:::: MENU ::::

28 de marzo de 2019

  • 28.3.19
Desde el pasado 14 de marzo varias zonas de Montilla han visto como con la caída de la noche sus calles quedaban completamente a oscuras. El problema, en el que se ha venido trabajando desde entonces y que tan sólo continua en tres cuadros eléctricos del alumbrado eléctrico, se deriva de los nuevos contadores instalados por Endesa que, a pesar de la solicitud realizada por el Ayuntamiento, no los ha reconocido como "suministro eléctrico esencial", lo que ha generado que se active el interruptor de control de potencia.



La teniente de alcalde de Obras Públicas, Servicios, Medio Ambiente y Agricultura, Raquel Casado, ha explicado esta mañana que el apagón registrado el pasado jueves 14 de marzo –que inicialmente afectó a ocho cuadros eléctricos del alumbrado público– se debió a "un pico de tensión" que, dado que los nuevos contadores cuentan con un interruptor de control de potencia una vez que se supera la energía contratada, derivó en el corte del suministro.

"El cambio de contadores se sustituyeron en diciembre y entonces, el 5 de diciembre, el Ayuntamiento solicitó que se reconocieran estos contadores como suministro esencial y, por tanto, no pudiera sufrir este tipo de problemas mientras se realizaba la nueva adaptación a la energía contratada. Sin embargo, y a pesar de que el 4 de febrero Endesa reconoció dicha petición, no se ha realizado la gestión correctamente", ha explicado Casado.

De esta forma, desde el apagón del pasado 14 de marzo, desde el Área de Servicios del Ayuntamiento de Montilla se ha trabajado en reducir el consumo en las diferentes zonas afectadas por el corte de suministro a través del apagado de la mitad de las luminarias, algo que ha permitido devolver la luz a las calles de cinco de los cuadros eléctricos afectados.



"Es una medida provisional mientras se trabajan en medidas a medio-largo plazo como el cambio de los boletines del suministro, así como la sustitución de las antiguas luminarias de vapor de mercurio por tecnología LED", ha indicado Casado.

Asimismo, de forma paralela, el Ayuntamiento mantiene desde el pasado 14 de marzo reuniones con Endesa de cara a que se agilice la declaración de los cuadros afectados como suministro esencial, especialmente aquellos en los que aún se mantiene el corte de la electricidad. "El compromiso es que esta misma tarde se solucione el problema", ha asegurado la teniente de alcalde.

En concreto, los cuadros que actualmente se encuentran aún sin suministro son el de Paseo de Cervantes, que afecta a la avenida de Granada y las calles Molinos Alta, Molinos Baja, Melgar, Feria, Azahar, Naranjo, Cuesta de la Pena, Cantareros y Coto–; el cuadro de calle Barreruela –avenida del Marqués de la Vega de Armijo, Pedro Ximénez y avenida del Trabajo–; y el de Virgen de la Rosa –afectando a las calles Virgen de la Rosa, Virgen de Belén, Almodóvar, Batalla de Ceriñola, Julio César, El Jardín y Piedra Luenga–.

"Pedimos paciencia y comprensión a los ciudadanos porque hemos sido conscientes del problema desde primera hora y por eso se activó la iluminación en media calle con el objetivo de solucionar el problema con la máxima celeridad posible", ha indicado Casado.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR / I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos