:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Buzón del Lector. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Buzón del Lector. Mostrar todas las entradas

18 de mayo de 2019

  • 18.5.19
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un comunicado remitido por VOX Montilla en respuesta a la carta de la Asociación de Vecinos "Gran Capitán" publicada en este mismo espacio sobre la situación de inseguridad en el barrio de Las Casas Nuevas. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Ante las últimas afirmaciones vertidas en relación a la entrevista emitida en Onda Cero, VOX Montillas expone:

1. Que VOX Montilla solo tiene como función la protección y cumplimiento de los intereses de los montillanos.

2. Que VOX Montilla basa sus propuestas en su ideario, así como en los requerimientos que los distintos vecinos y asociaciones nos han manifestado.

3. Que cada vez que VOX Montilla ha hecho pública una propuesta, siempre ha sido con el interés de mejorar la situación y condiciones de vida de los montillanos.

4. Que a pesar de lo manifestado por algunos grupos de interés, cada vez que VOX manifiesta que ha sido requerido por ciudadanos o colectivos es porque, en efecto, así lo ha sido.

5. Que VOX respeta la autonomía e independencia de los colectivos montillanos, pero no comprende como cuando se nos trasladan quejas, luego se intenta manipular intentando hacer ver que esas quejas son infundadas. No debemos olvidar que las quejas no solo, ni en mayor medida, nos llegan por medio de colectivos, siendo el cauce normal el requerimiento personal ante situaciones que, de facto, son ampliamente conocidas en el pueblo y que sería perverso negar. Eso sí, a veces en las manifestaciones que solo nombran a nuestra formación se puede apreciar cierto tufillo político interesado y ello queda contrastado con el currículum de quien lo emite.

6. VOX siempre tendrá su sentido en la defensa ciudadanos. Somos y existimos para los montillanos y no lograran callar la voz de nuestro pueblo.

VOX MONTILLA
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

17 de mayo de 2019

  • 17.5.19
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta remitida por la Asociación de Vecinos "Gran Capitán" a raíz de las declaraciones de la candidata de VOX a la Alcaldía de Montilla sobre el barrio de las Casas Nuevas. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Ante las declaraciones vertidas en Onda Cero el pasado lunes 13 de mayo por parte de la candidata a la Alcaldía de VOX Montilla, Pilar Criado Ruz, la Asociación de Vecinos "Gran Capitán pone de manifiesto:

1. Que la AA.VV. Gran Capitán no tiene condición política alguna. La finalidad para la que se fundó la AA.VV. fue para velar por los vecinos del barrio y los intereses del mismo. Para poder llevar a cabo esa finalidad con la mayor coherencia, respeto y rigor posible, es necesario dejar la política a un lado. Como entidad, nos da exactamente igual qué partido gobierne en cada momento, nuestro compromiso es con nuestro barrio, con nuestros vecinos y no con los partidos políticos.

2. El Barrio de El Gran Capitán abarca un tercio de la población de Montilla, por pura lógica, tanto lo bueno como lo no tan bueno que ocurra en él, suele tener más repercusión. Llevamos años luchando por el compromiso adquirido de mejorar nuestro barrio, seguir creciendo, y no perder la libertad y el bienestar que tenemos. Disfrutamos de un barrio alegre, con comercios, con aparcamientos, con parques, con colegios, con bares y, con lo mejor de todo, con buena gente, vecinos de los que si tienes un problema, sigues tocando su puerta y están ahí. Por tanto, no podemos consentir que se intente transmitir una imagen de inseguridad ciudadana cuando esa no es la realidad que vivimos.

3. Entre todos los problemas que puede abarca un barrio de 7.500 habitantes, existe un problema de convivencia y civismo en un solo punto del barrio desde hace muchos años, tantos que ha dado tiempo a que pasasen tres partidos políticos de diferentes por el Gobierno municipal, e incluso algunos repitiesen. Pero eso, es un problema de convivencia y civismo, no de inseguridad. Con esto queremos decir que en varios mandatos se ha trabajado sobre el problema y, con mucho esfuerzo, dedicación y voluntad, este ha ido mejorando con el paso de los años.

¿Se ha erradicado? No. ¿Nos queda trabajo por hacer? Sí. Pero hay que ser honestos y reconocer que el problema existe desde hace diez años y ha evolucionado hasta hoy. Esa gran evolución ha sido por la constancia incondicional y paciencia absoluta de los vecinos, de la AA.VV. Gran Capitán, del equipo de gobierno que hubiese en cada legislatura y, de unos años hasta ahora, del concejal de Seguridad Ciudadana, del que hemos tenido su contestación siempre, atendiéndose e intentando dar la mejor solución posible.

4. Es justo reconocer la labor, entrega y respuesta del Cuerpo de la Guardia Civil hacia las peticiones y necesidades de la AA-VV Gran Capitán que, desde el minuto uno, han ofrecido su dedicación a velar por la seguridad ciudadana. De igual manera, de un año a esta parte, también debemos reconocer la entrega total y absoluta del actual jefe de Policía Local y todo su equipo por la misma finalidad.

5. Mediante esta carta nos desvinculamos de todas las declaraciones pasadas y futuras que el partido político VOX Montilla realice o vincule a la AA.VV. Gran Capitán. De igual manera, exigimos la rectificación de todas las declaraciones vertidas por VOX Montilla que den a entender su vinculación con la AA.VV. Gran Capitán o que expongan problemas en nombre de esta asociación.

Y por último, comunicar nuestra desvinculación total y absoluta hacia los partidos políticos por las declaraciones que pudieran verter y/o relacionar a la AA.VV. Gran Capitán, que siempre abre sus puertas a todos los partidos políticos para ser escuchados mutuamente y poder hacer Montilla atractiva en todos los sentidos, pero que bajo ningún concepto permitiremos que se nos utilice para fines políticos.


AA.VV. GRAN CAPITÁN

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

26 de marzo de 2019

  • 26.3.19
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una queja remitida por un vecino de la calle Aleluya por una incidencia en el alumbrado público de esta vía. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



A oscuras. Esta es la situación en la que nos encontramos los vecinos de la calle Aleluya desde el pasado 14 de marzo cuando, por una incidencia en el alumbrado público, todas las farolas, a excepción de una, se encuentran apagadas. Con un único punto de luz a lo largo de toda la calle es imposible circular una vez cae la noche sin encender la linterna del móvil.

A pesar de llevar dos semanas conviviendo con esta situación, y tras informar a la Policía Local de esta incidencia y del consiguiente riesgo que supone la falta de iluminación para, especialmente, las personas mayores, seguimos esperando a que se tome una solución. Ojalá no sea necesario lamentar ninguna incidencia para que se solucione este problema que afecta a todos las personas que transitan por esta vía.

MANUEL MEDIAVILLA CASTRO

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

10 de marzo de 2019

  • 10.3.19
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un escrito remitido por José María Reina Espejo en homenaje a Agustín Torres Villatoro, el primer conductor del autobús urbano de Montilla. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Sirva estas líneas como reconocimiento público al montillano Agustín Torres Villatoro, conductor del primer autobús urbano de Montilla, conocido popularmente como 'El Total'. Amigo durante muchos años, mis hermanos y yo compartimos con él infinidad de vivencias. Junto a Agustín aprendimos a caminar este corto, pero intenso recorrido que es la vida.

Vivió nuestros días de colegio, como los de la mayoría de los montillanos. Primero fueron los estudiantes de las Casas Nuevas y, al inaugurar el Instituto, los del todo el pueblo. Con él compartimos nuestras primeras inquietudes amorosas juveniles, el primer cigarrillo o la primera cerveza, y Agustín siempre se mostró observador y vigilante para que las cosas salieran bien.

Fue igualmente depositario y cuidador de la mayoría de los niños que subían al transporte para asistir, en aquellos años, a los colegios de La Asunción, San Luís, Salesianos o el Instituto IES Inca Garcilaso, velando por su seguridad. Siempre fue valedor de la confianza que los padres depositaron, no solo en 'El Total', sino en su persona.

Por todo ello, en el aniversario de su fallecimiento, quiero rendir homenaje a esta persona que paso por la vida haciendo el bien a cuantos le conocieron. Seguro que donde esté, solo recibirá muestras de cariño. Un beso, un abrazo y nuestra gratitud.

JOSÉ MARÍA REINA ESPEJO

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.






6 de marzo de 2019

  • 6.3.19
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta de un miembro de la junta directiva la Asociación Carnavalesca "Los de Siempre" acerca del destino solidario del premio obtenido el pasado domingo al término del pasacalles de Carnaval, a beneficio la Asociación de Minusválidos Físicos de Montilla (Amfimo). Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Como miembro de la junta directiva de la Asociación Carnavalesca "Los de Siempre" me gustaría informar de la decisión tomada hace unos meses por los integrantes de este colectivo para que este año, al igual que ocurriera en la última edición del Pasacalles del Carnaval, se donara el premio que se obtuviera en el concurso de carrozas a una entidad de Montilla.

De esta forma, si el pasado año se destinó el premio recibido a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), a través de su Junta Local de Montilla, en esta ocasión "Los de Siempre" han querido mostrar su apoyo a Anfimo ya que ellos sí que se merecen todos los premios posibles por la labor diaria que realizan durante todo el año.

Este año nuestra carroza Érase una vez un seguro ha quedado en tercer lugar, siendo premiada con 400 euros, los cuales hemos donado muy orgullosos a esta asociación en reconocimiento al trabajo que desarrollan con las personas con alguna discapacidad física.



Además, el espíritu solidario de los integrantes de nuestra Asociación Carnavalesca "Los de Siempre" también se ha hecho patente con la participación en la campaña Escudos Solidarios que realiza la Policía Local de Montilla con el objetivo de recaudar fondos a beneficio de la lucha contra el cáncer infantil.

ASOCIACIÓN CARNAVALESCA "LOS DE SIEMPRE"

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

8 de febrero de 2019

  • 8.2.19
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta de Francisco Alcaide sobre la puesta en marcha del nuevo campo de césped artificial y la pista de atletismo de la ciudad. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Ya es una realidad. Con la celebración el pasado sábado de los Juegos Escolares y, posteriormente, del partido de fútbol oficial que el Infantil del C.D. Apedem disputó contra el Rute Calidad, quedaba inaugurado el nuevo campo de fútbol de césped artificial que, junto a su pista de atletismo, forman un complejo de lo más puntero y moderno que hay a nivel provincial.

Lo importante era ver a esos deportistas disfrutar de las instalaciones y hacer uso de una inversión millonaria para el pueblo de Montilla, razón por la cual el equipo de gobierno ha acertado en dar prioridad a ese menester y postergar una futura inauguración "oficial" con prensa y televisión.

Existe ya un calendario semanal y de fin de semana repleto de actividades futbolísticas, donde todos los clubes montillanos tienen espacio. Entrenamientos, partidos oficiales, juegos deportivos, fútbol de empresas y un sinfín de actividades futbolísticas están programadas para sacar rendimiento a este complejo deportivo de reciente construcción.

El Montilla C.F., el C.D. Apedem, el C.D. Monfuba y el C.D.F. Paquillo Moreno están de enhorabuena por la finalización y puesta en práctica de este campo de fútbol que aliviará las jornadas y horarios de entrenamientos y partidos de fin de semana. El deporte escolar, la Liga de Fútbol de Empresas, así como el popular y veraniego torneo para mayores de 14 años, también estarán presentes en estas instalaciones donde el Servicio Municipal de Deportes (SMD) será el gran beneficiado.

Y no cabe duda que, junto con la puesta en marcha la pista de atletismo, este complejo deportivo albergará una gran cantidad de atletas, triatletas y ciudadanos que solamente quieran hacer un poco de deporte por las pistas –naturalmente habilitados con calzado deportivo–.

Los atletas montillanos ya tienen un espacio idóneo donde poder desarrollar su deporte, adaptarse a la pista y pulir y arañar tiempo al crono en las carreras oficiales. Una merecida recompensa a unos atletas que representan la ciudad de Montilla en todos los podios a los que se suben.

Ya solo queda, después de este jolgorio de alegrías y celebraciones, bajar un poco de las nubes y asentar las bases de la cordura y el entendimiento. Si somos capaces de entender que estas instalaciones son de bien común, si aceptamos que, en la medida de lo posible y llegando a buen entendimiento todos saldremos beneficiados de este complejo, si cuidamos, conservamos, hacemos buen uso, lo valoramos y, sobre todo, censuramos y denunciamos los posibles actos vandálicos que pudieran suceder, estaríamos en condiciones de decir que el deporte montillano ha dado un paso hacia delante en bienestar y salud para todos nuestros deportistas.

Felicidades al equipo de gobierno por esta apuesta tan importante para la ciudadanía, y espero que este complejo deportivo sea el impulso de conductas tolerantes y saludables para generaciones actuales y venideras.

FRANCISCO ALCAIDE
FOTOGRAFÍA: C.D. APEDEM

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.






6 de enero de 2019

  • 6.1.19
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta de agradecimiento de la Hermandad de la Juventud de la ciudad a aquellas personas, entidades y colectivos que han colaborado en su XXV Campaña de Recogida de Juguetes. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



La Hermandad Salesiana de la Juventud quiere dar "GRACIAS" públicamente a Montilla por estos 25 años ayudándonos a llevar la ilusión en la mágica Noche de Reyes a través de la iniciativa de Campaña de Recogida de Juguetes que cada año ponemos en marcha.

Asimismo, la Hermandad quiere mostrar su agradecimiento al Ayuntamiento de Montilla, CB Montilla, Juguetería Nidotoys, Intnova MontillaTV, Montilla Digital, Onda Cero Montilla, CD Monfuba y todos los hermanos y hermanas de Juventud y Nazaret que han hecho este sueño realidad.

HERMANDAD DE LA JUVENTUD

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

5 de enero de 2019

  • 5.1.19
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una queja remitida por un vecino de la Avenida Antonio Miguel Navarro sobre el mal estado que presenta el acerado en esta calle de la localidad. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Expongo mi queja en este medio de comunicación para hacer público el estado lamentable del acerado de la Avenida Antonio y Miguel Navarro, a la altura de la antesala a la Cuesta Maldonado. La pésima situación que presenta la acera en este punto de la vía llega a hacer inviable el tránsito por ella.

Por ello, ante la pésima conservación de las infraestructuras de esta vía, me pregunto si, siendo contribuyente de los mismos impuestos que cualquier ciudadano de esta ciudad, ¿he de hacer caso omiso a las amenazas del 20 por ciento de recargo a los impuestos puestos por el Ayuntamiento si no pago?

Según mi humilde razonamiento, creo observar que esta vía está catalogada como de segunda –será por esto que ni se le pone una simple bombilla en Navidad– a pesar de ser una vía de entrada a la ciudad, motivo suficiente por el que debería de estar en óptimas condiciones, al menos visibles.

Pero más allá de esto, cualquiera de los contribuyentes merecemos un digno paseo por el acerado de nuestras calles y, sin embargo, en nuestro caso contamos con una acera nefasta que, una vez finaliza, da lugar a un bardal de forraje que obliga al viandante a cruzar al otro lado de la vía para poder transitar por un acerado o, en su defecto, pasear por el carril reservado a los vehículos.

Por ello, como ciudadano de Montilla, exijo que esta humilde queja llegue al equipo de gobierno de la localidad y ponga cartas en el asunto para que, al menos, no estar dejados de la "mano de Dios".

RAFAEL COBOS PORTERO

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.






21 de octubre de 2018

  • 21.10.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un artículo de J. Daniel Villalobos Polo, coordinador de proyectos Erasmus del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Gran Capitán, sobre la participación de este centro educativo montillano en diferentes programas europeos. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



El CEIP Gran Capitán comenzó hace seis años su andadura como centro bilingüe y, como antes, su profesorado ha sentido la inquietud de hacerlo mejor, si se puede. El programa Erasmus+ de la Unión europea nos brindaba la oportunidad de formarnos en idiomas (francés e inglés) y en metodología CLIL, al tiempo que nos permitía realizar un análisis de diferentes sistemas educativos (finlandés, irlandés, francés, alemán e inglés).

Todo con el principal objetivo de mejorar la calidad de enseñanza de nuestro centro, la atención al alumnado inmigrante y al de necesidades educativas especiales. También pretendía dotar a nuestro profesorado de unos buenos niveles de inglés y francés.

A partir de aquí nos embarcamos en el primer proyecto Erasmus, planteado para dos años, que se llamó Tendiendo puentes. Para desarrollar este proyecto realizamos dos cursos de Francés en Montpelier, un curso de metodología CLIL en Irlanda, uno de formación en Inglés también en Irlanda, dos de atención al alumnado inmigrante en Londres y uno centrado en visitas a centros escolares de Finlandia (elegido por ser un referente en las pruebas PISA). Este último sirvió para establecer los contactos que nos han llevado a presentar el proyecto con alumnado que comenzamos a trabajar este curso.

Posteriormente y siguiendo la estela del proyecto anterior, elaboramos un segundo proyecto: Tendiendo puentes II. En esta ocasión cambiamos los cursos estructurados por visitas, de una semana, a centros concretos de Francia, Alemania, Inglaterra e Irlanda. Durante estas visitas estudiamos la atención que se hacía del alumnado inmigrante, del de necesidades educativas, de la gestión de los centros y de diferentes aspectos metodológicos.

Entramos en clase como profesorado observador y también llevamos parte de la cultura de Montilla gracias a la colaboración del área de Turismo y de entidades como la cooperativa Nuestra Señora de la Aurora. El profesorado que participó de estas movilidades realizó diferentes actuaciones a nivel del alumnado y del claustro de los diferentes centros.

En el curso realizado en Dublín volvimos a encontrarnos con el profesorado de Helsinki y cerramos diferentes aspectos del proyecto Erasmus K229, que ahora sí por fin nos permitía realizar estas movilidades con alumnado. En concreto, logramos la unión de colegios de seis países, a saber: Grecia (país coordinador), Eslovenia, Bulgaria, Italia, Lituania y nosotros por España.

Durante el desarrollo de los dos primeros proyectos se han realizado numerosas actividades en nuestro centro para implicar a toda la comunidad educativa del Gran Capitán entre las que destacamos: las celebraciones de Halloween (mezclando cultura anglosajona y las costumbre de todos los santos españolas); participación en debates televisivos; concursos culturales sobre las visitas que realizaba el profesorado en los diferentes países; realizamos una especie de FITUR (con los países de los proyectos realizados y de los que pensamos visitar en este nuevo proyecto); escribimos algunos artículos para la revista Educan 2.0; celebraciones con gymkhanas del Día de Europa; y también realizamos ponencias en diferentes cursos del Centro del Profesorado (CEP) de Córdoba y charlas informativas a los padres.

Así llegamos al Proyecto K229 “The European cultural framework promotes social inclusion incresing the skills of our disadvantaged students”. Este proyecto tendrá una duración de dos años durante los cuales visitaremos los países citados anteriormente, a razón de tres visitas por curso escolar, empezando por Grecia hoy mismo y terminando aquí en Montilla el mes de mayo del 2020.

A cada país acudirán dos profesores y dos alumnos de cada uno de los participantes. El alumnado se hospedará en casas de los estudiantes del país visitado y desarrollarán numerosas actividades que les permitan conocer los diferentes aspectos culturales de dichos países.

Tanto la selección del profesorado participante como la del alumnado responden a una serie de criterios debatidos por el grupo de profesores responsables de la coordinación del proyecto y aprobados por el Consejo Escolar.

Hemos seleccionado al alumnado de quinto curso por madurez y por poder atender a dos años vista al alumnado visitante cuando venga a nuestro país y, de entre los voluntarios de estos cursos y atendiendo a los criterios establecidos, se han seleccionado diez participantes y han quedado en la reserva siete más. De hecho, llevaremos la propuesta de ampliar el cupo de alumnado que participe en las movilidades del 2019 y 2020.

J. DANIEL VILLALOBOS POLO
FOTOGRAFÍA: CEIP GRAN CAPITÁN

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.






18 de octubre de 2018

  • 18.10.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta de José Luis Márquez, presidente de la Asociación de Artesanos de Montilla “Solano Salido”, en respuesta a un comentario publicado en Facebook por Enrique Garrido, gerente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Como presidente de la Asociación de Artesanos de Montilla “Solano Salido” me veo en la obligación de dar respuesta al desafortunado comentario que Enrique Garrido, gerente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, deslizó hace unos días en una conocida red social.

Este señor, que representa a todo el sector del vino de nuestra comarca, menoscabó la labor del tejido asociativo de Montilla afirmando que cada vez que el Ayuntamiento cede las instalaciones de Envidarte “para un concurso de canarios” o para “un certamen de artesanos”, se “cabrea”. Lo dijo así, literalmente, aunque añadió que lo decía “en el buen sentido de la palabra”, como si un comentario así pudiera tener un sentido bueno.

Lo insólito del asunto es que el exabrupto de marras venía a raíz de la decisión del Ayuntamiento de Montilla de ceder Envidarte –que durante algunos años acogió la sede del Consejo Regulador– a la Guardia Civil para que pudieran conmemorar la festividad de su patrona, la Virgen del Pilar. Un hecho que, para el señor Garrido, supone un “subidón” pero que, sin embargo, contrasta con otras actividades promovidas por colectivos ciudadanos que al gerente del Consejo Regulador le “cabrean”, no sabemos muy bien por qué.

Para evitar malos entendidos, quiero dejar por sentado que a la Asociación de Artesanos “Solano Salido” le parece una gran idea que el Ayuntamiento de Montilla ceda Envidarte a la Guardia Civil para que puedan celebrar la festividad del Pilar en unas instalaciones de titularidad pública, amplias y, además, situadas muy cerca de su Casa-Cuartel. Como padre de guardia civil no creo que sea necesario dejar expresa constancia del respeto que me merece la Benemérita, porque puede suponerse fácilmente.

Lo que sí convendría aclarar al señor Garrido, por si lo desconoce, es que las diferentes asociaciones y colectivos de Montilla venimos cumpliendo desde hace décadas una labor social importante en muchos ámbitos: culturales, deportivos, profesionales, educativos… Al igual que el vino que él defiende, el tejido asociativo también forma parte de la identidad de esta ciudad y hay que ampararlo y protegerlo.

En nuestro caso, en el de la Asociación de Artesanos de Montilla “Solano Salido”, venimos apostando desde su fundación por recuperar oficios perdidos y conservar los que todavía se mantienen, entre los que destaca el de la tonelería, tan relacionado con ese sector del vino al que su Consejo Regulador ampara.

Por fortuna, y lo digo a la vista de su lamentable comentario, las asociaciones y colectivos de Montilla no dependemos del Consejo Regulador sino de nuestro Ayuntamiento que, a lo largo de los años, y con Corporaciones de distinto signo político, han venido apostando por potenciar la participación ciudadana, un elemento valioso para cualquier sociedad democrática, a pesar de que su mera existencia parezca “cabrear” a algunos.

Es el Ayuntamiento, como titular de las instalaciones de Envidarte, el que nos permite utilizar este espacio público, pagado con nuestros impuestos. Y es ese mismo Ayuntamiento el que autoriza al gerente del Consejo Regulador a disfrutar de un buen despacho en unas instalaciones que hemos ayudado a levantar los vecinos de este pueblo con mucho sacrificio.

Se lo vuelvo a repetir porque me consta que no reside en Montilla y es probable que, hasta hoy, no hubiera caído en la cuenta de que las tres sedes diferentes de las que ha disfrutado el Consejo Regulador en nuestro pueblo han sido costeadas por todos los montillanos, es decir, por las personas que estamos empadronadas en este pueblo y, por tanto, pagamos aquí nuestros impuestos.

De manera que le ruego que la próxima vez que tenga en mente menospreciar el trabajo de las asociaciones montillanas, medite antes si, a lo mejor, debe el confort de su despacho a los impuestos salidos de los bolsillos de sus socios. De esta forma, todos saldremos ganando, en especial, la Denominación de Origen a la que usted todavía representa.

JOSÉ LUIS MÁRQUEZ RUIZ
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.






1 de octubre de 2018

  • 1.10.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un entrañable artículo de Julio Portero, colaborador de este periódico y yerno del imaginero Francisco Solano Salido Jiménez, fallecido este sábado a los 87 años de edad. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Francisco Solano Salido Jiménez fue capaz de mantener a lo largo de su vida la ilusión y el amor a su oficio desde que, siendo un niño, se despertara en él la afición por la talla. Con ocho años ya se entretenía en los recesos de la vendimia rayando con la navaja pequeños motivos en trozos de madera.

Lo suyo fue premonitorio porque, desde muy temprana edad, ya apuntaba maneras para convertirse en el futuro en un reconocido tallista de la madera. Difícil elección para un muchacho criado en el seno de una familia de agricultores, en la que su futuro parecía estar destinado a continuar trabajando en las labores del campo que poseían sus padres.

Pero, con tesón y esfuerzo, el más pequeño de la familia tomaría otro oficio distinto al que el destino le tenía reservado. Así, el joven Solano Salido empezó compaginando su aprendizaje con el que siempre consideró su maestro, el tallista Antonio González Martínez. De este modo, se convirtió en alumno aventajado y, llegado el momento, el que fue su maestro en la talla ya no podía enseñarle más sobre este artístico oficio.

Fue entonces cuando contó con el respaldo de Alberto Leiva Garrido, maestro carpintero que poseía en la calle Enfermería uno de los talleres con más prestigio de Montilla. Allí estuvo con la familia Leiva, de la que ha guardado siempre un gran cariño, hasta que se instaló por su cuenta, en diciembre de 1945. Contaba entonces 15 años de edad. Al poco tiempo recibiría un primer encargo importante de los Jesuitas: la talla de un paso para el Corazón de Jesús.

Con las primeras luces de la mañana, el maestro Solano Salido comenzaba su trabajo diario. Los primeros rayos de sol que entran por la ventana del estudio van iluminando su banco de trabajo, dejando al descubierto sus afiladas gubias y los descartes hechos ya virutas de madera de Flandes.

El artista, en la soledad de su taller, devastaba a golpe de gubia el bloque de madera hasta que se comenzaba a vislumbrar la forma de una figura. Una soledad a veces rota por la música de zarzuelas que tanto le gustaban.

Este artista montillano atesoraba todo lo que cualquier profesional quisiera saber de un oficio bien aprendido. Para él no tenían ningún secreto las diferentes técnicas que se aplican a la madera, sencillamente porque había trabajado en todas estas disciplinas, como es el dorado en sus diversas técnicas o los tratamientos de la madera policromada. De su taller, que siempre estuvo situado en su casa de la calle Blanco, han salido importantes trabajos para la Semana Santa montillana y de la provincia.

El maestro Solano, al que se le conoce por Solano "El Tallista", tiene gran parte de su trabajo diseminado en iglesias, cofradías e, incluso, en la Casa Real. También en viviendas particulares, gracias a sus muebles de estilo. Varios de los grandes marcos con ornamentación que exhiben los lienzos del pintor José Santiago Garnelo y Alda en la Casa de las Aguas son obra suya.

Toda una vida dedicada al noble oficio de la talla, dorado y policromía de la madera que ha sido suficiente para que se le reconozca la gran labor que ha legado a su pueblo. Por eso, la Asociación de Artesanos de Montilla le distinguió en 2013 como Presidente de Honor del colectivo que, desde ese momento, se denominaría Asociación de Artesanos “Solano Salido”.

Importante es el trabajo de restauración de la imagen de El Santico, al igual que realizó otra imagen titular para una iglesia de Madrid y restauró completamente el retablo del antiguo asilo. A su vez, un viejo boceto que se conserva en su estudio le sirvió para realizar la imagen de nuestro santo patrono para el pueblo de Montoro, en la que participó junto a los artistas José González Candelas y José Gracia.

Con todo, es en las cofradías donde está el grueso de su obra, en la que escultura y talla en madera caminan estrechamente de la mano. Solano Salido pudo presumir de habernos dejado un legado de sus numerosos trabajos en los pasos de la Semana Santa de Montilla. No en vano, suya es la talla de los primeros pasos de Jesús Orando en el Huerto y de Jesús Preso, que celebraban estación de penitencia en la tarde del Jueves Santo.

También salieron de su gubia, en colaboración con su hijo, el pintor y escultor Paco Salido, los cristos realizados en escultura completa de la Misericordia, la Flagelación y Yacente. Este último procesiona en Montemayor.

Al vivir en contacto con el maestro Solano he sido un oyente privilegiado de los relatos de un hombre grande que poseía unas fuertes manos y un gran corazón. Siempre nos quedaba la sensación de estar delante de una persona con un amplio bagaje de vivencias, algo enriquecedor, sobre todo, cuando viene de alguien sencillo que nunca se dio importancia.

Y es que, teniendo la oportunidad de adquirir un mayor prestigio y reconocimiento en Madrid, prefirió quedarse en su pueblo. En esta zona vinícola de tierras albarizas que le vieron nacer allá por 1930 están sus orígenes, tan clavados en la tierra como las profundas raíces de las viejas cepas de uva Pedro Ximénez que de sobra conoció. Por eso, comprendo ahora que le brillaran los ojos cuando hablaba de su pueblo, de sus vivencias, y de su apego a la tierra que le vio nacer y que ayer le dio su último adiós.

JULIO PORTERO
FOTOGRAFÍA: JULIO PORTERO

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.






1 de septiembre de 2018

  • 1.9.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta remitida por un vecino de Montilla sobre la terrible experiencia que vivió a principios de verano cuando trataba de entrar en Estados Unidos. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



El pasado 13 junio viajé a Estados Unidos en un vuelo desde Madrid a Charleston, con escala en Philadelphia. Cuando tomé mi avión todo era perfecto para mí; estaba supercontento porque, después de tres años, iba a volver a ver a mi prima, que vive allí, y podría pasar todo el verano con ella.

Aterrizamos en el aeropuerto de Philadelphia y me dirijo a recoger mi maleta para ir a Aduanas y así poder cumplimentar los requisitos de acceso a los Estados Unidos. Llego al mostrador donde enseñas el pasaporte, te toman las huellas dactilares y te hacen una foto.

También me hicieron unas preguntas sobre qué iba hacer en el país y cuánto tiempo pensaba estar. Yo respondí que iba a visitar a mi prima, que era de allí, y que iba a estar unos tres meses. "¿Noventa días entonces?", me preguntó el policía, a lo que yo respondí que sí. Automáticamente, cogió mi pasaporte y lo metió en un sobre y se lo dio a otro policía que me dijo que lo siguiera.

Me llevó a la sala de Aduanas donde me volvieron a preguntar lo mismo que en el mostrador. No obstante, me pidieron que pusiera la maleta sobre una mesa para revisarla y la miraron por encima, al igual que la mochila y la riñonera, que es donde llevaba el móvil y el ordenador. También miraron el dinero que llevaba y si llevaba tarjetas de crédito.

Tras esta inspección que yo creía rutinaria, la oficial de Aduanas se dirige a mí para decirme que yo voy a Estados Unidos a trabajar porque llevo poco dinero. Yo le respondo que no, que voy de vacaciones a visitar a mi prima y a pasar el verano con ella.

Me hacen desbloquear mi móvil y entregárselo, a la vez que me ordenan que me siente en una silla. Pasan unos minutos y regresa la oficial y me espeta: "Usted ha engañado a un federal de los Estados Unidos y está atentando contra los Estados Unidos. Por eso, va a ser deportado del país y volverá a España".

En ese momento me sentí muy frustrado al entender que había perdido todo el dinero que había ahorrado durante meses para poder hacer ese viaje. La oficial de Aduanas me dijo que tenia derecho a una llamada no internacional, es decir, solo podía contactar con alguien de Estados Unidos, por lo que pensé en llamar a mi prima, que es de allí. No obstante, también pensé en llamar a la Embajada de España pero me dijeron que no podía porque, supuestamente, estaba cerrada, algo que luego he sabido que no es cierto porque las delegaciones diplomáticas funcionan las 24 horas del día.

Tras un rato en una sala sentado, se acercó de nuevo la oficial de Aduanas y me anunció que iba a pasar esa noche en prisión. "¿Encarcelado?", le pregunté, a  lo que me respondió con un "sí" rotundo. En ese momento no me agobié, ya que pensé: "bueno, estaré aquí en una sala o, como mucho, en una celda pero dentro del aeropuerto". Y es que en ese momento solo pensaba en volver a España, ya que la preocupación por el dinero del billete había desaparecido desde hacía rato.

Pero mi verdadera tortura empieza cuando, de repente, aparecen dos federales con chaleco antibalas, armas y todo tipo de artilugios que me parecieron como de guerra. Me dicen que me levante y proceden a cachearme y, posteriormente, a colocarme un cinturón en la zona lumbar con unas esposas para las manos. Les juro que, en ese momento, yo estaba como en estado de shock porque no sabía qué había hecho para estar esposado.

Me sacan del aeropuerto y me meten en un furgón de los federales con una ventanilla muy pequeña. Cuando arranca el vehículo, pienso que me trasladan a otra zona del aeropuerto que estará habilitada para los que deportan a su país pero, de pronto, veo que cogen un desvío y una especie de una autovía que desemboca en un camino. En ese momento se difuminó mi idea inicial y fui consciente de que me llevaban a otro sitio que ya no podía imaginar.

Tras una serie de gestiones en una cabina llena de policías, veo que se levanta la barrera y el furgón avanza hacia una cárcel enorme, con unas medidas de seguridad como las de las películas: vallas enormes, llenas de alambres de espino, y torres de guardia con unas luces gigantescas. No podía creer lo que estaba viendo.

El furgón se detiene junto a la primera puerta, Suena como un pitido, una sirena. Se abre el portón, pasa el coche y la puerta se cierra a nuestras espaldas, esperando a que abra otra puerta exactamente igual. Así hasta en varias ocasiones.

Me bajan del furgón, me alumbran con unos focos y me meten en una especie de garaje antes de entrar en la cárcel. En ese momento paso a poder de la policía carcelaria, cuyos agentes me retiran las esposas, me cachean y me las vuelven a poner.

Se abre una puerta corrediza blindada y los policías me llevan dentro. Me vuelven a quitar las esposas y me pasan por un detector de metales. Me acompañan hasta una sala donde me quito mi ropa y me dan un mono de preso con listas blancas y rojas, un pantalón azul marino y unas zapatillas azul marino. También me dan un petate con una sabana, una manta y un cepillo de dientes.

Al salir de esa sala es cuando empieza mi verdadero infierno. No me podía creer dónde estaba. Era un pasillo superlargo, con celdas a ambos lados. Los policías me llevaron hacia mi celda, donde había tres personas más, latinos todos, que fueron mi único apoyo ya que, al menos, hablaban español y estuve toda la noche dialogando con ellos.

Las condiciones de esa celda eran infrahumanas: en unos 5 metros cuadrados estábamos cuatro personas tiradas en el suelo, con una manta para protegernos del frío espantoso que hacía. Esa misma noche, no sé qué hora sería –porque pierdes la noción del tiempo–, se escuchó como una alarma y nos cambiaron a otro módulo: una celda parecida a la anterior, con las mismas dimensiones prácticamente, y con un lavabo y un retrete.

Apenas si pude quedarme un poco adormilado, ya que llevaba muchas horas sin dormir y sin comer ni beber nada de agua. En serio, aquello parecía una pesadilla de la cual no era capaz de despertar. Pero mi cuerpo se activaba cada dos por tres. ya que tampoco sabía realmente qué personas estaban conmigo en la celda, aunque ya había hablado con ellos. Pero no me fiaba.

Ya por la mañana nos dan algo de comer pero nada de agua. Nos echan la comida por una trampilla que tiene la puerta y hay que andarse listo porque ellos sirven rápido y, si se cae al suelo, es de ahí de donde tendrás que recoger tu desayuno.

Pasaron horas –o quizás solo minutos, pero a mí me parecía todo algo eterno– y nos sacaron de la celda. A mí me separaron de mis compañeros y me llevaron al médico, que estaba en una zona próxima al acceso de la prisión, por donde había entrado la noche anterior.

Un médico me hace un chequeo y me va haciendo preguntas que yo no entiendo porque apenas hablo inglés. Me midió la tensión arterial, me revisó los ojos y la temperatura corporal con un termómetro y luego me inyectó algo que, a día de hoy, todavía no sé qué es. Supongo que algo para prevenir posibles infecciones dentro de la cárcel.

El médico me dijo que ya podía salir y el policía me acompañó hasta la puerta, desde donde pude ver que a mis compañeros de celda se los llevaban engrilletados junto a otros presos. Les deseé suerte ya que su situación eran bastante más desafortunada que la mía.

Tras el chequeo médico me trasladaron a otro módulo diferente, a una celda parecida, con una ventanilla parecida a las de las salas de visitas de las cárceles. Pero al otro lado no había nada: era una celda muchísimo más pequeña, hasta tal punto que no cabía tendido.

Al cabo de unas horas me volvieron a cambiar a una celda igual pero, si me apuran, algo más pequeña aún. No obstante, ahí ya tenía más perspectiva, ya que veía a la gente del pasillo y me di cuenta de que había reclusos que ayudaban a los policías y que llevaban otro tipo de mono, con franjas naranjas y blancas.

Uno de ellos fue a mi celda y me dio una especie de Aquarius. Cuando le pregunté en inglés que cuándo iba a ir de nuevo al aeropuerto para coger mi vuelo a mi país, me dijo que el lunes o el martes. Ahí empezó una nueva agonía para mí, ya que no sabía ni cuándo iba a poder regresar a España ni si mis padres y mis familiares estaban al tanto de lo que me estaba ocurriendo.

Pasó poco tiempo y, en esa misma celda donde yo estaba, que resultaba realmente claustrofóbica, metieron también a otro recluso, también de origen latino, con cortes en la cara, con magulladuras por el cuerpo y el pie destrozado. Estuve hablando con él y, según me explicó, le habían pegado porque intentó colarse en Estados Unidos de manera ilegal.

Tras un buen rato apareció el recluso al que le había preguntado que cuándo iba a poder regresar al aeropuerto y me anunció que los federales habían vuelto a la cárcel a por mí. En ese momento debo reconocer que me cambió el gesto serio de la cara y me entró una felicidad tremenda, sobre todo cuando llegó un policía que me acompañó hasta la sala de la noche anterior, de donde recogí de nuevo mi ropa y me la puse para salir afuera.

Los federales me volvieron a esposar y me sacaron de la cárcel por el mismo sitio por el que había entrado, en dirección hacia el aeropuerto. Ya iba en un furgón diferente, con unas ventanas más amplias. Una vez en el aeródromo, recorrí todos los pasillos esposado hasta llegar a Aduanas, donde me dieron agua por fin y donde ya pude recoger mi maleta y todas mis cosas.

Me volvieron a esposar y me llevaron hasta el avión que, por fin, me llevaría de regreso a España. Me quitaron las esposas y me acomodaron en el avión, donde reconocí a una azafata que iba en el vuelo que cogí de Madrid a Philadelphia y que, la verdad, me trató genial durante todo el viaje.

Una vez llegué a Madrid por fin, salí del avión y me estaban esperando dos policías nacionales, que me preguntaron qué me había pasado en Estados Unidos. Les mostré el pasaporte, les narré mi experiencia y me dejaron seguir mi camino. Recogí mi maleta y, por fin, pude ver a mis padres y a mi primo, que quiso acompañarlos desde Montilla hasta Madrid.

Por fin estaba en España, con los míos. Ya no me importaba ni el dinero que había perdido ni las horas tan angustiosas que pasé en Estados Unidos. Ahora que veo lo ocurrido con perspectiva puedo decir que lo que más me dolió fue que no me dejaran pasar un verano que pintaba perfecto con mi prima, a la que tenía muchísimas ganas de ver. Otra vez será.

ANTONIO LÓPEZ VELASCO

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.






11 de agosto de 2018

  • 11.8.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un artículo remitido por José María Reina Espejo sobre la historia de la empresa montillana Autobuses R. Reina. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Toda gran empresa tiene una historia que contar y yo les invito a conocer la nuestra. Nuestra empresa nació en los años cincuenta, haciendo el transporte con carros, desde la estación de ferrocarril de Cabra al pueblo. Rafael Reina Alcaraz, El Abuelo, realizaba su trabajo recogiendo y repartiendo todas las mercancías que el pueblo necesitaba y que por aquel entonces solo llegaban por ferrocarril, como medio mas urgente de transporte.

Es cuando uno de sus hijos, Rafael Reina Cantero, junto con su esposa, Doña Rosario Espejo Peña, logran realiza su sueño: fundar una empresa de transporte de viajeros por carretera. La compra de su primer autobús supuso un sacrificio del que participó activamente su hermano Antonio.

El viaje inaugural fue de Cabra al Llano del Espinar, ampliando desde aquí hasta Montilla en días alternos. Era un recorrido corto en kilómetros pero, debido al estado de las carreteras y de los caminos, realmente duraba toda una mañana, haciendo escalas en los diferentes cortijos y casillas, a solicitud de los usuarios.

En aquellos años no existían asientos numerados: cada uno se sentaba donde podía, incluso en la vaca si era necesario. En esa época los viajes eran una gran prueba de habilidad y destreza por parte de los conductores, pues los caminos eran peligrosos y las carreteras, escasas. El conductor tenía que hacer las veces de cobrador, maletero, administrador y, en caso de avería –algo que ocurría casi a diario– tenía que hacer de mecánico.

El primer sueño del matrimonio se había cumplido: realizar el transporte público de viajeros entre las localidades de Montilla, Cabra, Llano del Espinar y Castro del Río. Poco a poco, el negocio fue tomando impulso y comenzaron a pensar en tomar nuevas iniciativas. Doña Rosario cae enferma y fallece, dejando tres hijos –Rafael José María y Antonio, de muy corta edad– al cuidado de su padre, que tiene que educarlos, formarlos y cuidar de sus intereses como herederos.

En muy poco tiempo contrae nuevas nupcias con Doña Sierra Serrano Aranda y, de dicho matrimonio, nacen tres hijos: Pedro, Rosario y Paco. Rápidamente, retoma la idea concebida de expansión empresarial y funda en 1960 Autobuses Urbanos de Montilla R. Reina “El Total”, situando la sede social y la central de Operaciones de la empresa en Montilla.



No obstante, Don Rafael Reina siente nuevas inquietudes. No se conforma con lo que había logrado y quiere llegar a nuevos lugares, por lo que funda con su cuñado, Don Vicente Flores, y su esposa, Carmen Reina, la empresa de Autobuses Urbanos de Écija (Sevilla), a mediados de los años sesenta, convirtiendo esta ciudad en unos de los bastiones del transporte de viajeros más importante de la zona.

No conforme con lo ya puesto en marcha, crea el Transporte de Servicios Especiales y se inician dando cobertura turística no solo a Montilla y Écija sino a todas las poblaciones que confluían en la zona, fomentando, sobre todo, los servicios de playa a Málaga, Torremolinos, Nerja, Fuengirola, Cádiz, Matalascañas o Huelva.

En ese mismo tiempo se da un nuevo impulso desarrollando, en colaboración con la Administración, el Transporte Escolar, además de servicios a fábricas y diferentes cortijos, transportando a sus lugares de trabajo a los jornaleros que cubrían las necesidades agrícolas del momento.

Las cosas nunca fueron fáciles, el trabajo muy duro, de día y de noche, pero siempre con la mentalidad de triunfadores, de hacer las cosas bien y, a la primera, esto nos llevó al lugar que ahora ocupamos. La Empresa de Autobuses R. Reina, en aquella época, siempre tuvo una misión: cumplir transportando personas y bienes asegurándose de la atención, la responsabilidad social, la satisfacción de los clientes y la excelencia en el servicio.

JOSÉ MARÍA REINA ESPEJO

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.





26 de julio de 2018

  • 26.7.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un homenaje de José María Reina Espejo al autobús urbano de Montilla, conocido popularmente como 'El Total'. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



La empresa de autobuses R. Reina, concesionaria de los autobuses urbanos de Montilla, fue fundada a mediados de los años 50 teniendo su sede en el Llano del Espinar. Inició su andadura realizando la línea del Llano de Espinar a Montilla, del Llano del Espinar a Cabra y del Llano del Espinar a Castro del Río, unos servicios que se realizaban en días alternos.

En aquella época era masiva la utilización de este medio de transporte, además de muy variados y necesarios los servicios prestados a los habitantes de la zona, tales como traslado médicos, sanitarios, servicio de asistencia farmacéutica, cartería, paquetería, compras de alimentación y todo tipo de enseres, servicios administrativos, etc., que requerían las personas de los distintos cortijos, casas y habitantes del Llano del Espinar.

A finales de los 50, Rafael Reina Cantero puso en marcha una nueva iniciativa de transporte y creó, en colaboración con el Ayuntamiento de Montilla, la Empresa de Autobuses Urbanos de Montilla a comienzos de 1960, siendo el primer autobús de Montilla el que aparece en la foto, agilizando, y de qué manera, el desarrollo industrial y comercial del pueblo.

La sabiduría popular rápidamente asignó un nombre al autobús, 'El Total', después de que a alguna usuaria se le ocurrió decir "Total por 1 peseta (que costaba) mi marido no come ensalá". De esta forma fue bautizado, y se conoce hasta la fecha, al autobús urbano de Montilla y a la familia Reina, los del Total, como concesionaria.

Para llevar a efecto esta iniciativa, con horario de 7.00 de la mañana a 15.00 de la tarde y de 17.00 de la tarde a 23.00 de la noche, más las recogidas de teatro, contó con la inestimable colaboración del abuelo Rafael, que hacía de cobrador, y de Agustín, como conductor. El relevo de Agustín lo hacía Rafael padre. Los hijos Rafael, José María y Antonio, herederos mayoritarios de Rafael Reina Cantero, relevaron al abuelo Rafael de forma alternativa como cobrador, y Antonio se convirtió en el mecánico de la empresa que, junto a Paco Arce, hacían funcionar cada día tan preciada joya.

Desde esta tribuna quiero rendir homenaje al primer autobús que tuvo Montilla y a Rafael Reina Cantero describiendo, de la mejor manera, a este pequeño y gran símbolo de nuestro pueblo.

El autobús marca Ford, de unas treinta plazas de color crema y rojo en su parte exterior, contaba con dos puertas en la parte izquierda y una en la derecha para acceder el conductor, todas ellas con apertura de maneta, los cristales de corredera en los laterales, siendo los de las puertas accionados en subida y bajada por una correa de cuero con agujeros para fijarlos en un perno a diferentes alturas.

En su morro delantero y sobre los guardabarros se fijaban dos faros, que apenas alumbraban, más dos pilotos que hacían de intermitencias, todo ello franqueado por un imponente y rudimentario paragolpes delantero. Por su parte, en la parte trasera tenía dos pilotos, uno de posición y el otro de intermitencia. Los parabrisas eran abatibles para poder soportar las temperaturas del verano, en el del conductor se acoplaba un pequeño motor que hacia girar al limpia parabrisas, la mayoría de las veces había que hacerlo manual.

Carecía de portaequipajes y solo tenía una vaca –a la que se accedía por una escalerilla plegable instalada en la parte trasera del vehículo– donde poner los mismo apilados, amarrándose con cuerdas para no perderlos.

Con un motor de cuatro cilindros de gasolina, en los años 60 se mezclaba esta con un 75 por ciento de petróleo, y salía mucho más rentable. La caja de cambios de 4 velocidades contaba con una palanca de cambio que se necesitaba dos manos para cambiar de velocidad. Los frenos eran de varilla y el freno de mano unos calzos de madera, instalados debajo del asiento del conductor. El volante, enorme y sin dirección asistida, solo se movía a base de fuerza de Rafael y Agustín. Todo un alarde de tecnología de la época.

Finalmente, la parte interior del primer autobús urbano era completamente de madera con asientos tipo banco, recubiertos por una capa de cuero.

Este fue nuestro querido 'Total', testigo mudo de todos los acontecimientos ocurridos en nuestro pueblo; cómplice activo de todas las actividades cinematográficas y teatrales celebradas en el Teatro Garnelo, desde Manolita Chen hasta Manolo Escobar; participó de ferias, actos populares y sociales hasta altas horas de la madrugada.

Fue igualmente testigo del derribo de los Arcos de la Puerta de Aguilar. Vio como la actividad comercial de nuestra ciudad prosperaba, adecuando los negocios a la nuevas tendencias, observando cómo abrían unos y cerraba otros emblemáticos en La Corredera como Lirola, La llave, Sastrería Armenta, Tejidos Los Naranjos, Leiva (frente al Ayuntamiento), Tejidos Sánchez, Heladería Cabello, etc. Testigo, que hoy día sigue siendo, de toda la actividad viva de nuestro pueblo.

JOSÉ MARÍA REINA ESPEJO

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.






14 de julio de 2018

  • 14.7.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un relato de Francisco Alcaide en torno al patrón de Montilla, San Francisco Solano, en el día de su onomástica. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Hace ya algunas décadas, coincidiendo con el solsticio de verano y muy cercanos a las fiestas del patrón, un padre y su pequeño hijo paseaban envueltos en el atardecer por un sendero que les ofrecía como desenlace unas bonitas vistas de nuestra ciudad.

Detuvieron su caminar cuando abordaron con sus miradas un arco de entrada hacia algún lugar, perdido en mitad de la nada, asolado y desprotegido por el tránsito del tiempo. La Huerta del Adalid los envolvió en unas sensaciones de paz y sosiego todavía latentes a pesar del paso de los siglos.

El chico, pequeño de estatura pero vivo como la cal, alzó la mirada hacia la entrada del antiguo cenobio franciscano, miró a su padre con interrogación y ante la inocencia que la edad le otorgaba, demandó a su progenitor que le asistiera en la ignorancia del escaso conocimiento que atesoraba del lugar en cuestión.

El padre, valedor de sabiduría y entendimiento, esbozó una sonrisa en sus labios justo en el instante en el que se dispuso a narrarle la historia de un personaje que habitó este lugar siglos atrás y que, con los años, sería el montillano más universal de todos conocido. La historia decía así:

Vio nacer la Montilla de la época cervantina, allá por el año 1549, un joven de "hidalga" madre y no menos "ilustrísimo" padre. Dueño de valores y enseñanzas muy demandadas en la época, ejerció y se instruyó en los Jesuitas montillanos durante los primeros años de su vida.

Pero fueron sus pensamientos de ayuda al prójimo y su recogimiento espiritual los que le hicieron tomar la decisión de ingresar como novicio en el cenobio de San Lorenzo de los monjes franciscanos, un espacio idílico construido y sufragado por Catalina Fernández de Córdoba, segunda marquesa de Priego. En este lugar de recogimiento y rezo, Francisco Solano aprendió y se educó en el arte de la sencillez y la pobreza, cualidades que llevaba innatas desde su nacimiento.

La etapa de meditación y de enseñanzas acaba en el convento de Loreto (Sevilla) en el año 1576 con la ordenación de sacerdote. Teólogo y predicador en los alrededores de Sevilla, Solano admiraba la calidad humana de los misioneros y su meta empezó a convertirse en realidad hacia 1589, cuando zarpó desde el Puerto de Indias (Sevilla) con dirección a las Américas, un viaje sin retorno que marcaría la vida de ese joven aventurero.

Paraguay, Uruguay, México, Perú, Bolivia y Argentina fueron los países donde Francisco Solano colonizó y evangelizó a miles de indígenas, ayudando en labores de enfermería, albañilería y en la siembra de campos.

Fueron 20 años de continuo desgaste físico y mental en unas condiciones muy desfavorables. Su afán por la pobreza absoluta y el rezo continuo mermaron poco a poco su salud. Pasaba muchas noches en vela acompañando a enfermos y se alimentaba solo de hortalizas y algunas verduras.

El exceso de cansancio y la falta de nutrientes le pasaron factura el 14 de julio de 1610 en la enfermería del convento de Lima. El llamado "Apóstol de las Indias", el hombre que los libros y las leyendas atribuyeron muchos milagros en vida, el " Taumaturgo del Nuevo Mundo" fue hecho santo en diciembre de 1726 por Benedicto XIII tras más de medio siglo ayudando al necesitado.

Montilla, querido hijo, hizo patrono de nuestro pueblo a tal insigne paisano, celebrando su festividad el día que cerró los ojos por última vez. Solano, apelativo singular de todos los Franciscos en la ciudad de Montilla, rinde honores al "guardián de las Indias", al "mejor de todos los montillanos".

FRANCISCO ALCAIDE
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.






20 de junio de 2018

  • 20.6.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta de Francisco Alcaide, componente del Club Deportivo Apedem Montilla, en la que reflexiona sobre los grandes retos de la humanidad en el siglo XXI coincidiendo con la celebración del Mundial de Fútbol en Rusia. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Avanza junio, un mes que destaca por la entrada del Solsticio de Verano y, cada cuatro años, como saben bien los más futboleros, por la celebración del Mundial de Fútbol. Arrancó Rusia 2018. Bienvenidos a la amnesia mediática.

Es increíble cómo el Deporte Rey se convierte durante un mes en el foco de conversación de toda la sociedad mundial. Ciudadanos de todas las razas, nacionalidades y etnias lingüísticas y culturales hacen apuestas, comentarios e, incluso, se atreven a pronosticar durante gran parte del día qué equipo será el ganador de este torneo mágico y poderoso llamado Mundial. Televisiones, radios, prensa escrita y redes sociales bullen en una efervescencia de júbilo tras el trascurso de los múltiples encuentros que se disputan a diario.

Haciendo uso de la lógica y mostrando una especial preocupación por los múltiples desajustes que a diario suceden en todo el planeta, les propongo hacer un símil o asemejar palabras propias del deporte del balompié con los graves y continuos problemas que atesora la sociedad actual.

Las tanganas que a diario se forman en las televisiones nacionales con programas de color rosa no son más que disparos al travesaño de la incultura y el vacío lingüístico que sufren todavía gran parte de la sociedad. La táctica para hacer una buena defensa del conocimiento te la otorga un buen toque de lectura diaria y conocimiento verbal. Ganar este partido depende de nosotros mismos.

¿Quién enseña tarjeta roja y expulsa de la sociedad a todos los cobardes que a diario practican la violencia de género? ¿Por qué siempre nos encontramos en fuera de juego ante tanto pusilánime que hace entradas fuera de la legalidad? ¿Hay permisividad o tiempo muerto a aquellos que, amparados por las leyes, cometen actos tan viles y despreciables? Fair play para todos y expulsión de esta sociedad a los que cometen penaltis de libro contra el sexo contrario.

No dejemos de pensar en la guerra de Siria; en los muchos inmigrantes que, embarcándose hacia un mundo mejor, pierden su vida en algún lugar del océano; en los continuos casos de corrupción que están haciendo que nuestra sociedad se tire a la piscina del despropósito y la desvergüenza.

Saquemos la falta de la razón pegada al palo de la portería enemiga; seamos hooligans de nuestros valores humanos para gritar con humildad el gol a la injusticia. Solo si mantenemos vivos estos principios,  ganaremos el partido del siglo XXI. Mientras tanto, y en pequeñas dosis de emoción, hagámonos también partícipes de los triunfos de nuestra Selección.

FRANCISCO ALCAIDE

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.






18 de junio de 2018

  • 18.6.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una felicitación enviada con motivo de un enlace matrimonial celebrado este fin de semana en la localidad malagueña de Marbella, a donde han acudido muchos vecinos de Montilla. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.









Este pasado viernes 15 de junio tuvo lugar el enlace matrimonial entre Francisco Reina Serrano, natural de Montilla, y Rosario Rojas Vacas. La ceremonia se desarrolló en el Cortijo de Miraflores de Marbella y estuvo oficiada por la alcaldesa de la conocida localidad de la Costa del Sol, Ángeles Muñoz.

Los novios –hoy ya marido y mujer– consiguieron sorprender a familiares y amigos con su originalidad y con sus atenciones, que procuraron el gozo y disfrute de todos los invitados. Después del almuerzo de celebración, el fin de fiesta tuvo lugar en el Gran Hotel Benahavís hasta altas horas de la madrugada.

Me gustaría aprovechar esta "ventana al mundo" que representa Montilla Digital para muchos montillanos que vivimos fuera de nuestra querida ciudad natal para desear a los contrayentes la mayor de las felicidades y que puedan disfrutar de esta nueva etapa que ahora comienzan como matrimonio. ¡Enhorabuena!

J.M. REINA GARCÍA

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.





1 de abril de 2018

  • 1.4.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta remitida por Alternativa Republicana sobre la participación de representes públicos en actos promovidos con motivo de la Semana Santa. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Esta semana, en lo que la comunidad cristiana denomina "Semana Santa", estamos siendo testigos del retroceso más lamentable y bochornoso que ha padecido nuestro país desde la instauración de la monarquía en cuanto a la aconfesionalidad del Estado.

Las preocupantes conductas que observamos nos retrotraen peligrosamente al rancio nacionalcatolicismo del régimen franquista. Se están vulnerando los principios más elementales que la Constitución del 78 contempla en su artículo 16, y nos ha devuelto a tiempos que pensábamos que se habían superado, la España ultracatólica de Franco. Ante estos hechos, Alternativa Republicana quiere denunciar los siguientes actos.

Por orden de la Ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, las banderas ondean a media asta en las unidades militares y los organismos dependientes del ministerio, en honor al fallecimiento de Jesús de Nazaret. Al mismo tiempo, da la autorización para que no solo fuerzas de la Legión, sino del Ejército de Tierra, Aire y la Marina rindan honores en las procesiones religiosas que se están celebrando por la confesión religiosa católica, más de 200 actos, en infinidad de puntos de nuestra geografía, contraviniendo el Real Decreto 684/2010 del Reglamento de honores militares, que ni ha modificado ni ha derogado el gobierno de M. Rajoy.

Le recordamos a la ministra que en dicho Reglamento está descrito quién o quiénes y cómo deben ser honrados, entre los cuales ni está Jesús de Nazaret, ni la Iglesia católica, ni mucho menos las cofradías, aparte de autorizar la presencia de los cuerpos militares en dichas procesiones en ocasiones de especial trascendencia y no de forma generalizada como estamos observando este año, regresando en muchas ocasiones después de haberse retirado la asistencia oficial de los ejércitos en 2010.

Por otro lado, el ministro de Educación, conjuntamente con los consejeros de Educación de diversas Comunidades Autónomas, hacen oídos sordos y se tapan los ojos al contemplar, cuando no promueven, cómo en innumerables colegios públicos de Enseñanza Primaria de todo el país se realizan procesiones del rito católico con el alumnado como actividad escolar, quebrantando así la Constitución del 78 en la que se indica que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”.

Con la proliferación de estos actos, ni se respeta a aquellos alumnoss que no profesan el rito católico, como la comunidad protestante, la musulmana, la judía o hinduista, cada día más numerosas en nuestra sociedad, ni así como los que no profesan ninguna creencia: los ateos y los agnósticos.

La presencia de autoridades civiles y militares (ministros, presidentes de Comunidades Autónomas, delegados del Gobierno y consejeros, alcaldes, diputados, concejales...) en los más de 200 actos religiosos católicos, también quebranta el principio de neutralidad que emana de la Constitución del 78.

Circunstancia que se ve agravada por el lamentable espectáculo de ver a tres ministros y una ministra del Gobierno de M. Rajoy –el de Interior, la de Defensa, el de Justicia y el de Educación– cantar a pulmón limpio en Málaga el Himno de La Legión, Soy el novio de la muerte, ante la presencia de una imagen.

Por si fuera poco, hay que añadir la concesión por parte del Gobierno de cinco indultos a petición de las cofradías, a los que hay que sumar otros 74 indultos que el Gobierno de M. Rajoy ha concedido en los últimos cinco años por el mismo motivo.

Funcionarios públicos, médicos y enfermeros, en su horario laboral en Málaga, abandonan su trabajo para poder participar y trasladar el trono de Jesús Cautivo hasta el interior del Hospital Civil desde las puertas de entrada al recinto, para depositarlo en un templete con una pantalla gigante de plasma que cubre toda la entrada a las Urgencias de dicho Hospital, haciendo imposible el acceso a las Urgencias.

Mientras tanto, el hospital se queda bajo mínimos en su dotación de personal, y se paraliza la actividad usual, desviándose a los restantes hospitales de la zona, con la consiguiente molestia para el usuario y la posibilidad de que se agraven las dolencias que padecen los enfermos.

Desde Alternativa Republicana planteamos las siguientes cuestiones:
  • ¿Es aceptable que los Funerales de Estado sean oficiados por el rito católico?
  • ¿Es normal que los cargos públicos, civiles y militares, en el ejercicio de su cargo, se encomienden en público a imágenes de vírgenes y santos?
  • ¿Se debe permitir que se imparta Religión, sea de la confesión que sea, en las escuelas públicas?
  • ¿Y que se liberen presos a petición de las cofradías con motivo de la Semana Santa?
  • ¿Y que la Iglesia esté exenta del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)?
  • ¿Y que tenga una casilla especial en la Declaración de la Renta?
  • ¿Y que el estado financie a la Iglesia católica con más de 11.000 millones de euros, es decir, un 1 por ciento del PIB?
Ante todo esto, Alternativa Republicana muestra su más enérgica protesta y exige que se acabe con estas actitudes que cada año van en aumento. Y reclamamos la fundamental necesidad de extirpar de este país los privilegios clericales y el poder de la Iglesia y de sus organizaciones afines, que desde la dictadura parasitan nuestra Hacienda, nuestra educación y nuestra vida pública, respetando así la libertad de cultos y la separación definitiva de la Iglesia y el Estado.

El estado laico, con una estricta separación entre la religión y el poder político, en el que quede debidamente protegida la libertad de conciencia de cada ciudadano y ciudadana, exige un cambio de régimen, la III República, para la que trabajamos desde Alternativa Republicana.

ALTERNATIVA REPUBLICANA

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.





7 de marzo de 2018

  • 7.3.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de las quejas de un vecino sobre el modo de proceder de la Asociación de Ayuda a Animales Abandonados "Dejan Huella". Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Hago llegar este escrito a Montilla Digital para contar la historia que me pasó hace poco más de un mes cuando, una noche de domingo, en la localidad de Aguilar de la Frontera, me encontré una perrita bodeguera abandonada en la carretera. Sin pensármelo la recogí, ya que se encontraba muy delgada, asustada y con claros síntomas de abandono.

La llevé a una parcela en el campo donde tengo otros animales y le puse su cama, con comida y agua. Pensé en ponerle el microchip, pero antes me tenía que asegurar que no lo tenía, porque si esto era así, debía devolvérsela a su propietario.

Tuve la mala suerte de que a los diez días de tenerla se me despistó en uno de los paseos que le solía dar por la tarde. La encontraron en el campo de fútbol y avisaron a la Policía. Los agentes, al ver que no tenía microchip, llamó a la protectora Dejan Huella y se hicieron cargo de la perrita.

Cuando le comunico a la Policía los hechos, me comentan que el animal está en la perrera municipal, por lo que me pongo en contacto con esta asociación y me dicen que la perra solo puede salir si la adopto y cumplo unas condiciones, aparte del pago de unas tasas, y acepto un seguimiento del animal por parte de ellos.

En primer lugar, no entiendo por qué la tengo que adoptar si esa adopción ya la he realizado al recogerla de la calle cuando estaba abandonada. Tengo evidencias de que la perra estaba bajo mi cargo, por el collar que llevaba, la descripción de cómo era, vídeos, etcétera.

Por otro lado, cuál es mi sorpresa que al hablar con las señoras que dirigen esta asociación me comentan que la perrita no estará en unas condiciones que garanticen su bienestar. Que estará mejor en un piso, tumbada en un sofá , recién duchada y con su manta liada al cuerpo. Que en el campo estará sucia y pasará frío por las noches.

Pienso que los perros tienen sus instintos naturales y sus necesidades básicas y no podemos humanizar a los animales. Las razas de perros han sido creadas por el hombre atendiendo a sus necesidades a lo largo de la historia. Por eso hay perros pastores, guardianes, cazadores, de compañía, etcétera.

Esta perra en concreto es una bodeguera ratonera andaluza. Esta raza fue creada en Jerez de la Frontera, cuando los ingleses que dirigían las bodegas de esta ciudad gaditana cruzaron los terrier traídos desde la islas británicas con los perros ratoneros autóctonos de la zona, para la caza de los pequeños roedores que había en los rincones de las grandes bodegas jerezanas.

Son perros nerviosos, que necesitan correr, olfatear, cazar… para cumplir con sus instintos naturales. No creo que en un piso encerrada lo haga. Por otro lado, los animales son muy inteligentes y aunque vivan en el campo, ellos saben dónde meterse cuando hace frío y calor. Aparte, su cuerpo se prepara para estas necesidades de manera natural (pelaje, acumulo de grasas…) No hace falta ponerle ninguna manta ni encenderle la estufa.

A todas estas personas que hacen llamarse "animalistas" y que tanto quieren a sus “mascotas” pienso que, en el fondo, lo que hacen es perjudicarlas. Les están quitando sus instintos naturales, sus necesidades básicas. Para mí, lo que ellos promulgan no es bienestar animal sino todo lo contrario.

Está claro que hay mucha gente que no trata bien a los animales y eso se debe castigar. Pero que recapaciten un poco y piensen por qué está la perrera de Montilla llena, con más de 80 perros, en unas condiciones higiénicas que no sé si son las mejores y donde el olor a heces es insoportable.

Pienso que hay que dar muchas más facilidades a quienes muestran interés por alguno de estos animales y creo sinceramente no se puede ser tan extremista. ¿Cuántos perros viven en chalets y parcelas en el campo? ¿Ya por eso van a estar en malas condiciones? Reflexionen un poco porque en mi caso habéis “dejado huella” con un animal que por el simple hecho del cariño que le cogí y la buena acción que hice merece pasar el resto de su vida conmigo.

JOSÉ ANTONIO RUZ LEÓN
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.






2 de marzo de 2018

  • 2.3.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta de Francisco Alcaide, componente del Club Deportivo Apedem Montilla, dedicada a José Francisco Márquez Algaba, exjugador de la entidad y, también, del Club Deportivo Montalbeño y del Montilla Club de Fútbol, que falleció ayer a la edad de 28 años. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Marzo ha entrado con mal pie. Esos nubarrones negros y oscuros llenos de lluvia, siempre tan deseada, también se han transformado en una tremenda tristeza al conocer la noticia de la pérdida de nuestro amigo y compañero Pepe Márquez Algaba.

La vida, el bien más preciado que toda persona posee, a veces te juega malas pasadas, una mala partida de póker o, como en el caso de nuestro Pepe, un trascendental partido de fútbol con derrota incluida.

Nunca llegué a pensar que tuviera que escribir estas palabras, si bien, cuando me enteré del rival que había que batir, es cierto que suspiré y me froté los ojos haciéndole creer a mi mente que todo esto no estaba pasando. Pero también confié en que el resultado iba a ser positivo ya que nuestro amigo, un chaval joven, sano y deportista, sería capaz de marcar el "gol de su vida" y derrotar a ese enemigo tan potente.

La contienda era de una dificultad extrema, un solo jugador enfrentándose a una legión de contrarios hostiles sin corazón ni sentimientos dispuestos a vencer a toda costa a su rival. Por contra, nuestro Pepe tenía a favor un público entregado y sumiso en la grada animando día tras día su frágil estado de ánimo.

El graderío, su público, sus amigos y familiares le estuvieron apoyando sin descanso hasta el último instante, con pasión, con fervor a sabiendas que la batalla se estaba perdiendo. Había días buenos, otros aciagos, algunos goles marcados y otros tantos encajados... Ese era el devenir diario de un chaval de 28 años que se estaba enfrentando al partido más importante de su vida.

El rival se fue creciendo con el paso del tiempo, destruyendo y expulsando los pocos compañeros que le quedaban en el campo a nuestro Pepe. Solo y fatigado, se sintió débil por momentos y claudicó con una sonrisa en sus labios ayer, 1 de marzo de 2018, justo cuando el árbitro de la contienda pitó el final de la batalla.

Amigo Pepe, no seré yo quien suba el tanto al marcador ni, por supuesto, seré la persona que vaya a felicitar al contrario en señal de respeto. Maldeciré el final de este encuentro e intentaré impugnarlo porque la pelea no ha sido justa. Quizás algún día, el estamento competente me dé la razón  aunque, para ese momento, ya será demasiado tarde.

Si me lo permites, amigo Pepe, me quedo con tu bondad, con tu pícara sonrisa de chaval alegre, con tu responsabilidad y tu trabajo bien hecho. Nos quedamos sin un amigo, sin un entrenador y sin un exjugador que, aunque perdió la última batalla, su recuerdo siempre quedará latente en nuestros corazones.

Buen viaje y descansa en paz, amigo.

FRANCISCO ALCAIDE
FOTOGRAFÍA: C.D. APEDEM MONTILLA

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.








DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos