:::: MENU ::::

2 de septiembre de 2018

  • 2.9.18
Septiembre es uno de los meses marcados a fuego en el calendario de muchos montillanos. Y no solo por la Fiesta de la Vendimia, una de las más antiguas de España, que se celebra en torno al primer fin de semana de este mes con la intención de conmemorar la cosecha de la uva en los pagos amparados por la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.







Septiembre representa para muchos el inicio de un nuevo ciclo: el curso escolar o académico para quienes se forman en los distintos niveles educativos o el propio Año Agrícola, que cada año arranca a partir del día de San Miguel, el 29 de septiembre de cada año.

Para una empresa como Santa Amalia Alta Decoración, referente en la producción de tejidos para el hogar, septiembre marca también el impulso definitivo a las nuevas colecciones de tejidos para cortinas, tapicería y ropa de cama que la firma montillana pondrá a la venta de cara a la temporada 2019 en establecimientos tan prestigiosos como El Corte Inglés, una de las cadenas de grandes almacenes más prestigiosas de Europa.

Bajo la dirección del empresario Manuel Ceballos Carmona, Santa Amalia Alta Decoración no ha dejado de crecer a pasos de gigante año tras año –y ya van diez–, comercializando tejidos únicos de alta calidad dirigidos a clientes selectos y exigentes, no solo por todo el territorio nacional sino, además, en más de 20 países de los cinco continentes.

“Septiembre es especial para nosotros porque, además, nuestra empresa se sitúa en las instalaciones de una antigua bodega que abrió sus puertas en 1936”, explica Manuel Ceballos Carmona quien, en declaraciones a Montilla Digital, no oculta la “pasión” que siente por Montilla y el compromiso que mantiene inalterable año tras año con sus tradiciones más significativas, como la Fiesta de la Vendimia.

No en vano, el joven empresario ha sido capaz de mantener la esencia de aquella bodega primigenia en una extraordinaria galería de botas de roble americano y una sacristía en la que, a día de hoy, se miman vinos olorosos, amontillados y Pedro Ximénez, confiriendo así un sabor especial y una arraigada personalidad a una tradición que el propio Manuel Ceballos Carmona reconoce que heredó de su tío, Manuel Carmona. “Uno de mis sueños, que espero poder cumplir en un futuro, es el de comercializar mis propios vinos de Montilla”, asegura.







Coincidiendo, así, con la celebración de la vendimia en el marco Montilla-Moriles, la firma Santa Amalia Alta Decoración ultima sus nuevas colecciones para la temporada 2019 que, en unos días, podrán presentar a todos sus distribuidores, a la vez que se ponen en marcha nuevos departamentos que permitirán a la empresa seguir creciendo e innovando.

“Nuestras instalaciones cuentan con un gran almacén en el que disponemos de más del 70 por ciento de las colecciones en stock permanente, teniendo el resto un servicio de 24 horas”, resalta el fundador de la empresa, que hace hincapié en que una de las claves del servicio de excelencia que presta Santa Amalia Alta Decoración es que “buscamos dar a nuestros clientes nuestra máxima prioridad”.

Y es que el proyecto empresarial que pilota Manuel Ceballos Carmona basa su éxito en la fusión del talento de todos los trabajadores que componen esta prestigiosa firma –una plantilla altamente cualificada que no deja de crecer–, con el importante volumen de negocio que año tras año aumenta de manera exponencial y la fidelidad que día a día muestran sus clientes.

Ingredientes todos ellos que animan a la gran familia de Santa Amalia Alta Decoración a afrontar con ilusión las nuevas metas, entre las que destacan, como cada año, la asistencia a principios de año a Heimtextil, la mayor feria textil del mundo, que tiene lugar en la ciudad alemana de Frankfurt.

“Para nosotros es una cita muy importante porque, en ediciones anteriores, nos sirvió de impulso para lanzar nuestra firma entre nuevos clientes con mucho potencial”, resalta el fundador de Santa Amalia Alta Decoración, que ha logrado consolidar nuevos mercados en países como China, Grecia, Australia, Rumanía, República Checa o Turquía, lo que confiere a la firma montillana una posición privilegiada en el mercado textil.







A su efervescente labor innovadora y creativa, se une también el importante trabajo comercial que desarrolla Santa Amalia Alta Decoración que, recientemente, ha adquirido los derechos industriales de varias marcas muy reconocidas en el sector textil como Sati, Costa Este, Marocco y TCH Contract, entre otras.

“Ello nos permitirá seguir dando continuidad a colecciones ya implantadas en el mercado y con un gran reconocimiento comercial, así como ampliar nuestra cartera de clientes a nivel internacional con distribuidores involucrados con el estilo y el perfil de la marca SATI”, aclara Ceballos.

Por último, el fundador de Santa Amalia Alta Decoración reconoce que "gracias al esfuerzo de un equipo joven que se ha formado conmigo y que siempre es optimista y está ahí, hemos conseguido ampliar mercado en Europa", consolidando así el presente y el futuro de una empresa textil que, cinco años después de iniciar su expansión a mercados internacionales, realiza más del 40 por ciento de sus ventas en el exterior.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos