:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas

31 de diciembre de 2020

  • 31.12.20
Bodegas Navarro, la segunda firma más antigua del marco vitivinícola Montilla-Moriles, cerrará el año 2020 con un buen sabor de boca gracias al reciente galardón recibido en el marco del concurso Paxera 2020, certamen organizado por el Ayuntamiento de Montemayor en colaboración con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles. En concreto, el jurado de esta cita ha otorgado el premio Paxera Oro al vino Pedro Ximénez Solera Fundación 1830 al obtener una calificación de 94,73 puntos.


Al concurso, que este año ha celebrado su tercera edición, se han presentado muestras de distintas bodegas elaboradoras de Pedro Ximénez, así como de bodegas de crianza de la DOP cordobesa. Una edición en la que el jurado ha valorado "la alta calidad de los vinos presentados, que ha tenido una repercusión definitiva en las puntuaciones finales obtenidas".

"Esta clase de galardones nos permiten testar la salud de la que gozan nuestras soleras comerciales de Pedro Ximénez, a la vez que nos permiten conocer de manera objetiva la calidad que damos a nuestros clientes", señaló Miguel Herrador Veredas, gerente de esta centenaria bodega junto a su hermano Javier.

Un reconocimiento que, como señalan desde Bodegas Navarro, cobra especial significado en "uno de los momentos más complejos para la humanidad" pues viene a mostrar que "la vida sigue y la unidad entre instituciones y empresas tiene que ser más solida que nunca". "El poder celebrar este certamen ha sido complejo pero entre instituciones y bodegas participantes, ha sido posible", puntualizó el responsable de la bodega montillana.

Pedro Ximénez Solera Fundación 1830 se caracteriza por su crianza durante un periodo de 25 años en viejas botas o toneles de roble americano del mosto obtenido a través de un complicado proceso del soleado de la uva. Vino dulce natural, de color rubí oscuro, es pleno de aromas que van desde la pasa, del dátil y la bergamota, hasta suaves recuerdos del roble.

Asimismo, junto al Solera Fundación 1830, desde Bodegas Navarro continúan desarrollando nuevas gamas de Pedro Ximénez. Así, los hermanos Herrador Veredas trabajan en una nueva gama perteneciente a soleras de más de cuarenta años, a la vez que pretenden determinar la antigüedad de las soleras de Pedro Ximénez y Amontillado originales de la fundación de la bodega mediante la prueba del carbono 14.



"Nuestro objetivo es contar con un acta notaria que certifique la antigüedad de las soleras, y poder lanzar al mercado una serie numerada y limitada de botellas para el bicentenario de Bodegas Navarro. Sin duda, muy pocas bodegas de Andalucía y de España pueden poseer unas soleras de Pedro Ximénez tan antiguas y que, según los mejores catadores del mundo, nos permitirán obtener los más reconocidos galardones que en estos momentos aún nos faltan, y que cada vez van siendo menos", reconoció Miguel Herrador.

Una bodega centenaria

Bodegas Navarro es la segunda firma más antigua del marco Montilla-Moriles. Fundada en 1830 y con una trayectoria avalada por innumerables galardones, a mediados de la pasada década de los noventa fue adquirida por la familia Herrador Veredas que, en su tercera generación, ha apostado por rejuvenecer su excepcional carta de vinos y, de paso, la propia empresa que, en la actualidad, emplea a una quincena de personas con una media de edad que roza los 30 años.

Hoy por hoy, la firma está presente en una veintena de países gracias a una amplia selección de vinos como el Fino Andalucía 1957, el Palecream o el Vino de Misa, productos gourmet como su vino Solera Fundación 1830 o sus vinagres o la nueva línea de vermús, en la que sobresale el prestigioso Premium Rosso Vermouth.

I. TÉLLEZ

29 de diciembre de 2020

  • 29.12.20
Extenda ha llevado a cabo una nueva acción de promoción en Japón, ante casi medio centenar de profesionales del sector Horeca y prensa gastronómica, para potenciar el consumo de vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) vitivinícola Montilla-Moriles en el mercado nipón. La actividad se ha desarrollado a través de un seminario y una cata de vinos pertenecientes a la propia denominación, y ambas acciones se han celebrado en formato híbrido, físico y digital, el pasado día 15 de diciembre desde la Academie du Vin en Tokio.

De esta forma, ocho bodegas cuyos vinos forman parte de la clasificación protegida presentaron en directo sus productos ante doce representantes de la prensa japonesa especializada y, de forma online, ante treinta y cuatro profesionales del sector de la hostelería y la restauración, distribuidores de bebidas y sumilleres.

Asimismo, Japón es el cuarto destino extracomunitario del sector vitivinícola andaluz, al que exportó en 2019 por valor de 1,7 millones, con un crecimiento del 17,3 por ciento respecto al año anterior. Un mercado que, además presenta grandes perspectivas de crecimiento, gracias al acuerdo de libre comercio entre UE y Japón, que elimina los aranceles para este producto.

El objetivo principal de esta acción ha sido el de promover el consumo de los vinos de esta denominación, a través de una charla técnica que ha expuesto la información más destacada sobre sus características, origen e importancia de la Denominación de Origen Protegida. Además, se celebró una degustación de los vinos más ejemplares de las bodegas participantes gracias a la asistencia de sus importadores locales.

Por otra parte, Extenda ha contado con la colaboración del Consejo Regulador de las DOP Montilla-Moriles y Vinagre de Montilla-Moriles, que ha proporcionado la información de referencia gracias a su amplio conocimiento de la región y la denominación.

Igualmente, la degustación de los vinos ha sido guiada por la catadora japonesa Yoshiko Akehi, que posee una amplia experiencia de trabajo con vinos de la DOP Montilla-Moriles en Japón, además de contar con una larga y estrecha relación con el Consejo Regulador de esta denominación.

Para facilitar la venta de estos productos en el mercado japonés, Extenda ha ofrecido como nexo de contacto el distribuidor Musashiya, que está trabajando con todos los importadores japoneses de los vinos participantes para ofrecer en su página web una amplia selección de todos ellos con el fin de que los asistentes al webinario y cata tengan la posibilidad de adquirir el vino que deseen, no solo el que la bodega vaya a ofrecer en la cata.

El consejero delegado de Extenda, Arturo Bernal, destacó “las oportunidades que genera el mercado nipón para los vinos andaluces en general, así como para la denominación Montilla-Moriles, que desde el pasado año 2019 cuentan con la supresión de aranceles a la importación, fruto del acuerdo de la Unión Europea con Japón, de forma que pueden abastecer el interés del consumidor nipón a un menor coste”.

Además, Bernal señaló “el creciente atractivo que adquiere la producción andaluza entre los consumidores nipones, por su alta calidad y diferenciación, que es evidenciable a través del aumento de las ventas de vinos al país, del 17,3 por ciento en el pasado año”.

La DOP Montilla-Moriles estuvo representada en esta ocasión por ocho bodegas de esta región cordobesa. En concreto, las participantes fueron Alvear, Cruz Conde, Delgado, El Monte, Gracia Hermanos, Pérez Barquero, Robles y Toro Albalá. La organización de esta acción por parte de Extenda, entidad dependiente de la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior, será cofinanciada con fondos procedentes de la UE, a través del P.O. FEDER de Andalucía 2014-2020, con una contribución comunitaria del 80 por ciento.

Japón, un mercado de interés

Las exportaciones del sector vitivinícola andaluz hacia Japón alcanzaron los 1,7 millones de euros en el pasado año 2019, con un destacado incremento del 17,3 por ciento respecto al año anterior. De esta forma, Japón se posicionó como el cuarto destino extracomunitario de destino de las ventas al exterior de vino de Andalucía, así como el decimoprimero a nivel global.

Cádiz fue la provincia andaluza que más vino exportó en el pasado año 2019, acumulando 1,3 millones de euros y el 78,6 por ciento del total de la factura andaluza, con un crecimiento del 26 por ciento respecto al año anterior; seguida por Málaga, con 190 mil euros y el 11 por ciento; y por Córdoba, 131 mil y el 7,6 por ciento, que cuadruplicó sus ventas con un aumento del 392 por ciento respecto al año anterior.

En cuarto lugar, aparece Sevilla, con 28 mil euros y el 1,7 por ciento, con un aumento del 32 por ciento, el segundo mayor; a la que le sigue Granada, con 8 mil euros y el 0,5%; Huelva, con 7 mil euros y el 0,4 por ciento; y Almería, con 4 mil euros y el 0,2 por ciento.

En los primeros nueve meses de 2020, las exportaciones de vino andaluz hacia Japón alcanzan los 886 mil euros, con una bajada notificada por la disminución de la actividad comercial a causa de la crisis del Covid-19.

Programa Activa Internacional

Esta cata 'online' forma parte de la estrategia de apoyo de Extenda a las empresas ante la crisis generada por la Covid-19, potenciada por el Programa Activa Internacional, a través de la búsqueda de oportunidades de negocio en mercados en recuperación, apoyo individualizado y medidas para favorecer su tesorería, por valor de 1,5 millones.

Como parte de esta estrategia, se han digitalizado programas y lanzado nuevas iniciativas, con el fin de que las pymes puedan mantener su actividad en el exterior. Todos los servicios que ofrece el Programa Activa Internacional pueden ser consultados en la esta página web.

Por otra parte, y para potenciar la incorporación de nuevas empresas a la internacionalización, Extenda ha puesto en marcha también el proyecto la Red Andalucía, que despliega agentes especializados en comercio exterior en cada provincia, con el fin de contactar a compañías andaluzas con potencial para iniciar su actividad exterior o dar un nuevo salto en su estrategia internacional.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

22 de diciembre de 2020

  • 22.12.20
Bodegas Navarro, santo y seña de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, ha querido dar la bienvenida a la Navidad con una promoción dirigida a agradecer a sus clientes la confianza depositada en sus productos, así como la buena acogida de su tienda 'online', en la que, además de encontrar sus vinos y vinagres más emblemáticos –muchos de los cuales atesoran premios en certámenes nacionales e internacionales–, pueden adquirirse las últimas propuestas lanzadas por esta empresa del marco vitivinícola cordobés.



De este modo, durante las fiestas navideñas, esta bodega montillana obsequiará a todos sus clientes con un estuche de madera por la compra de tres de sus productos, tanto a través de la nueva tienda 'online' como físicamente en sus instalaciones ubicadas en la avenida Antonio Miguel Navarro, en Montilla.

"Es un pequeño guiño con el que queremos agradecer el apoyo de nuestros clientes y la buena acogida que ha tenido tanto la tienda 'online' como los productos que han visto la luz este último año, como son la nueva frasca de jarabe de botica que contiene el arrope gourmet Secreto del Chef, y PX Exvoto, dos productos que están teniendo una gran demanda de cara a las celebraciones de esta fecha", recordó Miguel Jesús Herrador Veredas, responsable de Bodegas Navarro junto a su hermano Javier.

Precisamente, el vino dulce joven de pasas PX Exvoto se ha convertido, tan sólo unos meses después de su presentación en sociedad, en uno de los brindis con más demanda en las últimas semanas "para las celebraciones que tendrán lugar en estos días". Un producto que pone de relevancia el carácter innovador con el que Bodegas Navarro ha impregnado su centenaria trayectoria con el objetivo de acercar sus vinos al público más joven.

Esta apuesta por atraer a nuevos consumidores ha propiciado una importante renovación de esta firma montillana, un proceso iniciado hace algo más de siete años con el desarrollo de productos gourmet y nuevos vinos con los que potenciar el consumo moderado de vino entre el público más joven, y que se ha materializado en propuestas como el vermú La Solé o la incorporación del vino joven Pilycrim.






"Nuestro objetivo es llegar a la gente joven con una buena imagen y con un producto de calidad que, poco a poco, les ayude a iniciarse en el consumo del vino", detallaron los hermanos Herrador Veredas, quienes se mostraron convencidos de que "ese camino les llevará de una forma natural hasta nuestros vinos gourmet".

Promociones, sorteos y regalos

La nueva tienda 'online' de Bodegas Navarro no se limita exclusivamente a ofrecer de manera cómoda sus vinos y vinagres más reconocidos. Tal y como detalla Miguel Jesús Herrador, "la idea es hacer promociones, sorteos y regalos en las mismas fechas que deberíamos estar en ferias y fiestas y que, como consecuencia de la alerta sanitaria por el coronavirus, se han debido suspender o aplazar".

De igual modo, la web incorpora un apartado de merchandising, en el que se pueden adquirir desde copas y catavinos exclusivos con la serigrafía de esta centenaria bodega o, incluso, personalizar camisetas con los originales diseños de Pilycrim o La Solé.

Una bodega centenaria

Bodegas Navarro es la segunda firma más antigua del marco Montilla-Moriles. Fundada en 1830 y con una trayectoria avalada por innumerables galardones, a mediados de la pasada década de los noventa fue adquirida por la familia Herrador Veredas que, en su tercera generación, ha apostado por rejuvenecer su excepcional carta de vinos y, de paso, la propia empresa que, en la actualidad, emplea a una docena de personas con una media de edad que roza los 30 años.

Hoy por hoy, la firma está presente en una veintena de países gracias a una amplia selección de vinos como el Fino Andalucía 1957, el Palecream o el Vino de Misa, productos gourmet como su vino Solera Fundación 1830 o sus vinagres o la nueva línea de vermús, en la que sobresale el prestigioso Premium Rosso Vermouth.

I. TÉLLEZ
FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ

19 de diciembre de 2020

  • 19.12.20
La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, asistió ayer a la presentación oficial del vino Robles Brut Nature, el primer espumoso de uva cien por cien Pedro Ximénez surgido tras cinco años de estrecha colaboración e investigación del Instituto de Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) de Cabra y Bodegas Robles, a través del proyecto experimental Transviti.


Sobre la base del estudio desarrollado por el Ifapa de Cabra durante cuatro años y tras una cuidada vendimia para asegurar la recogida de las uvas a primera hora de la mañana con 10,5 grados Baumé, este espumoso pionero en Montilla-Moriles se daba a conocer el pasado año, con una producción de apenas 1.200 botellas, que permitió demostrar "la identidad y calidad de las uvas Pedro Ximénez para producir vinos espumosos".

En este sentido, la consejera de Agricultura destacó que el objetivo del convenio firmado por ambas entidades es “contribuir a la diversificación de la producción vitivinícola y al desarrollo de una gama productos enológicos de alta calidad y ecológicos que son en la actualidad muy demandados por los consumidores”. Una demanda que, en el caso de Robles Brut Nature se ha traducido en un éxito de ventas tan solo unas horas después de salir al mercado.

La crianza del Robles Brut Nature –la tipología de vino espumoso con menor cantidad de azúcar, menos de tres gramos por litro– se ha realizado en rimas "para aportar ese valor añadido" que ofrece el método artesanal de girar la botella, situada en posición horizontal, hasta que al final del proceso se le retira la levadura que se genera.

Posteriormente, y siguiendo el método champenoise –tras una primera fermentación y embotellado, se produce una segunda fermentación alcohólica en la botella– se sustituye la levadura por un licor de expedición –en este caso, un oloroso y un amontillado–. De este modo, este vino ofrece una burbuja natural y persistente, fruto de la doble fermentación, mientras que sus aromas y sabor recuerdan a cierta bollería elegante, como el brioche, la magdalena y el bollo de pan.

Investigar para diversificar

El proyecto también se propone la creación de una gama de vermús eco, usando como base vinos tradicionales andaluces ecológicos, así como plantas y especias para macerar típicamente andaluza. Crespo explicó que se hace necesario "contribuir al desarrollo de una viticultura fuerte, rentable y sostenible que vaya adoptando sus estructuras productivas y las técnicas de cultivo al cambio climático, pero también a las nuevas demandas del mercado”. 

La diversificación de los productos vitícolas andaluces ha sido una línea de trabajo del Ifapa de Cabra desde sus comienzos, adaptando el desarrollo experimental y la asistencia técnica al sector según las exigencias del mercado y las propuestas y demandas de los productores. La Junta de Andalucía apoya a la industria del vino y sus derivados, mejorando los productos tradicionales andaluces e innovando en otros que se adapten a las exigencias actuales de los consumidores.

Una firma innovadora

La creación del primer Robles Brut Nature a partir de uvas Pedro Ximénez supone un hito más dentro de la apuesta por la investigación e innovación que ha marcado el recorrido de Bodegas Robles durante las últimas dos décadas cuando, también con el apoyo del centro de Ifapa en Cabra, se apostó por la reconversión de sus viñedos a la agricultura ecológica.

Desde entonces, esta bodega montillana se ha caracterizado por iniciativas novedosas como la certificación de su huella de carbono o el desarrollo alimentos derivados de sus vinos ecológicos. Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN




16 de diciembre de 2020

  • 16.12.20
El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación acaba de publicar el libro Amontillado. Tesoros de las bodegas de Montilla-Moriles, un libro que ha sido coordinado y maquetado por la Fundación Bodegas Campos, con la colaboración del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla Moriles, en el que se recoge las vivencias y recuerdos personales de una quincena de personas relacionadas con la viticultura de la comarca cordobesa.


Manuel María López Alexandre, José Ignacio Cubero Salmerón, Arturo Ramírez Laguna, Manuel Cobos Ruiz, José Ponferrada Gómez, José Antonio Ponferrada Cerezo, María Dolores Ramírez Ponferrada, José Rey García, Enrique Garrido Giménez, José Ignacio Santiago Hurtado, Carmen Giménez Alvear, José Luis Martínez Dalmau, Miguel Cruz Marqués, Rafael Jordano Salinas, Almudena Villegas Becerril, Adela Córdoba Ruz, Juan Luis Martínez Sánchez; son algunos de los nombres que aparecen en esta publicación que pretende descubrir los tesoros de las bodegas cordobesas.

En concreto, según señala el Centro de Publicación del Ministerio de Agricultura, este volumen ofrece memorias y recuerdos personales a través de los cuales "es fácil revivir las experiencias propias y evocar la luz de los amplios cielos y los colores de las suaves colinas de la campiña".

Para ello, Amontillado. Tesoros de las bodegas de Montilla-Moriles contiene aspectos históricos que muestran cómo el hilo de oro del vino transcurre a lo largo de la historia y de algunos de sus más brillantes habitantes, como Séneca, el Inca Garcilaso, o Sabina de Alvear. Aborda, asimismo, aspectos gastronómicos "que dan amplia satisfacción a un interés creciente de la sociedad por este tipo de conocimientos y experiencias".

"Esta Fundación agradece de corazón el afecto e interés con que acogió el proyecto desde el primer momento el ministro de Agricultura, Luis Planas Puchades, tan amante de esta tierra, quien lo ha hecho realidad, y la generosidad de los autores de la obra, un numeroso grupo de personas enamoradas de las excelencias de este vino, verdadero tesoro escondido de las bodegas cordobesas", ha señalado la Fundación Bodegas Campos sobre esta publicación, disponible en la página del Ministerio de Agricultura, o en la librería Luque de la capital cordobesa.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR




5 de diciembre de 2020

  • 5.12.20
El Consejo Regulador de las Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles y Vinagre de Montilla-Moriles ha culminado, tras más de dos años de trabajo, el proceso de modificación del pliego de condiciones de la DOP Montilla-Moriles que propone numerosos cambios y adaptaciones a la realidad existente en el sector vitivinícola de la provincia de Córdoba, y su adecuación a la normativa vigente.


Este documento constituye la base de certificación de los productos amparados por la DOP Montilla-Moriles, y en el se integran la definición, caracterización, clasificación de los productos, modo de elaboración y envejecimiento, así como la expresión de obligaciones que deben asegurar los operadores que pretendan producir uva y elaborar, envejecer y comercializar vino en la DOP Montilla-Moriles.

Los principales cambios atañen a la definición de los productos y como primicia, Montilla-Moriles podrá a partir de ahora etiquetar como Finos vinos con una graduación inferior a los 15% sin perder por ello la singularidad de ser naturales y con dos años de crianza media como mínimo. Igualmente se ha redefinido la descripción organoléptica de los productos, adaptándola a los criterios de evaluación del panel de cata oficial de la DOP, y la simplificación de las distintas vinificaciones permitidas.

En relación a los vinos en rama se concreta la definición y, para preservar la pureza y exclusividad de éstos que no son sometidos ni a filtración ni a procesos de clarificación y estabilización, se exigirá un análisis fisicoquímico de indicadores de la turbidez, previo a su valoración organoléptica.

Respecto a otras cuestiones definidas en el pliego, desde el grupo de trabajo constituido para valorarlo y proponer su modificación, se ha realizado un esfuerzo simplificador para una mejor comprensión por los operadores y una mayor adaptación a la realidad productiva actual.

Así, por ejemplo, se reordena y detalla una nueva clasificación para el etiquetado de la vejez en vinos de más de 15 y 25 años de crianza media. No obstante, previo a su puesta en marcha, el Consejo Regulador deberá aprobar una instrucción técnica para verificar la crianza y la trazabilidad de estos productos de vejez prolongada.

El Consejo Regulador quiere, por último, poner de manifiesto el consenso alcanzado durante todo el proceso de valoración, estudio y definición de las modificaciones del pliego, que sin duda se convierte en una herramienta útil al servicio del sector y ayudará a lograr una mejor armonización, organización, clasificación y comprensión de los productos que actualmente se elaboran y envejecen en la DOP Montilla-Moriles.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR




4 de diciembre de 2020

  • 4.12.20
Desde hace más de tres lustros, Ángela Jiménez recorre el Lagar de Los Raigones, ubicado en plena Sierra de Montilla, acompañada de decanas de turistas interesados en conocer la historia de este enclave vinícola. El propio interés de los visitantes por conocer el origen de este centenario lagar, adquirido por el bisabuelo de Ángela en 1920, llevó a la responsable turística de Los Raigones a iniciar una investigación sobre la trayectoria de esta explotación y, al mismo tiempo, sobre la historia de la viticultura en la sierra montillana.


Licenciada en Bellas Artes, Ángela Jiménez tomó las riendas del proyecto turístico del Lagar los Raigones hace 16 años. Una vuelta a sus raíces que, en estos años, le han permitido rememorar la historia familiar en cada visita. Precisamente, el interés que despierta la trayectoria de esta explotación entre quienes se acercan a conocerla llevó a Jiménez a iniciar una investigación hace ocho años, y que hoy se plasma en el libro Más de 100 vendimias.

"A través de la familia conocíamos la historia del lagar de los últimos cien años, cuando en 1920 mi bisabuelo Rafael adquirió el lagar, que ya antes había tenido otras explotaciones como el Lagar El Cerro o el Lagar El Juez. A partir de ahí, he querido investigar sobre la historia de Los Raigones, pero también de todas esas lagaretas que han existido en la Sierra de Montilla", explicó Ángela Jiménez sobre el trabajo desarrollado tras una extensa investigación en el Archivo Histórico Municipal de Montilla, el Archivo Provincial o en documentación de la Iglesia.

De esta forma, el libro Más de 100 vendimias se estructura en dos partes. La primera, fruto de la investigación realizada, recoge la historia de la viticultura en la Sierra de Montilla hasta mediados del siglo XXVIII, los datos más antiguos sobre el Lagar Los Raigones que se recogen en la publicación. Por otro lado, y desde una "perspectiva más personal", Jiménez recorre el último siglo de vida de este enclave ligado a la familia Jiménez.


"El libro recoge la historia de vida de muchas familias de Montilla y de los lagares que han existido en la Sierra, donde se llegaron a contabilizar hasta 78 explotaciones", destacó Ángela Jiménez, quien señaló que "existe muy poco escrito sobre este aspecto de la historia de la ciudad".

En este sentido, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas agradeció a Ángela Jiménez el trabajo de investigación desarrollado porque "más allá del sentimiento familiar, recoge todo el patrimonio inmaterial que tiene Montilla ligado a la actividad vinícola, lo que es fundamental para que esta historia no se pierda". "Montilla tiene un gran patrimonio etnográfico y cultural que debe protegerse a través de iniciativas como esta", apostilló.

Asimismo, Charo Jiménez, presidenta de la Asociación de Lagares de la Sierra y miembro de la familia Jiménez, aplaudió la iniciativa de la autora por crear "una herramienta muy valiosa para dar a conocer la historia de la Sierra de Montilla, de la que forman parte todas las familias de una forma u otra".

Los 300 ejemplares que conforman la primera edición de Más de 100 vendimias ya se encuentra a la venta en el propio Lagar Los Raigones o a través de su página web, así como en las papelerías Gala y Santana de Montilla.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR




  • 4.12.20
La Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) ha presentado recientemente el informe que cifra el papel destacado del sector nacional en diferentes ámbitos. En concreto, el estudio elaborado por Analistas Financieros Internacionales destaca que el sector vitivinícola en España supone un importante peso en la economía, generando un Valor Añadido Bruto (VAB) total superior a los 23.700 millones de euros anuales, equivalentes al 2,2 por ciento del VAB nacional.


Ángel Villafranca, presidente de OIVE, destacó durante la presentación del informe la importancia de conocer lo que representa el sector vitivinícola, sobre todo en estos complicados momentos, e instó al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, a que, dada su importancia, lo coloque como una prioridad en la agenda del gobierno.

En concreto, el sector vitivinícola español goza de un destacado posicionamiento global siendo líder en superficie mundial de viñedo, tercer productor y primer exportador en volumen. Además, su aportación económica a las arcas públicas es superior a los 3.800 millones de euros anuales y a su alrededor se crean más de 427.700 empleos de forma directa e indirecta.

"El estudio nos ofrece una instantánea de dónde se encuentran los desafíos más inminentes. El acceso a los mercados exteriores, la adaptación a una producción más respetuosa con el medio ambiente que haga frente a los retos del cambio climático, así como el fomento de la calidad y el diseño de una estrategia sectorial que consolide la estabilidad del sector van a marcar la hoja de ruta de los próximos años", destacó, por su parte, el ministro de Agricultura.

En el informe se especifica que el sector contribuye a la generación y mantenimiento de más de 427.700 empleos (puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo), que dependen de manera directa, indirecta e inducida de la actividad vitivinícola. Ello supone un 2,4 por ciento del empleo en España.

Asimismo, Emilio Ontiveros, presidente de AFI, señaló que “el sector vitivinícola ejerce un importante efecto tractor sobre muchos sectores, en especial el sector turístico donde ha de jugar un papel esencial en el incremento de valor". Además, la propia naturaleza de la viticultura la convierte en una actividad que favorece la fijación de población en el medio rural y contribuye a hacer frente al reto demográfico.

Amplia y sólida cadena de valor

La cadena de valor del sector vitivinícola involucra a una numerosa y diversa red de agentes. Así, la vitivinicultura contabiliza más de 4.000 empresas productoras y elaboradoras de vino, y una inmensa red de establecimientos de distribución y venta de productos vitivinícolas. A su vez, genera un efecto tractor sobre otras muchas actividades suministradoras clave, como la industria de la madera, del vidrio, del corcho, o la fabricación de maquinaria y equipos industriales, entre otras.

Además, las empresas y organizaciones del sector vitivinícola también son promotoras y partícipes de iniciativas de investigación e innovación en materia medioambiental, de procesos y productos, comercial, entre otras. Un esfuerzo que se traduce en la modernización y ampliación de las instalaciones, a lo que se dedican más de 570 millones de euros anuales, así como en actividades de I+D+i.

El sector vitivinícola es un importante exponente del sector exterior español, de hecho, es el principal exportador mundial de vino en términos de volumen, y el tercero en valor. Los productos vitivinícolas españoles están presentes en 189 países, de los cuales 86 realizaron compras superiores al millón de euros en 2019.

En esta línea, el informe recoge que las exportaciones españolas de productos vitivinícolas superaron los 3.000 millones de euros el año pasado, situándose el vino en el top-5 de los principales productos exportados por la industria agroalimentaria española.

Además de los datos cuantificables, el informe también ha contado con entrevistas a personas relevantes del sector para conocer su valor cualitativo. En ese aspecto el informe hace hincapié en su arraigo territorial y en su capacidad para ser generador de valiosos intangibles para el país, lo que, en palabras del presidente de AFI, Emilio Ontiveros, demuestra que “el vino no es solo un producto; es un atributo cultural que dice mucho de la tradición del país".

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR




24 de noviembre de 2020

  • 24.11.20
El Concurso Internacional de Vinos Ecológicos (EcoRacimo) celebrará este sábado, 28 de noviembre, su vigésimo primera edición, pospuesta la pasada primavera como consecuencia de la crisis sanitaria por la covid-19. Por ello, la organización de este certamen cerrará este miércoles el plazo de presentación de las muestras a concurso.


De esta forma, la organización no sólo pretende mantener su particular apuesta por los vinos ecológicos, sino mostrar su apoyo a un sector especialmente golpeado por la pandemia. Además, con el objetivo de favorecer la participación, la organización ha decidido que las bodegas sólo pagarán la inscripción de las tres primeras muestras que se presenten a concurso. El resto, hasta diez, no tendrán ningún costo.

"Ante situaciones como estas hay que promocionar, con más empeño si cabe, el excelente trabajado de los viticultores y bodegueros ecológicos", reconocen desde la organización de EcoRacimo 2020, una edición que confía en mantener las altas tasas de participación del año pasado, cuando se superaron las 280 muestras de caldos procedentes de toda España y de regiones vitivinícolas de Francia y Alemania.

A lo largo de estos 21 años, EcoRacimo se ha consolidado como referente de los concursos de vinos ecológicos, cuyo objetivo último es el de poner en valor la calidad y el prestigio de los productos ecológicos, además de mantener y activar la producción de vinos de uva procedente de agricultura ecológica, apostando por el desarrollo de este sector y sirviendo de apoyo para la promoción y reconocimiento por parte del consumidor.

Gracias a la mayor participación internacional en las últimas ediciones, el concurso se ha convertido en una cita importante para todos los profesionales del sector al convertirse en la mejor herramienta de promoción y proyección internacional, además de darse a conocer en los mercados y entre los consumidores.

Un certamen cuya dirección técnica volverá a correr a cargo de la enóloga Rocío Márquez, mientras que la coordinación general del concurso –organizado conjuntamente por la Asociación Valor Ecológico (Ecovalia), en colaboración con la Diputación de Córdoba y el Ayuntamiento de Montilla– la vuelve a asumir Ecovalia.

El concurso contará con la participación de catadores nacionales e internacionales, que otorgarán, dentro de cada categoría (vinos tranquilos, blancos, rosados y tintos, vinos de aguja, vinos espumosos, vinos de licor y vinos de uvas sobremaduras), los galardones EcoRacimo Gran Oro (a los que obtengan 100-93 puntos); EcoRacimo de Oro (92-88 puntos) y EcoRacimo de Plata (87-83 puntos). Además, se concederá el Premio Especial Diputación de Córdoba y el Premio EcoRacimo de Oro a una personalidad destacada del ámbito cultural, enológico, gastronómico o económico.

Promoción del sector

Tras anunciarse el pasado mes de mayo el aplazamiento de esta edición del certamen, el presidente de Ecovalia, Álvaro Barrera, destacó "la promoción de los vinos ecológicos es una labor que hacemos en Ecovalia desde nuestros inicios pero que, en situaciones como las que estamos viviendo, hay que intensificar aún más si cabe para poner de manifiesto el excelente trabajo de los viticultores y bodegueros ecológicos".

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, subrayó que "EcoRacimo situará a Montilla, un año más, como referente de la cultura del vino pero, además, con el valor añadido de la sostenibilidad, algo que debe exportarse al exterior".

Por su parte, Francisco Ángel Sánchez, diputado provincial de Agricultura, resaltó que "más aún en circunstancias como las que están transcurriendo, debemos apostar por nuestro sector agroalimentario como esencial para nuestra economía y mantenimiento del medio rural".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ




21 de noviembre de 2020

  • 21.11.20
La delegada territorial en Córdoba de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Araceli Cabello, visitó esta semana las instalaciones de Bodegas Robles en Montilla con el objetivo de conocer la evolución de los distintos proyectos de I+D+i que la bodega ha puesto en marcha en los últimos años con el objetivo de desarrollar productos innovadores, así como para materia de la sostenibilidad.


El gerente de Bodegas Robles, Francisco Robles, acompañó a la delegada de Agricultura en su visita a los viñedos ecológicos que esta bodega familiar tiene anexos a sus instalaciones, donde pudo comprobar la evolución de las vides ecológicas y los resultados del manejo de cubiertas vegetales en los mismos.

En su visita, Araceli Cabello pudo conocer de primera mano los avances de lo que será la nueva planta de elaboración y envasado del espumoso Robles Brut Nature, un vino cien por cien de uva Pedro Ximénez que saldrá de manera estable al mercado a finales de este 2020 gracias al acuerdo firmado en el año 2018 con el IFAPA de Cabra, y cuyas primeras botellas han sido "todo un éxito".

Además, la delegada territorial se interesó por la evolución de los nuevos productos desarrollados por Bodegas Robles junto al chef cordobés Paco Morales –el vermú VRMT Robles. Receta Andalusí y Agraz-Verjus 'Paco Morales'–, así como los distintos proyectos culturales llevados a cabo junto con la Vargas Blues Band.

Por su parte, en lo que respecta a las iniciativas dirigidas a la sostenibilidad, Cabello conoció la planta de energía fotovoltaica con la que cuenta las instalaciones de Bodegas Robles, y que suministra más del 40 por ciento de la energía necesaria para el funcionamiento de la empresa, así como los resultados en reducciones de dióxido de carbono que se están generando.

Durante el encuentro, el gerente de Bodegas Robles, que se mostró agradecido por la visita y el interés mostrado por la delegada de Agricultura, recalcó la importancia de la colaboración público-privada en todos los proyectos que la empresa ha abordado en los últimos años "y que han hecho posible que empresas pequeñas puedan desarrollar proyectos de I+D+i gracias a la ayuda de las administraciones públicas".

En este sentido, Cabello puso en valor la capacidad de innovación y la manera de afrontar estos tiempos de incertidumbre, así como la actitud emprendedora que ha mostrado la firma montillana desde que comenzara su apuesta por la producción ecológica hace más de una década.

Además, la delegada de Agricultura aprovechó su visita para recordar que, precisamente para ayudar a los sectores más afectados por el cierre de la hostelería durante la pandemia, la Consejería ha aprobado medidas de apoyo urgentes a agricultores, ganaderos y pymes agroalimentarias, con ayudas directas en concurrencia no competitiva que, en el caso de las cuarenta bodegas de la provincia de Córdoba que las han solicitado, alcanzarán un importe total de 1,93 millones de euros.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

7 de noviembre de 2020

  • 7.11.20
La celebración del Día Mundial del Enoturismo este año 2020, una iniciativa de la Red Europea de Ciudades del Vino (Recevin) que pretende difundir el turismo del vino con una acción simultánea que se lleva a cabo en zonas vitivinícolas del mundo, quedará deslucida por la actual situación de alarma sanitaria por la covid-19. Las catas y visitas que tradicionalmente se venía desarrollando en la Ruta Montilla-Moriles deberán esperar ante el actual cierre perimetral en el que se encuentran los municipios de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.


En el caso de Montilla, uno de los municipios del marco que desde hace años viene apostando por una programación propia para la conmemoración del Día Mundial del Enoturismo, la apuesta para este año destacaba por su carácter inclusivo, con actividades dirigidas a personas con discapacidad visual, auditiva, o intelectual.

"Este año queríamos apostar por acercar nuestras propuestas enoturísticas a todos los perfiles posibles gracias a unas propuestas inclusivas, pero la actual situación generada con la pandemia, y más con el cierre perimetral que está vigente hasta el lunes, se ha tenido que suspender", explicó a Montilla Digital el delegado de Desarrollo Local del municipio, Manuel Carmona.

Unas limitaciones que tampoco ha favorecido el desarrollo de otras propuestas por parte de la propia Ruta del Vino Montilla-Moriles que, además, se encuentra inmersa en el proceso para la renovación de su junta directiva. Así, la ruta cordobesa no ofrecerá ninguna propuesta para este Día del Enoturismo, iniciativa en la que viene participando de manera muy activa en los últimos años.

Una celebración que, sin embargo, si se desarrollarán en algunas de las 31 rutas que forman parte de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) que han adaptado sus propuestas a la actual realidad con formatos online, o actividades con aforos reducidos.

Una actividad cada vez más notable 

El Día Mundial del Enoturismo es una iniciativa que partió hace doce años y que se conmemora el segundo domingo del mes de noviembre. En ella participan especialmente países europeos como España, Portugal, Italia, Francia, Grecia, Alemania, Austria, Bulgaria, Eslovenia, Hungría y Serbia, además de otros como Brasil, Chile, Argentina o Uruguay, con el propósito de potenciar el turismo del vino y promocionar las regiones vitivinícolas como generadoras de riqueza económica, cultural y patrimonial en unos territorios de eminente carácter rural.

La dimensión internacional de este movimiento refleja la relevancia de una actividad que cada vez atrae a más personas en todo el mundo. El Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España muestra que el turismo del vino continúa en crecimiento y que su impacto económico supera ya los 85 millones de euros, solamente teniendo en cuenta las visitas a bodegas y museos del vino. La cifra de negocio alcanzaría los 256 millones de euros al sumar la parte estimada correspondiente a los sectores de la restauración, hostelería, comercios y empresas de actividades de ocio.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN 
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

27 de octubre de 2020

  • 27.10.20
La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), trabaja en la recuperación de diversos tipos de uva que, al estar adaptadas a cada zona climática, puedan ser más resistentes a determinadas enfermedades fúngicas como, por ejemplo, el mildiu; y a los efectos del cambio climático, como la sequía.


En concreto, se están valorando 51 variedades autóctonas minoritarias; es decir, con escasa extensión de cultivo en la actualidad, de las que cuatro se corresponden con uvas del territorio andaluz (la blanca Indiana y las tintas Corchera, Melonera y Rejano Tinta).

En este trabajo, que se enmarca en el proyecto Valorización de variedades minoritarias de vid por su potencial para la diversificación vitivinícola y de resiliencia al cambio climático, colabora un total de 16 centros de investigación de 13 comunidades autónomas españolas que evalúan también el potencial de estas variedades para la producción de vinos de calidad.

Esta cuestión, de interés para viticultores y bodegueros, podría ayudar a los agricultores y empresarios a la hora de emprender iniciativas de diversificación del sector que contribuyan a mejorar la rentabilidad de sus explotaciones y empresas vitivinícolas.

Las labores de esta investigación se clasifican en tres grandes bloques que hacen referencia a la capacidad de cada variedad para resistir a la sequía, a sus posibilidades de enfrentarse a enfermedades fúngicas ligadas a factores climáticos y a su posible uso en la elaboración de vinos de calidad.

En concreto, la participación andaluza se materializa en la implicación de personal de los centros Ifapa "Rancho de la Merced" (Jerez de la Frontera, Cádiz), donde estudian las propiedades de los vinos de las variedades Indiana, Corchera y Melonera; e Ifapa de Cabra (Córdoba), cuyos técnicos evalúan las características de los vinos de la variedad Rejano Tinta.

En ambas instalaciones se están realizando, por un lado, un estudio agronómico de estas variedades, y por otro lado, una evaluación de la calidad analítica y organoléptica de los vinos que se elaboran en las bodegas experimentales ubicadas en los propios centros Ifapa.

El proyecto Valorización de variedades minoritarias de vid por su potencial para la diversificación vitivinícola y de resiliencia al cambio climático, de ámbito nacional, se extiende de 2019 a 2021 y cuenta con la cofinanciación, entre otros organismos, del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


24 de octubre de 2020

  • 24.10.20
Con un formato totalmente novedoso, Moriles inició ayer la vigésimo segunda edición de su Cata de los Vinos que, este año, ha tenido que adaptarse a las condiciones que impone la pandemia. La alcaldesa del municipio, Francisca Carmona, inauguró esta cita, con un marcado carácter virtual que, con todo, mantiene "algunas actividades simbólicas y señeras" como es el nombramiento del Embajador de los Vinos de Moriles, en esta ocasión embajadora, que ha recaído en la consultora turística Bárbara Martínez.


Carmona, que estuvo acompañada por Mª Dolores Amo, vicepresidenta primera de la Diputación de Córdoba; y por Javier Marín, presidente del Consejo Regulador de la DOP Montilla-Moriles, indicó que “este año, la Cata del Vino de Moriles cumple su vigésima segunda edición y la cumple, porque, pese a las circunstancias, estamos aquí, de otra manera, en otro entorno, en otro formato, pero con nuestros vinos y, en esta ocasión, nuestros vinos, gracias a lo 'Virtual', van a estar en todo el mundo”.

Carmona resaltó que “tenemos, este año, las mismas fuerzas, las mismas ganas, solo cambiamos la forma o el modo de celebrar la Cata de los Vinos de Moriles, ya que esta cata presenta nuevo enfoque, nuevo programa más especializado, nuevas ideas, pero la apuesta que hemos hecho, desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento, con el apoyo de diferentes administraciones y el Consejo Regulador, ha sido potente y decidida, porque no teníamos duda de que, de un modo u otro, la Cata se tenía que celebrar”.

En este sentido, la alcaldesa de Moriles explicó que sí han querido mantener como acto presencial el nombramiento de Embajadora de los Vinos, indicando que “dado el carácter virtual que tiene la Cata este año, qué mejor, que nuestra Embajadora sea una persona que se mueve, precisamente, en ese mundo virtual, pero no por ello lejano, al contrario, acerca con su buen hacer el mundo de la gastronomía, el turismo y la enología a miles de personas”.

Así definió a Bárbara Martínez Blanco, consultora en Turismo y Restauración, a la vez que destacó que “es una experta en saber conectar con la gente a través de las redes sociales, a través de lo virtual, dado el gran éxito que tiene su blog, donde vuelca todos sus conocimientos y donde sabemos que, a partir de ahora, tiene un hueco los vinos de Moriles”.

La nueva Embajadora es licenciada en Historia, famosa winelover, amante del vino, y a través de su blog Barbireando lleva a sus miles de seguidores sus numerosas experiencias basadas en la búsqueda incansable de nuevos retos, experiencias, aprendizaje constante y momentos memorables. Además, realiza asesoramiento profesional en hostelería, gastronomía, entrenamiento corporativo y evaluación de servicios.

Un programa completo

En cuanto a las Jornadas Técnicas, estas comenzarán su actividad cada día a las 18.00 de la tarde. Así, tras la ponencia ayer de Producción de uva PX de calidad con distintas técnicas de cultivo, a cargo de Pilar Ramírez Pérez, hoy Juan Manuel León Gutiérrez versará su exposición sobre la Elaboración de Vinos Nuevos con la variedad Pedro XiménezEl domingo 25, profesores como Juan Moreno Vigara, Eduardo Cañete y Juan José Gallego expondrán un trabajo de investigación sobre el desarrollo de Sensores para controlar en tiempo real los procesos de vinificación.

Por su parte, en la tarde del lunes el gerente del Consejo Regulador, Enrique Garrido abordará la planificación a futuro de la D.O. en su conferencia El reto de la Zonificación en la D.O.P. Montilla-Moriles. Asimismo, la experta en suelos de la UCO Mª Carmen del Campillo mostrará el martes, apoyada en la ciencia, las Técnicas de Estudio de Suelos en Montilla-Moriles.

El colofón de la fiesta de las II Jornadas y XXII Cata de Moriles lo pondrá la Estrella Michelin y dos veces Sol Repsol, Kisko García, chef del Restaurante Choco de Córdoba que 'Cocinará con Moriles' para todos un plato inspirado en sus vinos generosos, lo que demuestra que estos vinos también aplican a la alta cocina, andaluza y del mundo.

Por su parte, en Tardes DiVINI –actividad que dará comienzo cada día a partir de las 18.45 de la tarde–contará con la participación de Rocío Márquez, Adolfo Fernández, Mar Galván, Rafa Fdez. Pérez, Carmen Garrobo o Manuel Pimentel, quienes conversarán en torno a los vinos locales.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 24.10.20
Con el objetivo de acabar con el fraude alimentario dentro del sector del vino, la directora General de la Guardia Civil, María Gámez, y el presidente de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV), David Palacios, han firmado esta semana un protocolo general de actuación para impulsar la prevención y la lucha contra estas prácticas delictivas, en defensa de las denominaciones de origen y de los viticultores, bodegas y consumidores.

De esta forma, ambas instituciones buscan trabajar de manera coordinada en aquellas acciones que permitan identificar cualquier tipo de fraude alimentario que se detecte dentro del sector vitivinícola, así como intercambiar información de carácter técnico o interés operativo, que permita mejorar la prevención, además de orientar los servicios y mejorar la eficacia en materia de lucha contra las actividades ilícitas vinculadas al fraude alimentario.

También se establece un canal de comunicación directo con el objeto de facilitar el flujo de información para alertar sobre irregularidades o prácticas fraudulentas de las que pudieran derivar actuaciones por parte de la Guardia Civil; fomentar el diálogo con otras administraciones (principalmente las autonómicas) y representantes del sector afectado.

Por otro lado, ambas instituciones colaborarán en la realización de programas de formación con el objeto de, por una parte, aumentar la eficacia en las actuaciones de la Guardia Civil a través de un mejor conocimiento del sector y, por otra, dar a conocer a CECRV los procedimientos de actuación de dicho Cuerpo en el ámbito del control de la calidad alimentaria, calidad alimentaria diferenciada y producción ecológica.

En concreto, la Guardia Civil tiene asignadas las misiones genéricas de “protección del libre ejercicio de los derechos y libertades, garantizar la seguridad ciudadana”, y la “averiguación del delito y descubrimiento y aseguramiento del delincuente”, y dentro de estas competencias se encuentran la lucha contra las conductas relacionadas con la falsificación, adulteración, venta, etiquetado, comercio o distribución ilegal de productos alimenticios.

Por otro lado, los objetivos de CECRV son representar, gestionar, defender y promocionar los intereses comunes de las denominaciones de origen vitivinícolas; defender y velar por el prestigio de los vinos españoles con denominación de origen, así como contribuir a proteger los derechos de propiedad intelectual ligados a dichas figuras de calidad y promover la lucha contra el fraude en los vinos con calidad diferenciada.

De esta forma, ambas partes comparten el objetivo de la protección de los derechos de los productores (viticultores), elaboradores (bodegas) y consumidores, garantizando el principio general de veracidad y justificación de la información, que figure en el etiquetado de los productos agrarios y alimentarios.

Actuaciones en 2019

Durante el año 2019, la Guardia Civil lideró junto a EUROPOL la Operación OPSON IX, una actuación de alta intensidad desarrollada contra el fraude agroalimentario y con acciones específicas destinadas a la lucha contra la comercialización ilegal del vino. 

Asimismo, en la Operación Isolu fueron detenidas e investigadas 17 personas como supuestos autores de  varios delitos contra los consumidores del mercado, organización criminal, falsedad contable y documental, blanqueo de capitales y estafa por introducir con engaño en el mercado vitivinícola español de primeras materias o productos semielaborados un total de 40,74 toneladas de isoglucosa haciéndola pasar por mosto concentrado o rectificado de uva y 39.755.335 litros absolutos de alcohol haciéndolos pasar por aguardiente de vino. 

En la actuación Chardonnay , la Guardia Civil investigó a una persona e inmovilizó 21.825 botellas de un establecimiento de hostelería en el que se ofrecían a los comensales botellas de vino de las variedades Chardonnay y Tempranillo con indicación de procedencia de dos municipios incluidos en la D.O.P. Somontano sin estar la empresa comercializadora integrada en dicha DOP, ni estar inscrita en el Registro Sanitario Industrial.

La Operación Baco2019 se saldó con10 personas detenidas e investigadas por irregularidades detectadas en la venta de botellas de vino de denominación de Origen Bierzo; mientras que en la actuación Fictor la Guardia Civil detuvo a una persona por irregularidades en el etiquetado de botellas comercializadas por una bodega acogida a DOP Rueda. 

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

23 de octubre de 2020

  • 23.10.20
La situación de crisis sanitaria como consecuencia del Covid-19 no ha supuesto un freno para la celebración de la vigésimo segunda edición de la Cata de Moriles, un evento en torno a los vinos locales de este municipio de la campiña cordobesa que reúne, año tras año, a miles de personas. En un formato novedoso, donde las nuevas tecnologías servirán para acercar a cualquier parto del mundo las bondades de los caldos morilenses, la Cata inaugura hoy esta nueva edición, marcada por su carácter virtual, y que ya ha atraído a cientos de inscritos desde que se abriera el plazo hace unos días.


De este modo, hasta el próximo 28 de octubre, el Ayuntamiento de Moriles y la Asociación de Bodegas de Moriles desarrollan un amplio programa de actividades –que puede consultarse en la web  www.catadelosvinosdemoriles.es– en el marco de esta XXII Cata de los Vinos de Moriles y las II Jornadas Técnicas y Profesionales.

La Casa de la Cultura de Moriles acogerá hoy, a las 13.00 de la tarde, la inauguración de una edición en la que se nombrará a la famosa winelover, consultora de turismo y restauración Bárbara Martínez Blanco como Embajadora de los Vinos de Moriles 2020-2021.

De esta forma, tras el pistoletazo de salida, la Cata de Moriles ofrecerá cada tarde, a partir de las 18.00, una exposición en torno a algún tema interesante para el sector. Así, en el marco de la actividad Hablemos de vino, en la jornada de hoy se tratará Producción de uva PX de calidad con distintas técnicas de cultivo, a cargo de Pilar Ramírez Pérez, doctora en Ingeniería Agrónoma, y coordinadora del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de la Junta de Andalucía.

La programación vespertina de la Cata se complementará con Tarde DiVINA, una iniciativa dirigida a dar a conocer vinos que, en la jornada de hoy estará protagonizada por los vinos Joven Layren de Lagar de Casablanca, Fino en Rama Los Naranjos de El Monte y Dulce PX de Cooperativa San Jerónimo, de la mano del enólogo Miguel Cruz Marqués, en una cata-tertulia con Bárbara Martínez.

Durante la segunda jornada de la XXII Cata de Moriles, el sábado 24 de octubre, el enólogo y técnico del IFAPA de Cabra Juan Manuel León Gutiérrez, abordará en Hablemos de vino la Elaboración de Nuevos Vinos con la Variedad Pedro Ximenez.

Por su parte, la cita de Tarde DiVINA contará con la participación de dos grandes del vino en España como son Mª Isabel Mijares García-Pelayo, escritora, divulgadora y antigua presidenta de la Unión Internacional de Enólogos y Embajadora de los Vinos de Moriles 2018; y Bernardo Lucena Velasco, enólogo de Bodegas Alvear, que intercambiarán pareceres sobre el Joven VerdeSur de Bodegas San Pablo, el Fino Cebolla de El Monte y el PX de la Cooperativa Virgen del Rosario.

La jornada del domingo, los asistentes a esta edición virtual de la Cata podrán hablar de investigación junto al catedrático e investigador de la Universidad de Córdoba (UCO) Juan J. Moreno Vigara; el ingeniero Informático de la UCO Eduardo Cañete Carmona; y el biólogo Juan José Gallego Martínez, que expondrán un trabajo de investigación de primer nivel como es el desarrollo de Sensores para controlar en tiempo real los procesos de vinificación.

La tarde del domingo la harán DiVINA, Miguel A. Villa Cebrián, enólogo y biólogo, y Piedad Fernández Paredes, sumiller y fundadora de la Escuela Internacional de Sumilleres, comentando a dúo lo que le inspiran y sugieren el Vino de Tinaja de San Jerónimo, el Amontillado de Bodegas Doblas y el PX de Bodegas San Pablo.

Retos y futuro de Montilla-Moriles

Por su parte, 
en la tarde del lunes el gerente del Consejo Regulador, Enrique Garrido abordará la planificación a futuro de la D.O. en su conferencia El reto de la Zonificación en la D.O.P. Montilla-Moriles. Asimismo, la experta en suelos de la UCO Mª Carmen del Campillo mostrará el martes, apoyada en la ciencia, las Técnicas de Estudio de Suelos en Montilla-Moriles.

El colofón de la fiesta de las II Jornadas y XXII Cata de Moriles lo pondrá la Estrella Michelin y dos veces Sol Repsol, Kisko García, chef del Restaurante Choco de Córdoba que 'Cocinará con Moriles' para todos un plato inspirado en sus vinos generosos, lo que demuestra que estos vinos también aplican a la alta cocina, andaluza y del mundo.

Por su parte, las últimas citas de Tardes DiVINI contarán con la participación de Rocío Márquez,
Adolfo Fernández, Mar Galván, Rafa Fdez. Pérez, Carmen Garrobo o Manuel Pimentel, que conversarán en torno a los vinos locales, todos ellos disponibles en www.andaluciadevino.com.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


21 de octubre de 2020

  • 21.10.20
La Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) ha reconocido en el marco de sus quintos Premios de Enoturismo "Rutas del Vino de España" al joven emprendedor montillano José Luis Baños, responsable de visitas y eventos en Bodega Viña La Constancia de Jerez de la Frontera, por el "compromiso social" de su proyecto Winable, una iniciativa que busca acercar el mundo del vino a clientes particulares y corporativos a través de "experiencias enoturísticas memorables".


La iniciativa, que nace de la unión de dos palabras inglesas –“wine” (vino) y “able” (capaz)–, consigue reunir la pasión que este joven emprendedor siente por el mundo del vino con su labor como voluntario en Down Jerez Aspanido, un colectivo que fomenta el respeto a las personas con Síndrome de Down y otras capacidades diferentes. 

Así, entre el elenco de personas que trabajan en Winable se encuentran Antonio y Miriam, dos jóvenes con capacidades diferentes que acompañan a un sumiller en las diferentes catas que se desarrollan en el marco de este proyecto enoturístico.

"Estas personas con Síndrome de Down han recibido previamente una formación para prestar un servicio preciso y ejemplar, pues conocen a la perfección el procedimiento de la cata, así como los vinos que se van a servir", detalló el impulsor de Winable, un proyecto que también ofrece visitas privadas a viñedos o actividades tan originales como yoga entre vides o siestas en una bodega, una actividad que tuvo un gran impacto mediático nada más presentarse.

De esta forma, el reconocimiento concedido a José Luis Baños entre las más de 70 candidaturas que han optado a un galardón en esta edición de los premios "Rutas del Vino de España", pone en valor "su labor de impulso del enoturismo y los vinos del Marco de Jerez, uniendo el mundo del vino y la conciencia social, a través de la creación de experiencias enoturísticas memorables". 

"Este proyecto muestra un gran compromiso con la inclusión social y laboral de personas con discapacidad intelectual por su capacidad para comunicar y sensibilizar a la sociedad, rompiendo las barreras en torno a la discapacidad; y por potenciar el desarrollo de las zonas rurales y la economía local, creando experiencias pegadas al viñedo y que muestran la autenticidad de los vinos y el valor de las tradiciones, ayudando en la recuperación de las casas de viñas de la campiña jerezana", indican desde Acevin.


Además de poner en marcha una tienda 'online' en la que poder disfrutar de una amplia gama de vinos del marco jerezano, José Luis Baños también presta asesoramiento enoturístico a pequeñas y medianas bodegas que buscan fomentar las visitas a sus viñedos o a sus instalaciones.

Nacido en Montilla el 7 de diciembre de 1990, José Luis Baños es, hoy por hoy, uno de los grandes innovadores del enoturismo en Andalucía. Ya el pasado mes de mayo, el Consejo Social de la Universidad de Cádiz le concedió uno de los Premios a la Implicación Social, unos galardones que reconocen la labor realizada por organizaciones y empresas en el campo de la responsabilidad social a lo largo de un año, así como de personas que, habiendo estudiado en la UCA, hayan representado mejor el perfil universitario en su profesión o sean un ejemplo de colaboración, solidaridad e implicación social.

En declaraciones a Andalucía Digital, José Luis Baños reconoció sentirse "muy emocionado" por el galardón concedido por la Asociación Española de Ciudades del Vino y aseguró que representa una "inyección de ilusión para seguir apostando por el enoturismo y por la inclusión en el ámbito laboral de personas con capacidades diferentes".

Una iniciativa para la promoción

Los Premios de Enoturismo "Rutas del Vino de España" son una iniciativa de carácter bienal, sin dotación económica pero con la que se persigue reconocer públicamente la labor de empresas y de territorios en el desarrollo y enriquecimiento continuo de la oferta enoturística del país y el esfuerzo desarrollado para ese fin. 

En estos Premios pueden participar todos los establecimientos e instituciones que forman parte del club de producto Rutas del Vino de España y cuya actividad se relacione con el turismo vitivinícola. En esta quinta edición se han presentado un total de 75 propuestas, procedentes de candidaturas de 19 de las 31 Rutas del Vino que integran la marca Rutas del Vino de España. 

De esta forma, el jurado ha reconocido el esfuerzo por parte de todas las Rutas del Vino que han participado en esta convocatoria marcada, sin duda, por los meses de inactividad turística provocada por la crisis sanitaria mundial de la Covid-19. De esa forma, ha querido agradecer a todas el compromiso y la apuesta por seguir formando parte de iniciativas tan relevantes en la promoción de los territorios enoturísticos como estos premios. 

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍAS: DAVID MARTÍN

19 de octubre de 2020

  • 19.10.20
El Consejo Regulador de Vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles ha reconocido a la montillana Mara de Miguel Peláez como la mejor sumiller de los caldos de la comarca cordobesa del año 2020. Esta designación, surgida a propuesta de la Asociación de Sumillers de Córdoba, pretende poner en valor "el compromiso, formación, conocimientos, así como el trabajo y defensa constante de nuestros vinos" por parte de esta periodista y experta en vinos.


Con una extensa trayectoria internacional como catadora de vinos –no en vano ha formado parte del equipo de eventos de organismos oficiales como Houses of Parliament en Reino Unido, DIAGEO, premios BAFTA, la Feria Internacional de Arte PAD o en el International Wine Challenge–, Mara de Miguel recoge ahora el fruto de años de formación y conocimiento en torno a los vinos de Montilla-Moriles. "Es un honor que se me reconozca y se visibilice el trabajo que hago, con mucho gusto, y para el que me sigo formando y catando", explicó a Andalucía Digital la galardonada.

En este sentido, la montillana señaló que, precisamente, su amplia experiencia internacional le ha valido para apreciar aún más "lo que tenemos en casa". "A veces hay que salir fuera y tomar distancia para ser consciente de la verdadera dimensión que tienen los vinos que hacemos en Montilla-Moriles", destacó la sumiller que, asimismo, señaló que este reconocimiento también ha servido para hacer ver "que son muchas las mujeres dentro de esta profesión". 

Precisamente, con el objetivo de poner en valor el papel de la mujer dentro del mundo del vino en Andalucía, Mara de Miguel pretendía desarrollar este año, y con el apoyo de la Diputación de Córdoba, un congreso donde reconocer a estas profesionales. Una iniciativa que, al igual que muchas otras, ha quedado en el tintero como consecuencia de la crisis sanitaria por la covid-19, si bien pretende retomarlo en el futuro.

Una promoción que, por otra parte, la sumiller montillana considera "fundamental" para dar a conocer los vinos de Montilla-Moriles "en un momento en el que, a raíz del confinamiento a nivel mundial, se la gente tiene muchas ganas de probar cosas nuevas".

"Conocer cosas nuevas no es algo estratosférico, sino que muchas veces es volver al origen y, sinceramente, para eso los vinos de Montilla-Moriles necesitan más promoción en las redes sociales, una de las maneras más interesantes hoy en día para divulgar", aseguró esta emprendedora montillana, quien puntualizó que los consumidores "se están abriendo a nuevos sabores y nuevos vinos, con especial relevancia los vinos generosos en el norte de Europa".

Por ello, De Miguel animó a las bodegas del marco a que lleguen al mercado internacional, a la vez que defendió la necesidad de "crear literatura" para que se conozcan los caldos de la DOP cordobesa. "Hace falta más literatura, más videos, más imágenes, más hashtags, para transmitir que tenemos unos vinos fantásticos y que existen", puntualizó la mejor sumiller de Córdoba 2020.


Con estos objetivos, Mara de Miguel acaba de embarcarse en un nuevo proyecto que aúna sus dos pasiones, el periodismo y el vino. We love Montilla-Moriles es una iniciativa "para escribir y contar lo que la prensa generalista no puede dar a conocer, de una manera desenfada y divertida"

"Hasta ahora estos vinos estaban guardados en un cajón como grandes tesoros y, por tanto, los pocos conocían. Lo que pretendemos es sacarlos y darlos a conocer de una manera diferente y atractiva a lo largo de los 17 municipios que conforman el marco de Montilla-Moriles", indicó.

Precisamente, en su afán por seguir educando los paladares, Mara de Miguel se ha reinventado en los últimos tiempos para ofrecer catas y experiencias online para turistas de fuera de España, una agencia de camareros a domicilio para reuniones privadas, o unas salas de reservados para quedar con dos amigos con las nuevas normas de seguridad, para ofrecer lo mejor de la hostelería en esta nueva vida. 

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN


18 de octubre de 2020

  • 18.10.20
La alcaldesa de Moriles, Francisca Carmona, acompañada por la vicepresidenta primera de la Diputación de Córdoba, Mª Dolores Amo, y por el presidente del Consejo Regulador Montilla-Moriles, Javier Martín, presentó la XXII Cata de los Vinos de Moriles, una edición que este año va a celebrarse con carácter virtual. Precisamente ese, Virtual, es el eslogan bajo el que esta cita va a desarrollarse entre el 23 y el 28 de octubre, “con un programa de actividades totalmente novedoso pero sin perder la esencia que caracteriza a este evento”. 


Así lo destacó la alcaldesa del municipio en la presentación de la imagen de esta cata, donde explicó que “aunque las circunstancias que estamos viviendo han hecho que la cata de este año tenga formato virtual, vamos a seguir manteniendo varias actividades, como el nombramiento de Embajador de los Vinos de Moriles, visitas a bodegas y lagares, y posibilidad de que el público pueda adquirir los diferentes vinos de nuestras bodegas a través de una plataforma on line”. 

Carmona expresó que a pesar de estar en un momento complicado, se ha trabajado para adaptar el formato de la cata a la nueva realidad porque "esta crisis ha hecho que nos reformulemos, sobre todo en lo que se refiere a la venta on line de nuestros vinos, porque vamos a estar este año dentro de las casas y de los espacios de los que siempre han querido estar con nosotros”. "El sector del vino está vivo y se va a demostrar en la edición de esta cata, que va a ser muy dinámica y diversa”, subrayó.

Por su parte, la vicepresidenta primera de la Diputación de Córdoba, Mª Dolores Amo señaló que “en Moriles hay grandes valedores y defensores de sus vinos” e indicó que “tanto el Ayuntamiento como los bodegueros han dado un paso adelante para poder llevar a cabo esta nueva edición de la cata, un hecho que se ha conseguido gracias a la unidad del sector y de la apuesta por defender los vinos de Moriles”.

Con respecto al programa de actividades previsto para este año, el próximo 23 de octubre, será la inauguración oficial con el nombramiento de la nueva Embajadora de los Vinos, que este año será la bloguera e influencer Bárbara Martínez. 

A partir de ahí, se van a desarrollar las jornadas técnicas, que aunarán formato on line, con partes presenciales, y en las que se van a tratar temas como, por ejemplo, la presentación del Estudio de investigación de sensores de crecimiento de velo de florNuevos vinos elaborados con la variedad Pedro XiménezEstudio de suelos de calidad en Montilla-Moriles, unas ponencias que estarán seguidas de catas dirigidas, con la participación de expertos enólogos como Miguel Cruz, Isabel Mijares o Manuel Pimente, entre otros. 

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

13 de octubre de 2020

  • 13.10.20
La experiencia y buen hacer recopilados a lo largo de sus setenta años de historia han permitido a Bodegas Galán Portero de Montilla conquistar al jurado de las prestigiosas guías Peñín y Wine Up con su nueva apuesta enológica: Marqués de la Vega 5 Essences, una línea de vinos generosos elaborados con uvas cien por cien Pedro Ximénez. Cinco vinos que, junto a otros más consolidados de esta bodega familiar –como su Pedro Ximénez Marqués de la Vega Solera Fundador y su Pedro Ximénez Marqués de la Vega cosecha 2017–, han superado una valoración de 90 puntos.


"Bodegas Galán Portero ha empezado recientemente a comercializar los generosos que poseía en su botas de roble americano, lanzando una línea de productos llamada 5 Essences que recoge Amontillado, Oloroso, Cream, Palo Cortado y su prestigioso Pedro Ximénez, todos amparados bajo su marca comercial Marqués de la Vega, y para poder analizar su nueva apuesta, quisimos que fueran catados a por estas prestigiosas guías", explicó el gerente de esta bodega familiar, Manuel Galán Espina.

En concreto, la guía editada por Joaquín Parra, Wine Up, que en su decimosexta edición recoge 650 vinos monovarietales elaborados con 63 variedades viníferas diferentes, ha valorado por encima de los 90 puntos la totalidad de la nueva línea lanzada por Bodegas Galán Portero tras la cata a ciegas realizada por el jurado.

En concreto, las puntuaciones obtenidas han sido Pedro Ximénez Marqués de la Vega Solera Fundador, 95.23 puntos; Pedro Ximénez Marqués de la Vega 5 Essences, 93.54 puntos; Palo Cortado Marqués de la Vega 5 Essences, 93.08 puntos; Amontillado Marqués de la Vega 5 Essences, 92.62 puntos; Pedro Ximénez Marqués de la Vega cosecha 2017, 92.15 puntos; Oloroso Marqués de la Vega 5 Essences, 92.00 puntos; y Cream Marqués de la Vega 5 Essences, 91.46 puntos.


Una valoración que pone en valor la calidad de los caldos de esta bodega montillana que, asimismo, ha obtenido el respaldo de los críticos que conforman el jurado de la Guía Peñín –considerado el manual de vino español más completo del mundo–, donde esta bodega familiar del marco Montilla-Moriles obtuvo puntuaciones entre los 89 y los 92 puntos. "La apuesta de esta bodega por los vinos de calidad queda así reflejada en estas guías, muestra de su vocación por impulsar los vinos de la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles", subrayó el gerente de la firma.

Ligados al vino dulce

La historia de Bodegas Galán Portero se remonta a mediados del siglo XX cuando Antonio Galán y Soledad Portero fundaron una pequeña bodega donde, a raíz de los estupendos viñedos de la comarca, elaborar vinos de calidad. Tras una primera etapa dedicada a los vinos finos, marcada por la dificultad, la competencia y las fluctuaciones de precios de estos mercados, Bodegas Galán Portero apostó por elaborar vinos dulces Pedro Ximénez a partir del soleado de la uva hasta la pasificación. 

Una apuesta arriesgada –que hoy gestiona la tercera generación– caracterizada por la calidad, aprovechando que el terreno, el clima, y sobre todo una variedad de uva que se presta de manera única a elaborar el vino enseña de esta bodega montillana.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

9 de octubre de 2020

  • 9.10.20
La Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja-Córdoba) celebró en las instalaciones de la Cooperativa de Nuestra Señora de la Aurora de Montilla la sectorial de viñedo tras la finalización de la campaña en el marco de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, donde se informó que la caída de las ventas está siendo de aproximadamente un doce por ciento. Una caída que la organización agraria achaca a la "incertidumbre" generada por la crisis de la covid, si bien destaca que se aleja del 30 por ciento previsto al inicio de la campaña.


En este sentido, el presidente de la sectorial Juan Manuel Centella subrayó que “el motivo de la bajada de precios es la incertidumbre que vivimos, teniendo en cuenta que la previsión de mercado que se hizo era muy pesimista, provocando que haya bajado el importe de la uva”. En cuanto al desarrollo de la campaña, Centella destacó que “los grados y la calidad de la uva ha sido muy buena, aunque la producción ha sido menor”.

En concreto, la cosecha de uva blanca ha sido un 10 por ciento menor que la campaña anterior, que ya había sido baja, pasando de los 38,8 millones de kilos de uva blanca a los 35,9 millones de kilos actuales. Una reducción que desde la sectorial achacan a la sequía del año pasado y las lluvias de primavera que pudieron afectar a la floración.

Por su parte, el descenso de la uva tinta ha sido aún mayor, con una producción de dos millones de kilos, un 40 por ciento menos que los 3,5 millones de kilos de la campaña pasada. "Cabe destacar que la situación de la tinta en la zona es de cada vez menos superficie y menos producción", apostilló la organización agraria.

Por tanto, la sectorial mostró su preocupación por la disminución de la producción, sumado a bajada de precios de un 15 por ciento con importes de 0,34-0,39 euros el kilo de uva en relación con la campaña anterior, que fue de 0,42 euros el kilo.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos