:::: MENU ::::

18 de marzo de 2018

  • 18.3.18
El servicio de Emergencias 112 Andalucía gestionó durante la pasada madrugada un total de 391 incidencias relacionadas con el temporal de lluvia y viento, en su mayoría por anegaciones e incidencias en la red de carreteras debido a balsas de agua, desbordamiento de arroyos y desprendimientos de árboles, cornisas, postes telefónicos y de luz y señales de tráfico, según ha informado el Teléfono Único de Emergencias de la Junta de Andalucía, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior.



Por provincias, durante la madrugada han sido Cádiz (112), Sevilla (66), Córdoba (59), Granada (58) y Jaén (50) las que han concentrado un mayor número de emergencias coordinadas debido a la meteorología adversa. Les han seguido Málaga (23), Almería (12) y Huelva (9), además de otras dos en zonas limítrofes.

De este modo, Córdoba y su provincia han concentrado incidentes por desprendimientos de cornisas y otros elementos al viario, caídas de ramas de árboles, además de balsas de agua, anegaciones de calles y acumulación de barro y piedras en carreteras.

Ayer se rescató a seis ocupantes de dos vehículos atrapados entre dos ríos en la carretera del Cortijo Quevedo, en la Isla de Moza, en el término municipal de Monturque, mientras que ya en la jornada del domingo se han rescatado a 35 personas y a animales en la población de Huertas de la Alcantarilla por la crecida del río. En la provincia cordobesa también se ha gestionado la intervención de los bomberos en la Barriada del Ángel, a las afueras de Córdoba, por la entrada de agua en algunas viviendas.

En cuanto a carreteras, se han visto comprometidas la carretera autonómica A-386, que conecta la provincia de Sevilla con el Sur de Córdoba. Así, la vía –que discurre por los términos municipales de La Rambla, Montalbán y Santaella– fue cortada al tráfico en el kilómetro 12, por lo que se han habilitado desvíos alternativos entre los kilómetros 11 y 19 en Santaella.

También se ha cerrado la N-331 en Monturque debido al desbordamiento de un cauce fluvial, la CO-4205 en Montemayor, por el desbordamiento del Arroyo El Tinte, así como la CO-4301 en Santaella, también por la crecida de otro arroyo, y la A-305 y la A-3130, en Baena, por similares motivos.

Por anegación se ha cerrado la CO-7409 en Dos Torres, la A-339 en Cabra, la CO-5213 a la altura de Aguilar de la Frontera, además de la A-3133 en Montalbán de Córdoba y la CO-6221 en Lucena por acumulación de barro en la vía.

En Montilla, las incidencias se han centrado en la anegación de caminos rurales y veredas, como la de Panchía, en las inmediaciones del Hotel Don Gonzalo, el camino de La Florentina o el de El Molinillo, donde un vehículo se vio sorprendido por la crecida del Arroyo Alpechín en el tramo más próximo a la línea férrea Córdoba-Málaga. Ayer también se cortó totalmente al tráfico la CO-4207, en el kilómetro 6, que une Montilla con Montalbán, debido a la acumulación de agua en la calzada.

Consejos de autoprotección

Emergencias 112 Andalucía ante esta situación recomienda algunas pautas de autoprotección que pueden contribuir a mejora la seguridad. Para evitar accidentes por caídas se debe retirar del exterior de las casas, especialmente de terrazas y balcones, todos aquellos elementos que puedan ser arrastrados por la fuerza del viento o la lluvia (macetas, platos decorativos, sillas, mesas...); además de asegurar y cerrar bien puertas y ventanas para evitar las corrientes de aire.

En días de temporal se deben evitar las excursiones a la montaña y los desplazamientos por carretera. Si es imprescindible viajar, es importante informarse, antes de salir, del estado de las carreteras por las que se va a transitar y una vez en camino seguir las indicaciones de paneles informativos y de los agentes de la autoridad.

Con lluvia y viento se debe extremar la precaución al volante, disminuir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad. Nunca se debe cruzar por una zona inundada o con balsas de agua. Tampoco se debe acampar ni estacionar cerca de los cauces de los ríos aunque estén secos para evitar ser sorprendidos por una súbita crecida de agua.

En el campo y con tormenta los árboles y piedras aisladas o solitarias atraen los rayos por lo que se deberán evitarán, al igual que los objetos metálicos. En las zonas costeras y con temporal protegerse es evitar transitar los paseos, zonas de rompeolas y miradores ya que el oleaje puede arrastrarnos de forma súbita hacia el interior del mar.

Mantener la calma y seguir las informaciones de fuentes oficiales en redes sociales y medios de comunicación ayuda a evitar rumores y falsas informaciones y en caso de emergencia, llamar al 112, servicio disponible las 24 horas, todos los días del año.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos