entidades locales tendrán que aportar al menos el 20 por ciento restante de la inversión".

Los casi siete millones restantes se destinarán a continuar fomentando el despliegue de las redes de banda ancha ultrarrápida en pequeñas poblaciones y zonas de interés socioeconómico, a través de la concesión de incentivos dirigidos a operadores de telecomunicaciones para que desarrollen redes capaces de proporcionar 100 Mbps de velocidad de acceso a Internet por usuario.

Al respecto, Rogelio Velasco recordó que su departamento ha concedido, en una convocatoria anterior ya resuelta, casi 2,5 millones, cofinanciados con fondos FEDER, que permitirán actuar sobre 24 espacios productivos y 36 zonas de población en toda Andalucía. "España cuenta con la tercera red de telecomunicaciones más avanzada del mundo y con una extensión de fibra óptica más amplia que la de Alemania, Francia, Reino Unido e Italia juntas", apuntó.

Por otro lado, el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad hizo alusión a otras actuaciones que se están implementando en la Junta en apoyo a la modernización y la innovación de las administraciones locales a través del proyecto MOAD, una plataforma de tramitación electrónica diseñada con el fin de que estas entidades dispongan de una solución a los requerimientos tecnológicos y legales que establecen los marcos normativos actuales en materia de prestación electrónica de los servicios públicos.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 13.9.19
El Salón San Juan de Dios acogió anoche una nueva entrega de los premios con los que la Fundación Social Universal (FSU) reconoce a personas e instituciones que trabajan en la defensa de los valores humanos, la juventud, la infancia, y el medioambiente. En esta ocasión, los galardones recayeron en los fundadores del Centro de Educación y Comunicación Guamán Poma de Ayala, José María Gómez y Asunción Marco; en el maestro y especialista en Educación Emocional José Toró Alé; y en Juan Romero, activista comprometido con la defensa de Doñana.



"Estos premios cumplen ocho años y el objetivo es reconocer y apoyar la labor que realizan estas personas y colectivos", destacó el presidente de la FSU, José Ríos, quien señaló que si bien son muchos los proyectos que premiar a través de estos galardones, "la sociedad necesita más de este tipo de personas".

En este sentido, la primera teniente alcalde y delegada de Presidencia, Hacienda y Organización Interior, Ana Rodríguez, señaló la importancia de estos galardones para que la sociedad "se involucre en este tipo de proyectos" que "son fundamentales para impulsar la labor humana y defender el medio ambiente".

De esta forma, el Premio a la Defensa de los Valores Humanos en reconocimiento "por haber dedicado sus vidas a la formación y acompañamiento de servidores públicos y ciudadanos, promoviendo procesos de desarrollo local que han contribuido notablemente a mejorar las condiciones de vida de los pueblos del Cusco y del sur andino peruano" recayó en el docente montillano José María Gómez y su esposa, la socióloga Asunción Marco, fundadores del Centro de Educación y Comunicación Guaman Poma de Ayala.

"Este reconocimiento es a todos los compañeros y trabajadores del Guaman Poma de Ayala porque ha sido gracias a ellos que hemos podido desarrollar diferentes labores humanas y empoderar las capacidades de la gente", aseguró José María Gómez que, junto a su esposa, ha impulsado proyectos dirigidos a mejorar aspectos como el hábitat y ciudadanía, medio ambiente y empoderamiento de la mujer.

En la modalidad de Defensa de la Juventud e Infancia, la FSU distinguió a José María Toro Alé, maestro y divulgador especialista en Educación Emocional, "por su extraordinaria labor en la formación personal de padres y madres, maestros y otros colectivos profesionales en la educación desde los valores y la pedagogía emocional, haciendo que la escuela esté al servicio de la vida".

Toro Alé, quien calificó este reconocimiento de "un honor enorme", señaló en la necesidad de seguir trabajando para "conseguir lo mejor de los niños" a través de una educación emocional que se base en "lo mejor del corazón, a través de un viaje al interior de los maestros y los adultos".

Finalmente, el Premio a la Defensa del Medio Ambiente, la oenegé montillana reconoció la labor de Juan Romero Romero, activista en la defensa del medio ambiente, y en especial del Parque Natural de Doñana, de cuyo consejo forma parte como representante del movimiento ecologista, y quien no quiso desaprovechar estos premios para lanzar un mensaje a las administraciones para dar pasos definitivos en la lucha contra el cambio climático.

"La sociedad capta y comprende que el cambio climático no es ninguna broma porque la naturaleza es la madre de la vida y por eso no es necesario tener conciencia de este problema, sino que es necesario comprometernos y participar todos juntos contra esta situación", señaló Juan Romero.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos