:::: MENU ::::

8 de abril de 2019

  • 8.4.19
La Basílica Pontificia de San Juan de Ávila abrió ayer sus puertas para acoger el pregón de la Semana Santa 2019, pronunciado por Rafael Delgado Ruz, miembro de la Hermandad del Señor en la Santa Cena, María Santísima de la Estrella y Nuestra Señora de las Viñas y de la Hermandad de El Santico. El acto, que comenzó con un concierto de música sacra a cargo de la Coral Montillana de Antiguos Alumnos Salesianos, bajo la dirección de José Galisteo, sirvió para poner de relieve algunos de los nombres que han marcado la Semana de Pasión montillana.





Presentado por Carmina Leiva, pregonera de la Semana Santa de Montilla en 1999, Rafael Delgado quiso hacer de su exaltación no solo un reconocimiento a quienes favorecieron su "tardío" compromiso con la Semana Santa de Montilla, sino también con todos aquellos que han trabajado para engrandecer esta celebración.

De esta forma, este profesional vinculado al mundo del vino como responsable de exportaciones de Bodegas Pérez Barquero señaló que lejos de las elocuentes palabras de sus antecesores, su pregón se basaba en las experiencias de un "cofrade de barrio" que se involucró en la Semana Santa montillana casi a la misma par que crecía la Hermandad de la Santa Cena y María Santísima de la Estrella.

Así, el pregonero señaló que pese a que no se crió en un ambiente religioso, la vida diaria en torno a la iglesia de la Asunción, favoreció que poco a poco creciera en él ese sentimiento religioso que, finalmente, lo vinculó a la Semana Santa de Montilla tras vivir durante algunos años en Sevilla.

Fue en el año 1988 cuando Rafael Delgado inició su relación con las hermandades y con la Semana Santa de Montilla con su entrada en la Hermandad del Señor en la Santa Cena, María Santísima de la Estrella y Nuestra Señora de las Viñas en la que, dos años después, fue nombrado hermano mayor, cargo que ocupó hasta 2011. Asimismo, durante ese período, fue delegado de la hermandad ante la Agrupación de Cofradías.





Además, Rafael Delgado Ruz continuó desarrollando su compromiso cofrade en diversos cargos dentro de la Hermandad de la Santa Cena en las juntas de gobierno que presidió Miguel Bellido Mora y también participó desde su inicio en la puesta en marcha de la Representación Dramática de La Pasión.

"La historia de mi relación con la Semana Santa parece calcada a la de la propia Hermandad de la Santa Cena, comenzando por el vino y la Vendimia y, desde ahí y a través de mi barrio, llegando a la Semana Santa", reconocía el pregonero que, además de recordar el papel jugado por cada uno de los miembros de su familia y amigos a lo largo de su trayectoria cofrade, recorrió a lo largo de su pregón cada una de las hermandades montillanas para analizar detalladamente la historia y sentimientos que acompañan a sus estaciones de penitencia.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos