:::: MENU ::::

17 de septiembre de 2018

  • 17.9.18
La iglesia del Monasterio de Santa Clara abrió ayer tarde sus puertas para celebrar la salida procesional por las calles de Montilla de Nuestro Padre Jesús de Familias. Decenas de fieles quisieron acompañar a esta imagen del siglo XVI, que presidió el Concilio de Trento entre 1545 y 1563, en el acto de cierre de la novena en su honor.



La procesión, que año tras año se conmemora el domingo más cercano al día de la Exaltación de la Santa Cruz –que se celebra cada 14 de septiembre–, permitió disfrutar de la singularidad de esta talla que permanece resguardada a la vista del público durante todo el año, y tan solo abandona su clausura durante la celebración de su novena.

De esta forma, el pasado 7 de septiembre, la imagen abandonó el interior del convento hasta la iglesia de Santa Clara donde, tal y como establece la tradición, la madre abadesa y su vicaria entregaron la talla al hermano mayor de la Franciscana Hermandad, honor que recae desde octubre de 2015 en José Antonio Trapero Perea.

Así, tras los actos de la novena, ayer tuvo lugar la solemne eucaristía presidida por el reverendo Rafael María de Santiago y, posteriormente, la imagen se mostró al pueblo de Montilla en procesión, acompañada por la Banda de Cornetas y Tambores "Santa Victoria" de Córdoba.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos