:::: MENU ::::

11 de agosto de 2018

  • 11.8.18
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un artículo remitido por José María Reina Espejo sobre la historia de la empresa montillana Autobuses R. Reina. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Toda gran empresa tiene una historia que contar y yo les invito a conocer la nuestra. Nuestra empresa nació en los años cincuenta, haciendo el transporte con carros, desde la estación de ferrocarril de Cabra al pueblo. Rafael Reina Alcaraz, El Abuelo, realizaba su trabajo recogiendo y repartiendo todas las mercancías que el pueblo necesitaba y que por aquel entonces solo llegaban por ferrocarril, como medio mas urgente de transporte.

Es cuando uno de sus hijos, Rafael Reina Cantero, junto con su esposa, Doña Rosario Espejo Peña, logran realiza su sueño: fundar una empresa de transporte de viajeros por carretera. La compra de su primer autobús supuso un sacrificio del que participó activamente su hermano Antonio.

El viaje inaugural fue de Cabra al Llano del Espinar, ampliando desde aquí hasta Montilla en días alternos. Era un recorrido corto en kilómetros pero, debido al estado de las carreteras y de los caminos, realmente duraba toda una mañana, haciendo escalas en los diferentes cortijos y casillas, a solicitud de los usuarios.

En aquellos años no existían asientos numerados: cada uno se sentaba donde podía, incluso en la vaca si era necesario. En esa época los viajes eran una gran prueba de habilidad y destreza por parte de los conductores, pues los caminos eran peligrosos y las carreteras, escasas. El conductor tenía que hacer las veces de cobrador, maletero, administrador y, en caso de avería –algo que ocurría casi a diario– tenía que hacer de mecánico.

El primer sueño del matrimonio se había cumplido: realizar el transporte público de viajeros entre las localidades de Montilla, Cabra, Llano del Espinar y Castro del Río. Poco a poco, el negocio fue tomando impulso y comenzaron a pensar en tomar nuevas iniciativas. Doña Rosario cae enferma y fallece, dejando tres hijos –Rafael José María y Antonio, de muy corta edad– al cuidado de su padre, que tiene que educarlos, formarlos y cuidar de sus intereses como herederos.

En muy poco tiempo contrae nuevas nupcias con Doña Sierra Serrano Aranda y, de dicho matrimonio, nacen tres hijos: Pedro, Rosario y Paco. Rápidamente, retoma la idea concebida de expansión empresarial y funda en 1960 Autobuses Urbanos de Montilla R. Reina “El Total”, situando la sede social y la central de Operaciones de la empresa en Montilla.



No obstante, Don Rafael Reina siente nuevas inquietudes. No se conforma con lo que había logrado y quiere llegar a nuevos lugares, por lo que funda con su cuñado, Don Vicente Flores, y su esposa, Carmen Reina, la empresa de Autobuses Urbanos de Écija (Sevilla), a mediados de los años sesenta, convirtiendo esta ciudad en unos de los bastiones del transporte de viajeros más importante de la zona.

No conforme con lo ya puesto en marcha, crea el Transporte de Servicios Especiales y se inician dando cobertura turística no solo a Montilla y Écija sino a todas las poblaciones que confluían en la zona, fomentando, sobre todo, los servicios de playa a Málaga, Torremolinos, Nerja, Fuengirola, Cádiz, Matalascañas o Huelva.

En ese mismo tiempo se da un nuevo impulso desarrollando, en colaboración con la Administración, el Transporte Escolar, además de servicios a fábricas y diferentes cortijos, transportando a sus lugares de trabajo a los jornaleros que cubrían las necesidades agrícolas del momento.

Las cosas nunca fueron fáciles, el trabajo muy duro, de día y de noche, pero siempre con la mentalidad de triunfadores, de hacer las cosas bien y, a la primera, esto nos llevó al lugar que ahora ocupamos. La Empresa de Autobuses R. Reina, en aquella época, siempre tuvo una misión: cumplir transportando personas y bienes asegurándose de la atención, la responsabilidad social, la satisfacción de los clientes y la excelencia en el servicio.

JOSÉ MARÍA REINA ESPEJO

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.







DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos