:::: MENU ::::

7 de febrero de 2018

  • 7.2.18
Diálogos Diversos. Ese es el nombre de la nueva exposición colectiva que ha promovido el artista montillano Manuel Portero Laguna y que permanecerá abierta en la Sala Alta de la Casa Museo del Inca Garcilaso hasta el próximo 31 de marzo con las creaciones de cuatro artistas de diferente recorrido.



De esta forma, la muestra colectiva permite admirar la obra ya consolidada de Pisco Lira, el último valedor de La Carbonería –el emblemático santuario cultural del sevillano barrio de San Bartolomé–, hasta las creaciones más recientes de tres artistas montillanos: Antonio Algaba, Manolo Portero y Javier Portero, que expone por primera vez en su ciudad natal, tras haber ganado hace dos años el prestigioso Premio Visionat Enfocats, gracias a su proyecto Ladríos del Corazón en Barcelona.

“Contar con este espacio expositivo nos permite poder presentar a los aficionados al arte una serie de exposiciones distintas a las que se muestran en otros enclaves municipales”, resaltó la teniente de alcalde del Área Sociocultural, Conchi Espejo.

Por su parte, el responsable de exposición, Manuel Portero, hizo hincapié en que el objetivo de esta exposición colectiva no es otro que el de "crear un diálogo sin palabras entre el público que acude a ver la obra con el artista que las produce".

De este modo, hasta finales del próximo mes se podrán contemplar tres obras de Pisco Lira, de reciente creación, en las que la palabra, como aforismo o como poesía, se ensambla con el color, formando un todo que comunica en silencio el pensamiento y las emociones de su creador.

Por otro lado, el montillano Antonio Algaba presenta en esta exposición dos obras de técnica mixta sobre tabla en las que explora la sintonía ente elementos contrarios, como palabras silenciosas de una realidad metafísica. Por su parte, el joven fotógrafo Javier Portero, que el pasado mes de diciembre logró el tercer premio del Concurso de Fotografía Digital "Miradas Ciudadanas" promovido por la Diputación de Córdoba, presenta dos obras de marcado acento social en las que "lo cotidiano se eleva a voz directa".

Por último, Manolo Portero presenta dos assemblages de la serie Naturalezas, en los que une la geometría con los diferentes materiales usados para construir estas obras y proponer al visitante una reflexión sobre el uso del color y los diferente planos geométricos.

Nacido en Montilla hace 64 años, Manolo Portero es un artista autodidacta que hizo sus primeros pinitos pintando al natural. Tras experimentar con las acuarelas, pronto se centraría en la técnica del collage. No obstante, en los últimos años, este arquitecto de la abstracción se ha especializado en los assemblages, esas obras tridimensionales que lo hacen tan reconocible y que, a juicio de Pisco Lira, son reflejo de "una geometría lírica de buen calado".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos