:::: MENU ::::

15 de marzo de 2019

  • 15.3.19
El Ayuntamiento de Montilla ha iniciado esta semana las actuaciones dirigidas a completar el acerado de la avenida del Trabajo en su conexión con la avenida del Marqués de la Vega de Armijo, junto con la construcción de un paso de peatones elevado. Con esta intervención se pretende mejorar la movilidad de los peatones y, al mismo tiempo, incrementar la seguridad de esta vía al reducir la velocidad del tráfico a lo largo de la misma.



La intervención, que se desarrolla con cargo a los remanentes positivos de tesorería, pretende continuar con los distintos trabajos de mejora de la seguridad y movilidad realizados a lo largo del barrio "El Molinillo" en los últimos años. Un objetivo que se completará en las próximas semanas con la construcción de otro paso de peatones elevado en la avenida del Marqués de Vega de Armijo, a la altura de la calle Benavente.

"Estas obras van a permitir reurbanizar una zona que faltaba por completar sus acerados y, al mismo tiempo, crear un nuevo paso de peatones elevado que cumplirá con una doble función: mejorar la accesibilidad y movilidad en una calle con los Centro de Educación Especial "El Molinillo" de Aprosub y el IES Emilio Canalejo y, al mismo tiempo, reducir la velocidad de los vehículos, una demanda de los vecinos de la zona", apuntó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, quien visitó las obras junto a la teniente de alcalde de Economía y Hacienda Local, Ana Rodríguez.

En concreto, las obras en la avenida del Trabajo y la construcción de otro paso de peatones elevado en la avenida del Marqués de la Vega de Armijo –que se desarrollará de forma paralela– cuentan con un presupuesto de 22.000 euros. Una intervención que se suman a la pavimentación realizada recientemente en el camino de La Zarza, también con cargo a los remanentes positivos.

"Todas estas obras que vienen a mejorar la movilidad de peatones y vehículos en nuestro municipio, aplicando siempre el criterio de equilibrio territorial entre los distintos barrios de nuestra ciudad que hemos mantenido durante el presente mandato municipal para que todos los barrios se beneficien de estas obras de forma equitativa”, añadió Llamas.

En este sentido, el primer edil lamentó que, pese a que el remanente positivo del pasado año ascendió a 1,3 millones de euros, tan sólo 300.000 euros se han podido destinar a realizar diferentes proyectos de mejora en la ciudad, por lo que reclamó un cambio en la legislación que permita "incrementar las inversiones para dar respuesta las necesidades del municipio y no a la amortización de deuda anticipada".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos