:::: MENU ::::

4 de abril de 2019

  • 4.4.19
El Hospital Comarcal de Montilla, al igual que el resto de centros gestionados por la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, está trabajando de forma conjunta con las asociaciones de pacientes con trastorno del espectro autista (TEA) de la provincia, con el objetivo de hacer accesibles los derechos y deberes del sistema sanitario público de Andalucía a las personas que padecen esta discapacidad del desarrollo, la cual puede provocar problemas sociales, comunicacionales y conductuales significativos.



Con esta campaña se inicia el trabajo específico en los hospitales de la Agencia para adaptar su asistencia sanitaria a este tipo de pacientes y aquellos que presenten alguna otra afección en la comunicación. Esta se basa en dos pilares fundamentales. El primero de ellos es la traducción, por primera vez en Andalucía, de los derechos y deberes contenidos en la Ley de Salud de Andalucía a pictogramas, material con el que se ha organizado la exposición de paneles Rompemos barreras juntas. Conoce tus derechos y deberes.

El segundo es la sensibilización de los profesionales, que se está desarrollando a través de charlas formativas, con las que se quiere ofrecer herramientas al personal para que sepan cómo afrontar la asistencia sanitaria o administrativa a personas con TEA.

"Este proyecto es fruto de las ideas surgidas en las comisiones de participación ciudadana de cada centro, que a su vez son trasladadas a la Comisión Intercentros de la Agencia para trabajarlas de forma transversal, y que nos permiten escuchar las necesidades que en salud nos manifiestan las asociaciones de nuestras zonas de referencia, aprovechando los recursos humanos y materiales disponibles con la máxima eficiencia", ha explicado la coordinadora de este proyecto, Susana García, responsable de Atención a la Ciudadanía del Hospital de Montilla.

Sistema sanitario más cercano y participativo

Durante los años en los que llevan en funcionamiento los centros de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, se han acometido actuaciones tanto en la edificación como en la asistencia para adaptarlos y garantizar así la mejor atención sanitaria a las personas afectadas con algún tipo de discapacidad física o sensorial.

Con esta actuación dirigida a personas con TEA, los hospitales de la Agencia pretenden trabajar en un sistema sanitario más cercano, accesible, equitativo y participativo. Igual de importante es también buscar la forma de facilitar el conocimiento de sus derechos en salud a las personas con dificultades en el lenguaje y la comunicación y, con ello, que la toma de decisiones sea informada, haciéndoles más autónomos.

Del mismo modo, se ha pretendido hacer visible a toda la ciudadanía el TEA y normalizar un sistema de comunicación alternativo y aumentativo utilizado por muchas personas con este trastorno y por personas con diversidad funcional intelectual con dificultades en el lenguaje y en la comunicación.

Difusión de paneles informativos

Para una mejor consecución del objetivo de visibilidad, los materiales que han realizado son la adaptación de cada derecho o deber a un panel en el que se encuentra el texto resumido del mismo y, debajo, su traducción a pictograma.

En total son 36 paneles para los que se han utilizado los Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación (SAAC) del Portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa (ARASAAC), que está considerado como uno de los mejores sistemas de comunicación en este campo a nivel nacional e internacional.

Con estos paneles se ha creado una exposición, que se exhibirá en los siete centros de la Agencia Sanitaria simultáneamente. También se ha generado una exposición más, que será itinerante y se irá cediendo a los centros de salud que lo soliciten de las áreas de referencia de dichos hospitales.

Los SAAC son formas de expresión distintas al lenguaje hablado, que tienen como objetivo aumentar y/o compensar las dificultades de comunicación y lenguaje de muchas personas con discapacidad a través de diversos sistemas de símbolos, tanto gráficos (fotografías, dibujos, pictogramas, palabras o letras) como gestuales (mímica, gestos o signos manuales). Los diversos sistemas de símbolos se adaptan a las necesidades de personas con edades y habilidades motrices, cognitivas y lingüísticas muy dispares.

Entre las causas que pueden hacer necesario el uso de un SAAC se encuentran la parálisis cerebral (PC), la discapacidad intelectual, los trastornos del espectro autista (TEA), las enfermedades neurológicas tales como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la esclerosis múltiple (EM) o el párkinson, las distrofias musculares, los traumatismos craneoencefálicos, las afasias o las pluridiscapacidades de tipologías diversas.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL 


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos