:::: MENU ::::

16 de julio de 2018

  • 16.7.18
La sesión de fuegos artificiales que este año se lanzaron desde la Avenida de Málaga sirvió anoche para despedir una Feria de El Santo marcada por las suaves temperaturas –insólitas para un mes de julio en la Campiña Sur cordobesa– y por las incidencias que se registraron en la madrugada del sábado al domingo, como consecuencia de la aglomeración de personas en el espacio destinado a las casetas en la Avenida de Las Camachas y de las que informó ayer Montilla Digital.













De este modo, Montilla despedía unas fiestas patronales cuyos actos centrales arrancaban en la noche del martes con un emotivo pregón del periodista Antoni Poveda, alcalde desde hace doce años de Sant Joan Despí, un municipio del área metropolitana de Barcelona que cuenta con cerca de 34.000 habitantes, de los que alrededor de 600 tienen origen montillano.

Presentado por Rafael Llamas, el regidor catalán resaltó el importante papel que, a día de hoy, juegan muchos vecinos de Montilla en la localidad catalana y su influencia en la cultura y en las tradiciones locales, “que se han enriquecido con muestras muy diversas como la Cruz de Mayo, que celebramos cada año desde 1985 para dar la bienvenida a la primavera y donde el cante y el baile están muy presentes”.

SANTA AMALIA ALTA DECORACIÓN

Como colofón al acto del pregón, el grupo montillano Ke'arte, formado por Mariví Herencia y Curro Cruz, fue el encargado de entonar las tradicionales Coplas de El Santo que sirvieron de prólogo de excepción para el pasacalles inaugural de Feria que arrancó pasadas las 22.30 de la noche desde el Salón Municipal San Juan de Dios y que, junto a la Agrupación Musical La Unión, contó con la participación de gigantes y cabezudos de Montilla y de Sant Joan Despí.

Tras el acto de apertura oficial, el recinto ferial de la Avenida de Las Camachas se fue llenando de vida gracias a las agradables temperaturas que se han registrado este año en la Campiña Sur cordobesa, muy alejadas de los más de 40 grados que se debieron sufrir en ediciones anteriores de la Feria. Con todo, la mayoría de los caseteros consultados por este periódico coincidieron en señalar que los dos primeros días de Feria fueron "bastante tranquilos" en lo que a afluencia de público se refiere.













Por otro lado, con el objetivo de conseguir una ciudad "cada vez más sostenible", el Ayuntamiento de Montilla y Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de gestionar los envases de vidrio en España, reeditaron por segundo año consecutivo un concurso para fomentar el reciclaje durante la celebración de la Feria y Fiestas en honor a San Francisco Solano. La iniciativa, que el pasado año consiguió recoger más 3.700 kilos de estos envases, se marcó como objetivo incrementar esta cifra.

La teniente de alcalde de Obras, Servicios Públicos, Medio Ambiente y Agricultura, Raquel Casado, destacó durante la presentación de esta nueva edición del concurso que gracias a los incentivos de esta iniciativa, el pasado año se consiguió aumentar el número de envases gestionados correctamente para su reciclaje.

SANTA AMALIA ALTA DECORACIÓN

En concreto, según informó Casado, la puesta en marcha de esta concurso favoreció el reciclaje de un 11 por ciento más de envases de vidrio durante la Feria de El Santo con respecto al año anterior, pasando de 207.000 kilos en 2016 a más de 370.000 en la última edición. "Esto supone una media de 9 kilos por habitante y año, por encima de la media provincial, pero por debajo de la andaluza y la nacional", explicó Casado.

El Santico bendice el Barrio de Las Tenerías

En el otro extremo de la localidad, en el Barrio de Las Tenerías, un enclave que aún conserva el sabor auténtico de lo montillano –y donde Francisco Solano dio sus primeras muestras de santidad– se volvieron a rememorar las estampas más tradicionales en torno al patrón de Montilla.













La jornada dio comienzo a las nueve de la mañana, con la tradicional diana floreada por las calles de la ciudad a cargo de la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesus Nazareno de Montemayor. Tras el tradicional repique del campanillo, la imagen de El Santico recorrió en procesión el antiguo barrio de Las Tenerías, acompañada por cientos de fieles que, cada año, renuevan su compromiso con esta pequeña talla que ocupa el retablo de una ermita levantada en 1821 por Alonso Delgado, gracias a las aportaciones del gremio de curtidores y zapateros.

SANTA AMALIA ALTA DECORACIÓN

Desde las 10.15, las calles Altillos, Ciprés o San Antonio vivieron su particular día grande, envueltas en las melodías de los cientos de fieles que acompañan la pequeña imagen del santo patrono. Coplas tradicionales que devolvieron el protagonismo un año más a una de las zonas más pintorescas de la ciudad, que permite degustar, a sorbos pequeños, esa deslumbrante historia que se ha ido forjando en el tiempo y que concede a Montilla un cuerpo y un aroma evocador, noble y profundo.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos