:::: MENU ::::

21 de agosto de 2018

  • 21.8.18
La Vereda de Santa María volverá a ser, en breve, una zona verde más del término municipal de Montilla gracias al trabajo desarrollado por el Colectivo Carchena, en colaboración con el Ayuntamiento de Montilla, a lo largo de los últimos dos años. Tras el programa de reforestación desarrollado por los miembros de esta asociación, los cerca de 200 árboles existentes en la zona han conseguido alcanzar la maduración suficiente para asegurar su supervivencia.



La recuperación de la vegetación en la Vereda de Santa María comenzaba a principios de 2016 con la plantación de cerca de 200 árboles, de unas 15 variedades distintas, en este espacio natural del municipio. Desde entonces, los miembros del Colectivo Carchena, junto con trabajadores del Ayuntamiento y personas afines a este proyecto, han desarrollado un intenso trabajo de riego a lo largo de dos años y medio.

"Se ha trabajado en este tiempo en realizar un seguimiento y riegos periódicos, especialmente en los meses de verano, para asegurar que las plantaciones sobrevivían y maduraban correctamente. De esta forma, hemos conseguido que alcance un nivel que puedan continuar adelante por sí solas sin necesidad de riesgos", explicó a Montilla Digital uno de los miembros del colectivo, Rafael Ruz.

Encinas, algarrobos, pinos piñoneros, adelfas o almezos, junto a otras especies propias del clima mediterráneo, pueblan un espacio que se encontraba muy degradado. Por ello, desde el Colectivo Carchena y el Ayuntamiento de Montilla, con la colaboración de la Consejería de Medioambiente con la cesión de los distintos ejemplares plantados, han centrado sus esfuerzos en recuperar este nuevo espacio con vegetación autóctona que "asegure su continuidad en el futuro".

En la misma línea, desde el colectivo surgido con el objetivo de trabajar por la recuperación y la protección del medio ambiente, especialmente a nivel local, se inició el pasado mes de enero una iniciativa similar en la Vereda de Carchena, un espacio que ha sido utilizado como escombrera en los últimos años.

"Se va a trabajar de la misma forma que en la Vereda de Santa María. En enero se realizaron las labores de desbroce y las plantaciones, y ahora se iniciará un nuevo proceso de tutorado para, ya en mayo, intensificar las labores de riesgo", subrayó Ruz quien señaló que, si bien este año los esfuerzos se centrarán en esta zona, son muchos los espacios en los que trabajar por su recuperación en Montilla, por lo que el colectivo comenzará a valorar en breve otras actuaciones de reforestación.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos