:::: MENU ::::

14 de octubre de 2018

  • 14.10.18
La tarde-noche de ayer sábado concentró los principales actos en honor de Nuestra Señora de la Aurora, patrona de Montilla, cuya imagen recorrió las calles de la localidad en una procesión que, una vez más, contó con el acompañamiento de la Agrupación Unión Musical Cultural de Montilla y que alcanzó una ambientada Plaza de la Rosa.







El paso, exornado con las flores que el pasado jueves ofrecieron los escolares de los centros educativos de Montilla, abandonó la parroquia de San Francisco Solano tras la celebración eucarística que dio comienzo a las 19.00 de la tarde, para tomar las calles San Francisco Solano, Santa Ana, Fernández y Canivell, Escuelas, San Juan de Ávila, Corredera y Ballén, para regresar a su templo que, en torno a las 23.00 de la noche, asistió a la tradicional Noche de Serenatas.

El cortejo, del que formó parte el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, junto a otros miembros de la Corporación municipal, dio paso a la tradicional Noche de Serenatas en la que cientos de montillanos volvían a darse cita en la parroquia de El Santo con el único propósito de rondar a la Virgen en grupos formados por personas de todas las edades y que ofrecieron a la imagen mariana unas serenatas que la Junta de Andalucía incorporó hace varios años a su Atlas de Patrimonio Inmaterial de Andalucía.







Las serenatas de la Tuna Estudiantil del IES Inca Garcilaso, de la Tuna de la Asociación de Antiguos Alumnos Salesianos, de la Centuria Romana Munda, de la Tuna de Montilla, del Grupo Cadena, del Coro de la Hermandad de la Juventud y del Coro La Tradición suponían el broche de oro a un intenso fin de semana que arrancó en la mañana del jueves con la tradicional ofrenda floral por parte de los escolares de la localidad, que dedicaron poesías y coplas en honor de la patrona de Montilla.

El templo en el que vio la luz San Francisco Solano allá por 1549 compartió también parte de su protagonismo con la plaza de La Rosa, donde los vecinos de la localidad buscan este fin de semana las tradicionales castañas y nueces que los vendedores ambulantes ofrecen en Montilla coincidiendo con la festividad de su patrona, así como las típicas sopaipas con chocolate de la Hermandad de Jesús Preso y María Santísima de la Esperanza, una actividad que congregó a un buen número de pequeños cocineros que se atrevieron a dar múltiples forma a la masa.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos