:::: MENU ::::

8 de mayo de 2018

  • 8.5.18
El Grupo Especial de Desactivación de Artefactos Explosivos (GEDEX) de la Comandancia Provincial de Sevilla de la Guardia Civil se trasladó el pasado martes hasta la localidad de Aguilar de la Frontera para desactivar un antiguo proyectil de artillería de la Guerra Civil que había sido  localizado por un vecino en el interior de una antigua bodega.



Según informó ayer la Guardia Civil a través de un comunicado, el pasado 1 de mayo se desplazó hasta Aguilar de la Frontera un equipo de GEDEX tras la alerta de un vecino que encontró el artefacto mientras acondicionaba una antigua bodega para celebrar una comunión. Tras su inspección, se pudo comprobar que se trataba proyectil de artillería con un calibre de 115 milímetros de los utilizados en la Guerra Civil española.

Pese a la abundante oxidación exterior, el proyectil conservaba "sus características intrínsecas", por lo que, con las debidas medidas de seguridad y de protección, "debido a la peligrosidad real que comportaba", los agentes lo trasladaron hasta un paraje adecuado en el que se procedió a su desactivación.

Durante el año 2017 y en lo que va de 2018, los GEDEX han realizado 5.066 intervenciones en todo el territorio nacional, de las cuales 1.451 fueron con motivo de este tipo de artefactos de uso militar. "Este tipo de artefactos no son ni pueden considerarse objetos de colección y está prohibido su comercio o tenencia, puesto que suelen poseer todos sus elementos, entre ellos, su carga explosiva, por tanto podrían activarse y explosionar a pesar del tiempo transcurrido", recuerda la Guardia Civil.

Por ello, desde el Cuerpo Armado recuerdan que si alguna persona encuentra una bomba de aviación, proyectil, granada de mano o artefactos similares, debe abstenerse de manipularlo y avisar rápidamente al 062, para que los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos y de Naturaleza Nuclear, Radiológica, Biológica y Química (Tedax) se hagan cargo.

"Estos técnicos de la Guardia Civil cuentan con los conocimientos y la capacitación necesaria y son los únicos con competencia exclusiva, recogida en la Constitución y en las Leyes Orgánicas que la desarrollan, para intervenir en estas situaciones", destaca el comunicado, a la vez que recuerda que nunca se debe recoger el artefacto ni trasladarlo a otro lugar, y menos aún, a domicilios o espacios cerrados, donde una explosión podría producir un gran daño.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos