:::: MENU ::::

18 de febrero de 2018

  • 18.2.18
El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, y el teniente de alcalde de Bienestar Social, Francisco Lucena, viajaron ayer hasta la localidad guipuzcoana de Mondragón para participar en los actos del Día de Andalucía promovidos por el Centro Cultural Al-Andalus y por la Federación de Casas Regionales de Euskadi, donde cada semana se dan cita muchos montillanos que emigraron al País Vasco en décadas pasadas y fijaron allí su residencia, además de formar sus familias.



"Como alcalde de Montilla, me emociona encontrarme con montillanos y comprobar que en ellos está viva y presente la esencia de nuestra ciudad, a pesar del tiempo y de la distancia. Porque la cercanía está en el corazón", comenzó afirmando Rafael Llamas, quien mostró su satisfacción por que en Mondragón exista una Casa de Andalucía.

"Los pueblos sabios, en su transitar por la Historia, aprendieron en su momento que, en el camino hacia el progreso, la libertad, la igualdad y la justicia, es bueno aprovechar las ocasiones que brindan los aniversarios y las efemérides para recapacitar sobre lo ya transcurrido, aprender de los errores, celebrar los aciertos y, con todo ello, afrontar con fortaleza y esperanza la distancia que queda por salvar para ganar el futuro", destacó Rafael Llamas.

Para el primer edil montillano, "el pueblo andaluz, como pueblo sabio que es, tuvo muy claro que, después de aquel histórico 28 de febrero de 1980, esa fecha del calendario habría de ser conmemorada cada año y tomada como motivo para hacer un breve alto en el camino y reflexionar sobre lo ya hecho y sobre lo pendiente por hacer: sobre lo que hemos avanzado como pueblo y sobre las metas que, como pueblo, queremos y podemos alcanzar".

En presencia de la delegada del Gobierno andaluz en Córdoba, Esther Ruiz, el alcalde de Montillo reconoció que "es un orgullo sentirse andaluz y no hay mejor manera de demostrarlo que fomentando nuestra cultura y nuestra esencia como pueblo", de ahí que resaltara que "celebrar el Día de Andalucía en esta gran tierra vasca viene a significar que la solidaridad y el respeto entre todos los pueblos es la mejor garantía de un futuro próspero, en paz y en libertad".



Por su parte, la delegada del Gobierno destacó que “Andalucía traspasa fronteras, comunidades y personas; es más que una comunidad autónoma integrada perfectamente en España para representar una forma de ser, de pensar, de vivir, con un denominador común que es el del respeto y el entendimiento entre nosotros y con el resto de territorios”.

En su discurso, Ruiz trasladó a los andaluces que viven en el País Vasco, que “estáis lejos de Andalucía, pero sólo físicamente porque la lleváis en el corazón, en vuestro día a día, sois los mejores embajadores de los valores que encarna el pueblo andaluz y vuestra existencia asegura que la bandera blanca y verde se despliega con orgullo en el corazón de Euskadi, tierra a la que respetamos y admiramos”.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos