:::: MENU ::::

6 de mayo de 2019

  • 6.5.19
Nuevo revés para el Montilla C.F. pese a su buen hacer, sobre todo, en la segunda vuelta. El ascenso sobrevoló el Estadio Municipal durante gran parte de la tarde del domingo, no obstante, la victoria in extremis del Ciudad Jardín C.D. en su feudo dejó a los de Carrasco con la miel en los labios.



Así, se presentaba una jornada de nervios y de miradas de un lado a otro de la provincia. Ciudad Jardín y Montilla se jugaban el ascenso de categoría un año después de que ambos descendieran. Las circunstancias comenzaron favorables para los montillanos, ya que la derrota momentánea de los capitalinos ante el Palma del Río C.F. daba el salto de categoría a los vinícolas simplemente con el empate.

Mientras, en la localidad de la Campiña Sur se producía una primera parte con nervios entre Montilla y Aguilarense, sin un dominador claro de la contienda y con muchas idas y venidas en ambas áreas pero sin demasiado peligro. Solo las jugadas a balón parado y lanzamientos aislados por parte local modificaban la estructura del encuentro. Pese a ello, la expulsión roja directa de Víctor Manuel, atacante visitante, dio superioridad numérica a los auriverdes y mayor posesión del esférico. Sin embargo, el marcador no se movió y se llegó al descanso con empate a cero.

Tras el paso por vestuarios, el empuje local en el inicio tuvo sus frutos. Onieva estuvo cerca de adelantar a los suyos con un remate de cabeza que se fue rozando el poste. Instantes después, un córner botado a la perfección por Maleno fue mandado al fondo de las mallas por Joseda para establecer el uno a cero, a los 50 minutos de juego.

La alegría se contagió en el Municipal, siendo mayor a sabiendas que en Poniente el marcador seguía siendo favorable a los intereses montillanos. El paso de los minutos dibujó un encuentro tosco, con pelea en la medular y con dos equipos que no querían dejar escapar los puntos. Un balón al larguero de Joseda y varios centros al área visitante, estuvieron cerca de dar la sentencia al cuadro local.

El panorama parecía idílico, ya que el Ciudad Jardín necesitaba remontar su encuentro para quitar el primer puesto a los vinícolas. Pero, a falta de diez minutos, el recuerdo de los años 2016 y 2017 se agolpó sobre la memoria de los presentes. La igualada llegó en Córdoba y un gol más dejó al Montilla sin el ascenso. Los minutos pasaban cada vez más lentos y llegados al minuto 90, la impotencia se hizo eterna al anotar el plantel cordobés el dos a uno y alcanzar así, la victoria que dejaba a los de Carrasco sin el ansiado ascenso.

Ambos encuentros finalizaron y la tristeza fue más que evidente en los rostros de jugadores y aficionados. Tanto Montilla como Ciudad Jardín consiguieron el triunfo, superando los de Ariel Montenegro por un punto al plantel auriverde. Además de todo lo anteriormente mostrado, el Aguilarense alcanzó la permanencia pese a su derrota, finalizando la temporada con el ascenso a División de Honor del Ciudad Jardín y el descenso a Segunda Andaluza de Stadium, Belalcázar y Almedinilla.

Montilla C.F. 1--0 Aguilarense C.F.

Montilla C.F.: Luis Javier, Antonio Luque, Miguel Carmona, Pedro Caballero, Rafa Castillo, Jesús Robles, Jorge, Soto, Onieva, Sillero y Maleno. También jugaron Maillo, Joseda, Pedraza, Manolo, Javi Mesa, Lete y Óscar.

Aguilarense F.C.: Camacho, Ghraba, Víctor, Dani, Urbano, Manu, Peli, Antonio Durán, Raúl, José Luis y Víctor Manuel. También jugaron Rafa Jiménez, Rafa López, Omar, Ernesto, Urbano y Félix.

Goles: 1-0 Joseda (m. 50).

Árbitro: Romero Campos, Juan (Córdoba). Amonestó por los locales a Joseda, Sillero, Robles, Antonio Luque y por los visitantes a Peli, José Luis, Rafa Fernández. Expulsó por los visitantes a Víctor Manuel (roja directa, m. 20).

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima jornada del grupo cordobés de la Primera Andaluza, disputado en el Estadio Municipal de Montilla, ante unos 700 espectadores.

J.L. GÁLVEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: MONTILLA C.F. (ARCHIVO)


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos