:::: MENU ::::

20 de julio de 2018

  • 20.7.18
El Ayuntamiento de Montilla ha negado hoy la existencia de incidentes y de cargas policiales en la recta final de la Feria en honor de San Francisco Solano, tras evaluar los informes que han elaborado la Guardia Civil, la Policía Local, Cruz Roja Española y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil.



De esta forma, el equipo de gobierno ha rechazado que tuvieron lugar una carga policial o incidentes de consideración por la aglomeración de personas que se registró en la madrugada del sábado al domingo en la Avenida de Las Camachas, de la que informó en primicia Montilla Digital.

El teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, Francisco García Zamora, ha explicado esta mañana que la última edición de las fiestas en honor a San Francisco Solano se ha caracterizado por "ser una feria próspera, con oportunidad de negocio para todas las casetas y tranquila, por mucho que se quiera enturbiar", en alusión a los comentarios vertidos en los últimos días en varias redes sociales y, principalmente, por usuarios sin identificar.

En este sentido, y atendiendo a los informes de Protección Civil y Cruz Roja Española, García Zamora ha destacado que, a lo largo de toda la feria, tan solo se registraron 28 actuaciones –desde atenciones sanitarias a dispensación de analgésicos–, lo que supone un 22 por ciento menos que las que se computaron en 2017.

"Tan solo ocho de ellas tuvieron lugar en la noche del sábado, cinco a las 1.30 de la madrugada, y las otras a las 7.00 de la mañana, por lo que no hubo ninguna intervención sanitaria en el momento de la aglomeración, que se produjo en torno a las 4.00 de la mañana", ha puntualizado el edil.

García Zamora ha destacado que tampoco en los días posteriores se ha registrado ninguna atención sanitaria en el Hospital de Montilla o en centros médicos de las localidades cercanas, que apuntaran a lesiones derivadas de una intervención policial, "como se ha asegurado en redes sociales", extremo que, sin embargo, desmiente una vecina que ha llegado a aportar un informe clínico de urgencias de un familiar directo en el que se refiere un "traumatismo en cara lateral de mano derecha" como consecuencia de un porrazo asestado por un agente durante el desalojo de la caseta Premium.

"La decisión de desalojar el pasillo central de la zona de casetas en la Avenida de las Camachas, se tomó porque el aforo de las dos casetas estaba cubierto y se hizo de manera conjunta por parte de la Policía Local, de la Guardia Civil y de las propias casetas", ha asegurado, por su parte, la concejala de Festejos, Lola Casado.

La edil montillana ha hecho hincapié en que "no hubo un desalojo de las casetas, sino que se optó por cortar la música a las 5.30 de la madrugada y, de forma paulatina, los propios usuarios fueron abandonando las casetas". Según Casado, "no hubo uso de fuerza, lesiones o detenciones como se ha llegado a apuntar en varias páginas de Facebook".

Por ello, el responsable de Seguridad Ciudadana ha asegurado que, "con los informes de la Guardia Civil y Policía Local en la mano", el único conato de violencia que se saldó con una persona lesionada y trasladada al Hospital de Montilla tuvo lugar a las 22.00 de la noche del sábado, tras el cual, la Guardia Civil pudo identificar a los implicados.

Asimismo, el equipo de gobierno apunta a una "afluencia de jóvenes de los municipios colindantes muy superior a años precedentes" como principal causa de la aglomeración registrada pues, según ha señalado Casado, las dos casetas instaladas en la Avenida de las Camachas contaban con el mismo espacio que se destinó el pasado año para la totalidad de las casetas de noche y "sólo tenían 6 metros menos de fachada".



En esta línea, ante las críticas de Comprometidos por Montilla tras la renuncia de dos de las casetas que iban a instalarse en la Avenida de las Camachas, la edil de Festejos ha rechazado que existiera "improvisación" y, al contrario, ha lamentado el "incumplimiento de los compromisos adquiridos por parte de algunos de esos empresarios".

"El 30 de mayo, las casetas ya conocían las condiciones de montaje y cuatro empresas firmaron su compromiso. Dos de ellas, a una semana de la Feria y cuando debían presentar el seguro de responsabilidad civil, decidieron renunciar", ha explicado la edil, que ha reconocido que mientras en un caso se debió a "cuestiones profesionales", la otra empresa "no ha dado a conocer motivo alguno porque ni siquiera sus responsables han acudido a las reuniones que se han celebrado".

Seguridad de los fuegos

Por otro lado, desde el equipo de gobierno han querido despejar cualquier duda sobre la seguridad que ofrece la nueva ubicación de la zona de tiro de los fuegos artificiales de la Feria, en la nueva rotonda de la Avenida de Málaga, junto a la Oficina Comarcal Agraria (OCA), y que se prevé mantener en próximas ediciones.

El teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana ha explicado que la elección de esta nueva ubicación responde al riesgo que suponía el lanzamiento desde la zona residencial de El Parador, ante la existencia de nuevas viviendas en la zona. "La rotonda cumple con la mayor protección que se establece al no existir viviendas en un radio de 150 metros", ha explicado Zamora, quien ha recordado que el Ayuntamiento "establece un dispositivo de emergencia que ni siquiera es necesario por ley dada la escasa carga de los fuegos que utilizamos".

Con todo, los responsables de Seguridad Ciudadana y Festejos han mostrado su satisfacción con el desarrollo de la Feria de El Santo 2018, a la vez que han agradecido la colaboración de los caseteros, de los voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja Española, de los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local, así como de los propios ciudadanos, por haber hecho posible una Feria "con un gran éxito".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos