:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla. Mostrar todas las entradas

11 de octubre de 2020

  • 11.10.20
Un joven de Montilla resultó ayer herido tras salirse de la vía cuando conducía por la carretera de Los Arenales, en el término de Puente Genil. A pesar de lo aparatoso del accidente, dado que el vehículo quedó volcado en el acceso a una vivienda de la zona tras chocar con el muro que delimitaba el acceso a la propiedad, el conductor tan sólo presentaba heridas leves.


Por causas que aún se desconocen, el vehículo que conducía el joven montillano, de 33 años de edad– se salía de la vía en el punto kilométrico 4 de la CO-6224, un tramo que presenta una buena visibilidad, donde se localizan varias viviendas. Precisamente, tras salirse de la vía, el vehículo colisionó contra el muro que delimita el acceso a una de estas residencias para, finalmente, quedar volcado en la rampa de acceso a la finca.

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron una dotación de Bomberos, Guardia Civil de Puente Genil y Tráfico de Lucena, que asistieron al joven conductor que fue trasladado al Hospital de Puente Genil con heridas de carácter leve. Asimismo, se investigan las posibles causas del accidente.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN


  • 11.10.20
"Las patatas fritas triunfan por su sabor tradicional, y sigue siendo el producto más demandando". Así lo asegura Antonio Córdoba Jiménez, director de la empresa Productos Monti, al preguntarle por la receta secreta que les ha permitido llegar con sus patatas y productos de panificadora a supermercados de diferentes países árabes, así como de América Latina o Europa. Su alianza con Mercadona hace tres años, junto con la apuesta personal de este empresario montillano por abrir nuevos mercados "a base de acudir a una feria tras otra", ha supuesto que sus ventas se hayan incrementado en un 50 por ciento en los últimos años.


La apertura a nuevos mercados comenzó a fraguarse con la llegada de Antonio Córdoba a la dirección de la empresa en un relevo generacional de su padre, también Antonio Córdoba, fundador de Productos Monti. Gracias al trabajo de su fundador, testigo recogido por la segunda generación, poco tiene que ver la imagen que ofrece hoy esta empresa montillana con sus orígenes como una pequeña freiduría en la avenida Antonio y Miguel Navarro de la ciudad. 

"A finales de los sesenta mi padre dio el salto y se arriesgó construyendo la fábrica. Entonces la venta de los productos Monti eran sobre todo a nivel provincial. Ahora, después de una gran inversión y apuesta, estamos muy enfocados a la internacionalización", reconoce el actual director de Productos Monti.

Desde su despacho, a pocos metros de los peroles donde se fríen casi sin descanso las patatas que se degustan en miles de hogares de toda España y otros tanto de otros puntos del planeta, Antonio Córdoba reconoce que ha sido un proceso duro, donde la apuesta por la calidad ha marcado la diferencia.

"Estos años han sido un gran cambio para Productos Monti porque junto a la inversión en maquinaria, se ha reforzado el departamento de calidad, el de marketing y toda la estructura logística", señala el director general quien, orgulloso, destaca que ese crecimiento se ha traducido en la creación de más de una veintena de puestos de trabajo, pasando de 40 a 65 trabajadores en tres años.

Un crecimiento que también es visible en las instalaciones, donde el número de peroles industriales se ha visto incrementado –y ya se estudia su ampliación–, a la vez que se han mecanizado algunas labores como la selección de las patatas gracias a una máquina que detecta aquellas que presentan un color más oscuro al idóneo, o el proceso de salado y empaquetado.

"Y aún tenemos capacidad para producir más", puntualiza Antonio Córdoba, al recorrer la línea de producción de patatas fritas, una maquinaria bien engrasada que trabaja de forma ininterrumpida a lo largo de toda la jornada, a excepción de la parada técnica semanal los domingos por la noche para la realización de labores de mantenimiento.


Un salto en el que mucho ha tenido que ver la relación entre Mercadona y Productos Monti iniciada hace tres años. Entonces, la empresa de Joan Roig tocaba a las puertas de esta pyme montillana tras seleccionar sus patatas a través de una cata a ciegas, con el objetivo de que fueran la firma proveedora para su producto Receta Churrería en los supermercados de Andalucía y Canarias.

Nuevos mercados

Tras aquel acuerdo, que supuso un punto de inflexión en la trayectoria de la empresa montillana –que no sólo se ha traducido en más venta, sino también en un mejor manejo de aspectos como el marketing, la logística o la calidad–, Productos Monti se ha convertido en base de pruebas para otros productos de la cadena de supermercados.

Así, en 2019, coincidiendo con su llegada a Portugal, Mercadona apostó por esta fábrica situada junto a la antigua carretera Córdoba-Málaga para lanzar sus patatas paja. "Fue el producto más vendido en tienda", destaca Antonio Córdoba que, un año después de esa 'prueba' se convirtió en el único fabricante de este producto para toda la cadena nacional de Mercadona justo antes de decretarse el estado de alarma como consecuencia de la crisis sanitaria por el coronavirus.

Pero lejos de alcanzar techo, la relación con la cadena de supermercados valenciana no ha hecho sino reafirmar lo que la familia Córdoba ya sabía: sus patatas tienen una gran acogida entre los consumidores. Por ello, más allá de sus tradicionales patatas fritas, esta pyme ha querido apostar por productos innovadores, así como la apertura de nuevos mercados en el exterior bajo su propia marca.

"La patata tradicional y nuestros picos siguen siendo los productos más demandados, recetas que se mantienen inalterables porque son nuestro sello", asegura el director gerente que, con todo, no ha querido dar de lado a las nuevas tendencias y reconoce que el sabor de las patatas de siempre conviven con otras propuestas más arriesgadas, como los sabores a trufa o de diferentes especias.

Una internacionalización que es resultado del "agotador" trabajo de  "acudir a una feria y otra" para dar a conocer el producto pero que, para Antonio Córdoba, genera "una gran satisfacción cuando las cosas van bien para la empresa y también para Montilla, porque permite dar empleo, incluso en pleno confinamiento".

Más de medio centenar de puestos de trabajo a los que se le suma un importante volumen de trabajo indirecto a lo largo de toda la cadena, desde la compra de materia prima –Productos Monti adquiere al año 8 millones de kilos de patatas al año a proveedores de toda España– hasta su llegada a los lineales del supermercado.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


9 de octubre de 2020

  • 9.10.20
La teniente de alcalde de Presidencia, Hacienda y Organización Interior, Ana Rodríguez, ha dado a conocer esta mañana la propuesta del equipo de gobierno de cara a las tasas impositivas para 2021 con las que "se pretende contar con recursos para hacer frente a la pandemia, y a la vez reactivar la economía de Montilla". Para ello, si mantendrán a grandes rasgos los impuestos municipales y bonificaciones como en el presente ejercicio, destaca una subida del 5 por ciento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y un 4 por ciento la tasa del agua.


"Esta propuesta de tasas impositivas pretende ser la base de un presupuesto que debe estar preparado para hacer frente a la incertidumbre que existe, y que obliga a ser precavidos", ha señalado Rodríguez sobre el trabajo desarrollado por el equipo de gobierno que, como ha puntualizado, "busca contar con recursos de forma inmediata" para poder acogerse al mayor número posible de fondos europeos que se ponga a disposición de los ayuntamientos para solventar la crisis generada por la covid-19.

De esta forma, la propuesta socialista pasa por una subida del 4 por ciento del IBI en 2021 "al ser una tasa que garantiza una bolsa de recursos inmediata y no variable". "Esta subida se traducirá en diez euros más al año sobre un IBI de 200 euros, pero esto se traduce en 250.000 euros para el Ayuntamiento, lo que abre la posibilidad a optar a un millón de euros de ayudas de fondos europeos ya que, para acceder a ellas, el Ayuntamiento debe comprometer un 20 por ciento de la financiación", ha explicado la responsable de Hacienda.

En este sentido, Rodríguez ha adelantado que esta subida favorecerá que se realicen inversiones en apoyo a los sectores económicos más vulnerables con el objetivo de reactivar la economía, a la vez que ha puntualizado que el equipo de gobierno es "consciente" de la delicada situación generada por el coronavirus, "por ello se apuesta por unos presupuestos con una gran acción social".

Por otro lado, junto a la subida del IBI, Rodríguez ha adelantado que actualmente está en estudio la subida planteada desde Aguas de Montilla de hasta un 4 por ciento, con el objetivo de enfrentar nuevas inversiones en la red de suministro y alcantarillado "para evitar que se repitan acontecimientos pasados". "Aún se está trabajando en este asunto, si bien nos enfrentamos a necesidades de inversión", ha indicado la teniente de alcalde, quien ha puntualizado se está a la espera de conocer si Emproacsa plantea una subida en el precio del agua.

Finalmente, el resto de modificaciones planteadas por el equipo de gobierno responden a "cuestiones administrativas de revisión de ordenanzas" o, como en el caso de los veladores –cuya última normativa fue derogada– una revisión en la forma de pago por metros cuadrados, y no por número de mesas, "que apenas tendrá repercusión en la recaudación fiscal que se venían registrando".

Bonificaciones

La teniente de alcalde de Hacienda ha adelantado que, más allá de las subidas planteadas, el equipo de gobierno ha apostado por mantener la congelación del resto de las tasas impositivas, a la vez que se mantienen las bonificaciones establecidas para este año "con el fin de seguir apoyando el desarrollo económico de la ciudad".

De este modo, el equipo de gobierno apuesta por aplicar el próximo año una reducción del 20 por ciento en la prestación compensatoria por el uso y aprovechamiento del suelo no urbanizable para las empresas, siempre y cuando las actuaciones estén vinculadas a la actividad turística. Asimismo, respecto al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, el Consistorio montillano mantendrá la reducción del 30 por ciento que se fijó durante el mandato anterior.

Además, en lo que se refiere a medidas dirigidas a favorecer una ciudad más sostenible, se bonificará hasta el 50 por ciento sobre el IBI de naturaleza urbana para los inmuebles en los que se instalen sistemas para el aprovechamiento eléctrico de la energía solar, a la vez que se mantiene la bonificación del 40 por ciento establecida en 2019 con respecto al Impuesto Municipal sobre Vehículos de Tracción Mecánica para todos los vehículos eléctricos e híbridos.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ


  • 9.10.20
La Fundación Europea por las Personas Desaparecidas (QSDglobal) celebró este miércoles en Montilla la primera sesión formativa que se desarrolla en la provincia de Córdoba en el marco de un programa dirigido a abordar la desaparición entre menores. La jornada, celebrada en las instalaciones de la Jefatura de Policía Local de la ciudad, contó con la participación del periodista y vicepresidente de QSDGlobal, Paco Lobatón, e Isidro Molina, padre del joven cordobés desaparecido Paco Molina e impulsor de la Asociación de Familias y Amigos de Personas Desaparecidas (Afadecor).


El programa Haciendo frente a las desapariciones de menores está dirigido a aquellas personas que pueden verse implicados en las causas de la desaparición o que pueden ser claves para evitarlas, como son los policías locales, profesorado, trabajadores sociales, asociaciones ciudadanas y alumnado, entre otros.

En este sentido, Isidro Molina explicó que para Afadecor la puesta en marcha de este seminario pretende dotar a los asistentes de las herramientas necesarias que permitan prevenir estas situaciones entre los más jóvenes, que suponen “casi el 80 por ciento de las desapariciones en nuestro país". "Si estas mesas que se van a desarrollar por toda la provincia de Córdoba van a evitar que algún menor desaparezca, con eso me doy por satisfecho", aseguró el padre de Paco Molina, desaparecido en Córdoba en 2015. 

Una formación que cada vez está más presente en algunos cuerpos especializados, como destacó Paco Lobatón, quien reconoció el esfuerzo del Ayuntamiento de Montilla por contar con personas formadas en el salvamento y búsqueda de personas. 

"No es casual que lo hagamos en un sitio como Montilla, con un Ayuntamiento que ya ha demostrado que ante las desapariciones, no solo es sensible, sino que actúa y lo hace de manera eficiente con su Policía Local y Protección Civil, y por algo fue merecedor de un reconocimiento de los premios 9 de marzo de personas desaparecidas”, recordó Lobatón. 

De este modo, con esta acción formativa se pretende dotar de herramientas para identificar algunos de los posibles motivos que se esconden tras estos casos como pueden ser los conflictos familiares, la captación por redes sociales, los secuestros parentales o las fugas, entre otros.

"Es fundamental la formación, y si ésta viene de esas experiencias y tenemos a sus protagonistas, compartir esa información es lo que nos va a hacer más fuertes para afrontar esta situación”, aseveró, por su parte, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas.

Las sedes en las que se celebrarán estas sesiones informativas serán ocho en toda la provincia –Montilla, Villafranca de Córdoba, Baena, Palma del Río, Villanueva de Córdoba, Córdoba Capital, Lucena y Peñarroya-Pueblonuevo– con el objetivo de alcanzar a todas las comarcas de la provincia. En dicho seminario participarán expertos en desapariciones, familias que han vivido situaciones reales, entidades especializadas, y fuerzas y cuerpos de seguridad. 

En concreto, miembros de Guardia Civil y Policía; del Centro Nacional de Desaparecidos; la Fundación ANAR de ayuda a menores y adolescentes en riesgo, y responsable del teléfono 116000 Menor Desaparecido; los padres del joven cordobés Paco Molina; y Paco Lobatón, vicepresidente de QSDglobal. 

Durante el desarrollo de este programa, los asistentes podrán analizar algunos casos reales para conocer algunas pautas y recomendaciones que permitan evitar situaciones de riesgo. A fecha del 10 de septiembre existen 150 denuncias activos por desaparición en Córdoba (132 eran menores cuando desaparecieron). De ellas, 63 son del ámbito de la Policía Nacional y 87, de la Guardia Civil. 

Un proyecto innovador 

La Fundación QSDglobal lidera un proyecto social innovador para la búsqueda permanente de personas desaparecidas y en riesgo, con la tecnología de última generación y la más amplia red de colaboración de entidades, instituciones y familiares. Una iniciativa de interés público para promover acciones de búsqueda frente a las desapariciones de personas y actuar de manera preventiva frente a nuevas desapariciones y en otras situaciones de riesgo. 

"Una acción inmediata, coordinada y debidamente focalizada aumenta la eficacia de las búsquedas y la posibilidad de encontrar a las personas desaparecidas", sostienen desde la entidad, a la vez que recuerdan que "la diferencia entre perderlos y encontrarlos radica en actuar a tiempo y todos a una, con todos los medios". 

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

8 de octubre de 2020

  • 8.10.20
La Asociación de Artesanos "Solano Salido" reinicia este mes de octubre los talleres formativos que quedaron aplazados en marzo como consecuencia del estado de alarma por la pandemia del covid- 19. De esta forma, siguiendo la normativa de seguridad sanitaria vigente, el colectivo reactiva unos talleres orientados a fomentar el aprendizaje de oficios que en el pasado gozaron de gran importancia pero que hoy, por diferentes motivos, han quedado olvidados o poco utilizados a pesar de su contribución al desarrollo económico, social y cultural.

De esta forma, la programación que se desarrollará en el Centro de Artesanía de Montilla –ubicado en la antigua Casa de la Cultura, frente a la Escuela Del 'Pescao'– está dirigida a estimular entre los adolescentes y adultos habilidades relacionadas con la creatividad y el desarrollo de las técnicas artesanales. En concreto, la propuesta formativa programada por la Asociación de Artesanos abarca nueve talleres didácticos –dos de ellos nuevos, como son la Talla en madera y Alfarería en torno– con la finalidad de practicar y aprender, a la vez de divulgar las diferentes especialidades de la artesanía.

El Taller de Cestería en vareta de olivo será impartido por el socio de honor del colectivo, Joaquín Luque Moreno. Por su parte, el Taller Avanzado de Repujado en cuero (técnica del guadamecí y cordobán), será impartido la prestigiosa firma cordobesa Meryan; mientras que el Taller de Talla de en madera estará a cargo de José Luis Jiménez.

Por otro lado, Luis Baena impartirá el curso de Alfarería en torno; Carmen Priego, el Taller Creativo de Patchwork y el Taller de Bordado a máquina; y Carmen García Reina, el curso de Encaje de Bolillos. Finalmente, el Centro Cultural "Alcalde Antonio Carpio" acogerá el Curso de Modelado de Rosa Martínez. "La incorporación de los nuevos talleres de Iniciación a la Talla en madera y de Alfarería en torno, es una forma de recuperar estos antiguos oficios artesanos", destacan desde la Asociación "Solano Salido" que, consciente de la importancia de estos oficios, hace dos años reconoció al alfarero Manuel Gallegos López con el Premio Artesano del Año.

"En el caso de Manuel Gallegos se quiso reconocer la trayectoria de este artesano y de la propia familia Gallegos, con tres generaciones ligadas al mundo de la alfarería en Montilla, destacando el padre de Manuel, Antonio Gallegos Barbero, que obtuvo medalla en la VIII Exposición Nacional de Industria y Artesanía celebrada en 1958", indica el colectivo montillano que, asimismo, lleva como titular el nombre de uno de los últimos tallistas locales, el imaginero Solano Salido.

Los objetivos generales de estos cursos se basan en el aprendizaje, el conocimiento y el manejo de las herramientas y los materiales que se emplean en cada disciplina artesana, experimentando el alumnado cómo sus manos comienzan a adquirir destreza en los diferentes materiales que se emplean. Así, la Asociación de Artesanos "Solano Salido” desde su página web ofrece información detallada de los diferentes cursos que se desarrollarán a lo largo de este año, además de ofrecer la posibilidad de inscribirse cómodamente vía telemática.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JULIO PORTERO


  • 8.10.20
El Ayuntamiento de Montilla aprobó anoche, con el voto favorable de todos los grupos municipales, el estudio detalle que permitirá el desarrollo urbanístico de los terrenos situados entre la avenida de Málaga y barriada La Toba, dotados de más de 50.000 metros cuadrados. De esta forma, este espacio donde actualmente se ubican varios supermercados, almacenes agrarios y negocios, también podrá acoger hasta 180 viviendas en edificios de pisos.


“Este proyecto nos permite avanzar en el desarrollo urbano de Montilla, nos facilitará tener nuevas infraestructuras y mejores servicios en esta zona”, destacó la teniente de alcalde de Infraestructuras, Urbanismo y Medio Ambiente, Raquel Casado, durante la sesión plenaria celebrada anoche en el Centro Cultural "Alcalde Antonio Carpio".

Esta zona de 50.141 metros cuadrados aglutina la franja de terrenos ubicada en la margen derecha de la avenida de Málaga, entre la glorieta de Cuatro Caminos, y la nueva glorieta junto a la Oficina Comarcal Agraria (OAC) que da acceso a la barriada de la Toba. Así, esta innovación permitirá resolver la conectividad de la antigua carretera N-331 con la zona trasera de la barriada de La Toba, la apertura de nuevos viarios y completar las dos glorietas que delimitan este espacio.

Para ello, el estudio de detalle fija en estos suelos un uso residencial en 13.568 metros cuadrados, para una edificabilidad total de 29.618 metros cuadrados, a ocupar por 180 viviendas en edificios de pisos con una altura total permitida de 4 plantas. El desarrollo urbanístico reserva 6.741 metros cuadrados para espacios libres y 4.719 metros cuadrados para equipamiento.

Junto al residencial, el otro gran uso que se autorizará es el terciario. La integración de los edificios comerciales existentes está garantizada. Se prevé una superficie para actividad económica de 1.003 metros cuadrados, sobre todo en la zona sur, junto a la glorieta de acceso a La Toba.

En este sentido, la edil recordó que parte de las obras de urbanización correspondientes a esta área de reforma interior, ya fueron ejecutadas fruto del convenio urbanístico suscrito con propietarios de los terrenos y el Ayuntamiento montillano en mayo de 2017, lo que permitió incorporar una sección de los terrenos a las obras de urbanización de la glorieta que conecta la avenida de Málaga con el camino Pilas de Panchía.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN


  • 8.10.20
El Ayuntamiento de Montilla actuará "de manera urgente" en la consolidación de uno de los muros del CEIP San Francisco Solano "ante el inminente peligro que supone para los viandantes". El acuerdo, alcanzado con el apoyo unánime de toda la Corporación durante la sesión plenaria celebrada anoche en el Centro Cultural "Alcalde Antonio Carpio", pretende dar respuesta a las deficiencias detectadas por en un estudio técnico.

La delegada de Presidencia, Hacienda y Organización Interior, Ana Rodríguez, detalló que el Ayuntamiento actuará a través de una partida de 6.000 euros para frenar el deterioro de esta infraestructura. "Un informe técnico recoge un peligro inminente para los viandantes, que en su mayoría son niños, y por tanto entendemos que es una actuación urgente", explicó Rodríguez.

Asimismo, la delegada puntualizó que si bien desde el Ayuntamiento de Montilla se ha trasladado la situación que presentan estas instalaciones educativas a la Junta de Andalucía, "aún no se ha tenido respuesta", por lo que el equipo de gobierno ha decidido actuar de urgencia "aún cuando no es competencia municipal".

En este sentido, el portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, Francisco Lucena, destacó que "pese a no ser una obligación" del Ayuntamiento, "se actuará al ser la administración más cercana" para abordar una situación de peligro para los ciudadanos; si bien planteó que se reclame la inversión realizada a la Junta de Andalucía con posterioridad.

Junto a la intervención en San Francisco, el Pleno municipal también dio luz verde –con el voto a favor de todos los grupos– a la construcción de un muro de contención en la pista de atletismo con el objetivo de evitar un posible desplazamiento del terreno, "asegurando el mantenimiento óptimo de las instalaciones". Una actuación que contará con un presupuesto de 5.000 euros.

Otros acuerdos

Junto a las dos actuaciones de consolidación de infraestructuras, los grupos municipales del Ayuntamiento de Montilla aprobaron por unanimidad otras modificaciones presupuestarias como un suplemento extraordinario de crédito de 23.000 euros para el mantenimiento de edificios, dirigido a adecuar nuevos espacios de la Casa Consistorial para cumplir con las medidas de prevención frente a la covid-19.

En la misma línea, la partida no ejecutada de alumbrado de festejos –dotada con 22.000 euros– se destinará a las Asociaciones de Padres y Madres de la ciudad con el objetivo de apoyar su actividad "toda vez que han visto limitadas sus formas de financiarse como consecuencia de la crisis sanitaria".

Finalmente, el Consistorio aprobó por unanimidad la propuesta planteada por IU para instar a la Junta de Andalucía y al Gobierno de España para el cierre de los prostíbulos y elaborar una ley contra la trata para acabar con la explotación sexual.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN 
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


  • 8.10.20
La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible destina cerca de 460.000 euros a la ampliación de los recursos informáticos de las Oficinas Comarcales Agrarias (OCA), como la ubicada en Montilla para atender a toda la Campiña Sur cordobesa, con el fin de mejorar la atención ciudadana de la Administración en las áreas rurales. 


En concreto, el objetivo de esta actuación de la Junta es reforzar la infraestructura tecnológica de estos centros periféricos para, de esta forma, mejorar el servicio telemático que actualmente ofrecen las OCAs a la sociedad andaluza.

A través de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Agapa) y con la cofinanciación del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), Agricultura ampliará la infraestructura de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para responder a la creciente carga de trabajo que están registrando estas oficinas, tanto en volumen de procedimientos como en población atendida. Un ejemplo de esta ampliación de servicios es la reciente apertura de una nueva línea de asesoramiento para los profesionales del sector agrario.

Esta actuación, que se enmarca en el plan de transformación y mejora de los servicios de las Oficinas Comarcales Agrarias en Andalucía, servirá como elemento integrador y gestor de la red de unidades periféricas de la Consejería de Agricultura distribuidas por la geografía andaluza y, además, proporcionará una mayor fiabilidad y disponibilidad de las procesos telemáticos que se gestionan a través de estos centros.

Asimismo, esta iniciativa incide en algunos de los principales objetivos que persigue la Política Agrícola Comunitaria (PAC), como la modernización, planificación y desarrollo integral del medio rural en aras de favorecer su crecimiento y la generación de empleo.

Modernizar servicios

Asimismo, junto a esta ampliación de los recursos informáticos, la Junta trabaja en la elaboración de un plan para la modernización y mejora de los servicios prestados por los laboratorios agroganaderos, agroalimentarios y de los recursos pesqueros de Andalucía, entre los que se encuentra el servicio ubicado en la Oficina Comarcal Agraria (OAC) de Montilla, dotada asimismo con una estación enológica.

Precisamente, la necesidad de modernizar las instalaciones y servicios del laboratorio agroalimentario y estación enológica de la OAC de Montilla provocó que la Junta de Andalucía plantease hace tres años el cierre de estas instalaciones, un proceso que finalmente quedó sobre la mesa con el compromiso de modernizar sus servicios de cara a garantizar su viabilidad.

Asimismo, desde la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Montilla y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles, se apostó por el traslado de la sede del Consejo (CRDO) a la OCA con el objetivo de unificar en un mismo espacio todos los servicios dirigidos a los viticultores de la comarca. Un proyecto –que se anunció para este año– contará, además, con la implicación de la Universidad de Córdoba (UCO) para potenciar la investigación sobre el sector.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


7 de octubre de 2020

  • 7.10.20
El Ayuntamiento de Montilla, en colaboración con un grupo de padres del municipio que pertenecen a la Asociación DisCórdoba, iluminará mañana jueves 8 de octubre la fachada de la Casa Consistorial de rojo para conmemorar el Día Europeo de la Dislexia. Con este acto, el colectivo de padres buscar visibilizar una dificultad "que aunque conocida, pocas personas son conscientes de cómo afecta a la vida diaria de quienes la padecen".


"Nuestra intención es hacer visible este transtorno y, dado que la situación del covid no permite hacer mesas informativas, queríamos hacer partícipes a la sociedad de algún modo", explicó a Montilla Digital la montillana María José Arjona, vocal de la Asociación DisCórdoba.

De esta forma, además de iluminar la fachada del Ayuntamiento de rojo a partir de las 20.30 de la tarde de mañana, desde el colectivo invitan a la ciudadanía a portar durante la jornada una prenda roja para sumarse a esta conmemoración.

La Asociación de Dislexia Córdoba nació en 2017 por la motivación y la ilusión de tres familias cordobesas con hijos con dislexia con el objetivo de acompañar, desde su propia experiencia, a aquellas familias que pueden encontrarse en la misma situación "La dislexia es un transtorno que necesita un trabajo continuo a través de terapias que, desgraciadamente, es costeado por los padres. Estas dificultades son poco conocidas y es lo que pretendemos dar a conocer", señaló Arjona.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


  • 7.10.20
Cerca de 300 autónomos y microempresas de Montilla han concurrido a la convocatoria de ayudas impulsada por el Ayuntamiento de Montilla para hacer frente a los efectos económicos de la crisis sanitaria de la covid-19 en el tejido socioeconómico del municipio. De ellas, según recoge la resolución provisional, 197 percibirán una ayuda de entre 700 y 1.076 euros gracias a la partida de 217.000 euros aprobada por el Consistorio montillano.


Esta iniciativa puesta en marcha por el equipo de gobierno, y que se enmarca dentro del Plan de Reactivación Socioeconómica #Remontamos, persigue dar soporte y apoyo al tejido productivo montillano como "motores del desarrollo económico de los municipios y de la creación de empleo".

"Tras las medidas impulsadas por el Ayuntamiento para hacer frente a los efectos de esta pandemia, primero se ha actuado desde el punto de vista social, y ahora hay que apoyar al tejido productivo para contener la crisis económica que se deriva de la crisis sanitaria con unas ayudas que no tienen precedentes en la ciudad", destacó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas.

Asimismo, el primer edil destacó que desde el equipo de gobierno "sigue trabajando de la mano de nuestro tejido productivo" de cara a los próximos presupuestos municipales "porque la incidencia de la pandemia será notoria en los próximos años". "Será necesario poner en marcha medidas para que la recuperación sea más rápida", subrayó.

Respecto a este programa de subvenciones a microempresas y autónomos montillanos que ha contado con cinco líneas de ayudas, el delegado de Desarrollo Local, Manuel Carmona, destacó la gran acogida de esta convocatoria, con casi 300 solicitudes.

En concreto, estas ayudas permitirán financiar gastos de alquileres o cuotas por préstamos hipotecarios de locales de negocio, gastos derivados del consumo de energía, agua, teléfono e Internet, seguros sociales de los trabajadores, compra de suministros, equipamiento y maquinaria, gastos por limpieza y desinfección y determinados gastos por pago de tributos municipales.

“Esta es la mayor apuesta por una línea de ayudas que se ha hecho desde el Ayuntamiento de Montilla, con 217.000 euros de liquidación, y seguimos trabajando en nuevas medidas en el marco del Plan Remontamos", subrayó el edil, quien adelantó que a lo largo de las próximas semanas se darán a conocer el trabajo desarrollado por todas las áreas municipales para trazar las líneas de actuación para los próximos años.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ

6 de octubre de 2020

  • 6.10.20
Plantilla cerrada. El Club Baloncesto Montilla ha completado finalmente la composición del equipo que competirá el próximo curso en la liga provincial 2020-21 tras el fichaje del jugador Ricardo Cruz, que aterriza en el club para apuntalar la dirección de juego del equipo dirigido por Agustín Leiva.

El jugador arrancó su etapa de formación en la categoría Minibasket del Fernán Núñez, aunque posteriormente pasaría a formar parte del CB La Rambla, donde ha competido hasta la fecha, completando allí el resto de categorías base y varios cursos en edad adulta.

De este modo, Cruz afronta la nueva temporada “con muchas ganas”, ya que “veo un buen grupo y llevo una temporada inactivo”, subrayando a su vez que “el objetivo del equipo será formar un gran bloque primero y luego ir a por la liga”.

De este modo, el plantel montillano ha quedado configurado de la siguiente forma: Ricardo Cruz, Álex López, Álex Trujillo, Adrián Ramírez, José Carlos Raya, Antonio Ruiz, Antonio Baños, Dani Estepa, Carlos Raya, Fran Algaba, Agustín Mora, Miguel Zafra, Antonio Ruiz y Jorge Delgado. Eso sí, la dirección deportiva trabaja en la incorporación de un nuevo jugador, que podría incorporarse en los próximos días al equipo, tras la baja del base Rafa Sánchez.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: CLUB BALONCESTO MONTILLA


  • 6.10.20
El Ayuntamiento de Montilla, en el marco de su convocatoria de subvenciones de la Diputación de Córdoba dirigida a ayuntamientos y entidades públicas cordobesas para el fomento del empleo de mujeres con dificultades de inserción social, Programa Emple@ 2020, ha solicitado una ayuda de algo más de 12.750 euros para favorecer la contratación de dos mujeres en distintos servicios municipales.



En concreto, en esta nueva convocatoria de ayudas, el Consistorio montillano ha solicitado el apoyo de la institución provincial "para sufragar los gatos de dos personas que ya están contratadas". "Este año la convocatoria se ha retrasado como consecuencia de la crisis generada por la pandemia, por ello se ha optado por solicitar las ayudas para estas dos mujeres", detalló la concejala de Juventud e Infancia, Mujer y Cooperación, Alicia Galisteo.

De esta forma, el Ayuntamiento de Montilla ha empleado durante varios meses a dos vecinas de la localidad que se encuentran en riesgo de exclusión social por ser víctimas de violencia de género, familias monoparentales, paradas de larga duración, o con cargas familiares no compartidas, entre otros aspectos.

Dos beneficiarias que, en esta ocasión, realizan labores de auxiliar administrativo y una ordenanza. "Cada año intentamos modificar el perfil de los contratos para poder beneficiar a distintas mujeres y, al mismo tiempo, atendiendo a lo que dista la convocatoria", subrayó Galisteo.

El Programa Emple@ 2020, que cuenta con presupuesto a 437.588 euros, está dirigido de manera exclusiva a ayuntamientos, empresas y entidades públicas de la provincia y tiene como objetivo la contratación de mujeres que se encuentren en situación de desventaja para acceder al empleo.

El incentivo económico que se conceda será como máximo del 50 por ciento del total del presupuesto de gasto para la contratación realizada, no pudiendo superar, en ningún caso, los 10.000 euros. Asimismo, los periodos de contratación podrán ser de 180 días a tiempo completo, periodo intermedio de más de 180 días e inferior a un año a tiempo completo o un año, periodo superior a un año e indefinido a tiempo completo o media jornada.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

  • 6.10.20
La nueva reorganización del transporte sanitario diseñada por la Junta de Andalucía pondrá en jaque a varios de los servicios sanitarios que se vienen prestando en la Campiña Sur cordobesa y, más concretamente, en Montilla. A la pérdida de una ambulancia para el traslado de pacientes en la localidad de Aguilar de la Frontera a favor de Puente Genil –una medida rechaza por los alcaldes de la comarca–, se suma la modificación del servicio de la ambulancia A1 de Montilla, que pasará de tener cobertura local a comarcal.


En concreto, según recoge el documento dado a conocer por la Consejería de Salud, si bien Montilla mantendrá inalterable su servicio de UVI móvil, la ambulancia para traslados (tipo A1) estará de forma presencial en su base de Montilla al 50 por ciento, es decir, de 8.00 de la mañana a 20.00 de la tarde todos los días del año, y localizada el resto de la jornada, pero con una cobertura comarcal para los municipios vecinos de Fernán Núñez, Montemayor, La Rambla y Santaella.

Una modificación que supondrá ampliar los tiempos de respuesta y, por tanto, mermar la atención sanitaria de los vecinos de la ciudad. "Es una mala noticia para Montilla porque esta ambulancia, que hasta ahora estaba localizada para Montilla, se va a compartir con otros municipios y eso supone que, si la ambulancia tipo C (UVI móvil) tiene que salir, podría darse el caso de no tener este ningún transporte sanitario en Montilla", explicó a Montilla Digital el alcalde de Montilla, Rafael Llamas.

En este sentido, Llamas señaló que, junto a esta merma en el servicio de ambulancia de Montilla, la ciudad también sufrirá las consecuencias negativas de la pérdida de uno de estos vehículos en Aguilar de la Frontera, "dado que a veces daba apoyo a nuestra localidad".

"Una vez más la Junta de Andalucía parece priorizar el apoyo a la sanidad privada porque, si bien son dos modelos que tienen que convivir, la sanidad privada no puede estar en detrimento de la pública", criticó el primer edil, quien mostró su rechazo a la reorganización planteada por la Junta de Andalucía "cuando más necesarios son los recursos en Sanidad".

Por todo ello, Llamas solicitó a la Junta de Andalucía "que recapacite sobre esta reestructuración" de cara a que Montilla cuente en el futuro con la prestación de todos estos servicios, "y con el objetivo de que se refuercen los recursos existentes para mejorar la atención sanitaria a los ciudadanos en unos momentos tan complicados".

El PSOE rechaza los recortes

Por su parte, el secretario general del PSOE de Córdoba, Antonio Ruiz, se ha sumado a las voces críticas con la reestructuración planteada por la Consejería de Salud y que afectaría, especialmente, a la Campiña Sur. De este modo, Ruiz ha exigido al Gobierno andaluz que no retire la ambulancia convencional de Aguilar de la Frontera y ha asegurado que “en plena crisis sanitaria no vamos a tolerar más recortes por parte de la Junta de Andalucía”.

"La decisión del consejero Aguirre y la delegada Botella es un atropello a la ciudadanía por lo que desde el PSOE vamos a exigir que se rectifique y los vecinos y vecinas de Aguilar de la Frontera y del resto de la comarca reciban la atención que merecen", indicó Ruiz en una reunión mantenida con los alcaldes de la comarca.

“Moreno Bonilla se marcó una hoja de ruta al inicio de la legislatura que era la de los recortes y el desmantelamiento de los servicios públicos y está usando la pandemia como excusa para llevarla a cabo”, criticó el secretario general del PSOE en la provincia, quien añadió “el colapso de la Atención Primaria tiene un único responsable que es el presidente de la Junta de Andalucía, mientras que los profesionales de la sanidad pública de nuestra tierra lo están dando todo y haciendo un esfuerzo sobrehumano para atender a la ciudadanía”.


I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)


5 de octubre de 2020

  • 5.10.20
El Centro de Transfusión Sanguínea, Tejidos y Células de Córdoba, dependiente de la Consejería de Salud, visitará Montilla los días 5, 6, 8 y 9 de octubre para favorecer la donación de sangre entre sus vecinos. De 17.30 de la tarde a 21.30 de la noche, un equipo médico se establecerá en el salón de actos del Centro Cultural "Alcalde Antonio Carpio", ubicado en Ronda de Curtidores.


El Centro Regional de Transfusión Sanguínea (CRTS) de Córdoba anima a los ciudadanos a colaborar de manera altruista con los bancos de sangre de todo el país, cuyo abastecimiento resulta fundamental de cara a atender enfermedades hematológicas tales como las anemias, las leucemias, los linfomas y la trombocitopenia, así como intervenciones de cirugía general.

Los requisitos para poder donar son: tener entre 18 y 65 años y un peso igual o superior a los 50 kilogramos, no padecer anemia y no realizar prácticas de riesgo que faciliten el contagio de enfermedades, como por ejemplo, la hepatitis, la sífilis o el sida.

En todas las provincias andaluzas hay puntos para acudir a donar sangre con horarios flexibles, de manera que se pueda hacer una donación tras la jornada laboral o incluso los fines de semana. Las salidas diarias de las unidades móviles a los distintos municipios andaluces pueden consultarse en el apartado específico Donar Sangre de la web del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Las enfermedades hematológicas tales como las anemias, las leucemias, los linfomas y la trombocitopenia son hoy el conjunto de patologías que más demanda de sangre presentan. En segundo lugar se encuentran las hemorragias, siendo en su mayoría digestivas. Le siguen en orden de frecuencia las prótesis articulares, los traumatismos y, en menor medida, el infarto agudo de miocardio, la sepsis y la cirugía en general.

Los trasplantes, a pesar de que consumen muchas unidades de concentrados de hematíes, son en general las intervenciones que menos sangre demandan debido a su baja incidencia sobre el global de las intervenciones que se practican en los hospitales.

En el proceso de donación se están produciendo cambios importantes orientados a obtener por separado los distintos componentes de la sangre (plasma, hematíes y plaquetas) con la finalidad de poder orientar cada donación a las necesidades de cada momento.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


  • 5.10.20
La pista de atletismo de Montilla, inaugurada el 28 de febrero de 2019, celebra su año y medio de actividad con la "gran" noticia de su homologación por parte de la Federación Española de Atletismo. De esta forma, estas instalaciones deportivas podrán acoger campeonatos federados, tanto a nivel nacional como internacional, además de servir como escenario para la toma de tiempos oficiales.


"Con esta gran noticia culminamos este proyecto de la pista de atletismo para poder acoger campeonatos federados", destacó el concejal de Deportes, Miguel Sánchez, quien puntualizó que, desde su puesta en marcha, se ha trabajado en la mejora de los sistemas de seguridad, la megafonía o el sistema de señalización de las calles, de cara a poder contar con todas las exigencias establecidas por la Federación Española de Atletismo.

Con ello, según destacó el edil, todos los tiempos que se registren en las instalaciones montillanas servirán de cara a campeonatos oficiales, a la vez que podrán ser escenario de campeonatos federados al más alto nivel. "Estamos muy satisfechos de dar este paso en un proyecto tan importante porque, con esta pista, la provincia Córdoba contará con cinco pistas homologadas, y será la primera en la zona sur", subrayó Sánchez, quien invitó a los deportistas de la comarca, y de toda Andalucía, a hacer uso de las pistas montillanas para registrar sus tiempos.

La infraestructura montillana, que contó con un presupuesto de 1,05 millones de euros, cuenta con un anillo con seis calles de 400 metros, dentro de la cual se localiza el nuevo campo de fútbol de césped artificial, que tiene a su vez un campo de fútbol 11 y otros dos transversales de fútbol 7. Asimismo, el entorno de la pista de atletismo dispone de diferentes zonas para el desarrollo de disciplinas deportivas como salto de altura, salto de longitud o el lanzamiento de peso, entre otras.

De esta forma, tal y como apuntó el director técnico del Servicio Municipal de Deportes de Montilla, José Carlos Galindo, el siguiente reto para estas instalaciones será la construcción de un graderío en la zona de la contrarrestar, así como en la zona anexa al Parque Infantil de Circulación Vial.

Una apuesta por el deporte que, además, pretende ir más allá de dar respuesta a las propias necesidades de los clubes y deportistas montillanos para, al mismo tiempo, hacer de las infraestructuras deportivas una herramienta más que favorezca el desarrollo económico de la ciudad.

I. TÉLLEZ
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ


  • 5.10.20
El cierre de la vendimia en el marco Montilla-Moriles durante el pasado mes de septiembre ha propiciado que el número de personas desempleadas en la ciudad haya registrado un repunte en el último mes, sumándose 38 vecinos más a las listas del paro. De esta forma, según los datos del Observatorio Argos, dependiente del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), el número de personas paradas en Montilla asciende a 2.170, de las que 820 son hombres y 1.350, mujeres.


Aunque el número de personas desempleadas en Montilla registra un aumento del 1,78 por ciento con respecto al mes de agosto, la crisis generada por la pandemia se hace aún más evidente si se atiende a la variación interanual. Así, frente a los 1.841 desempleados que se computaban en septiembre de 2019, Montilla cuenta ahora con 2.710, lo que representa un incremento del 17,87 por ciento.

Por otro lado, en lo que a demandantes de empleo se refiere –un ítem que incluye tanto a quienes asisten a cursos de formación como a quienes están cobrando el subsidio agrario–, Montilla contabilizó en septiembre a un total de 4.723 vecinos, 103 más que en el mes de agosto.

De esta forma, Montilla se aparta de la tendencia registrada a nivel autonómico, pues el pasado mes de septiembre el paro bajó en Andalucía en 1.826 personas (-0,19%) durante el pasado mes de septiembre, mientras que en el conjunto de España lo hizo en 26.329 personas (-0,69%). Con este registro, la cifra de desempleados se sitúa en la comunidad autónoma en 955.901 personas. Este leve descenso de septiembre es un dato atípico, ya que el paro siempre sube en septiembre en la serie histórica comparable.

La menor subida del paro en el sector servicios este año en septiembre, que es un 67 por ciento inferior a la media de los últimos cinco años como consecuencia de una menor contratación durante la campaña de verano, ha causado esta cifra inusual, ya que no se ha producido con la misma intensidad el efecto rebote del final de las vacaciones. En los tres últimos meses, Andalucía acumula 24.195 desempleados menos, cifra insuficiente aún para la destrucción de empleo que ha supuesto el estado de alarma y el impacto de la pandemia.

De hecho, los datos interanuales siguen reflejando la difícil situación económica causada por la pandemia y sus efectos en el empleo. En los últimos 12 meses, el desempleo se incrementó en Andalucía en 192.546 personas (25,22%), mientras que la subida nacional fue de 696.774 personas (22,62%).

Por sectores, el paro descendió el pasado mes de septiembre fundamentalmente en la agricultura (-7,23%), aunque también lo hizo en la construcción (-3,40%) y la industria (-2,86%). Subió, sin embargo, en el colectivo sin empleo anterior (3,85) y los servicios (0,83%). En relación al mismo mes del año anterior, el paro creció un 40,97 por ciento en la agricultura; un 27,67 por ciento en el colectivo sin empleo anterior; un 24,62 por ciento en los servicios; un 19,10 por ciento en la industria y un 17,7 por ciento en la construcción.

Por sexos, el paro bajó el pasado mes de septiembre un -0,60 por ciento entre los hombres y subió un 0,10 por ciento entre las mujeres. Respecto a septiembre de 2019, creció un 29,54 por ciento en el colectivo masculino y un 22,32% en el femenino.

Por edades, el paro bajó un -1,34por ciento el pasado mes en el grupo de entre 25 y 44 años, mientras que subió un 3,95 por ciento entre los menores de 25 años y un 0,11 por ciento en los mayores de 45 años. En términos interanuales, creció un 43,41 por ciento en los menores de 25 años, un 30,89 por ciento en el grupo de entre 25 y 44 años y un 17,07 por ciento en los mayores de 45 años.

Por provincias

El paro descendió el pasado mes en cuatro provincias, encabezadas por Sevilla (-3,11%), y seguida Almería (-2,35%), Córdoba (-2,01%) y Jaén (-1,41%), mientras que se incrementó en el resto: Cádiz (3,34%), Málaga (1,80%), Huelva (0,60%) y Granada (0,43%). Con respecto a septiembre del año anterior, el paro creció en todas las provincias: Málaga (33,39%), Granada (28,12%), Almería (27,62%), Huelva (25,88%), Jaén (23,45%), Cádiz (23,51%), Córdoba (20,96%) y Sevilla (20,23%).

Con respecto a la contratación, en Andalucía se firmaron en el último mes 368.359 contratos, lo que representa un incremento del 42,66 por ciento con respecto al mes anterior y un descenso del 18,34 por ciento con respecto a septiembre de 2019.

Sobre los datos de afiliados a la Seguridad Social, septiembre se cerró con un aumento de 11.289 cotizantes en Andalucía, hasta situarse el número total en la comunidad en 3.039.193 personas, un aumento del 0,37 por ciento en comparación con el anterior mes de agosto.

En los últimos doce meses, la afiliación en Andalucía sigue reflejando la caída del empleo, con un descenso de 69.410 cotizantes, una bajada de un -2,23 por ciento, por debajo del descenso nacional, que es del -2,31 por ciento.

Con respecto al régimen de trabajadores autónomos en Andalucía, septiembre finalizó con 544.451 trabajadores por cuenta propia, lo que supone una subida de 387 autónomos con respecto al mes de agosto y un crecimiento porcentual de 0,07por ciento. En el conjunto de España, la subida ha sido de 392 personas, prácticamente similar a la registrada en Andalucía, lo que se explica por el descenso en afiliación en muchas comunidades autónomas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


4 de octubre de 2020

  • 4.10.20
El Ayuntamiento de Montilla abrirá este lunes, 5 de octubre, un nuevo plazo de inscripción para solicitar plaza en la primera fase del servicio municipal de ludoteca para este curso escolar, que comprende los días 30 de octubre; 23, 28, 29 y 30 de diciembre; y 4, 5 y 7 de enero. Esta iniciativa, dirigida a favorecer la conciliación familiar y laboral durante los días no lectivos a aquellas familias con hijos de entre 3 y 12 años, permitirá por primera vez la solicitud vía telemática.


La concejala de Juventud e Infancia, Alicia Galisteo, destacó que la ludoteca Días sin cole es un programa que pretende la conciliación de la vida laboral y familiar "prestando un servicio educativo para complementar la educación formal, junto al juego y un servicio social donde se integra el aprendizaje para la convivencia".

Dicho servicio municipal está dirigido a menores de 3 a 12 años, será totalmente gratuito y en el mismo se desarrollarán talleres de inteligencia emocional, cocina divertida, juegos alternativos, yoga, entre otros, trabajando de manera activa, participativa, individualizada, socializadora y lúdica.

En esta ocasión, se han habilitado un total 50 plazas, las cuales estarán distribuidas en dos centros diferentes: 30 plazas en el Pabellón Municipal de Deportes y 20 en el Centro Cultural ‘Alcalde Antonio Carpio. Asimismo, Galisteo subrayó que “las medidas preventivas acordadas serán la disminución del ratio de niños por monitor, y se establecerán actividades donde el contacto físico será limitado, lo cual implicará una modificación en la duración de las actividades”.

La actividad se llevaría a cabo durante los días 30 de octubre; 23, 28, 29 y 30 de diciembre de 2020; y 4, 5 y 7 de enero de 2021; en horario de 9.00 de la mañana a 14.00 de la tarde. Las inscripciones podrán realizarse del 5 al 16 de octubre en el Centro Cultural "Alcalde Antonio Carpio" (con cita previa) o a través de la Sede Electrónica del Ayuntamiento de Montilla. Además de la propia inscripción, deberá aportase el informe de Vida Laboral de ambos padres o tutores.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)
  • 4.10.20
Miguel Mora Hidalgo se refugia en la lectura y en su familia. Está releyendo Cien años de soledad en un gastado volumen de Editorial Sudamericana, de 1967, la primera que se atrevió a publicar esta obra capital de Gabriel García Márquez. Lo sostiene con orgullo entre las manos. Es la versión, ahora objeto de colección, que tiene la letra E invertida en la palabra soledad del título de este clásico de la literatura contemporánea, lo que, en su momento, causó no poca extrañeza y algunas devoluciones por creerla una anomalía o, peor aún, una errata. Es la edición, segunda reimpresión, con un diseño de portada del mexicano Vicente Rojo, basado en un juego de dados llamado Macondo. Todos los caminos llevan hasta allí. Así, Miguel, se ha reencontrado este verano con su viejo amigo Aureliano Buendía.



Después de unos días en Asturias, donde trabaja una de su dos hijas, en agosto se desplazó hasta Córdoba buscando el sosiego de Trassierra. Lo encontré allí en un lugar apacible, una especie de altozano en la sierra desde el que solo se contempla una gratificante cubierta vegetal verde mires a donde mires. Cerca están los Baños de Popea, un paraje muy ligado al grupo Cántico.

Aquí, rodeado de árboles, el calor aprieta menos. Parece increíble que a solo unos cuantos kilómetros, al sur del Guadalquivir, se extienda un secarral en el que hasta los pajaritos se asan por la insufrible temperatura. Es un sitio precioso, un cobijo en plena naturaleza para él y su gente más próxima.

Bajo un porche se desarrolla la entrevista, que es más larga de lo habitual. Miguel, tan cercano y rotundo, se expresa con toda libertad. Lo escucho atentamente y, como yo, también lo hace un puñado de sobrinos y nietos que no se pierde detalle.

Unos días antes de la cita me confesó el duro trance de la pérdida de su hermano José Antonio, del que se repone acompañado del cariño de los suyos. Le invito a repasar algunos aspectos de su vida, la educación que recibió, su actividad pública como profesor y alto funcionario, la faceta política tan importante para él y, por supuesto, la fundación de la cooperativa La Unión, de la que es presidente de honor, la obra de la que está más orgulloso y que le sirve de vínculo permanente con su pueblo. Una empresa en la que, con tesón, pudo concretar una cierta aproximación al ideal de igualdad social. Es la cooperativa más grande y de mayor capacidad en el sector de los vinos en Andalucía.

—Miguel, quiero retroceder a tus años mozos en Montilla. ¿Dónde estudiaste?

—Yo estudié con los curas salesianos, toda mi vida. Soy antiguo alumno salesiano, además, de esos con historia. Primero, cuando era muy niño, nos llevaron a mi hermano José Antonio y a mí al colegio de Montilla, para hacer los seis años de Primaria, y ya más tarde continué en el de los Padres Salesianos en Córdoba, donde estuve como alumno interno para hacer todo el Bachillerato. Allí estuve hasta el final de esta etapa y me fue bien. Yo siempre me he entendido bien con ellos, a mi manera, porque pronto empecé con un enfoque distinto a ver las cosas, aunque dieron muestra, en el curso preuniversitario, de tener una visión amplia.

—¿En qué lo notabas?

—Lo notaba en hechos fundamentales. Ya estaba yo señalado y, sin embargo, me siguieron encargando el discurso de fin de año académico. Y me respetaron hasta el final, que eso fue un detalle que yo aprecié mucho, y que tengo en gran consideración.

—¿Cuántos años en total estuviste con los padres salesianos?

—Diez o doce años. Por ahí.

—Y todo este amplio periodo de tiempo, ¿dejó en ti alguna impronta?

—Quizá y sobre todo, aparte de que era gente buena y amable, algo muy importante era que allí había disciplina firme. No dura de pegar, era raro que eso ocurriese. Hombre, si había alguien que se pasaba, recibía reprimenda, pero entendíamos que la disciplina era algo que se apreciaba y que se valoraba a la gente que cumplía. Era un sitio muy serio, muy serio… Eso era lo importante. Y se trabajaba mucho. Yo ahí aprendí bastante: tuve muy buenos profesores, de modo que mi recuerdo de aquellos años es superior.

—¿Recuerdas a algún maestro en particular?

—Muchos, en particular a un cura, había algunos seglares también, pero predominaban los sacerdotes. Había uno sobre todo, don Juan Vicente, que le tenía yo un gran aprecio. Ese fue realmente el que a mí me aficionó de verdad a la literatura, a la que yo he sido siempre muy dado desde pequeño. Me orientaba, le gustaba leer las cosas que yo escribía, incluso, ya después en el preuniversitario –eso fue una suerte–, se elegía un tema singular en la asignatura de Literatura. Además de todas las otras materias, en Literatura, ese año, se escogió como tema Cervantes y, en particular, El Quijote. Yo me leí todo aquello de parte a parte de maravilla y, en esa tarea, me orientó mucho don Juan Vicente.

—¿Siempre sentiste predilección por la literatura?

—Siempre. Es una primera y permanente vocación: es lo que a mi me gusta de verdad. Y a veces echo de menos el no haberme dedicado a ella mucho más de lleno. La echo de menos, pero no lamentándolo, porque el que no hace una cosa es porque no puede. No se puede echar la culpa a quien sea. Si no se hace algo es mi culpa y nada más. La culpa la tiene uno por no haberse dedicado de lleno a algo. Quiero decir que yo, ahora mismo, no descarto dedicar más tiempo a la escritura…

—¿Estás pensando en escribir tus memorias?

—No, memorias no. Si hago algo es literatura, relatos, ficción o recuerdos… Lo que me saliera.

—¿Tienes avanzado algo?

—Tengo muchas cosas escritas. He publicado accidentalmente, pero no una cosa seguida. Saqué, ya lo sabes, un librillo sobre economía montillana (La economía montillana y sus perspectivas de futuro, 1991) y alguna otra cosa. También he participado en libros conjuntos de diversa índole, políticos y de economía. De economía es de lo que yo he practicado más. Participé en el primer ciclo de conferencias sobre historia de Montilla: eso no se me olvida.

—Antes has hablado de la disciplina. ¿Consideras que la disciplina es un valor fundamental en la vida de las personas?

—Es sustancial. El que no tiene disciplina no sirve para nada. Y el pueblo que carece de ella no sirve para nada. O sirve poco. Sin disciplina no hay nada que hacer. Disciplina quiere decir todo, es constancia, es sobre todo tener ideas claras y, después, practicarlas. Practicarlas y llevarlas a efecto. Esto es fundamental. Sin disciplina, constancia, orden y todo esto no hay nada que hacer. Esto es, un poquito, lo que nos falta a los españoles.

—¿Crees, por lo que dices, que somos un país poco dado a la autocrítica?

—Somos muy poco dados a esto, y recibimos las críticas, normalmente, mal. Siempre estamos diciendo que ese fulano ataca mucho… ¡Tonterías! Lo que pasa es que son inútiles, y un inútil siempre se queja de los demás.

—Volviendo a tus años infantiles y juveniles. ¿Siempre pasabas los veranos en Montilla?

—Siempre, en vacaciones siempre. En verano, Semana Santa y Navidad siempre volvía a Montilla. En mi casa había negocio de panadería. Y aquello, todo lo relacionado con el horno, forma parte de mi vida. Iba con los que trabajaban allí al campo, repartíamos en la Sierra, yo he hecho un poco de todo, pero nunca he sabido hacer pan. No llegué a aprenderlo.

—En aquella Montilla de entonces, ¿cómo vas encauzando tus inquietudes? ¿Cómo vas dando salida a tus ideas y pensamientos?

—Yo siempre idealizaba, y sigo idealizando, pero después he tenido un aprendizaje en política muy fuerte y muy importante, muy duradero. Y entre otras cosas, todo esto me ha servido para poner las cosas en su sitio. Por ejemplo el idealismo no me sirve. Me sirve, simplemente, para seguir apreciando ideas nobles. Si a esto se le llama idealismo… pues muy bien.

Pero no, el idealismo, tal como se suele decir, es banalizar. O decir los sueños que pude tener… Y eso no me atrae mucho. Todo esto se ha ido superando con el tiempo. Para mí ha sido una escuela muy seria el decantarme por la economía, que yo estudié mucho. Y ya cuando verdaderamente yo cambié el modo de ver las cosas fue cuando empecé a leer cosas de Marx con muy poca edad, y toda la escuela de pensamiento común a él. Eso lo conocía yo muy bien.

—Y la formación religiosa que habías recibido, ¿te creó algún conflicto con estas nuevas ideas?

—Sí, por supuesto, tanto que me separé de ese ámbito. Yo desde el preuniversitario ya no tenía nada que ver con esa historia. Respeto mucho todo ese mundo, pero cada cosa en su sitio. Me gusta que se haga uso de la religión para fines terrenales, pero cada cosa en su sitio. Desde entonces, yo he estado separado de ese mundo para siempre.

—¿Cómo afecta esta incipiente posición crítica a tu vida cotidiana? ¿Cómo reaccionan, por ejemplo, tus amigos ante este giro?

—Algunos ya nos conocíamos, pero rápidamente empezamos a hablar. Yo estuve en un grupo que se reunía en la Casa del Inca; allí es donde teníamos nuestra tertulia y era un grupo de gente magnífica. Este grupo era de estudiantes, como yo, de mi misma edad aproximadamente, y eran tipos aficionados a la literatura y a la historia y también a la política. Ahí estaban Manolo César, Rafael Ramírez, Manolo Luque Moreno… Arturo Ramírez también colaboraba mucho y otros cuantos más.

Recuerdo ahora la primera intervención mía en público... Mi primera intervención, si se me permite recordar ya, fue el discurso de fin de año que antes mencioné de despedida del colegio de los curas. Se hacía ya al final del curso, se entregaban los premios y todo este tipo de cosas. Intervenía el director del centro, el obispo que también estaba por allí, y a un alumno se le encargaba un discurso de adiós, y es lo que hice yo: me marqué un discursillo.

Después ya, fuera del colegio, tuve mi primera intervención en público ese mismo año, en el verano de 1960. El grupo del que te hablo que funcionó en la Casa del Inca organizó allí un acto cultural, y me pidieron que me encargara de la conferencia. En el colegio ya me había aficionado a Miguel de Unamuno por medio de un compañero, fíjate si era raro esto. Pero ¿quién era esta persona que me puso en este camino? Pues fue un gran amigo de Cabra, alumno como yo en los Salesianos, Juan Leña, del que muchos habrán oído hablar por su dedicación posterior a la carrera diplomática.

—Coincidiste entonces con Juan Leña...

—Sí, él es muy amigo mío, aunque no nos vemos desde hace mucho tiempo. Estaba un año por encima de mí, pero me hice muy amigo suyo. Me dejaba libros y me recomendaba otras lecturas. Y, sobre todo, me recomendó a Unamuno, al que me aficioné ya en en colegio. Fui a pedirle permiso a mi profesor de Literatura, don Juan Vicente, porque yo ya sabía a lo que me exponía. El propio Juan Leña me advirtió: “¡ándate con cuidado, que a los curas no les gusta demasiado este asunto!”. “Vale, pero yo no tengo que ocultar nada a nadie, me parece que es un autor que merece la pena leer y además tú me estás diciendo que es de lo mejor que se ha escrito en en este país, de las mejores personas que han existido en España”.

Así que fui a don Juan Vicente, que se escandalizó, pero no así de una manera agobiante, sino que me dijo: “Niño, ¿tú no tienes otra cosa mejor? Lee 'El Quijote', que lo tienes ahí. Ya sé que te lo has leído, pero ¡hazlo otra vez! No pasa nada, pero Unamuno es una persona muy seria que a lo mejor a ti, con tu edad, no te viene muy bien. Pero, bueno, déjame que lo piense”.

Pasó un tiempo y yo volví: “Don Juan, ¿usted qué ha pensado de esto?”. Y le enseñé el libro de Unamuno que era el que primero me leí, Vida de don Quijote y Sancho, que es un libro del que yo digo, para el que no lo conozca, que es un prodigio de la literatura universal y que, sin embargo, se conoce poco. Está por encima de El Quijote o igual: es de ese nivel. Y habla de don Quijote y Sancho y de las cosas que pasaban en aquel mundo.

Y don Juan Vicente, que era salmantino y era muy fino para esta tierra, me dice: “A este libro yo le he echado una ojeada y me he enterado que ha estado en el índice de libros prohibidos por la Iglesia”. “Bueno –le dije– no pasa nada. Lo leo y cuando me surja alguna duda, lo consulto con usted”. “¡Niño, haz lo que quieras!”, me respondió. Era un cura de aquel tiempo, conservador, pero viendo mi insistencia y lo entusiasmado que yo estaba me dijo: “¡Haz lo que quieras!”. El libro me gustó muchísimo, lo leí siete u ocho veces en aquel curso y, cada cierto tiempo, don Juan me iba preguntando por la lectura.

—Imagino que ese interés por Unamuno trascendería del colegio.

—Claro. Volviendo al círculo de amigos que teníamos en Montilla, me propusieron que diera una conferencia. Y yo dije que la podía dar, precisamente, sobre don Miguel de Unamuno. Alguno que era más o menos dudosillo me dice: “Joder, ¿no puedes elegir algo mejor? ¿No puedes elegir otra cosa? ¿Tiene que ser un conflictivo?”. Y yo le dije: “Pues ese va a ser, porque no vas a ser tú quien lo prohíba”. “¿Yo qué te voy a prohibir a ti? Hazlo como tú entiendas, como tú sabes hacer las cosas”.

Me marqué una conferencia buena, hubo cantidad de gente, todos los políticos antiguos que habían estado en la cárcel –a algunos no los conocía nadie– y mucha gente joven. Aquello estaba lleno de gente. Y la Guardia Civil en la puerta. Pero esa vez no me trincaron. Le debieron decir que no me tocaran y no me tocaron. Aquello estuvo bien y hubo un coloquio fenomenal…

—¿Cuántos años tenías entonces?

—Diecisiete. Era el mismo verano del preuniversitario, justo antes de iniciar la carrera, que empecé en octubre de 1960.



—¿Qué más cosas puedes decirme de aquel grupo de amigos que se propuso mover un poco la actividad cultural en Montilla?

—En Montilla no había nada. Los dos únicos que había, intelectuales de primera fila, de los que luego me hice buen amigo, eran Pepe Cobos y Paco Muñoz, el de la botica: ese murió y está en el infierno, ponlo. Aunque en el infierno estamos ya asignados más de uno. Me refiero a Paco Muñoz, el hijo de Paco El de la botica de la parada, la farmacia de Cabello, en la que estaba de mancebo, como más tarde Antonio Carpio.

Hicimos montones de actos culturales y sobre temas de Montilla también tocamos muchas cosas. Nosotros nos preocupamos por algunos paisanos que estaban por ahí: el médico pulsista famoso, que era una eminencia para su época y en Montilla no se sabía quién era, y así mismo otros. Hablamos de El Gran Capitán, pero de otra manera. Y creo que yo fui el primero que me permití decir “menos capitanes”. Dije esa frase en un momento determinado y se cabrearon algunos. Era normal que se cabrearan: era un gili, el Gran Capitán era un gili… Yo lo he estudiado y como asesor de Isabel la Católica tenía que decir que era otra gili. Esa gente no ha aportado a la Historia de España nada.

San Francisco Solano sí aportó, porque aunque tuviera una doctrina que a mí no me podía interesar, sí educó a las gentes. Y yo he estado en Perú varias veces y he hablado con muchos allí y me han dicho que el gran montillano ese lo es, pero el que nosotros mejor conocemos, ese no lo menciona usted, el Inca Garcilaso. ¡Oh, qué fallo he cometido! El mejor escritor que tenemos en Montilla y no lo mencionamos, ni lo conoce nadie: el Inca Garcilaso.

¿Quién es el Inca Garcilaso de la Vega? Hijo de un capitán que pasó por Montilla y que después se fue al Perú y se casó allí o se juntó con una princesa incaica. Y este escritor tiene un libro que nada más que por ese libro merece ya pasar a la historia: se llama Los Comentarios Reales. Portentoso. Bueno, pues todo eso lo prediqué yo en aquel tiempo.

Yo me documentaba mucho con lo que me pasaba el mejor escritor que ha habido en Montilla, que es Pepe Cobos, el bodeguero. Era amigo de mi padre y cuando fui a dar mi primer discurso le pregunté a mi padre: “¿Yo puedo ir a hablar con don José Cobos?”. “¿Y tú que tienes que hablar con ese señor?”, me dijo. “¿Que qué tengo que hablar? Pues ya lo veré. Tengo que comentar cosas con él”, le respondí. Y apostillé: “Tengo que pedirle documentación”. “Que lo llames y le digas que vas de mi parte”, me animó mi padre.

Mi padre se lo comentó a Pepe y le dijo que podía ir a verlo. Y así lo hice. Fue muy amable, como siempre, y fue él quien me dejó varios libros de Unamuno que me sirvieron a mí. Pepe Cobos también me dijo: “Niño, eres muy tempranero para dedicarte ya a don Miguel de Unamuno”.

—Háblame más de Pepe Cobos.

—Pepe Cobos era una persona infrautilizada como lo somos muchos. Lo decimos externamente, porque yo, ahora mismo, podría decir “si no hubiera hecho esto; si no hubiera hecho lo otro... Yo qué me voy a meter”. Le gustaba mucho el vino, ¿y qué? A otros le pueden gustar otras cosas peores…

Era magnífico, era soberbio. Se alteraba. Cuando bebía sí se alteraba. Conmigo nunca y, si me veía, siempre acudía a saludarme. Magnífico. Y a mí sus libros me gustaban y me gustan. Yo, de vez en cuando, me leo todos sus libros. Menos que nube se llamaba uno de ellos. Él no escribió libros compactos, eran más bien artículos en los periódicos, en las revistas. Era un señor muy bien considerado por toda la gente lista que había por allí, entre los cuales los más distinguidos eran este amigo mío, Paco Muñoz, y Manolo Gómez Puig, que era profesor y que ya ha muerto y está, no en el infierno, porque a éste le dieron una cátedra celestial. Y era muy amigo mío.

—¿Cómo recibía la sociedad montillana estas opiniones vuestras, digamos, tan contrarias a las suyas, a las que entonces imperaban?

—Estaban escandalizados y atacaban todo lo que podían. Y como éramos gente bien considerada y familias más o menos bien conocidas se andaban con cuidado. En mi caso, por ejemplo, como un alumno distinguido de los Salesianos, no iban a decir que yo era un fulano... Tenían que andarse con cuidado. Es decir, me respetaban y también a los demás, que eran más o menos de la misma corriente. Pero es que tampoco se podía decir que fuéramos gente que estuviera provocando, ni mucho menos, aunque hacíamos intervenciones públicas con frecuencia. Así es como vivimos durante un tiempo hasta que después ya nos metimos en política.

—¿Os amparaba el Ayuntamiento en las actividades de la Casa del Inca?

—Dejaban la Casa del Inca sin problemas. Pero, en aquel tiempo, el Ayuntamiento no participaba.

—¿Fue entonces, en aquellos años, cuando hiciste de actor en el grupo de teatro formado alrededor de la emisora de los Jesuitas?

—Sí, se hizo de todo. Preparamos obrillas y a mí me daban algún papel. Me acuerdo que una vez recité el Piyayo... ¿Tú sabes quién es el Piyayo? El caso es que me movía por todas partes, me informaba bien y estaba predicando. Yo tenía afán predicador. Y eso se lo debo a los curas. Siempre fui predicador, lo contrario que mi padre o que mi hermano… Esos no salieron predicadores. Eran magníficos, mejores que yo, pero no eran predicadores. Yo sí era predicador, siempre me ha gustado mucho hablar.

—Es verdad esto que dices. Y, además, conectas mucho con el público...

—Sí, sí. Conecto.

—Creo que tienes el don de la comunicación. Cuando yo te vi por primera vez ya me di cuenta de esta característica tuya.

—Sí, es cierto.

—Hombre, los Mora tienen gusto por lo discursivo…

—¿Tú sabes qué Mora era de esa estirpe más clara? Tu abuelo, Miguel Mora Repiso. Yo era de su corriente, ¡cuánto me gustaba! ¡Cuánto me gustaba ir a hablar con él! Siempre iba a verlo. Cuando venía del colegio siempre me llegaba a saludarlo, y a él le agradaba mucho que fuera a visitarlo. Echábamos unas parrafadas…

—¿Y en el grupo de teatro coincidiste con Julio Anguita?

—No, con Julio no.

—Él ha comentado en alguna ocasión que había estado en un grupo teatral a su paso por Montilla, donde también coincidió como maestro de escuela con Herminio Trigo y Agustín Gómez...

—Yo estaría también por allí. Julio estuvo de maestro en Montilla cuando empezó. Él era maestro de carrera. Y en Montilla estuvo varios años. Se hizo muy amigo de mi hermano y de otros. Yo allí ya lo trataba, no tanto como ellos, porque yo solo regresaba a Montilla de vacaciones. Allí lo conocí y fuimos amigos desde entonces. Él tenía dos años más que yo. En aquella época no tendría más de 20 años cuando estaba allí de maestro.

A Agustín Gómez sí lo traté mucho, además su padre era muy amigo del mío. Y más de una vez fui con mi padre a las fiestas y tertulias que organizaban en las que cantaban. El padre de Agustín, El Lucero, era un fenómeno cantando flamenco. No se dedicó profesionalmente, pero podía haber sido de lo mejor. Yo desde entonces estuve muy pegado a Agustín.

—¿Y también te relacionaste con el grupo que constituyó la Peña Flamenca?

—Con todos ellos, sobre todo con Agustín. Con él era con el que hablaba más.

—¿Con Enrique Garramiola también trataste?

—También. Enrique era un poco diferente, pero éramos amigos y hablábamos.

—¿Aquel grupo de amigos de juventud con el que quisisteis dinamizar la cultura en Montilla llegó a adoptar algún nombre?

—No, no le dimos nombre ninguno, lo que pasa es que nos movíamos mucho, organizábamos muchas cosillas...

—¿Tu colaboración con la radio consistió en algo más?

—Me llamaban de vez en cuando e intervine en varios momentos. También entonces conocí a Paco Solano Márquez Cruz, Paquito el de la sal. Era muy listo… muy listo. Era diferente, de una familia muy cercana a la mía. Yo conocía a toda su familia, y fuimos amigos, pero…

Continuará...

MANUEL BELLIDO MORA
FOTOGRAFÍAS: MANUEL BELLIDO MORA

2 de octubre de 2020

  • 2.10.20
El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha solicitado a la Junta de Andalucía que se incremente el número de pruebas PCR para frenar el aumento de casos positivos por covid registrado esta semana en el municipio, con cerca de una veintena de nuevos afectados según los datos facilitados por la Consejería de Salud. El primer edil ha asegurado que, gracias a la gran cantidad de test que se realizaron el pasado mes de agosto, "Montilla pudo frenar la expansión del virus y ahora se debe trabajar en la misma línea".


"Es fundamental que se hagan muchos más test en Montilla porque ya vimos en agosto, con ese millar de pruebas, que permitió controlar rápidamente esa segunda oleada que hubo en la ciudad", ha señalado Llamas, quien ha lamentado que las pruebas no se estén realizando con la misma agilidad que entonces, especialmente en los entornos escolares "lo que genera una gran incertidumbre en las familias".

En la misma línea, ante la "gran preocupación que existe entre la ciudadanía", el alcalde de Montilla ha reclamado mejores vías de comunicación entre las autoridades sanitarias y el propio Ayuntamiento "para tener una imagen real de lo que ocurre".

"Desde el inicio de la pandemia los ayuntamientos tenemos una problemática que nos dificulta mucho la toma de decisiones, como es la falta de información y datos diarios que nos puedan indicar el escenario al que enfrentarnos y tomar las decisiones más adecuadas", ha apuntado Llamas que, por ello, reclama un canal de información directo, y que se autorice a los centros de salud a tener esta relación con los responsables municipales.

Finalmente, el primer edil ha subrayado que es "fundamental" el compromiso individual de cara a "mantener una actitud responsable en reuniones familiares, celebraciones y vida social". "Esta es la mejor postura para apoyar a nuestro comercio, nuestra empresas y para la recuperación de Montilla", ha aseverado Llamas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


  • 2.10.20
La Red de Ciudades y Territorios Creativos de España, una iniciativa surgida con el objetivo de establecer nuevas dinámicas de relación entre los territorios, así como diseñar estrategias para reposicionarlos a partir de su creatividad y capacidad de innovar, ha puesto en marcha un Postgrado de especialización en este sector de la mano de la Universidad de Alcalá. Una formación especializada que contará con becas de hasta el 50 por ciento para los emprendedores montillanos que deseen realizarlo al pertenecer a una de las localidades adheridas a esta red.


Con el título Especialización en Ciudades y Territorios Creativos: Dirección, Innovación y Redes, este postgrado se presenta como una formación especializada y pionera "para líderes y técnicos de las administraciones locales como impulsores del necesario cambio; así como una profesionalización empresarial en estrategias urbanas, economía creativa, digital y sostenible".

"La nueva normalidad del covid-19 pide rediseñar el futuro y comprender las nuevas dinámicas urbanas y territoriales en las que se van a desarrollar nuestras vidas, un cambio irreversible en los factores estratégicos de calidad de vida y en los modos de producción y consumo, que determinan la necesidad del diseño de Planes Estratégicos para la Transformación de las Ciudades y Territorios en 'creativos', definidos como ciudades y territorios innovadores, flexibles, culturales, identitarios, conectados, sostenibles y emocionales", subrayan desde la Red.

De esta forma, esta formación va encaminada a impulsar oportunidades profesionales para consultorías y asesorías urbanas; para profesionales del urbanismo; profesionales de la administración local y del sector público; directivos y gestores de la innovación y del cambio tecnológico; responsables de gobierno abierto y participación ciudadana; para el desarrollo profesional en organismos internacionales y para emprendedores creativos con proyectos urbanos o territoriales.

Para ello, desde la Red ofrecen, con carácter general, una bolsa de 30 becas para empleados públicos y miembros de las corporaciones locales que forman parte de esta iniciativa, así como para emprendedores con sede social en estas ciudades y empadronados en las mismas, que consiste en el 50 por ciento de exención del precio de matrícula. El plazo de solicitud de la beca estará abierto hasta el próximo 9 de octubre a través del email info@espanacreativa.es o el teléfono 692 277 891.

El postgrado está dirigido por la catedrática de Arquitectura de la Universidad de Alcalá, Rosa Cervera y la doctora Economista, Belén Elisa Díaz, presidenta de España Creativa. Cuenta además, con un prestigioso claustro de profesores y consultores internacionales de la ONU, UNESCO y Comisión Europea en Economía Creativa, Cultura, Innovación y Desarrollo Sostenible.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos