:::: MENU ::::

17 de enero de 2018

  • 17.1.18
El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, junto con el concejal delegado de Promoción Económica, Innovación y Turismo, Manuel Carmona, dieron a conocer ayer las propuestas turísticas con las que Montilla acude a una nueva edición de la Feria Internacional del Turismo (Fitur), que arranca hoy en Madrid.



Para este año, la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Montilla ha apostado por la fusión entre el vino y el flamenco como principal reclamo para atraer visitantes hasta la localidad. En este sentido, el viernes se presentará el documental Flamenco y las bodegas de Montilla, realizado por Fernando Vacas, “que indaga sobre los orígenes y la relación entre el flamenco y nuestras bodegas”, indicó Carmona, quien añadió que el reto es “hacer de este maridaje un producto que podamos vender a los touroperadores para atraer más visitantes a nuestra ciudad”.

Con todo, la propuesta de Montilla en el ámbito turístico va mas allá. No en vano, mañana se presentará la participación de la ciudad en el programa Reflejos, puesto en marcha por la Diputación, el Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo de Córdoba (Imdeec) y la Universidad de Córdoba, por el cual Montilla volverá a ser protagonista durante un fin de semana en la zona de la Judería para promocionar el municipio entre los turistas que visiten este barrio declarado Patrimonio de la Humanidad.

Otra de las ofertas turísticas que se han incorporado al catálogo de actividades para disfrutar en Montilla son los viajes en globo, que también se van a promocionar en Fitur 2018. “Es una iniciativa que cuenta con la colaboración de varios empresarios montillanos y que está siendo muy bien recibida hasta el momento, ya que permite disfrutar de los paisajes de la ciudad y de su término municipal desde el aire”, detalló el edil, quien precisó que la ruta se completa con la visita a una bodega y a una almazara.

La última de las acciones promocionales que Montilla presentará este año en Fitur tiene que ver con la apuesta por el mercado asiático, en concreto Japón, a través de la realización del documental Furoru, que se grabará en los próximos meses y que pretende maridar los procesos de producción del sake y los vinos de Montilla-Moriles, además de la relación de ambos con la tradición de las flores. “El objetivo es que este proyecto nos sirva para abrir una puerta al mercado asiático para que conozcan mejor nuestro producto”, añadió el responsable de Promoción Económica, Innovación y Turismo del Ayuntamiento de Montilla.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos