:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Andalucía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Andalucía. Mostrar todas las entradas

22 de abril de 2020

  • 22.4.20
La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha notificado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación la erradicación de la Xylella fastidiosa en Andalucía tras la detección aislada de esta bacteria registrada en 2018 sobre una especie ornamental presente en un vivero productor ubicado en El Ejido (Almería).



Tras este hallazgo, se han llevado a cabo actuaciones de vigilancia cuyo resultado final ha sido la recogida de un total 1.677 muestras de material vegetal y de dos insectos vectores, que de haber sido portadores de la bacteria podrían favorecer su dispersión en la zona. Sin embargo, todos los análisis realizados en el Laboratorio de producción y sanidad vegetal de Almería han sido negativos en cuanto a presencia de la bacteria.

Por tanto, se dan por concluidos los trabajos de vigilancia realizados durante los dos últimos años y que han permitido comprobar la ausencia de la bacteria en la zona y también cumplir con lo establecido al respecto por la regulación de aplicación.

La detección de este caso aislado en Andalucía supuso la inmediata puesta en marcha de las acciones previstas en el Plan Nacional de Contingencia, procediéndose a la inmovilización y posterior destrucción de todo el material vegetal sensible presente en el vivero donde tuvo lugar el hallazgo de la bacteria. Ante esta situación, el propietario recibió la indemnización correspondiente para ayudarle a superar las pérdidas que conllevaban estas medidas.

Asimismo, los técnicos de la Consejería procedieron también a aislar y a retener el material vegetal sensible a Xylella fastidiosa presente en otros dos viveros que habían suministrado material vegetal a las instalaciones de El Ejido. De esta forma, el Gobierno andaluz llevó a cabo la inspección de todas las plantas y cultivos de los tres viveros procediendo a la recogida y análisis de 936 muestras.

Tras estas actuaciones urgentes, y con el objetivo de confirmar que no se había producido la dispersión del organismo nocivo, se estableció una zona de vigilancia de un kilómetro alrededor de las instalaciones en las que se detectó la bacteria. Este área, subdividida en 401 cuadrículas de 100x100 metros, se ha inspeccionado durante los dos años posteriores al hallazgo de la Xylella fastidiosa y se han recogido un total de 741 muestras de 28 especies vegetales diferentes entre las que destacan el olivo o el almendro y varias especies silvestres.

Por otro lado, durante esta vigilancia de 24 meses, el personal de la Consejería ha estudiado también la posibilidad de que hubiera insectos vectores que pudiesen haber favorecido la dispersión de la bacteria en la zona. Sin embargo, tan solo se han capturado dos ejemplares adultos de Neophilaenus campestris (posible transmisor de Xylella fastidiosa), lo que sugiere que su presencia en este área es escasa. Además, el posterior análisis en laboratorio permitió constatar la ausencia de la bacteria en ambos ejemplares de insecto.

Primer laboratorio acreditado en España

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible realiza de forma continuada una importante labor de control de material vegetal en todo el territorio andaluz con el fin de garantizar la sanidad vegetal en la comunidad autónoma.

En el caso concreto de Xylella fastidiosa, la Junta ha realizado hasta la fecha cerca de 6.000 inspecciones y se han tomado más de 33.700 muestras. Para ello, las ocho delegaciones territorial de este departamento cuentan con personal específicamente entrenado para la detección de la bacteria a los que se suma, además, una potente red de laboratorios.

De hecho, el Laboratorio de producción y sanidad vegetal de Sevilla es el único acreditado a nivel nacional por parte de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para el diagnóstico de este organismo, un reconocimiento que supone una garantía del cumplimiento del Reglamento de Control Oficial y de su competencia técnica para detectar esta bacteria sobre material vegetal mediante la técnica de PCR en tiempo real.

La Xylella fastidiosa es una bacteria con un enorme potencial patógeno sobre un gran número de plantas hospedantes y que puede producir graves daños en cultivos de gran importancia económica en Andalucía como el olivo, los cítricos, la vid, el almendro y los frutales de hueso, así como en numerosas especies ornamentales o forestales y otras especies silvestres.

Por está razón, la Consejería de Agricultura ha ido tomando una serie de medidas que, entre otros fines, contribuyen a conocer esta enfermedad e identificarla, así como a establecer acciones preventivas de control y de sensibilización.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

21 de abril de 2020

  • 21.4.20
El Comité Andaluz de Agricultura Ecológica (CAAE) ha lanzado un curso de calificación de auditores para la nueva normativa europea de producción ecológica. La entidad de certificación líder en Europa pondrá en marcha el próximo 15 de mayo el primer curso, de 80 horas lectivas, de formación como auditor. Los contenidos serán impartidos por profesionales a los que les avala su dilatada experiencia en CAAE, una entidad con más de 29 años de actividad.



El curso de calificación de auditores para la norma UE de producción ecológica está organizado por CAAE y contará con la secretaría técnica de Ecovalia. Tendrá como objetivo formar a los participantes en los conocimientos y destrezas necesarias para poder desempeñar su labor profesional desarrollando y dirigiendo con éxito auditorías de acuerdo con los requisitos de las normas en vigor para la certificación UE de la producción.

La acción formativa está dirigida a profesionales y personal técnico interesado en realizar trabajos de auditoría para la norma UE en producción ecológica en España, así como a los responsables de Calidad de empresas agroalimentarias interesadas en el sector ecológico. Además de la carga lectiva, teórico-práctica, el curso también contempla la creación de una bolsa de trabajo.

Según ha apuntado María José Flores, directora de Operaciones de CAAE, esta acción formativa “tiene como objetivo formar a futuros profesionales del sector para que puedan realizar auditorías en el ámbito de la producción ecológica, en el que España es líder en la Unión Europea y ocupa uno de los primeros puestos a nivel mundial”. Toda la información de este curso se encuentra en la web www.caae.es.

Una entidad de referencia en el sector ecológico

CAAE es, desde 1991, una entidad de ámbito internacional en certificación de Producción Orgánica. Tiene un enfoque global para el mundo orgánico, ofreciendo certificaciones que cubren todas las necesidades del sector. Además, es la entidad de referencia en español para la certificación orgánica y la única de España en estar acreditada por la Comisión Europea para países terceros, por el Gobierno de Estados Unidos para el National Organic Program (NOP) y por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Silvicultura del Gobierno de Japón para el Japanese Agricultural Standards (JAS).

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

20 de abril de 2020

  • 20.4.20
La Asociación Profesional Española de Producción Ecológica (Ecovalia) ha hecho llegar un escrito al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, para que España lidere la solicitud de aplazamiento de la entrada en vigor en 2021 del nuevo Reglamento Europeo para la producción ecológica por la crisis generada por el Covid-19.



La entrada en vigor del nuevo Reglamento Europeo para la producción ecológica (Reg. (UE) 848/2018), prevista para el 1 de enero de 2021, y la solicitud de su aplazamiento ha centrado la misiva remitida por Ecovalia al ministro de Agricultura Luis Planas. En el escrito, la asociación profesional española de producción ecológica recuerda que la aprobación del Reglamento y su puesta en marcha no ha estado exenta de dificultades y algunos de los elementos normativos, de vital importancia para el sector en España, aún no están definidos.

El presidente de Ecovalia, Álvaro Barrera, asegura que la concurrencia de las dificultades propias de adaptación a cualquier cambio normativo, junto con las distorsiones sociales y económicas generadas por el Covid-19, “hacen que la entrada en vigor del Reglamento pueda suponer graves problemas al sector de la producción ecológica en España tanto en su aplicación, por parte de los operadores, como en el control y certificación”.

En la actualidad, quedan por definir por la Comisión numerosos actos delegados, algunos tan cruciales como los grupos de operadores, la exención de controles o el contenido del certificado. “Asuntos sobre los que el sector tiene fundamentadas dudas sobre su redacción actual. Y temas con los que, al rebajar los requisitos de control, corremos el riesgo de banalizar la producción ecológica”, apunta Barrera.

Estos actos delegados han de aprobarse antes de que termine 2020 y ha de hacerse en una situación en el que el diálogo entre los Estados miembros y las partes interesadas es complicado, ante la ausencia de reuniones presenciales por la crisis del Covid-19.

“En España, líder europeo en producción ecológica, las autoridades competentes junto con el Ministerio han trabajado para que se pongan en marcha nuevos protocolos como las inspecciones en remoto, lo cual valoramos muy positivamente, pues han permitido seguir trabajando al sector y manteniendo la garantía en nuestras producciones”, añade el presidente de Ecovalia.

Por otra parte, desde Ecovalia insisten que en ese mismo periodo y sumado a los trabajos atrasados, las autoridades de control y los organismos de certificación deberán actualizar procedimientos y documentos para la aplicación del nuevo Reglamento, incluidos los actos delegados que están pendientes de aprobación. Tendrán, asimismo, que capacitar a los inspectores sobre el nuevo Reglamento e informar a los productores ecológicos sobre las novedades que han de aplicar en 2021.

Ante las inesperadas dificultades que la crisis del Covid-19 ha acarreado al sector de la producción ecológica, la asociación considera que no es conveniente añadir nuevos elementos de tensión en un momento crítico como es y va a ser 2020.

Por todo ello, desde Ecovalia se solicita al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España, y a su titular Luis Planas, a que lidere en los foros correspondientes la solicitud de un aplazamiento de la entrada en vigor del nuevo Reglamento (UE) 848/2018 por el tiempo suficiente que permita al sector la recuperación necesaria de esta crisis y la adaptación a las nuevas disposiciones.

La asociación profesional española de la producción ecológica concluye que en estos días el sector está dando respuesta y dejando patente lo importante que es para una sociedad disponer de un abastecimiento estable de alimentos de calidad, seguros y respetuosos con el medio ambiente.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

18 de abril de 2020

  • 18.4.20
Cerca de 176.000 autónomos percibieron ayer en Andalucía la prestación extraordinaria por cese de actividad, que conlleva la exoneración de cuotas a la Seguridad Social de forma temporal aprobada en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, tras la declaración del Estado de alarma. En total, se han presentado en Andalucía 192.154, lo que representa el 19,45 por ciento del total nacional, siendo la comunidad donde se han registrado más solicitudes.



En España, 919.173 autónomos han recibido una inyección de 670,9 millones de euros. Tienen acceso a esta prestación cualquier trabajador por cuenta propia inscrito en el régimen correspondiente que se vea afectado por el cierre de negocios debido a la declaración del Estado de alarma o cuya facturación caiga en el mes un 75 por ciento respecto a la media mensual del semestre anterior.

En el caso de algunos colectivos como el régimen agrario, del mar –con unas actividades muy estacionales– o de la cultura y el espectáculo, el periodo de cálculo se adapta a las peculiaridades de esos sectores.

Más de un millón de solicitudes

A fecha 15 de abril, 1.016.670 trabajadores por cuenta propia han solicitado esta prestación extraordinaria a las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social. Se han aprobado el 97,3 por ciento de las solicitudes tramitadas. La prestación tiene una cuantía del 70 por ciento de la base reguladora, es decir, un mínimo de 661 euros en el caso de los que cotizan por la base mínima.

Para solicitarla no se exige periodo mínimo de cotización, sólo es necesario estar en alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y hallarse al corriente de pago de las cotizaciones sociales. Además, es compatible con cualquier otra prestación de la Seguridad Social que el solicitante viniera percibiendo, como por ejemplo, orfandad o viudedad, y fuera compatible con el desempeño de la actividad que desarrollaba.

Tras Andalucía, Cataluña representa el 15,35 por ciento de las solicitudes registradas; Comunidad Valenciana, el 12,85 por ciento, y Madrid, 12,42 por ciento. En términos absolutos, Andalucía también se sitúa en primer lugar con 192.154 solicitudes; en Cataluña, 151.633; y en la Comunidad Valenciana, 126.879. En los datos desagregados por CCAA hay un desajuste temporal respecto a las cifras totales, por el eso la suma total es más baja.

Por sectores, el mayor número de peticiones se ha concentrado en el sector comercio, con 123.883 peticiones, mientras que le siguen hostelería (112.854) y construcción (68.560). A los autónomos que, bien se les haya concedido la ayuda después de realizar el trámite administrativo del pago de esta primera mensualidad o la hayan solicitado después del día 17 y paguen la cuota de abril, se les devolverá de oficio por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social, en el caso de que sea concedida.

La ayuda, que tendrá duración de un mes, ampliándose, en su caso, hasta el último día del mes que finalice el estado de alarma, busca proteger la falta de ingresos de los autónomos en esta situación excepcional y contribuir a la supervivencia de su negocio.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

17 de abril de 2020

  • 17.4.20
El Ministerio de Sanidad ha impulsado una orden ministerial por la que adapta el procedimiento de notificación de información que las comunidades autónomas deben remitir al Ministerio, para facilitar el seguimiento y la toma de decisiones y asegurar la eficiencia en la gestión de la crisis sanitaria. El texto, que publica hoy el Boletín Oficial del Estado, modifica la orden de 15 de marzo que establecía estos criterios, adaptándose así a la evolución de la crisis sanitaria.



La orden detalla que las comunidades deberán informar al Ministerio de Sanidad de las unidades de que disponen de kits de diagnóstico PCR (de Reacción en Cadena de la Polimerasa) y del número de estas pruebas que han realizado cada semana. Esta misma información se deberá remitir respecto a los materiales de protección individual, como las mascarillas.

Por otra parte, entre todos los datos acumulados que las comunidades autónomas facilitan, a partir de ahora, deberán diferenciar los casos sintomáticos y aquellos que no presentaban síntomas en el momento de realizar la prueba. Del mismo modo, se deberá diferenciar entre los resultados obtenidos por PCR y aquellos realizados mediante test rápidos de anticuerpos.

También se detallan las características de los datos que ya se vienen recogiendo hasta el momento, como son, entre otros, las personas hospitalizadas, aquellas que han ingresado en alguna Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) o las personas fallecidas con la infección, independientemente del lugar donde fallecieron. También especifica la necesidad de que las comunidades autónomas incluyan los casos notificados entre el personal sanitario.

Por otra parte, se amplía la información relacionada con la contratación de recursos humanos, adaptándola a las órdenes que se han aprobado en las últimas semanas dirigidas a facilitar la ampliación de las plantillas profesionales. Finalmente, se mantiene la recogida de información relativa a la situación de capacidad asistencial.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

15 de abril de 2020

  • 15.4.20
El Consejo de Ministros ha aprobado hoy un Real Decreto-ley que permite prolongar el plazo de presentación de declaraciones y autoliquidaciones de impuestos para pymes y autónomos. La norma establece que estos colectivos no tendrán que presentar estos pagos tributarios en abril, como es habitual, sino que extiende el plazo un mes hasta el 20 de mayo para mitigar el impacto económico provocado por la crisis del Covid-19.



En concreto, el decreto recoge que los contribuyentes con una facturación de hasta 600.000 euros tendrán de plazo hasta el 20 de mayo para presentar las declaraciones de impuestos correspondientes al mes de abril. Es decir, podrán aplazar la presentación de la declaración trimestral del IVA, el pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades, así como el del IRPF.

En el caso de declaraciones domiciliadas, el plazo se amplía también un mes y pasa del 15 de abril al 15 de mayo. Con independencia del momento de la presentación, todos los cargos se realizarán el 20 de mayo. Eso incluye también las declaraciones presentadas antes del 15 de este mes.

De esta forma el Gobierno muestra su compromiso con pymes y autónomos, que conforman el grueso del tejido productivo de España. De hecho, la medida aprobada hoy beneficiará a 3,4 millones de contribuyentes, que representan el 95 por ciento de empresas y autónomos que deben presentar su declaración tributaria en abril. En la práctica, esta moratoria supone una liquidez de 3.558 millones para pymes y autónomos.

Además, esta medida pretende dar un mayor margen a los gestores y asesores fiscales para recopilar la información necesaria para cumplir con las obligaciones fiscales de sus clientes en un momento de gran dificultad por los efectos de la emergencia sanitaria.

Esta decisión se enmarca en la estrategia del Ministerio de Hacienda para combatir los efectos del COVID-19 en la actividad de autónomos y pymes. De hecho, el Gobierno ya aprobó la posibilidad de que ambos colectivos pudieran aplazar el pago de impuestos hasta un máximo de 30.000 euros durante seis meses, con tres meses sin intereses. Esta medida, con un impacto máximo de 14.000 millones, podría beneficiar al 99,8 por ciento de los autónomos y al 94 por ciento de las pymes, que son quienes se encuentran por debajo de ese nivel de facturación.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

14 de abril de 2020

  • 14.4.20
El Servicio de Información Toxicológica (SIT) del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, perteneciente al Ministerio de Justicia, ha detectado un aumento en la incidencia de consultas telefónicas por intoxicaciones gestionadas por sus médicos y relacionadas con la mezcla de varios productos de limpieza en los hogares a lo largo del presente mes.



Los médicos del SIT han atendido durante este mes de marzo y las dos primeras semanas de abril 11.337 consultas telefónicas, lo que supone un incremento de 1.655 llamadas con respecto al mismo periodo del año 2019. En concreto, se han realizado 1.846 consultas telefónicas por intoxicaciones relacionadas con el uso de lejías y otros desinfectantes de superficies (suponen el 55,6% de los productos de limpieza), destacándose el dato de que en el 26,1% de los casos la lejía se ha mezclado con otros productos (amoníaco 53,6%, salfumant 11,2%, vinagre 3,5%, alcohol 2,9%, anticalcáreos 3,1%, limpiahogar 2,1% y lavavajillas 4,3%).

Dicho aumento parece estar relacionado con el afán actual de eliminar el coronavirus en el ámbito doméstico. Sin embargo, la asociación de varios productos de limpieza domésticos puede ser responsable de cuadros toxicológicos, tanto a nivel respiratorio con síntomas como rinitis, irritación faríngea, irritación laríngea, tos o disnea, como dermatológico con síntomas relacionados con la irritación de la piel, picor, rubefacción o inflamación.

En el caso de la mezcla de lejías con amoniaco, que es la más habitual, se produce una reacción química que genera un gas llamado Cloramina (NH2Cl), que es altamente tóxico, y cuando éste entra en contacto con nuestras mucosas, se descompone para producir ácido clorhídrico que es tóxico y altamente corrosivo, provocando irritación de las mucosas y quemaduras en la piel.

Por tanto, como Centro Antitóxico Nacional que vela por la seguridad de la ciudadanía, el Servicio de Información Toxicológica, recomienda, para prevenir este tipo de intoxicaciones, evitar la mezcla de productos de limpieza y seguir las recomendaciones establecidas por el Ministerio de Sanidad para la limpieza en al ámbito doméstico y la prevención de infecciones por Coronavirus. Además, el Servicio de Información Toxicológica funciona durante las 24 horas del día ininterrumpidas los 365 días del año en el teléfono 915 620 420.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

  • 14.4.20
La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), en colaboración con la empresa ESRI España, líder mundial en tecnología de Location Intelligence, ha puesto en marcha una bolsa de trabajo que tiene como finalidad canalizar las demandas de empleo que se registren hacia los empresarios agrarios que necesitan mano de obra de cara a las diferentes campañas de recolección. Según los cálculos de Asaja, el sector agrario requiere para los próximos meses un volumen de trabajadores que oscila entre los 100.000 y los 150.000 eventuales.



Esta plataforma, a través de la cual los demandantes de empleo de toda España canalizan sus solicitudes de trabajo y los ofertantes pueden disponer de la demanda real de trabajadores por localidades, está operativa desde el pasado 8 de abril, día en que se publicó el Real Decreto del Gobierno con medidas urgentes de carácter temporal en materia de empleo agrario.

Para acceder a la misma los interesados deberán hacerlo a través de la web de Asaja rellenando un formulario donde tendrán que incluir sus datos personales, así como su domicilio y las campañas agrarias en la que quieren participar.

Una vez recogidos los datos Asaja, desde sus distintas delegaciones provinciales, podrá ver en un cuadro de mando cuántos trabajadores están registrados, en qué campañas quieren participar y, lo más importante: dónde viven.

De este modo, y valiéndose de mapas inteligentes, cada delegación podrá ir distribuyendo a los trabajadores en función de la normativa de movimiento actualmente vigente, respetando las normas de proximidad del término municipal o municipios colindantes para reducir los desplazamientos.

Con esta herramienta y la amplia implantación de Asaja en todo el territorio nacional, queremos contribuir a paliar el grave problema que preocupa, por un lado, a miles de empresarios agrarios que ven como sus producciones pueden quedarse en el campo sin ser recogidas, y por otro, a miles de trabajadores se encuentran sin trabajo y corren serio peligro de no poder recuperarlo.

Según los cálculos de Asaja, las necesidades de mano de obra del sector agrario se cifran en momentos entre 100.000 y 150.000 trabajadores. Solo en el Valle del Ebro, los empresarios de la fruta de hueso necesitarán en las próximas semanas 50.000 trabajadores, primero para las tareas de aclareo de la fruta y después para la recolección de nectarinas, albaricoques, melocotones y ciruelas.

En similar situación se ven los productores de cultivos como la cereza del valle del Jerte; los nísperos de Alicante y hortícolas como el ajo en zonas productoras como Granada, Córdoba y Cuenca, el esparrago de Guadalajara o las cebollas y patatas de Valencia. En suma, una importante demanda de trabajadores eventuales esencial para cubrir tareas inaplazables del sector agrario para que éste pueda seguir abasteciendo a la sociedad.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

12 de abril de 2020

  • 12.4.20
El Gobierno de España ha publicado una guía de buenas prácticas en centros de trabajo para prevenir los contagios por coronavirus Covid-19 coincidiendo con la reincorporación a sus centros de trabajo, a partir de mañana, de todos aquellos trabajadores de actividades no esenciales que no puedan teletrabajar. El documento recoge las medidas más esenciales de higiene y distancia interpersonal para aplicar antes, durante y después de la asistencia al trabajo.



Como primera medida, si se presentara sintomatología o se hubiera tenido contacto estrecho con personas afectadas por el virus, la recomendación es que no se acuda al centro de trabajo hasta confirmar que no hay riesgo para uno mismo o los demás. Para ello, se debe contactar con el teléfono Covid de cada comunidad autónoma y consultar el decálogo de actuación en caso de síntomas disponible en este enlace.

Tampoco deben hacerlo las personas más vulnerables por edad, por estar embarazadas o padecer afecciones médicas que, en caso necesario, pueden contactar con su médico para que acredite su necesidad de aislamiento y que, si así fuera, se considerará a efectos laborales una situación asimilada a accidente de trabajo para la prestación económica de incapacidad temporal.

Desplazamientos al trabajo

La guía de buenas prácticas recomienda favorecer el desplazamiento al trabajo por medios que no supongan la agrupación con más personas, garantizando la importante distancia interpersonal de 2 metros.

En caso de elegir un turismo o un VTC, se deben extremar las medidas de limpieza del mismo y evitar que viaje más de una persona por cada fila de asientos, manteniendo la mayor distancia posible entre los ocupantes.

En los viajes en autobús, metro o tren, se recomienda guardar la distancia interpersonal con otros viajeros y, en el caso del transporte público, la guía recomienda usar una mascarilla higiénica, no médica.

En el centro de trabajo

En lo relativo al propio centro de trabajo, las tareas, las entradas y las salidas deben planificarse para que los trabajadores y las trabajadoras puedan mantener la distancia interpersonal recomendada, de aproximadamente 2 metros.

Igualmente, hay que asegurar que la distancia interpersonal en las zonas comunes y deben evitarse aglomeraciones de personal en estos puntos. La reincorporación a la normalidad de aquellas actividades que comporten riesgo de aglomeración debe producirse en último lugar.

Cuando se trate de empresas o establecimientos abiertos al público, deberán implementarse medidas para minimizar el contacto entre personas trabajadoras y el público, enunciándose en la guía las siguientes recomendaciones:
  • El aforo máximo deberá permitir cumplir con el requisito de distancia interpersonal.
  • Cuando sea posible, se habilitarán mecanismos de control de acceso en las entradas.
  • Todo el público, incluido el que espera, debe guardar la distancia interpersonal.
  • La empresa deberá facilitar equipos de protección individual cuando los riesgos no puedan evitarse o no puedan limitarse suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas o procedimientos de organización del trabajo.
  • Los equipos de protección individual serán adecuados a las actividades y trabajos a desarrollar.
Cuando el espacio de trabajo no permita mantener la distancia interpersonal en los turnos ordinarios, los horarios de trabajo se procurarán escalonar en la medida de lo posible, lo que también evitará aglomeraciones en el transporte, y se recomienda facilitar el teletrabajo y las reuniones por videoconferencia. De esta forma, se deben evitar desplazamientos de trabajo que no sean esenciales y que puedan solventarse mediante llamada o videoconferencia

Respecto al uso de mascarillas en los centro de trabajo, la guía señala que no es imprescindible usar mascarilla durante la jornada laboral si el tipo de trabajo no lo requiere y si se mantiene la distancia interpersonal.

Medidas organizativas

El personal deberá estar informado de las recomendaciones sanitarias que deben seguir de forma individual y estará provisto de los productos de higiene necesarios –jabón, solución hidroalcohólica y pañuelos desechables- para poder seguir las recomendaciones individuales.

A diario se deben acometer tareas de higienización reforzada con productos autorizados por el Ministerio de Sanidad para desinfectar que se pueden consultar en este enlace.

Asimismo, la guía señala que es necesario contar con aprovisionamiento suficiente de material de protección, especialmente guantes y mascarillas, y que se deberán adoptar medidas específicas para minimizar el riesgo de transmisión a trabajadores especialmente sensibles o vulnerables, como las personas mayores de 65 años, embarazadas y personas que padezcan enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer e inmunodepresión.

Las empresas deberán facilitar, a través de los servicios de prevención de riesgos laborales, el teletrabajo o unas condiciones de trabajo de bajo riesgo.

De no ser posible, los empleados en estas circunstancias podrán solicitar una valoración de su facultativo de atención primaria.

En el ámbito de seguridad laboral, se aconseja realizar un plan de contingencia identificando el riesgo de exposición al virus de las diferentes actividades y adoptando medidas de protección en cada caso, así como protocolos para la protección de la plantilla y de los empleados o empleadas que manifiesten síntomas.

Recomendaciones a los trabajadores

La guía recomienda a los trabajadores y trabajadoras, además de mantener la distancia interpersonal de 2 metros, evitando por tanto saludos cercanos, que eviten, en la medida de lo posible, el uso compartido de equipos. En caso de que sea necesario compartirlos, se deben aumentar las medidas de precaución, desinfectándolo antes de usarlos si es posible. Si no lo es, hay que lavarse las manos inmediatamente tras su uso en el modo recomendado que se puede consultar aquí.

La guía recomienda no tocarse los ojos, la nariz y la boca, así como el lavado frecuente de manos con agua y jabón, al menos durante 40 segundos, o con una solución hidroalcohólica. Es especialmente importante lavarse después de toser o estornudar o tras tocar superficies potencialmente contaminadas.

En caso de toser o estornudar, se recuerda la recomendación de cubrir la nariz y la boca con la parte interna del codo o un pañuelo desechable, tirándolo a continuación a un cubo de basura que cuente con cierre.

Medidas de higiene en el centro de trabajo

La guía aconseja la ventilación periódica en las instalaciones al menos de forma diaria y por espacio de cinco minutos.

Para ayudar a la buena renovación del aire y hacerlo de manera habitual, es recomendable reforzar la limpieza de los filtros de aire y aumentar el nivel de ventilación de los sistemas de climatización.

Es conveniente reforzar las tareas de limpieza en todas las estancias, con especial incidencia en superficies, especialmente aquellas que se tocan con más frecuencia como ventanas o pomos de puertas, así como todos los aparatos de uso habitual por los empleados, desde mandos de maquinaria a mesas y ordenadores. En cada cambio de turno es necesario limpiar el área de trabajo usada por un empleado.

El personal de limpieza asignado a estas tareas debe tener una correcta protección, realizando todas las tareas con mascarilla y guantes de un solo uso, además de disponer de los detergentes habituales, pues son suficientes, aunque también se pueden contemplar la incorporación de lejía u otros productos desinfectantes a las rutinas de limpieza, siempre en condiciones de seguridad.

Igualmente, una vez finalizada la limpieza, y tras despojarse de guantes y mascarilla, es necesario que el personal de limpieza realice una completa higiene de manos, con agua y jabón, al menos 40-60 segundos.

Los uniformes de trabajo o similares, serán embolsados y cerrados, y se trasladarán hasta el punto donde se haga su lavado habitual, recomendándose un lavado con un ciclo completo a una temperatura de entre 60 y 90 grados.

Gestión de los residuos en los centros de trabajo

La gestión de los residuos ordinarios continuará realizándose del modo habitual, respetando los protocolos de separación de residuos.

Se recomienda que los pañuelos desechables que el personal emplee para el secado de manos o para el cumplimiento de la etiqueta respiratoria sean desechados en papeleras o contenedores protegidos con tapa y, a ser posible, accionados por pedal.

Todo material de higiene personal –mascarillas, guantes de látex, etc.– debe depositarse en la fracción-resto (agrupación de residuos de origen doméstico que se obtiene una vez efectuadas las recogidas separadas).

En caso de que un trabajador presente síntomas mientras se encuentre en su puesto de trabajo, será preciso aislar el contenedor donde haya depositado pañuelos u otros productos usados. Esa bolsa de basura deberá ser extraída y colocada en una segunda bolsa de basura, con cierre, para su depósito en la fracción resto.

Después de ir al trabajo

Al regresar del centro de trabajo a sus domicilios, los trabajadores y trabajadoras deberán cuidar las distancias y las medidas de higiene en el hogar, máxime si conviven con personas de grupos de riesgo.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

10 de abril de 2020

  • 10.4.20
Más de 2.000 voluntarios de las casi 300 agrupaciones de Protección Civil activadas en Andalucía colaboran estos días con los servicios de emergencias en las tareas que se están llevando a cabo para paliar los efectos del coronavirus en la comunidad. Este voluntariado ayuda de forma altruista y solidaria al resto de operativos, sobre todo, en tareas de apoyo social e información a la ciudadanía.



En la mayoría de los municipios andaluces donde están actuando, el voluntariado se ha convertido en una pieza fundamental para que los ciudadanos puedan sobrellevar de la mejor forma posible las consecuencias del confinamiento en la que se encuentran.

Así, entre las funciones que realizan destaca la asistencia a la población más vulnerable para cubrir sus necesidades básicas, como la adquisición de alimentos o medicamentos; labores de información a la población y asistencia a comedores sociales; colaboración con los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el control de aforo de establecimientos y en la vigilancia de parques y espacios públicos para evitar la concurrencia de personas; distribución de los equipos de protección individual (EPI) y asistencia telefónica a personas mayores que están solas en sus domicilios.

Actualmente, están activadas 297 agrupaciones de voluntariado de las 321 que existen en Andalucía. Desde que se decretara el Estado de Alarma el pasado 14 de marzo y se activara el Plan Territorial de Emergencia de Andalucía (PETAnd), un total de 243 municipios han activados sus planes de emergencia municipal.

El Gobierno y la Junta elaboran un manual para la crisis sanitaria

La Delegación del Gobierno de España en Andalucía y la Junta de Andalucía han elaborado de forma coordinada un manual dirigido al voluntariado de las 274 agrupaciones de Protección Civil que hay activadas en la Comunidad Autónoma, en el que se establecen sus funciones en la crisis del coronavirus.

Este documento se suma a la Guía de actuaciones preventivas básicas que recoge las recomendaciones sanitarias para el voluntariado frente al Covid-19 para prevenir contagios y que también se ha elaborado de forma conjunta entre ambas Administraciones y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) está distribuyendo a todos los ayuntamientos andaluces para que las hagan llegar al voluntariado de Protección Civil.



Según el Gobierno de España, "el objetivo de estas medidas es intensificar e impulsar las actuaciones de coordinación y colaboración acordadas por el Comité de Dirección del Plan Territorial de Emergencias de Andalucía (PTA)", copresidido por la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, y el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta, Elías Bendodo.

El nuevo manual, que ha sido elaborado conjuntamente entre la Dirección General de Emergencias y Protección Civil de la Junta de Andalucía y la Unidad de Protección Civil de la Delegación del Gobierno en Andalucía, establece que la actuación de las agrupaciones del voluntariado se centrará, con carácter general, en labores de apoyo operativo y preventivo.

Entre sus funciones destaca la colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en tareas de señalización, vigilancia y desalojo de zonas comunes; el traslado de personas mayores o dependientes a centros sanitarios; el transporte sanitario de personas afectadas; la limpieza y desinfección de viario público y zonas comunes, así como el control de aforo de los establecimientos comerciales en los que se dispensan alimentos.

El voluntariado también prestará su colaboración en las tareas de dispositivos logísticos y de acción social desplegados para hacer frente a la emergencia, tales como la recogida, almacenamiento y distribución de alimentos, medicamentos, material sanitario y de limpieza, así como de Equipos de Protección Individual (EPI).

Además, se encargarán de las tareas de acompañamiento para personas mayores; de mantener conversaciones telefónicas con ciudadanos confinados y la realización de compras para colectivos con dificultades de desplazamiento.

De igual forma, participarán en planes formativos e informativos: apoyo a personas mayores, apoyo en tareas escolares al alumnado sin facilidad de acceso a Internet u otros medios técnicos, avisos a través de redes sociales y por megafonía.

También prestarán apoyo a los servicios operativos en caso de emergencia o de dispositivos ante situaciones de riesgos previsibles en tareas como la ordenación del tráfico, medidas informativas y colaboración en labores de desinfección.

Medidas de prevención para el voluntariado

Este documento se une a la Guía de actuaciones preventivas que recoge desde medidas preventivas de carácter general, como las que insistentemente se han estado repitiendo desde el inicio de esta crisis sanitaria —higiene de manos con jabón, o cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo al toser y estornudar, y desecharlo, evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca y mantener distanciamiento social de 2 metros— hasta otra serie de instrucciones sobre la evaluación de la exposición al riesgo, y el establecimiento de criterios para la selección y utilización de EPI, relativos a las mascarillas, guantes, gafas y ropa de protección que incluyen la elección de los equipos más adecuados en función del riesgo de exposición, cómo colocar los equipos adecuadamente y cómo retirarlos y desecharlos sin riesgos.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

8 de abril de 2020

  • 8.4.20
El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha aprobado una Orden Ministerial, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de ayer, mediante la cual se establecen medidas excepcionales y el procedimiento a seguir por parte de los titulares de las tarjetas de tacógrafo mientras no reciban la tarjeta renovada y dure la situación de Estado de alarma. Se trata así de paliar los posibles perjuicios derivados de su no recepción durante esta situación.



En dicho período, siempre que haya presentado una solicitud de renovación, todo conductor que tenga caducada la tarjeta desde el día 6 de marzo y no le haya sido entregada la tarjeta renovada podrá seguir realizando transporte imprimiendo las actividades, según contempla la nueva Orden Ministerial.

En todo caso, deberá llevar en el vehículo la tarjeta caducada y un resguardo de la solicitud de renovación, así como las impresiones. Tras la declaración del estado de alarma en todo el territorio nacional, con el fin de afrontar la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, el sector del transporte de mercancías se ha convertido en un sector de vital importancia, realizando una labor esencial todos los días para garantizar el abastecimiento de nuestros ciudadanos y de nuestro sistema productivo en general.

En este contexto, y después de la extensión del estado de alarma, resulta necesario facilitar las condiciones del trabajo de los conductores. Tras la declaración del estado de alarma por el Real Decreto 463/2020, se han seguido produciendo solicitudes de tarjetas de tacógrafo cuyo período de validez expiraba en fechas próximas o posteriores a la misma, en particular tarjetas de tacógrafo de conductor y tarjetas de tacógrafo de empresa.

Las medidas excepcionales derivadas de la declaración del Estado de Alarma han repercutido también en la realización de algunos trámites y gestiones con la Administración y pueden haber producido retrasos en la entrega de las tarjetas renovadas pudiendo causar algún perjuicio al titular de la misma.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

7 de abril de 2020

  • 7.4.20
La Guardia Civil ha incrementado los controles en zonas industriales en aplicación de las medidas establecidas para proteger a las personas del riesgo de contagio por coronavirus y, además, para atender a las personas que son especialmente vulnerables y garantizar la prestación de servicios sanitarios y sociales esenciales.



Tal y como precisa el Instituto Armado, el objetivo es evitar la realización de aquellas actividades industriales no declaradas como esenciales en el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el Covid-19.

Con ese fin, además de los controles y dispositivos de identificación móviles y fijos que se instalan tanto en vías urbanas como interurbanas, en el interior de cascos urbanos y polígonos industriales, la Guardia Civil ha intensificado la vigilancia de poblaciones, polígonos industriales y carreteras por tierra, mar y aire.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

6 de abril de 2020

  • 6.4.20
El Ministerio de Sanidad comenzó ayer a distribuir un millón de test de diagnóstico rápido del coronavirus entre las Comunidades Autónomas. De esta manera, "España va a incrementar de manera sustancial la capacidad de diagnóstico para confirmar o descartar la presencia del Covid-19 en la población", tal y como destacó el responsable del área, Salvador Illa.



El objetivo del Ministerio, según su titular, "es hacer el máximo número de test posible a las personas que tengan síntomas", si bien aseguró que "se están realizando de 15.000 a 20.000 test diarios, pero es necesario aumentar esta capacidad de diagnóstico".

El Instituto de Salud Carlos III ha evaluado ya más de 70 modelos de test rápidos para elegir el que cuenta con mayor sensibilidad. Así, ha comprobado que los test que ahora se distribuirán tienen una sensibilidad de más del 80 por ciento a partir de que la persona lleve siete o más días infectada. Cuando los pacientes acaban de iniciar síntomas la sensibilidad es del 64 por ciento.

"La pieza clave de la estrategia de diagnóstico seguirán siendo los test de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y el test rápido va a ser un complemento para llegar a un mayor número de población diagnosticada", confirmó Salvador Illa, quien hizo hincapié en que esta medida "se dirigirá especialmente a los hospitales y a colectivos vulnerables como son las residencias de mayores".

"Este uso complementario de los test de diagnóstico rápido se ha decidido tras valorar las informaciones y estudios del Instituto de Salud Carlos III y se ha acordado con las comunidades autónomas en la ponencia de Alertas", añadió el ministro de Sanidad.

Los informes técnicos sostienen que los test rápidos son un complemento adecuado para los test PCR en entornos con una prevalencia de la enfermedad alta, como son hospitales o residencias de mayores. "Esta estrategia permitirá hacer pruebas para detectar qué personas son positivas", indicó Illa, quien recalcó que "los que den positivo serán casos confirmados y, si dan negativo, deberán realizar una PCR".

Los pilares de la estrategia de diagnóstico del Gobierno pasan por realizar el máximo número de test posibles a todas las personas que presenten síntomas, aunque la pieza clave de la estrategia de diagnóstico seguirán siendo los test de PCR. "Lo que hacemos ahora es complementar los test PCR con los test rápidos para llegar a un mayor número de población diagnosticada", concluyó el titular de Sanidad.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

4 de abril de 2020

  • 4.4.20
La Delegación del Gobierno de España en Andalucía y la Junta de Andalucía han elaborado de forma coordinada un manual dirigido al voluntariado de las 274 agrupaciones de Protección Civil que hay activadas en la Comunidad Autónoma, en el que se establecen sus funciones en la crisis del coronavirus.



Este documento se suma a la Guía de actuaciones preventivas básicas que recoge las recomendaciones sanitarias para el voluntariado frente al Covid-19 para prevenir contagios y que también se ha elaborado de forma conjunta entre ambas Administraciones y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) está distribuyendo a todos los ayuntamientos andaluces para que las hagan llegar al voluntariado de Protección Civil.

Según el Gobierno de España, "el objetivo de estas medidas es intensificar e impulsar las actuaciones de coordinación y colaboración acordadas por el Comité de Dirección del Plan Territorial de Emergencias de Andalucía (PTA)", copresidido por la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, y el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta, Elías Bendodo.

El nuevo manual, que ha sido elaborado conjuntamente entre la Dirección General de Emergencias y Protección Civil de la Junta de Andalucía y la Unidad de Protección Civil de la Delegación del Gobierno en Andalucía, establece que la actuación de las agrupaciones del voluntariado se centrará, con carácter general, en labores de apoyo operativo y preventivo.

Entre sus funciones destaca la colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en tareas de señalización, vigilancia y desalojo de zonas comunes; el traslado de personas mayores o dependientes a centros sanitarios; el transporte sanitario de personas afectadas; la limpieza y desinfección de viario público y zonas comunes, así como el control de aforo de los establecimientos comerciales en los que se dispensan alimentos.

El voluntariado también prestará su colaboración en las tareas de dispositivos logísticos y de acción social desplegados para hacer frente a la emergencia, tales como la recogida, almacenamiento y distribución de alimentos, medicamentos, material sanitario y de limpieza, así como de Equipos de Protección Individual (EPI).

Además, se encargarán de las tareas de acompañamiento para personas mayores; de mantener conversaciones telefónicas con ciudadanos confinados y la realización de compras para colectivos con dificultades de desplazamiento.

De igual forma, participarán en planes formativos e informativos: apoyo a personas mayores, apoyo en tareas escolares al alumnado sin facilidad de acceso a Internet u otros medios técnicos, avisos a través de redes sociales y por megafonía.

También prestarán apoyo a los servicios operativos en caso de emergencia o de dispositivos ante situaciones de riesgos previsibles en tareas como la ordenación del tráfico, medidas informativas y colaboración en labores de desinfección.

Medidas de prevención para el voluntariado

Este documento se une a la Guía de actuaciones preventivas que recoge desde medidas preventivas de carácter general, como las que insistentemente se han estado repitiendo desde el inicio de esta crisis sanitaria —higiene de manos con jabón, o cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo al toser y estornudar, y desecharlo, evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca y mantener distanciamiento social de 2 metros— hasta otra serie de instrucciones sobre la evaluación de la exposición al riesgo, y el establecimiento de criterios para la selección y utilización de EPI, relativos a las mascarillas, guantes, gafas y ropa de protección que incluyen la elección de los equipos más adecuados en función del riesgo de exposición, cómo colocar los equipos adecuadamente y cómo retirarlos y desecharlos sin riesgos.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

3 de abril de 2020

  • 3.4.20
La Dirección General de Tráfico (DGT) y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil establecerán controles en las carreteras de salida de las grandes ciudades para evitar los desplazamientos a segundas residencias con motivo del fin de semana y de la proximidad de Semana Santa. Este año, por la situación excepcional en la que se encuentra el país, solo están permitidos los desplazamientos para servicios esenciales.



Desde el comienzo del Estado de alarma, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil está realizando controles en distintos puntos de carretera, que se reforzarán durante todo el fin de semana con el fin de vigilar el cumplimiento de las restricciones de circulación impuestas.

Los controles se realizarán en todo tipo de vías y los agentes comprobarán el motivo del desplazamiento, pudiendo ser denunciados en caso de incumplimiento de las restricciones establecidas. El fin de semana anterior la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizó más de 7.000 controles, en los que se controlaron más de 128.000 vehículos y se interpusieron 3.700 denuncias.

Desde el Ministerio del Interior sostienen que "esta limitación de la circulación es una medida imprescindible para hacer frente a la situación de emergencia de salud pública ocasionada por el Covid-19 en la que nos encontramos".

Desde la declaración del Estado de alarma, "el comportamiento de la mayoría de los ciudadanos ante estas restricciones a la movilidad ha sido correcto y responsable, tal y como se recogen en las intensidades diarias de tráfico, donde se aprecia un descenso de un 83 por ciento del tráfico de vehículos ligeros en los días laborales, llegando a un 92 por ciento durante el pasado fin de semana", resaltan las mismas fuentes.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

2 de abril de 2020

  • 2.4.20
La Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (PevAU) se llevará a cabo en Andalucía durante los días 7, 8 y 9 de julio en convocatoria ordinaria, tal y como lo ha aprobado la Comisión Coordinadora Interuniversitaria, que es el órgano al que le corresponde la organización de todos los aspectos técnicos de esos exámenes.



Estas fechas están dentro del nuevo intervalo de fechas fijado por los ministerios de Educación y de Universidades para la celebración de dicha evaluación, del 22 de junio al 10 de julio. La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad estima que se presentarán a esta prueba en la comunidad unos 53.000 estudiantes, lo que representa el 20,3 por ciento del conjunto del alumnado que se examinará en todo el país.

Esta Comisión, conformada por representantes de las consejerías de Educación y Deporte y de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad y de las nueve universidades públicas de la comunidad que imparten estudios de grado, también ha acordado que los resultados de las pruebas sean publicados en las respectivas páginas web de las universidades el día 16 de julio, entre las 8.00 y las 10.00 horas. La convocatoria extraordinaria en Andalucía permanecerá sin cambios y se celebrará, según lo previsto, entre el 14 y el 16 de septiembre.

Por otro lado, la Comisión Coordinadora Interuniversitaria ha decidido trasladar a las Ponencias, que son las comisiones encargadas de elaborar los modelos de exámenes que componen la PEvAU, las oportunas instrucciones para que las pruebas se preparen con una opcionalidad que permita al alumnado alcanzar la máxima puntuación, aun cuando el temario de 2º de Bachillerato no haya podido ser completado en su totalidad. Estas comisiones están constituidas por profesorado universitario y de Bachillerato y suman 24, las correspondientes al número de materias que se evalúan en la Selectividad.

Las pruebas tienen que realizarse en términos de equidad y justicia, de ahí la decisión de aumentar las opciones de preguntas elegibles en los exámenes de la PevAU, para evitar así que el alumnado que no haya podido trabajar un determinado bloque por la suspensión de las clases presenciales por la epidemia del coronavirus se vea perjudicado.

Las decisiones sobre las características, el diseño y el contenido de la evaluación conllevan una gran complejidad ya que no todo el profesorado ha explicado los contenidos de su asignatura en el mismo orden. Por ello, se van a incluir preguntas de todo el temario con puntuaciones equilibradas entre ellas. En cualquier caso, se hará llegar con suficiente antelación al profesorado y alumnado la metodología fijada para elegir las preguntas según la materia de que se trate.

Calendario de admisión

En virtud de las nuevas fechas de la PevAU acordadas por la Comisión Coordinadora Interuniversitaria, el calendario de admisión en la universidad en la convocatoria ordinaria también se ha visto afectado. La Comisión del Distrito Único Universitario de Andalucía, encargada de los procedimientos de admisión en las universidades, también se ha reunido hoy para dar luz verde a la nueva programación. Este órgano está compuesto por representantes de las diez universidades que imparten grados (las nueve regionales y la Universidad Internacional de Andalucía) y presidida por la Consejería de Economía.

Atendiendo a ese calendario, los estudiantes podrán presentar su solicitud de admisión desde el mismo día 16 de julio a las 12:00 hasta el día 21 de julio a las 23:59 horas por medios telemáticos en la página web del Distrito Único Andaluz. El sistema incorporará automáticamente los datos académicos y personales esenciales para la formulación de la petición, evitando a los estudiantes examinados en Andalucía el aporte de documentación.

Asimismo, para quienes se presenten al procedimiento de revisión o reclamación de los exámenes de la PEvAU y obtengan una nueva calificación, el sistema informático del Distrito Único Andaluz actualizará los datos académicos de la solicitud de admisión sin que sea necesario presentar alegación alguna. De esta manera, se les reasignará su nueva nota en la solicitud de preinscripción de forma automática.

En lo que respecta al resto del proceso, para la primera lista de admitidos y el inicio del plazo para la matriculación, reserva y confirmación de plaza se ha establecido del 24 al 27 de julio. La segunda lista de admisión para la matrícula, reserva y confirmación queda fijado del 4 al 6 de agosto y la tercera lista, del 2 al 4 de septiembre. Las listas de resultas en las que se adjudican las plazas aún vacantes saldrán todos los lunes desde el 7 de septiembre al 28 (ambos inclusive). En lo que respecta a la convocatoria extraordinaria, el calendario del proceso de admisión no se ha visto alterado.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO


  • 2.4.20
Los estudiantes matriculados en alguna de las diez universidades públicas de Andalucía no volverán a las aulas este curso 2019-2020. Así lo han acordado los rectores y el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco, quienes han reafirmado su "voluntad de coordinación y su compromiso con adoptar las mejores soluciones posibles para garantizar el desarrollo académico del curso 2019-2020"



De este modo, se ha decidido "mantener toda la docencia en formato online durante lo que resta del curso 2019-2020" y, a su vez, "preparar con la mayor celeridad posible un marco general de contingencia, que cada Universidad pueda adaptar posteriormente, para determinar la forma de proceder en cuanto a prácticas que no puedan desarrollarse en formato online, mecanismos de evaluación, guías docentes, adaptación del calendario académico y desarrollo de Trabajos Fin de Grado (TFG) y Trabajos Fin de Máster (TFM).

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

31 de marzo de 2020

  • 31.3.20
El Gobierno de España ha subrayado que la agricultura, la ganadería, la industria alimentaria y todos los servicios relacionados constituyen "servicios esenciales" en lo que respecta al Real Decreto-Ley por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras de los servicios no esenciales que fue publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en la noche del domingo.



De este modo, según se recoge en su anexo, "esta norma no es aplicable a las personas trabajadoras de la agricultura, ganadería, acuicultura, pesca e industria alimentaria, así como a las actividades imprescindibles para asegurar su funcionamiento".

El objetivo de este Real Decreto-Ley es reforzar, con carácter temporal, las limitaciones del movimiento de las personas para contener el Covid-19, y garantizar que los sacrificios y esfuerzos de toda la población tengan una mayor repercusión en la lucha contra esta enfermedad.

En su anexo, este Real Decreto-Ley relaciona las personas trabajadoras a las que no resulta de aplicación el permiso retribuido recuperable. Relacionadas con la actividad agraria, pesquera y agroalimentaria, figuran las siguientes:
  • Actividades que participan en la cadena de abastecimiento del mercado y en el funcionamiento de los servicios de los centros de producción de bienes y servicios de primera necesidad, incluyendo alimentos, bebidas y alimentación animal, permitiendo la distribución de los mismos desde el origen hasta el destino final.
  • Actividades imprescindibles para el mantenimiento de las actividades productivas de la industria manufacturera que ofrecen los suministros, equipos y materiales necesarios para el correcto desarrollo de las actividades esenciales.
  • Actividades que deban prestar los servicios de transporte, tanto de personas como de mercancías, que se continúen desarrollando desde la declaración del estado de alarma, así como de aquellas que deban asegurar el mantenimiento de los medios empleados para ello.
  • Actividades que presten servicios en materia de gestión de residuos y transporte y retirada de subproductos.
  • Las de los centros, servicios y establecimiento de atención sanitaria a animales.
Por otro lado, el Real Decreto 463/2020 por el que se declaró el Estado de alarma el pasado 14 de marzo para gestionar la situación ocasionada por el Covid-19, así como las sucesivas normas publicadas en el BOE, establece que las autoridades competentes delegadas adoptarán las medidas necesarias para garantizar el abastecimiento alimentario.

La producción agrícola, ganadera y acuícola, así como la actividad pesquera, la transformación de productos agrarios y pesqueros, los centros o clínicas veterinarias, el transporte y la distribución de alimentos, así como su comercialización a través de la venta minorista al consumidor, forman la cadena de abastecimiento alimentario cuya actividad debe garantizarse en la situación de Estado de alarma.

"Esto implica que debe mantenerse no solo la actividad de las empresas agroalimentarias en su conjunto, incluidas las explotaciones agrícolas, ganaderas, acuícolas y la actividad pesquera, sino también la de las empresas que, a su vez, les suministran los insumos y servicios necesarios para su funcionamiento y que resulten imprescindibles en este momento", recalca el Gobierno de España.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

30 de marzo de 2020

  • 30.3.20
El Ministerio de Sanidad ha prohibido todos los velatorios, independientemente de la causa del fallecimiento y de si se celebran en instalaciones públicas o privadas, incluido los domicilios particulares, para limitar la propagación y el contagio por el Covid-19.



Así lo recoge la orden ministerial publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que especifica que en el caso de fallecidos por coronavirus "no se podrán realizar prácticas de tanatoestética, intervenciones de tanatopraxia, ni intervenciones por motivos religiosos que impliquen procedimientos invasivos en el cadáver".

La norma recoge otras medidas excepcionales como la restricción de las ceremonias fúnebres. En este sentido, se pospondrá la celebración de cultos religiosos o ceremonias civiles fúnebres "hasta que finalice el Estado de alarma". No obstante, en el enterramiento o despedida para la cremación de la persona fallecida, "se permitirá la asistencia de tres familiares o allegados", además, en su caso, de la persona asimilada de la confesión respectiva para la práctica de los ritos funerarios de despedida del difunto. Estas personas deberán respetar siempre la distancia de uno a dos metros entre ellas.

La orden, que puede consultarse de manera íntegra en este enlace, también regula, a propuesta del Ministerio de Consumo, algunas de las condiciones de contratación de los servicios funerarios.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

29 de marzo de 2020

  • 29.3.20
La Unión de Autónomos de Andalucía (UATAE) ha solicitado a la Junta que ofrezca "ayudas directas" a los autónomos afectados por la crisis del coronavirus. "Se trataría de un apoyo líquido que contribuya a paliar los desastrosos efectos económicos de esta crisis en Andalucía", ha resaltado el secretario general de la entidad, José Galván.



"La organización de defensa de los autónomos valora positivamente las decisiones tomadas hasta la fecha por la Junta, como el aplazamiento de la presentación de tributos o el aval financiero a los préstamos que se soliciten por parte de las micropymes", pero considera que "hay que llegar más allá", en palabras de su portavoz.

De esta forma, a juicio de UATAE Andalucía, "se podrían cubrir parte de los gastos estructurales de la actividad, es decir, las obligaciones derivadas de servicios esenciales para que el negocio se desarrolle, tales como suministros, mantenimiento, alquileres o servicios profesionales".

"El concepto que propone UATAE-Andalucía es que no solo se debería otorgar una cantidad económica directa, sino que pretende sectorizar otras partidas, de forma que lleguen de forma rápida y directa a quienes las precisan, aplicándose a las necesidades de cada sector; y pone como ejemplos, la subvención de un porcentaje en el combustible para los transportistas o de una parte de los alquileres del local para los comerciantes", aclara Galván, para quien "la Junta de Andalucía no puede quedarse atrás en esta decisión, ya que son varias Comunidades Autónomas las que han aprobado medidas similares de apoyo a los autónomos", como Valencia, Cataluña, Madrid o Cantabria.

"Es imprescindible que las ayudas alcancen no solo a los ingresos que no han llegado sino también al lucro cesante, es decir, a las expectativas de negocio que se han dejado de percibir por la ausencia de actividad económica dictada por las autoridades", añade el secretario general de UATAE-Andalucía.

De igual manera, la entidad ha solicitado a la Junta que "adopte medidas en otros ámbitos", como el apoyo al cuidado de menores y dependientes para los autónomos que tengan que dedicar tiempo a estas labores, la inspección para que la actividad económica se desarrolle con garantías de seguridad sanitaria, el mantenimiento de los contratos públicos con pequeñas empresas o la petición para que se flexibilicen requisitos de concesión de subvenciones europeas, "de cuyas autoridades debe esperarse altura de miras y un gran plan de inversiones para recuperar la economía en el continente", en opinión de Galván.

La Unión de Autónomos une estas peticiones a las solicitadas a otras instituciones, como los ayuntamientos ya que, según su secretario general, “todas las administraciones deben echar el resto para que esta crisis no hunda de nuevo a los autónomos, que son los que mantienen la economía del país”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)



DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos