:::: MENU ::::

7 de marzo de 2019

  • 7.3.19
El Ayuntamiento de Montilla aprobó anoche, en la sesión plenaria correspondiente al mes de marzo, el expediente de concesión del título de Hijo Adoptivo a San Juan de Ávila. La iniciativa, que salió adelante con los votos a favor de PSOE y PP, y la abstención de IU, ha sumado desde su puesta en marcha en mayo de 2017 la adhesión de cerca de 1.300 personas y entidades de toda España.



La propuesta, defendida por el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, como instructor del expediente, pretende reconocer al Doctor de la Iglesia Universal como una figura determinante en el siglo XVI a nivel social, cultural y humanista y, al mismo poner en valor la importancia del patrimonio histórico, monumental y cultural de Montilla vinculado al santo. "Este expediente ha contado con un amplio respaldo ciudadano que pone de evidencia las razones que justifican esta iniciativa para la defensa de nuestra identidad local", apostilló el primer edil.

En concreto, según informó Llamas, a fecha del 31 de enero, el expediente registraba un total de 1.281 comunicaciones de adhesión, de las que 1.152 correspondían a personas particulares –en su mayoría de Montilla– y 136 a colectivos. En este sentido, el alcalde destacó que el nombramiento de San Juan de Ávila como Hijo Adoptivo no sólo ha contado con el apoyo de todas las Diócesis de España o 27 entidades confesionales del municipio, sino también con la adhesión de 18 colectivos montillanos aconfesionales.

De esta forma, el nombramiento de San Juan de Ávila como Hijo Adoptivo de Montilla coincide con la celebración del Año Jubilar con motivo del 450 aniversario de la muerte del religioso, que dará comienzo el próximo 6 de abril, día en que se celebra el 125 aniversario de su beatificación. "Este reconocimiento y la celebración del Año Jubilar va a consolidar a Montilla como lugar avilista de destino", subrayó Llamas, quien recordó que esta iniciativa se suma a un proyecto conjunto con el Obispado de Córdoba para dar a conocer la relevancia histórica de la ciudad de Montilla durante el Siglo de Oro, vinculada a la figura del Doctor de la Iglesia.

Con este nombramiento, como señalaron desde el PP y el PSOE, el Ayuntamiento de Montilla pone de relevancia la importancia de una figura que va más allá de su carácter religioso, y que dejó un gran legado a nivel intelectual y cultural."Este reconocimiento, que el PP ya impulsó en el año 2012, no puede más que tener nuestro rotundo apoyo dada la importancia de esta figura para la ciudad y el complemento que va a suponer para el sector turístico de la ciudad", indicó el portavoz del PP, Miguel Navarro.

Una postura que, sin embargo, no contó con el respaldo del grupo municipal de IU al entender que se trata de "un tema electoralista". "Este reconocimiento nada tiene que ver con la promoción o la visibilización de Montilla o con la figura de San Juan de Ávila, con la que ya se contribuye en la medida de lo posible", señaló la portavoz Conchi Espejo.

Doctor de la Iglesia

San Juan de Ávila fue fundador de centros de Teología y Humanidades en Baeza, Granada y Córdoba, así como de varios colegios en Jerez, Priego, Montilla, Úbeda, Sevilla, Alcalá de Guadaira, Palma del Río y Écija. Sus reliquias presiden el altar de La Encarnación, una iglesia situada en la calle Corredera cuya construcción comenzó en 1726 y que, por diversos avatares históricos, no fue concluida hasta 1944.

Orientador espiritual de San Francisco de Borja, San Ignacio de Loyola, Santa Teresa de Jesús y Fray Luis de Granada, este montillano adoptivo preparó escritos y memoriales para los concilios de Trento y Toledo, contribuyendo en gran medida a la posición preeminente que ostentó la localidad durante el Siglo de Oro.

El 7 de octubre de 2012, el Papa Benedicto XVI proclamó Doctor de la Iglesia Universal a San Juan de Ávila. Dos minutos antes de que el reloj de la plaza de San Pedro marcara la diez de la mañana, el Sumo Pontífice reconoció el doctorado del asceta manchego, que nació en Almodóvar del Campo el 6 de enero de 1500, ante la presencia de decenas de montillanos que se desplazaron hasta Roma para presenciar en directo este acontecimiento histórico. Con esa proclamación, San Juan de Ávila se unía a otros grandes doctores de la Iglesia nacidos en España como San Isidoro de Sevilla (560-636), Santa Teresa de Jesús (1515-1582) y San Juan de la Cruz (1542-1591).

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos