:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas

4 de noviembre de 2018

  • 4.11.18
El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, defendió ayer la necesidad de mantener e incrementar la calidad de los productos agroalimentarios amparados por las distintas denominaciones de Origen de la provincia de Córdoba "para seguir conquistando nuevos mercados".



En este sentido, el responsable provincial de Agricultura recordó que las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) se han convertido en una herramienta "imprescindible" para que el consumidor "pueda diferenciar ese plus de calidad de estos productos". Para Francisco Zurera, "las DOP son herramientas de diferenciación, basadas en la calidad de los productos agroalimentarios", de ahí que abogara por "seguir trabajando en esa línea".

Una apuesta que, según señaló, permitirá avanzar en uno de los principales retos de las DOP cordobesas: la ampliación de mercados. Un objetivo que, para el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, debe basarse en la ampliación de los estándares de calidad de los productos y "en la búsqueda de esa diferenciación que se logra con actividades como la producción ecológica".

En la provincia de Córdoba hay siete DOP: cuatro que protegen el aceite de oliva virgen extra (Lucena, Baena, Montoro-Adamuz y Priego de Córdoba); una que ampara productos ibéricos (Los Pedroches), otra vínica (Montilla-Moriles) y una última de Vinagre de Montilla-Moriles –estas dos últimas comparten Consejo Regulador–.

"Los productos agroalimentarios de Córdoba cuentan con una calidad contrastada, fruto de siglos de saber hacer. Esta excelencia se ha visto reconocida a través de las figuras de calidad, que vienen a proteger y a fortalecer las especificidades de alimentos", resaltó Zurera, quien se mostró convencido de que "estos productos de calidad contribuyen a que el nombre de Córdoba se conozca y se reconozca internacionalmente, ya que actúan como embajadores de la provincia".

Exhibición de Cortadores de Jamón

Las declaraciones de Francisco Zurera se produjeron en el Centro de Arte Contemporáneo y Vino (Envidarte), en el marco de una mesa redonda previa a la Exhibición de Cortadores de Jamón "Ciudad de Montilla" que tendrá lugar hoy en la localidad de la Campiña Sur.



El coloquio, que sirvió para poner sobre la mesa los principales retos de las DOP cordobesas, contó con la participación del alcalde de Montilla, Rafael Llamas; del gerente del Consejo Regulador de la DOP Montilla-Moriles, Enrique Garrido; del secretario del Consejo de la DOP Los Pedroches, Juan Luis Ortiz y del gerente de Bodegas Robles, Francisco Robles. Todos ellos estuvieron acompañados del solista de Danza Invisible, Javier Ojeda, así como de Manuel Bellido y Jesús Vigorra, periodistas de Canal Sur.

"Hay que ayudar a que se difundan estas DOP porque sus productos tienen una gran calidad y no siempre son bien vendidos, como ocurría en los años ochenta con los productos cárnicos de Los Pedroches", recordó Jesús Vigorra, toda vez que el alcalde de Montilla defendió la necesidad de hacer de las potencialidades de cada territorio, recogidas a través de las DOP, "una herramienta que evite el despoblamiento de las zonas rurales".

Tras la jornada técnica en torno a las DOP de Los Pedroches y de Montilla-Moriles celebrada ayer, la Exhibición de Cortadores de Jamón "Ciudad de Montilla" abrirá hoy sus puertas al público, a partir de las 12.30 del mediodía en Envidarte, para mostrar la maestría de seis cortadores profesionales que han sido reconocidos como los mejores de España entre los años 2009 y 2014: Francisco Robles, Florentino Mateos, Anselmo Pérez, David Lavado, Jesús García y José Manuel Hidalgo.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR / I. TÉLLEZ

28 de octubre de 2018

  • 28.10.18
El IES Emilio Canalejo Olmeda de Montilla, que el pasado mes de julio puso en marcha el proyecto de investigación Montilla-Moriles, el resurgir junto con sus alumnos del Grado Superior de Viticultura, dará a conocer los seis vinos nacidos de la mano de esta iniciativa a lo largo del mes de diciembre. El centro educativo, en colaboración con las bodegas participantes, sacará al mercado un total de 300 botellas de cada uno de estos caldos que se comercializarán a través del Grupo Piedra.



Antes de la salida al mercado de los nuevos vinos, los profesores del Departamento de Alimentaria del centro educativo y las firmas colaboradoras –Bodegas Robles, Alvear, El Monte, Doblas Martos y Bodegas del Pino– centraron su última reunión de coordinación en el diseño del embotellado y etiquetado que llevarán estas botellas con el objetivo de hacerlas atractivas al público y favorecer el consumo de los vinos de Montilla-Moriles, uno de los objetivos de este proyecto de investigación.

"A pesar de que la zona es una joya natural para la viticultura, nos encontramos con el problema de que se vende demasiado vino a granel y que son vinos difíciles de beber, por eso queremos captar a los jóvenes con vinos innovadores y, de ese modo, potenciar su comercialización", explicó el profesor de Industrias Alimentarias e impulsor del proyecto, Juan José Gallego, sobre los objetivos de esta iniciativa.

De esta forma, el proyecto Montilla-Moriles, el resurgir –que se desarrolla gracias al apoyo económico de la Fundación Bankia y de FP Empresas en el marco del programa Dualiza– ha contemplado la elaboración de nuevos tipos de vinos en consonancia con las demandas de los consumidores, un objetivo al que se han sumado, además, el Consejo Regulador Montilla-Moriles, el Grupo Piedra y la Universidad de Córdoba.

En concreto la primera de las líneas de investigación desarrolladas ha abordado la producción de vino blanco gasificado ecológico y vinagre ecológico de vino fino, en colaboración con Bodegas Robles. La segunda línea, en la que colabora Bodegas El Monte, ha elaborado un vino con diversas variedades de uva.

Por su parte Bodegas Doblas Martos ha colaborado en la comparación organoléptica de vinos elaborados a partir de viñas en vaso y espaldera. La cuarta línea de investigación, en la que participa Bodegas del Pino, ha criado un vino blanco sobre lías finas, mientras que con el apoyo de Bodegas Alvear, en una quinta línea, se ha trabajado en la elaboración de un vino natural procedente de viñas a distintas altitudes.

"El lanzamiento de estos vinos está garantizado gracias a Grupo Piedra, entidad que también colabora en el proyecto, en cuyos establecimientos será posible encontrar los nuevos vinos producidos dentro de las diferentes líneas de investigación puestas en marcha", han explicado desde el IES Emilio Canalejo Olmeda.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

23 de octubre de 2018

  • 23.10.18
La próxima edición de la Cata del Vino Montilla-Moriles estará dedicada a San Juan de Ávila, coincidiendo con el 450 aniversario de su muerte, que se conmemorará el 10 de mayo de 2019. Así lo anunció ayer el presidente del Consejo Regulador, Javier Martín, quien aseguró que la iniciativa se enmarca en el proyecto del Obispado de Córdoba que tiene por objeto llevar la vida y obra del asceta manchego "a todo el mundo".



Por su parte, el alcalde de la localidad, Rafael Llamas, recordó que San Juan de Ávila será nombrado Hijo Adoptivo de Montilla después de que el pasado 10 de mayo acordara abrir el expediente administrativo que permitirá, conforme al Reglamento de Honores y Distinciones del Ayuntamiento, reconocer al último Doctor de la Iglesia universal.

A juicio del primer edil montillano, la iniciativa del Consejo Regulador de dedicar la próxima Cata del Vino a San Juan de Ávila "viene a sumar nuevos impulsos a todas estas actuaciones que buscan en el enoturismo y en el turismo religioso el desarrollo del turismo de interior en la ciudad".

Para Rafael Llamas, "reconocer la influencia del Maestro Ávila en el pensamiento actual y poner en evidencia que Montilla ejerció de núcleo de difusión de dicho pensamiento es un valor del patrimonio cultural e histórico de Montilla que estamos obligados a conservar y difundir y que, con ocasión de la conmemoración el próximo año del 450 aniversario de la muerte en nuestra ciudad de San Juan de Ávila, va a otorgar a Montilla una oportunidad única para darse a conocer al exterior y propiciar la llegada de visitantes".

A su vez, el primer edil montillano destacó que “la prolongada residencia en Montilla de San Juan de Ávila deja constancia del peso espiritual e intelectual ejercido desde esta ciudad a la hora de comprender el pensamiento europeo marcado por los fenómenos de la Reforma luterana y la Contrarreforma católica puesta en marcha por el Concilio de Trento, en cuyo contexto, la obra del Maestro Ávila es clave”.

Una figura fundamental del Siglo de Oro

San Juan de Ávila fue fundador de centros de Teología y Humanidades en Baeza, Granada y Córdoba, así como de varios colegios en Jerez, Priego, Montilla, Úbeda, Sevilla, Alcalá de Guadaira, Palma del Río y Écija. Sus reliquias presiden el altar de La Encarnación, una iglesia situada en la calle Corredera cuya construcción comenzó en 1726 y que, por diversos avatares históricos, no fue concluida hasta 1944.

Orientador espiritual de San Francisco de Borja, San Ignacio de Loyola, Santa Teresa de Jesús y Fray Luis de Granada, este montillano adoptivo preparó escritos y memoriales para los concilios de Trento y Toledo, contribuyendo en gran medida a la posición preeminente que ostentó la localidad durante el Siglo de Oro.

El 7 de octubre de 2012, el Papa Benedicto XVI proclamó Doctor de la Iglesia Universal a San Juan de Ávila. Dos minutos antes de que el reloj de la plaza de San Pedro marcara la diez de la mañana, el Sumo Pontífice reconoció el doctorado del asceta manchego, que nació en Almodóvar del Campo el 6 de enero de 1500, ante la presencia de decenas de montillanos que se desplazaron hasta Roma para presenciar en directo este acontecimiento histórico. Con esa proclamación, San Juan de Ávila se unía a otros grandes doctores de la Iglesia nacidos en España como San Isidoro de Sevilla (560-636), Santa Teresa de Jesús (1515-1582) y San Juan de la Cruz (1542-1591).

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


  • 23.10.18
La paulatina pérdida de viñedo que afecta a la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles centró ayer parte de la reunión que mantuvo el Consejo Regulador con el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, y con el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, quienes abogaron por "asegurar la sostenibilidad del sector a corto plazo", favoreciendo la reestructuración de los viñedos más antiguos y fomentando el cultivo de nuevas vides.



En ese sentido, Zurera adelantó que se creará un "grupo de trabajo" para trasladar esta reivindicación del sector al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y a la Unión Europea, dado que en la actualidad, "muchos agricultores jóvenes no pueden plantar nuevos viñedos aunque lo deseen".

Los últimos datos facilitados por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural constatan que la DOP Montilla-Moriles cuenta en la actualidad con 4.890 hectáreas de vid repartidas entre los 17 municipios que forman parte del Consejo Regulador, una cifra muy alejada de las cerca de 23.000 hectáreas que se computaban a primeros de la pasada década de los ochenta o de las 17.000 que se contabilizaban en el marco vitivinícola cordobés al inicio de los noventa.

“El reto que nos hemos marcado entre todos es el de frenar el arranque de viñedo en Montilla-Moriles”, destacó Francisco Zurera, quien añadió que el marco vitivinícola cordobés “no se puede permitir la pérdida de más derechos de plantación ni de más cepas para asegurar el futuro del sector”.

"Montilla-Moriles ha tocado fondo y ahora debe ir creciendo por encima de esas 4.890 hectáreas, pero para eso existen trabas y dificultades que tenemos que salvar", reconoció el delegado territorial de Agricultura, quien defendió la necesidad de "garantizar la sostenibilidad del sector desde todos sus ámbitos: tanto para el viticultor, como para las bodegas y las cooperativas".

En similares términos se manifestó el presidente del Consejo Regulador, Javier Martín, quien reclamó la aplicación de alguna "solución administrativa" para aquellos agricultores que desean plantar nuevos viñedos en la comarca, dando así continuidad a un sector "fundamental" para la zona Montilla-Moriles.

"El hecho de que se quieran plantar viñas pone de manifiesto que los agricultores apuestan por el cultivo tradicional de la zona", subrayó Martín, quien hizo hincapié en que "las bodegas están haciendo un esfuerzo importante de promoción, lo que está permitiendo exportar a unos precios que hasta hace unos años eran imposibles".

Con respecto al balance de la última vendimia –que, como adelantó este periódico, cerró con un aforo final de 44 millones de kilos de uva blanca–, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, mostró su satisfacción por el incremento de producción en un 30 por ciento, lo que, a su juicio, "repercutirá directamente en la economía de la comarca". Según el primer edil montillano, "esta mayor producción es una muy buena noticia para todas las familias que viven de la vid y del vino".

J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

21 de octubre de 2018

  • 21.10.18
La Casa de la Mora de Lucena acogió este viernes la celebración de la II Jornada de Turismo Agroindustrial, una actividad promovida por el Ayuntamiento de Lucena, en colaboración con la Ruta del Vino Montilla-Moriles, que sirvió para poner en valor las posibilidades que el turismo ligado a este tipo de recursos ofrece en la provincia de Córdoba, además de conocer algunas experiencias de éxito en el sector.



Durante la jornada, el delegado de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Alcalde, destacó la apuesta que desde la Consejería de Turismo y Deporte se ha realizado a todo el subsector productivo del turismo agroindustrial en general, y del oleoturismo y el enoturismo del Sur de Córdoba en particular, a través de iniciativas como la Guía de Turismo Industrial de la provincia de Córdoba publicada a finales del año 2016 por Turismo Andaluz.

Para el delegado estos elementos configuran "una oferta turística cada vez más atractiva", de manera que, por ejemplo, según los datos de los últimos años de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), se viene traduciendo la misma en una demanda de más 20.000 visitantes anuales en el conjunto de la Ruta del Vino de Montilla-Moriles.

"Estas jornadas de trabajo con empresarios, entidades públicas y privadas y profesionales de diferentes subsectores productivos agroindustriales sin duda podrán servir también para concienciarnos de la necesidad de trabajar en red, mediante estrategias de colaboración público-privada y también de carácter interempresarial que dejen atrás las iniciativas aisladas", señaló el delegado.

Además, insistió en que solo aunando esfuerzos de todos los subsectores productivos y empresariales de la comarca pueden alcanzarse retos importantes, considerando en cualquier caso que todos ellos no son competidores entre sí, sino complementarios y enriquecedores del conjunto de la oferta.

Por último, el delegado confío en que esta iniciativa permita "mejorar las estrategias de actuación" de cara al futuro. "Tenemos recursos materiales y humanos y productos turísticos de partida para mejorar nuestro posicionamiento en el mercado, pero aún hemos de introducir iniciativas y mejoras más creativas, más sostenibles y más atentas al comportamiento de la demanda", sostuvo Alcalde

Experiencias desde el origen

Por su parte, el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, incidió en la idea de que en Córdoba dispone de un patrimonio agroindustrial "de primera magnitud, fruto de nuestra tradición alimentaria". Por ello, para Zurera "es necesario reivindicar nuestro patrimonio vitícola y enológico, una arquitectura y un paisaje ligado a siglos de saber-hacer, un proceso realizado con mimo que ha producido unos vinos únicos, naturales, diversos que son la bandera de la zona Montilla-Moriles".

Asimismo, Zurera señaló que hoy en día el consumidor de vino desea sumergirse en esta tradición, conocer más, informarse del proceso completo, y contextualizar el producto. "No es suficiente beber una copa de nuestros vinos, sino que el consumidor demanda la experiencia. Y desde la provincia tenemos que poner todas las facilidades para que esa experiencia deseada se traduzca en conocer la tierra donde se producen estos vinos", sostuvo Zurera.

Por eso, el delegado de Agricultura agradeció la labor que realiza la Ruta del Vino Montilla-Moriles, que desde 2001 realiza una apuesta decidida por la comarca, apoyada por Acevin y que pone en valor un marco que como bien reza su lema es Mucho más que vino.

Por último, Zurera remarcó que Córdoba está "ante un apasionante reto: potenciar el enoturismo y el turismo agroindustrial en una comarca y en una provincia que tiene un pasado, un presente y un futuro excepcionales en este ámbito".

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

20 de octubre de 2018

  • 20.10.18
La zona Montilla-Moriles estará representada en la cuarta edición de los Premios de Enoturismo "Rutas del Vino de España", unos galardones que han sido convocados por la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y por Turespaña. Y lo estará por partida triple, gracias a las menciones especiales que recibirán la Taberna La Montillana –en la categoría de Mejor Oferta Gastronómica– y la propia ciudad de Montilla –como Mejor Municipio Enoturístico– y, sobre todo, por el Premio al Mérito Enoturístico que ha recaído en la docente y empresaria montillana Rafaela Mármol Luque, promotora y propietaria de Finca Buytrón.



"Se trata de un reconocimiento extraordinario para esta emprendedora montillana que ha revolucionado el enoturismo en nuestra comarca con una oferta de calidad y muy vinculada a nuestro territorio", subrayó el alcalde de la localidad, Rafael Llamas quien, en declaraciones a Montilla Digital, valoró positivamente la trayectoria de Rafaela Mármol al frente de este alojamiento rural situado a tres kilómetros de Montilla, en pleno corazón geográfico de Andalucía.

Tal y como destacó Llamas, que preside además la Ruta del Vino Montilla-Moriles, el jurado de los IV Premios de Enoturismo "Rutas del Vino de España" ha reconocido la "pasión y entrega a la cultura del vino" y a la propia Ruta del Vino Montilla-Moriles de esta docente montillana que regenta un establecimiento con más de tres lustros de historia que viene desarrollando numerosas catas dirigidas de vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla Moriles, así como talleres de vendimia y cata en los viñedos que rodean la finca, que fue la primera propiedad que los Marqueses de Priego cedieron en el siglo XVI a uno de sus administradores, el licenciado Luis de Buytrón.

"Estos galardones reconocen la defensa que Rafaela Mármol siempre ha hecho de los valores de su tierra, de sus vinos y de su gastronomía, así como su excelente disposición para colaborar en toda clase de iniciativas a favor del desarrollo local", destacó el alcalde de Montilla, quien hizo hincapié en que la "trayectoria vital y profesional" de la responsable de Finca Buytrón "reivindica y refuerza el papel de la mujer, tanto en el mundo empresarial, como en el mundo del vino y del enoturismo".

Asimismo, el jurado de Acevin y Turespaña –que en 2016 distinguieron a Bodegas Robles como la iniciativa empresarial a nivel nacional con mayor compromiso social y medioambiental– ha concedido dos menciones especiales en el marco de estos galardones que pretenden reconocer el esfuerzo por enriquecer el sector enoturístico español: la primera de ellas, para la Taberna La Montillana –en la categoría de Mejor Oferta Gastronómica– y la otra, para la ciudad de Montilla como Mejor Municipio Enoturístico –cuyo galardón principal ha recaído en la localidad pontevedresa de Cambados, municipio invitado en la última Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles–.

"El vino representa una gran oportunidad para potenciar el turismo en toda la zona Montilla-Moriles y no podemos desaprovecharla", recordó Rafael Llamas, quien hizo hincapié en que "el futuro de Montilla y de todos los municipios colindantes pasa inexcusablemente por el futuro del vino, aunque maridado o vinculado con su patrimonio histórico y cultural y con las empresas que generan riqueza en nuestro territorio".



El regidor montillano animó a los municipios y a las empresas que forman parte de la Ruta del Vino Montilla-Moriles a "trabajar de manera conjunta para que esta iniciativa se convierta en una herramienta para el desarrollo económico de la zona", de ahí que defendiera la necesidad de "sumar la iniciativa privada con las actuaciones que se desarrollen desde las distintas administraciones implicadas en este proyecto" para potenciar la actividad turística en la comarca vitivinícola cordobesa.

106 candidaturas presentadas

Los IV Premios de Enoturismo "Rutas del Vino de España" han contado en esta edición con 106 candidaturas en las diferentes categorías. En este sentido, el jurado reconoció ayer la dificultad a la hora de la elección, debido a la extraordinaria calidad de estas propuestas, lo que muestra, al mismo tiempo "el grado de innovación y dinamismo que está viviendo el sector del enoturismo español en general, y los destinos y empresas del club de producto Rutas del Vino de España, en particular".

Los Premios de Enoturismo "Rutas del Vino de España" no tienen dotación económica y en ellos pueden participar todos los establecimientos e instituciones que forman parte del club de producto Rutas del Vino de España, siempre que su actividad se relacione con el turismo enológico. Con ellos se persigue condecorar y reconocer públicamente la labor de empresas y de territorios "en el desarrollo y enriquecimiento continuo de la oferta enoturística y el esfuerzo desarrollado para ese fin".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

17 de octubre de 2018

  • 17.10.18
El marco Montilla-Moriles ha dado por finalizada la vendimia 2018 con un aforo final de 44 millones de kilos de uva blanca, una producción que representa un incremento del 30 por ciento con respecto a la cosecha registrada el pasado año. Así lo dio a conocer ayer la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja-Córdoba), que destacó que la calidad del fruto recolectado durante esta campaña ha sido "excelente" pese a las inclemencias meteorológicas que se han dejado notar en la comarca vitivinícola.



En los últimos tiempos, la campaña más productiva fue la del 2003, con 86,1 millones de kilos de uva, una cosecha que permitió elaborar 14,5 millones de litros de vino, de los que 1,5 millones correspondieron a la variedad Pedro Ximénez y 507.000 litros a vinos jóvenes. Desde entonces, el aforo hecho público por el Consejo Regulador sitúa en 2012 la peor cosecha de la última década, cuando cooperativas y bodegas apenas molturaron 27,6 millones de kilos.

Como viene siendo habitual en los últimos años, la recolección mecánica de las primeras variedades de uva blanca, ideales para la elaboración de vinos jóvenes sin crianza, volvió a marcar el pasado 8 de agosto el inicio de la vendimia en Montilla-Moriles, la más temprana de la Europa continental. El pasado año, la vendimia arrancó el 19 de julio, con dos semanas de adelanto con respecto al inicio de la recolección del 2016, que comenzó el 3 de agosto.

“Este año empezamos en las fechas habituales, aunque tal vez con dos o tres días de retraso”, reconoció el presidente de la Sectorial de Viña de Asaja-Córdoba, Juan Manuel Centella, uno de los promotores de la recolección mecanizada, una modalidad de trabajo que ha cumplido catorce años en la zona Montilla-Moriles y que permite cosechar una gran cantidad de fruto a salvo de las elevadas temperaturas que se registran en la Campiña Sur cordobesa en las horas centrales de la mañana.

En esta campaña, la tardía maduración de la uva tras una primavera muy lluviosa y un mes de julio anormalmente fresco propiciaron que la recolección de la uva se desarrollara, como es tradicional en el marco Montilla-Moriles, entre los meses de agosto y septiembre. Ello ha posibilitado también incrementar en un 30 por ciento la cantidad de fruto recolectado.

En lo que respecta a las variedades de uva tinta, la producción ha sido este año "similar a la campaña anterior", en torno a los 3,5 millones de kilos de uva, una cantidad que Asaja-Córdoba calificó ayer de "baja" debido fundamentalmente al arranque de estas variedades en la zona.

Sobre los precios a los que se ha pagado el kilo de uva, Asaja-Córdoba detalló ayer que las bodegas han liquidado en torno a 0,42 euros el kilo de fruto, toda vez que las cooperativas pagaron por la uva de la campaña anterior unos 0,63 euros.

Un sector emblemático

El marco Montilla-Moriles cuenta en la actualidad con algo más de 2.000 viticultores inscritos y con una superficie de viñedo que alcanza las 4.890 hectáreas inscritas en la Denominación de Origen Protegida (DOP), un tercio de ellas ubicadas en la Zona de Calidad Superior. A finales de la década de los setenta, Montilla-Moriles llegó a tener casi 20.000 hectáreas de viñedo y tras el importante arranque de cepas que tuvo lugar en los años ochenta y noventa, la superficie se ha estabilizado prácticamente en la última década.

En la actualidad, la DOP Montilla-Moriles engloba 18 municipios. De este modo, las localidades que conforman la Zona de Producción son Montilla, Moriles, Doña Mencía, Montalbán, Monturque, Nueva Carteya y Puente Genil, así como parte de los términos municipales de Aguilar de la Frontera, Baena, Cabra, Castro del Río, Espejo, Fernán-Núñez, La Rambla, Lucena, Montemayor y Santaella. La Zona de Crianza se completa, además, con el núcleo urbano de Córdoba capital.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


15 de octubre de 2018

  • 15.10.18
La Casa de los Mora, en Lucena, acogerá el próximo viernes la II Jornada de Turismo Agroindustrial, una actividad promovida por el Ayuntamiento de Lucena, en colaboración con la Ruta del Vino Montilla-Moriles, que pretende indagar en las posibilidades que ofrece el sector turístico a las agroindustrias cordobesas mediante el estudio de diversos casos de éxito en esta materia.



La delegada de Turismo de la Diputación, Carmen Gómez, recordó que esta iniciativa “se enmarca en el programa de subvenciones del Patronato de Turismo para proyectos de promoción turística en los municipios, en este caso se enmarca en el Plan Integral de Turismo de Lucena en su apartado gastronómico”.

Gómez destacó que la jornada “pretende poner de manifiesto la importancia de este turismo y trasladar a los empresarios lucentinos las oportunidades que se pueden derivar de él para hacer un turismo más competitivo vinculándolo de manera creativa al turismo cultural, la música, el teatro...”.

Por su parte, el concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Lucena, Lucas Gómez, recordó que la jornada seguirá como metodología el análisis de casos de éxito empresarial en el ámbito de la agroindustria. En este sentido, se estudiarán los casos de varias bodegas como Gramona (Penedés), Bodega Otazu (Navarra), HGA Bodegas y Viñedos de Altura (Ribeira Sacra) o del Complejo Agroturístico de Reciegos (Asturias).

Por otro lado, el presidente de la Ruta del Vino Montilla-Moriles, Rafael Llamas, hizo un llamamiento a la participación del sector profesional y destacó la importancia de las ponencias sobre el papel del sector agroindustrial en el desarrollo de los destinos turísticos, que correrán a cargo de José Calixto, presidente de la Red Europea de Ciudades del Vino, y Jorge Delgado, presidente del Centro de Iniciativas Turísticas de la Subbética.

Además, el programa contempla una cata dirigida de licores de Destilerías Duende con degustación de dulces sefardíes y, por la noche, un espectáculo llamado La sinestesia del vino: 400 años de ciudad, una actividad músico-teatral con maridaje gastronómico y enológico que se realizará en el Auditorio Municipal de Lucena y cuyas entradas se pueden adquirir al precio de 20,00 euros en www.lucenaentradas.com y en la Biblioteca Pública Municipal de Lucena. La inscripción en las jornadas se puede realizar en www.turlucena.com y en www.turismoyvino.es.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

8 de octubre de 2018

  • 8.10.18
La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha publicado una nueva orden de ayudas a los consejos reguladores de las denominaciones de calidad que contempla dos líneas de subvenciones: la dirigida a la acreditación de los órganos de control de los consejos reguladores, o su integración en órganos de control creados a iniciativa de varios consejos reguladores, y la de ayudas a la mejora de la gestión de los consejos reguladores.



El importe total destinado a estas actuaciones es de 300.000 euros, que se financiarán en su totalidad con fondos propios de la Junta de Andalucía. Las ayudas oscilarán entre los 8.000 y los 12.000 euros, según las distintas convocatorias, y los destinatarios de las mismas son los consejos reguladores andaluces.

La elaboración del nuevo texto normativo ha tenido desde sus orígenes vocación de consenso, promoviendo la participación de los consejos como verdaderos actores y bien conocedores de las necesidades de las figuras de calidad. El plazo de presentación de solicitudes concluye el 19 de octubre.

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha enfatizado en la importancia de estas figuras de calidad "que contribuyen a la mejor imagen de la producción agroindustrial de Andalucía al avalar a productos de calidad diferenciada muy apreciados en los mercados más exigentes, al tiempo que permiten generar riqueza y mantener nuestros pueblos vivos".

Andalucía es la comunidad autónoma española con mayor numero de denominaciones de calidad, con un total de 61, de las que 30 son DOP y 31 IGP. La Junta de Andalucía apoya a éstas a través de distintas líneas entre las que destaca el Plan de Promoción Agroalimentaria que ejecuta la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, así como a través de los planes de promoción de los consejos reguladores, que en las últimas dos convocatorias han sumado más de 3,3 millones de euros.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

7 de octubre de 2018

  • 7.10.18
Bodegas Robles ha logrado una medalla de oro en la tercera edición del Concurso Internacional de Vinagres Vinavin 'Premio Diputación de Córdoba', gracias a su Piedra Luenga Bio, elaborado con uvas de la variedad Pedro Ximénez. El Palacio de la Merced acogió el acto de presentación de la Guía Vinavin de Vinagres, que recoge las características principales de los 80 participantes en este certamen que se va consolidando con el paso de los años.



El delegado de Agricultura y Caminos Rurales de la institución provincial, Francisco Ángel Sánchez, explicó que “la publicación de esta Guía es fruto de la colaboración entre Vinavin y esta Delegación, un trabajo conjunto que busca la promoción de nuestros productos, en este caso un vinagre de gran calidad y que se presenta como el gran desconocido”.

Sánchez abundó en el doble fin que se persigue y que “no es otro que incidir en el ámbito específico de la producción y los productos, además de asumir el reto de llegar al consumidor”. Para Sánchez, “esta Guía busca servir de recopilación de todos los sabores y aromas, viajando por ellos y mostrarlos no sólo a nivel provincial, sino nacional e internacional, haciendo especial hincapié en los vinagres incluidos en las DOP cordobesas y andaluzas”.

El responsable de Agricultura y Caminos Rurales de la Diputación de Córdoba hizo referencia a las propiedades de este producto, afirmando que “el vinagre es una joya organoléptica que debe ser vista más como un producto que como un subproducto, porque está elaborado con los mejores vinos de las bodegas para obtener las mejores sensaciones en nariz y en boca”.

A modo de conclusión, Sánchez recordó que “entre los objetivos marcados por la institución provincial se encuentra el de promocionar y apoyar nuestros productos, más aún cuando nos encontramos ante productos singulares y de gran calidad, como nuestros vinagres”.

Los participantes en el III Concurso Internacional fueron en su mayoría del territorio nacional, en especial cordobeses, proviniendo el resto de Italia, Portugal, China, Japón y Francia, lo que ha dotado a este galardón de un marcado carácter internacional.

Obtuvieron el Oro-Premio Especial Diputación los vinagres comercializados bajo la marca Balsámico PX Reserva 12 Años, de Único Vinagres y Salsas (Doña Mencía) y Vinagre Balsámico Rosé, de Gallo Worldwide (Lisboa). Además de Bodegas Robles, resultaron reconocidas con Oro otras firmas cordobesas, a saber, Chiachio de Cabra; Bodegas Delgado de Puente Genil; Toro Albalá de Aguilar de la Frontera; Luque Ecológico de Castro del Río y la Cooperativa La Aurora de Montilla.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

1 de octubre de 2018

  • 1.10.18
De la mano de Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior, Bodegas Robles ha participado en el certamen Wine Complex de la ciudad japonesa Kanazawa, una cita que ha reunido a un total de 154 profesionales del sector de la restauración y la hostelería y agentes minoristas japoneses con el objetivo de dar a conocer la calidad de los vinos de 16 marcas andaluzas.



El objetivo de esta actividad ha sido promocionar el consumo de vinos andaluces en el mercado nipón y favorecer el cierre de acuerdos comerciales entre los agentes japoneses y las bodegas andaluzas ya presentes en el mercado. Según los datos de Extenda, las exportaciones andaluzas de vino al mundo se han incrementado un 18,3 por ciento en menos de una década.

El organizador del evento comercial ha sido Tokyo Wine Complex, una asociación destinada a promocionar vinos, tanto japoneses como extranjeros, y que organiza diferentes eventos vitivinícolas donde se cita todo el sector profesional nacional, desde importadores, a distribuidores y minoristas, hasta periodistas especializados del sector.

Precisamente, en su objetivo de acercar sus vinos al mercado nipón, Bodegas Robles lanzó hace un año su proyecto Japón descubre Bajoflor, dirigido a promocionar y difundir sus productos en este mercado asiático, a la vez que persigue una redefinición de su estrategia para acercar la cultura del vino a las costumbres japonesas.

La familia Robles se ha dedicado en Montilla a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación toma el relevo en la bodega e instaura el desarrollo sostenible como eje estratégico de la bodega. A partir de ese momento, se ponen en marcha diversos proyectos de investigación con el objeto de establecer los principios del manejo del viñedo ecológico con cubierta vegetal; la elaboración de vinos generosos ecológicos que expresen la identidad de la tierra y la variedad de la uva.

Desde finales del siglo XX, Bodegas Robles se ha caracterizado por su apuesta por un proceso ecológico, siendo a día de hoy la primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos.



Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así,en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica.

Vino andaluz en el mundo

Las exportaciones de vino andaluz al mundo crecieron un 18,3 por ciento en menos de una década (2009-2017), hasta alcanzar los 117 millones de euros en 2017. El sector suma 112 millones al superávit de Andalucía y presenta una importante tasa de cobertura del 2.231 por ciento, lo que significa que las exportaciones multiplican por 22 a las importaciones.

Esto es gracias al esfuerzo de las empresas andaluzas. De esta forma, la cifra de exportadoras ha crecido un 43 por ciento (de 230 en 2009, a 328 en 2017), mientras que las exportadoras regulares (más de cuatro años exportando de forma consecutiva) han subido un 50 por ciento (de 80 en 2009, a 120 en 2017). El peso de las regulares y su auge en este periodo reflejan la consolidación de la actividad comercial del sector en el exterior.

La principal provincia exportadora de vino es Cádiz, con 84 millones vendidos en 2017, el 71 por ciento del total; seguida de Málaga, con 21 millones, el 18,2 por ciento del total, que multiplica por seis sus ventas desde 2009 al crecer un 516 por ciento; y Córdoba, con 9 millones, el 7,7 por ciento y una subida de casi el doble respecto a 2009 (94%). En cuarto lugar, se sitúa Sevilla, con ventas por 1,3 millones en 2017; a la que sigue Huelva, también con 1,3 millones.

Casi 4 de cada 5 euros que exporta el sector corresponde a vinos de calidad. Así, el 78 por ciento de las exportaciones de vino de Andalucía corresponden al capítulo de ‘Vino de calidad producido en una región determinada’, con 92 millones y una subida del 4,8 por ciento sobre 2009.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

29 de septiembre de 2018

  • 29.9.18
La Cofradía de la Viña y el Vino de Montilla regresó anoche a la que fue su primera sede, la Casa del Inca Garcilaso, para celebrar el acto de nombramiento de sus dos nuevos preceptores: José Ignacio Cubero Salmerón –catedrático de Genética y Mejora de Plantas de la Universidad de Córdoba (UCO)– y Elías Fereres Castiel –catedrático de Producción Vegetal–, dos nombres "de primer nivel" que se suman a la orden creada el pasado mes de abril con el nombramiento del profesor Francisco Montes Tubío como Preceptor Probus.



Con los sobrenombres de Preceptor Hollejo y Preceptor Venerable, José Ignacio Cubero y Elías Fereres, los profesores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes (ETSIAM) de la UCO se unen a una orden creada para "dotar de ortodoxia y rigor las actividades de la Cofradía", a la vez que se reconoce a la Universidad de Córdoba como alma mater de la cofradía, como apuntó Juan Navarro, cofrade Andana.

El encargado de defender el ingreso de ambos profesores a tan magna orden, el profesor Francisco Montes, Preceptor Probus, destacó la serenidad "que da una vida amplia en aprendizaje" de ambos profesores. "Propongo su acceso como nuevos preceptores con la seguridad de que su aportación será de gran valor para la divulgación de los vinos de nuestra tierra", sostuvo el primer preceptor de la Cofradía de la Viña y el Vino de Montilla.

En este sentido, el enólogo Miguel Cruz, cofrade Sarmiento y Capataz de Bodega de la Fiesta de la Vendimia 2018, apuntó a la talla "profesional, intelectual y personal" de los dos nuevos preceptores para sumar nuevos apoyos a la "defensa del vino, su cultura, economía y consumo moderado".

"Esperamos la colaboración de los nuevos preceptores ante los problemas que afectan al sector vitivinícola como es la reducción del viñedo viejo con poda en vaso, la necesidad de impulsar un proyecto de investigación vitícola, actuar ante el cambio climático, el escaso relevo generacional o las trabas legales para recuperar la superficie de viñedo una vez arrancado", apuntó el cofrade Sarmiento.



Desde su fundación en 1990, los integrantes de este colectivo han demostrado su compromiso con la promoción y con la defensa de los caldos que se elaboran en la zona. No en vano, la Cofradía de la Viña y el Vino tiene como principal objetivo contribuir al conocimiento de las excelentes cualidades de los vinos de la Denominación de Origen Montilla-Moriles a través de la organización de actos periódicos de carácter cultural como son las Exaltaciones y Salutaciones al Vino, así como ceremonias de investidura de nuevos Cofrades, Cofrades de Mérito, Embajadores y Mentores a personas que destacan por la defensa y vinculación al vino de Montilla.

El colectivo, del que forman parte personalidades de la cultura como el Nobel Mario Vargas Llosa, el escritor Antonio Gala o el conocido hispanista Ian Gibson, también organiza anualmente la Ruta de los Lagares de Montilla-Moriles, fomentando además el hermanamiento con denominaciones de origen de productos afines al vino.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ
  • 29.9.18
La Asociación de Lagares de la Sierra de Montilla recibirá el próximo 9 de noviembre, y en el marco de la Feria de los Municipios, uno de los galardones del ‘Día de la Provincia 2018’, una iniciativa promovida por el Área de Consumo y Participación Ciudadana de la Diputación de Córdoba que, este año, alcanza su segunda edición.



Tal y como desveló la delegada de Consumo y Participación Ciudadana de la Diputación de Córdoba, Aurora Barbero, el Ayuntamiento de Montilla defendió la candidatura de la Asociación de Lagares de la Sierra de Montilla para ser reconocida en la modalidad E de estos galardones, como reconocimiento al compromiso que muestra este colectivo por la dinamización y puesta en valor de los recursos turísticos y empresariales vinculados al patrimonio enológico de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.

La Asociación de Lagares de la Sierra de Montilla, que preside en la actualidad Luis Javier García, está integrada por Cañada Navarro, Lagar Blanco, La Primilla, Los Borbones, Los Raigones y Saavedra, seis lagares que suman unas 120 hectáreas de viñedo integradas en la DOP Montilla-Moriles.

"Los Lagares de la Sierra de Montilla representan un modelo de empresa familiar que crea valor añadido en la comarca y que une el aspecto productivo con el mantenimiento de un importante legado cultural, histórico, arquitectónico, artístico y etnográfico", destacó Aurora Barbero, quien reconoció la trayectoria de este colectivo creado en 2003 con el objetivo de poner en valor los lagares tradicionales de las zonas altas de Montilla, "con unos viñedos de calidad superior y con una historia vitivinícola muy importante".

Por su parte, Rafael Llamas valoró positivamente la labor de la Asociación de Lagares de la Sierra de Montilla "no sólo como productores de vinos de calidad sino, también, en su faceta más turística". Y es que, como resaltó el primer edil montillano, el colectivo trata de potenciar un "saber-hacer ancestral" en la elaboración de vinos recién fermentados y sin crianza. "También ha diversificado su oferta de vinos, desde los de tinaja a los finos, olorosos, amontillados y Pedro Ximénez, y se ha abierto también al enoturismo, como medio para conocer y apreciar sus productos", afirmó el alcalde.

El colectivo puso en marcha hace catorce años sus Rutas de Lagares de la Sierra de Montilla, que están atrayendo el interés del turista local, provincial y nacional, además de colaborar con la Ruta del Vino Montilla-Moriles. Por otra parte, la Asociación organiza anualmente su presentación de los vinos de tinaja, donde se dan a conocer los mostos de la última vendimia.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

27 de septiembre de 2018

  • 27.9.18
La Ruta del Vino Montilla-Moriles recibió anoche en Priego de Córdoba el premio a la Mejor Web Turística durante la octava edición de la Gala del Turismo de Córdoba, una iniciativa con la que el Patronato Provincial de Turismo reconoce, con carácter bienal, la trayectoria y aportación de empresas, asociaciones, municipios y personas al crecimiento turístico de la provincia.



El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, presidente de la Ruta del Vino Montilla-Moriles, fue el encargado de recoger el galardón de manos del alcalde de Priego de Córdoba, José Manuel Mármol, y resaltó que "el vino representa una gran oportunidad para potenciar el turismo en toda la zona Montilla-Moriles y no podemos desaprovecharla", de ahí que defendiera que el futuro de la Campiña cordobesa "pasa inexcusablemente por el futuro del vino", aunque maridado o vinculado con su patrimonio histórico y cultural "y con las empresas que generan riqueza en nuestro territorio".

La Ruta del Vino Montilla-Moriles discurre por el sur de la provincia de Córdoba y atraviesa 17 municipios: Aguilar de la Frontera, Baena, Cabra, Córdoba, Fernán Núñez, Espejo, La Rambla, Lucena, Montemayor, Montilla, Moriles, Montalbán, Monturque, Castro del Río, Doña Mencía, Santaella y Puente Genil.

"La Ruta del Vino se asienta sobre un territorio formado por casi una veintena de municipios que debemos trabajar decididamente para que esta iniciativa se convierta en una herramienta útil que propicie el desarrollo económico de la zona", resaltó anoche Rafael Llamas, quien defendió la necesidad de "seguir sumando la iniciativa privada con las actuaciones que se desarrollen desde las distintas administraciones implicadas en este proyecto" para potenciar la actividad turística en la Campiña cordobesa.

Junto con la Ruta del Vino Montilla-Moriles resultaron premiados anoche el violinista cordobés Paco Montalvo, que recibió el reconocimiento como Embajador del Turismo de Córdoba "por la promoción y apoyo que viene realizando del destino Córdoba tanto dentro como fuera de la provincia".

Por su parte, la Starlight de Córdoba recibió el reconocimiento al Mejor Producto Turístico por su contribución al turismo astronómico, y Ave-Renfe el Premio a la Mejor Empresa Turística, "por acercar cada día a miles de viajeros hasta Córdoba".

La Asociación Profesional de Informadores Turísticos, integrada por un equipo de más de 50 guías, fue distinguida con el Premio al Organismo/Asociación sin Ánimo de Lucro "por constituir un punto de contacto entre el destino y el turismo nacional o extranjero que visita la provincia", mientras que el Premio al Municipio Turístico Destacado recayó en esta edición sobre Rute, una localidad que se ha convertido en un referente en el turismo provincial y regional, y que en la actualidad recibe unos 120.000 turistas anuales, concentrados principalmente en los meses previos a la Navidad.



La Voz de la Subbética, en la categoría de Medios de Comunicación, completó la terna de premiados, mientras que el Reconocimiento Honorífico a la persona y colectivo se otorgó al Cuerpo de la Policía Nacional por desarrollar de forma ininterrumpida desde el año 2011 el Plan Turismo Seguro, destinado a incrementar la seguridad ciudadana en las zonas turísticas y proporcionar un entorno más seguro al visitante.

Los periodistas cordobeses Laura Serrano y Antonio Roldán fueron los encargados de presentar una gala que contó con la actuación del flautista y saxofonista prieguense Sergio de Lope, recientemente galardonado con el primer premio del Concurso de Instrumentista Flamenco en el Festival Internacional de Cante de Las Minas de La Unión.

Un motor para el empleo

Por su parte, el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, hizo hincapié en que el turístico es un sector que "ha generado 34.921 contratos en el primer semestre de este año en la provincia, que ha recibido a 887.177 personas y donde se ha incrementado tanto la valoración que hacen los turistas, que la sitúan en un 8,7 de 10, como el gasto medio por viajero".

El máximo representante de la institución provincial incidió en que “hemos sido capaces de duplicar la cifra de contratos en los últimos 10 años, unas cifras que avalan el avance que ha experimentado la oferta y un sector que ha pasado de ser una apuesta a convertirse en un ámbito estratégico en la provincia, una vía de diversificación económica y un complemento al principal motor económico de la provincia, la agricultura”.

Ruiz señaló, asimismo, “la excelencia y la calidad sobre la que se sustenta una oferta única, con cuatro nombramientos de Patrimonio Mundial de la Unesco, tres parques naturales, siete denominaciones de origen, dos reservas Starlight, 45 museos catalogados, 2.300 yacimientos arqueológicos o un gran potencial para el turismo de congresos, ferias y convenciones”.

Para el presidente de la Diputación de Córdoba, “a la inversión y promoción realizada tanto desde los ayuntamientos como desde la propia institución provincial y la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía, se ha sumado la labor que personas, empresas y colectivos han incorporado a un proyecto compartido por todos los cordobeses y cordobesas”.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

24 de septiembre de 2018

  • 24.9.18
Un grupo de investigación del Rancho de La Merced, adscrito al Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), ha descubierto tras más de cuatro años de trabajo la dosis idónea de un extracto elaborado a partir del reciclaje de la madera de poda de vid que permite reemplazar el uso de sulfitos en el proceso de elaboración del vino tinto.



"El extracto es rico en estilbenos, unos compuestos bioactivos con actividad demostrada cardioprotectora y antienvejecimiento, entre otras muchas cualidades saludables, que permiten sustituir al dióxido de azufre, utilizado hasta ahora para la elaboración del vino como sustancia conservante que no es tan beneficiosa para la salud", detallan los investigadores.

Con todo, el hallazgo más relevante del estudio, que ha visto la luz en la revista Journal of the Science of Food and Agriculture bajo el título Effect of a grapevine shoot waste extract on red wine aromatic properties, ha sido que las propiedades de olor, sabor y apariencia del vino no se ven negativamente afectadas tras sustituir los sulfitos por el extracto de madera de poda conseguido durante el proceso de elaboración del vino.

"Los parámetros de calidad no se alteran y la bebida mantiene las propiedades físico-químicas que debe tener para su consumo", detalló la investigadora principal del trabajo, Emma Cantos-Villar, quien explicó que la nueva técnica consistiría en añadir el extracto "en los mismos momentos de la elaboración del vino en los que se añade el sulfuroso, en el momento del despalillado y tras la fermentación mololáctica".

Los autores del estudio aclaran que los estilbenos son "compuestos polifenolicos que están presentes en la naturaleza", con múltiples propiedades beneficiosas para la salud. "Además de su actividad antioxidante y cardioprotectora, diversos estudios han demostrado otras muchas cualidades del producto como el poder antimicrobiano, antienvejecimiento e, incluso, como inhibidor de la obesidad", aclaran los científicos del Ifapa, que son expertos en esta familia de compuestos tal y como avalan los numerosos estudios que han realizado hasta la fecha sobre las propiedades de este hidrocarburo aromático.

Economía circular

La madera de poda de la viña es un subproducto al que, hasta el momento, no se le atribuía ningún valor añadido, más allá de su uso como materia orgánica o como combustible. En este sentido, el equipo del Ifapa ha querido reciclar este subproducto y contribuir así a la economía circular.

“Al comienzo del trabajos descubrimos que la madera de la viña tenía cantidades de estilbenos, pero de forma muy baja, por lo que planteamos la posibilidad de crear un extracto que tuviera más concentración y poder utilizarlo en el mismo momento en el que se añade el sulfuroso”, aclaró Emma Cantos-Villar.

El dióxido de azufre es un compuesto que se añade como conservante en multitud de alimentos, entre ellos el vino. "En los últimos años se ha demostrado que los sulfitos provocan bastantes problemas de salud ya que, además, tienen un efecto acumulativo en el organismo y predisponen a algunas patologías como, por ejemplo, algunos tipos de alergias", resaltan los autores del estudio.



No en vano, la Unión Europea está endureciendo cada vez más la legislación comunitaria para tratar de reducir el azufre en productos de consumo alimentario, de ahí que existan cada vez más estudios científicos para intentar minimizar las cantidades añadidas en los alimentos.

La dosis óptima del extracto añadido a los vinos tintos durante su elaboración que ha sido descubierta en este estudio "afecta a lo sensorial", en palabras de su máxima responsable, toda vez que reconoce que “existe otra sensación organoléptica con notas de madera, y cierta astringencia y amargor, pero no se trata de un cambio que afecte de forma negativa a la sensación". A juicio de Emma Cantos-Villar, "incluso podría ser una sensación mejorada y, de hecho, las características de color se ven sensiblemente mejoradas".

A su vez, los investigadores han centrado ahora sus esfuerzos en tratar de mejorar el extracto, "purificándolo más y modificando sus propiedades" para tratar de optimizarlo y que pueda utilizarse también en la elaboración de vinos blancos y rosados. "Nuestra intención es presentar el extracto a la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), encargada de toda la regularización existente en la elaboración del vino", aclararon.

El grupo de investigación liderado por Emma Cantos-Villar ha contado con la participación de numerosos colaboradores, entre los que destacan la Universidad de Burdeos, la Universidad de Sevilla, la Universidad de Cádiz y el Centro de Investigación Alameda del Obispo, también perteneciente al Ifapa.

El proyecto ha sido financiado por el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias (INIA) y por el Ifapa, cofinanciados al 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, dentro de los Programas Operativos FEDER de Andalucía 2014-2020.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

23 de septiembre de 2018

  • 23.9.18
Montilla volvió a reivindicar ayer el relevante papel que el vino juega en la conformación de su cultura, de sus tradiciones, de su identidad y de su paisaje. En el marco de la Fiesta de la Vendimia, el Área de Promoción Económica, Innovación y Turismo del Ayuntamiento de Montilla promovió una nueva jornada de puertas abiertas en bodegas, lagares y cooperativas para dar a conocer la actividad que se desarrolla en estos espacios durante la campaña de recolección de la uva.



"Sin duda, es un programa que ha registrado una línea ascendente si comparamos los 452 visitantes que se registraron en 2016 con los 705 que hubo el pasado año, por lo que en esta edición decidimos limitar el aforo a 640 participantes para evitar que se registraran problemas logísticos", reconoció el concejal de Promoción Económica, Innovación y Turismo, Manuel Carmona, quien destacó la importancia de esta iniciativa para impulsar el enoturismo en la ciudad "como motor de desarrollo económico".

En este sentido, Carmona subrayó el atractivo de un programa "totalmente gratuito" que permitió  disfrutar durante toda la jornada de ayer de cinco bodegas y cinco lagares de la ciudad –dos más que el pasado año– y, de esta forma, "acercar este importante patrimonio enológico" y la actividad que se desarrolla en estos lugares durante la vendimia.

En similares términos se manifestó el alcalde, Rafael Llamas quien, en declaraciones a Montilla Digital, resaltó que "Montilla posee un valioso y singular patrimonio histórico, urbanístico y cultural cuyo maridaje con el mundo de la enología está haciendo brotar un potencial turístico de largo recorrido y, consecuentemente, oportunidades de emprendimiento y de generación de empleo".

En esta línea, desde el equipo de gobierno han mostrado su determinación por "encauzar sinergias e incorporar infraestructuras que consoliden Montilla como destino turístico" para que, junto a la oferta enológica, la ciudad sea también "referente en la provincia" en eventos culturales, deportivos y de ocio.



"Cada vez es mayor el número de turistas que vienen expresamente a Montilla a visitar alguna de sus bodegas y lagares, conocer sus vinos y que, una vez aquí, encuentran una ciudad con un patrimonio histórico y artístico que descubrir a través de distintas rutas turísticas", recalcó Rafael Llamas, quien defendió la necesidad de "invertir en la creación de infraestructuras que permitan que Montilla sea un foco de atracción de visitantes al mismo nivel que la calidad de sus vinos".

La jornada de puertas abiertas comenzó a las 10.30 de la mañana con el primer turno de visitas en la Sierra de Montilla, donde se pudieron conocer los lagares Los Raigones, Los Borbones, La Primilla y Cañada Navarro. Media hora más tarde comenzaron las visitas en Bodegas Alvear y, a las 12.00 del mediodía, en Bodegas Robles, Cooperativa La Aurora, Bodegas Pérez Barquero y Bodegas Cruz Conde.

Tras el último pase en horario de mañana, que tuvo lugar a las 13.00 de la tarde en Cooperativa La Aurora y Bodegas Cruz Conde, el programa continuó con las visitas nocturnas. Así, a las 19.30 de la tarde abrieron de nuevo sus puertas Bodegas Alvear, Lagar Cañada Navarro y, en un único pase, Cabriñana, la primera bodega rockera de Andalucía.

J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


22 de septiembre de 2018

  • 22.9.18
El olor a mosto de uvas recién prensadas, un aroma que marca el mes de septiembre en el marco Montilla-Moriles, se trasladó anoche hasta el centro de Córdoba con motivo de la VII Fiesta de la Vendimia, una cita organizada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, junto con la Ruta del Vino y la Taberna La Montillana, que persigue ser un "escaparate" donde mostrar a cordobeses y turistas los vinos y la cultura vitivinícola de la zona.





El Bulevar de El Gran Capitán acogió anoche esta fiesta del vino que, a lo largo de tres horas, ofreció actividades dirigidas a acercar la cultura vitivinícola a niños y adultos. De esta forma, tras la inauguración oficial –que contó con la presencia del delegado territorial de Agricultura, Francisco Zurera; de los alcaldes de Montilla y Montemayor y de las alcaldesas de Aguilar de la Frontera y de Moriles–, la VII Fiesta de la Vendimia inició su actividad con la recreación de una pisa tradicional de uva en la artesa que cada mes de septiembre se instala en la Plaza de La Merced de Montilla.

La presencia de Montilla en esta séptima edición de la Fiesta de la Vendimia se visibilizó de manera especial con la presentación de la última iniciativa de la Concejalía de Promoción Económica, Innovación y Turismo para acercar sus vinos al público: la Montilla Wine Truck, una caravana que dará a conocer por toda la geografía española el patrimonio enológico de la localidad bajo el eslogan Montilla, corazón de Andalucía.

Asimismo, los asistentes pudieron disfrutar de una exposición sobre el sistema de elaboración de los vinos, impulsada por Moriles, junto a una demostración del Arte de Venencia a cargo de Rafa Fernández, integrante de la Escuela de Venencia de Moriles.

Por su parte, el Ayuntamiento de La Rambla mostró uno de sus aspectos más característicos de la localidad: la vinculación del mundo de la cerámica y de la alfarería. Para ello, varios profesionales del sector dieron a conocer el arte de transformar la arcilla con ayuda de los tornos.

Una de las promotoras de esta fiesta, la Taberna La Montillana, ofreció gratuitamente a los asistentes degustaciones para promocionar la gastronomía local y de la provincia. El salmorejo y la mazamorra fueron las tapas seleccionadas para ser maridadas con vino fino y vino joven de la Cooperativa La Unión de Montilla.





Por otro lado, y como una de las señas de identidad de la DOP Montilla-Moriles, el vino Pedro Ximénez tomó protagonismo en la VII Fiesta de la Vendimia de Córdoba de la mano del Ayuntamiento de Montemayor, que aprovechó este escaparate en la capital cordobesa para dar a conocer su proyecto Paxera, la Feria del Vino Dulce Pedro Ximénez, y el proceso de elaboración de este producto, desde la pasificación de la uva a su prensado.

Además, la VII Fiesta de la Vendimia contó con una cata dirigida gratuita para unas 50 personas, que pudieron disfrutar de los vinos de tres bodegas: Toro Albalá, Pérez Barquero y Robles, que dio a conocer sus vinos ecológicos. Una cita para disfrutar de las esencias de la DOP Montilla-Moriles que, además, sirvió para el desarrollo del proyecto #DejaTuHuella, impulsado por la Fundación Control de Calidad Agroalimentaria de Andalucía –en la que participan los Consejos Reguladores de Montilla-Moriles, Condado de Huelva y Málaga y Sierra de Málaga–, con el objetivo de que los asistentes pudieran valorar las copas de degustación de vino que se ofrecieron durante el acto y trasladar sus experiencia a las bodegas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

21 de septiembre de 2018

  • 21.9.18
El coordinador de Izquierda Unida en Andalucía, Antonio Maíllo, y la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, visitaron ayer la Cooperativa San Acacio de Montemayor con el objetivo de conocer "experiencias reales positivas" que permitan desarrollar en Andalucía un modelo basado en la economía social ligada al territorio. En compañía del alcalde de la localidad, Antonio García, y del parlamentario pontanés David Moscoso, ambos dirigentes defendieron "un apoyo sin fisuras" por parte de la Administración pública a las cooperativas andaluzas, frente a los intereses de grandes empresas o terratenientes.



Durante la visita a la cooperativa montemayorense, Maíllo destacó la necesidad de apostar por este modelo en la nueva negociación de la Política Agraria Común (PAC), porque se trata de una economía social "de convicción y de creencia en los recursos endógenos, propios de la tierra, vinculados a la calidad".

"Los gobiernos deben facilitar estos procesos estableciendo como prioridad el apoyo a los pequeñas y medianas empresas, sobre todo aquellas que apuesta por la economía social como es el caso de las cooperativas, e incentivar la transformación y distribución de los productos, más allá de la producción y la venta a granel", subrayó el coordinador de IU-Andalucía, a la vez que aseguró que el éxito de este modelo está en "su arraigo al territorio".

En este sentido, y recogiendo las preocupaciones trasladadas por los responsables de la Cooperativa San Acacio, Maíllo apostó por acabar con las trabas burocráticas "que existen a la hora de conceder las ayudas a las pymes" y, de este modo, poner en valor este tipo de actividades. "Esto nos hace conseguir los objetivos de visualizar la Andalucía que trabaja, que hace esfuerzos colectivos y que vincula sus proyectos con la población", aseveró.

Por su parte, Teresa Rodríguez destacó la necesidad de impulsar el modelo de desarrollo cooperativista que, como en el caso de San Acacio, "está produciendo una Andalucía diferente que garantiza el empleo, respeta su patrimonio, garantiza su integridad, apuesta por el reparto de la renta, la economía local o el autoabastecimiento".



Por ello, la coordinadora de Podemos-Andalucía apostó por trabajar desde la Administración pública por defender los intereses de la economía social frente a "los grandes terratenientes y grandes empresas". "Esta cooperativa muestra su preocupación porque el olivar intensivo se está comiendo terreno para el cultivo de la vid o por la dificultad de asegurar el relevo generacional, y la Administración pública no puede ser impasible", subrayó.

Asimismo, la líder de la formación morada en Andalucía se sumó a la preocupación del alcalde de Montemayor, Antonio García, sobre el uso del castillo. Por ello, Rodríguez reclamó que se haga efectiva la apertura a las visitas turísticas de una parte de la fortaleza de la localidad para que, de este modo, "se pueda diversificar la economía a través del turismo rural".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

19 de septiembre de 2018

  • 19.9.18
El programa Andalucía, Paisajes con Sabor permitirá promocionar a partir de este otoño la oferta turística de la Ruta del Vino Montilla-Moriles, un proyecto que recibió la certificación oficial por parte del Ministerio de Economía en el mes de julio del 2005 y que, desde entonces, trata de articular una oferta en torno al mundo del vino en la que se encuentran implicados una quincena de municipios y alrededor de 60 empresas de sectores pertenecientes a la restauración, la hostelería, y la producción vinícola.



El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, presidente de la Ruta del Vino Montilla-Moriles, ha acudido esta tarde junto al concejal de Promoción Económica, Innovación y Turismo del Ayuntamiento de Montilla, Manuel Carmona, a la presentación de la nueva campaña promocional con la que se difundirán las rutas turísticas del producto Andalucía, Paisajes con Sabor en los mercados nacional e internacional.

Esta acción, que arrancará este otoño con los diez itinerarios gastronómicos existentes –entre los que se encuentra la Ruta del Vino Montilla-Moriles–, contará con una inversión de 270.000 euros. El acto, que ha tenido lugar en la localidad sevillana de Isla Mayor, ha contado con la participación de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, quien ha destacado que “Andalucía tiene sabor y eso es una fortaleza, ese sabor intenso que nos permite competir con cualquier mercado en el mundo”.

La máxima responsable del Gobierno andaluz ha hecho hincapié en que el turismo gastronómico es uno de los segmentos clave para la comunidad, que atrae cada año a alrededor de 650.000 visitantes “que vienen para disfrutar de nuestra cocina, de la riqueza enológica, nuestro paisaje y de nuestra Andalucía de interior”.

Esta oferta responde a las nuevas demandas de los viajeros que buscan experiencias y singularidad. No en vano, la restauración es una de las variables mejor calificadas con 8,2 puntos. La presidenta de la Junta ha valorado que, según los últimos estudios, unos 10 millones de viajeros nacionales están dispuestos a moverse en función de la variedad culinaria que ofrezcan los destinos, y Andalucía aparece como la región favorita para condicionar la elección del viaje, además de que la propia Organización Mundial del Turismo (OMT), en su último foro sobre la materia, ha incidido en el potencial de esta tipología en el futuro.

“Son viajeros que están dispuestos a encontrar ese rincón donde perderse, disfrutar de la mesa y la cocina, del buen sabor, y ahí es donde queremos competir y romper nuestra estacionalidad” y, a la vez, ha subrayado, “facilitar el acceso a oportunidades turísticas a muchas zonas de interior, que tienen una riqueza enorme, para muchos, desconocida”. Susana Díaz ha destacado que este impulso debe traducirse además en una mayor calidad en el empleo turístico.

La campaña pretende situar a la gastronomía como uno de los principales estandartes de la marca turística del destino en las acciones de promoción que se realizarán durante los próximos meses, bajo el paraguas de Andalucía, Paisajes con Sabor, formado por un catálogo de itinerarios vinculados a los productos de la tierra, las denominaciones de origen, o la mezcla de cultura, tradición e innovación.

“Estoy convencida que esto va a suponer un revulsivo para nuestro turismo de interior, natural, durante todo el año; esa es nuestra apuesta”, ha explicado Díaz, que ha insistido en que “quien viene a Andalucía, repite”, porque logra fidelizar al visitante. “La gastronomía ya no es un complemento a las vacaciones, sino que se ha convertido en un elemento nuclear, mollar, de lo que es la elección de un destino”, ha añadido.



En este sentido, “la riqueza” de la comunidad “es inigualable” y objeto de rentabilidad “para marcar otro punto de inflexión” en el sector. Para la presidenta, en municipios como Isla Mayor, “hay que combinar la apuesta por el empleo con el turismo, siendo capaces de poner en valor nuestras identidades” y “lo que nos hace singular”. Tras los años de la crisis económica, “hay que ayudar al tejido empresarial, para que genere riqueza y empleo, y al mismo tiempo hay consolidar derechos y recuperar otros que se quedaron atrás”.

Díaz ha animado al empresariado a que “invierta en Andalucía”, como “tierra de oportunidades”, porque “estamos en un buen momento, en un cambio de ciclo económico”, en el que la comunidad “puede dar el salto definitivo”, basado en la estabilidad y la confianza.

Campaña promocional

La Consejería de Turismo y Deporte ha diseñado material gráfico específico que se basa en el lema promocional Intensamente y con el que se pone el acento en la singularidad de la gastronomía andaluza, gracias el contraste entre el mar y la montaña, las marismas y las vegas, los productos autóctonos de calidad y un recetario que incorpora la fusión de culturas milenarias y las técnicas más innovadoras.

Las diez rutas enogastronómicas integradas hasta el momento en el producto son las del Jabugo de Huelva; del Vino y el Brandy de Jerez; de los Frutos Tropicales y el Ron de la Costa granadina; del Atún Rojo de Almadraba; de Tradición Marinera onubense; del Arroz en Sevilla, así como las vinícolas del Condado de Huelva, de la Serranía de Ronda y Málaga, de la provincia de Sevilla, y de Montilla-Moriles.

Esta campaña va a estar activa en una primera fase durante los meses de octubre y noviembre, y tendrá un coste aproximado de 120.000 euros. La acción tendrá repercusión en más de una veintena de medios impresos regionales y nacionales, incluyendo las principales cabeceras de prensa, además de cuñas y espacios patrocinados de radio en las emisoras con mayor número de oyentes de Andalucía y España.

En la siguiente fase, que se incorporará al Plan de Acción de Promoción de 2019, se destinarán otros 150.000 euros para llevar Andalucía, Paisajes con Sabor a las ferias turísticas nacionales e internacionales y para organizar un gran congreso de turismo gastronómico. En esta segunda etapa, también se buscará aumentar el número de rutas asociadas, en colaboración con los patronatos, ayuntamientos y tejido empresarial local.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
  • 19.9.18
Las bodegas y lagares de Montilla abrirán este sábado sus puertas al público para dar a conocer este patrimonio vitivinícola de la ciudad en pleno desarrollo de la vendimia. La iniciativa, que se enmarca dentro de las actividades de la LXIII Fiesta de la Vendimia y que el pasado año superó las 700 visitas, limitará en esta edición el número de participantes a 640 personas "con el fin de hacer más operativo cada uno de los turnos".



"Sin duda es un programa que ha registrado una línea ascendente, con 452 visitantes en 2016 y 705 en la última edición, por lo que se ha tenido que limitar el aforo para evitar que se registren problemas logísticos", ha explicado el concejal de Promoción Económica, Innovación y Turismo, Manuel Carmona, quien ha destacado la importancia de esta iniciativa para impulsar el enoturismo en la ciudad "como motor de desarrollo económico".

En este sentido, Carmona ha subrayado el atractivo de un programa "totalmente gratuito" que permite disfrutar de cinco bodegas y cinco lagares de la ciudad –dos más que el pasado año– y, de esta forma, "acercar este importante patrimonio enológico" y la actividad que en él se desarrolla durante la campaña de recolección de la uva.

Hasta el momento, el 63 por ciento de las 640 plazas habilitadas para esta edición ya se encuentran reservadas, unos datos positivos que, según ha señalado el edil, apuntan a que se cubrirá el cupo establecido. "Se está favoreciendo que las reservas se realicen a través de Whatsapp al teléfono de Turismo (672 780 521) y eso está favoreciendo que se estén realizando de forma muy rápida", ha apuntado.

La jornada de puertas abiertas comenzará a las 10.30 de la mañana con el primer turno de visitas en la Sierra de Montilla, donde se podrá visitar el Lagar Los Raigones, Lagar Los Borbones, Lagar La Primilla y Lagar Cañada Navarro. Por su parte, a las 11.00 de la mañana comenzarán las visitas en Bodegas Alvear y, media hora más tarde, en Bodegas Robles, Cooperativa La Aurora, Bodegas Pérez Barquero y Bodegas Cruz Conde.

Tras el último pase en horario de mañana, que tendrá lugar a las 13.00 de la tarde en Cooperativa La Aurora y Bodegas Cruz Conde, el programa continuará con las visitas nocturnas, "uno de los turnos más atractivos para los visitantes. Así, a las 19.30 de la tarde abrirá de nuevo sus puertas Bodegas Alvear, Lagar Cañada Navarro y, en un único pase, Bodegas Cabriñana.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos