:::: MENU ::::

10 de diciembre de 2017

  • 10.12.17
San Francisco Solano y el toro. Ese es el título de la obra que Bartolomé Esteban Murillo dedicó al patrón de Montilla en 1645 y que ahora forma parte de los itinerarios que ofrece la capital hispalense en el Año Murillo, una ambiciosa iniciativa que pretende conmemorar hasta el 19 de marzo de 2019 el cuarto centenario del nacimiento del genial pintor sevillano, todo un símbolo del barroco a nivel internacional y baluarte del sello cultural de la principal ciudad andaluza.



La obra, que fue realizada con la técnica pictórica del óleo sobre lienzo, posee unas dimensiones de 1,57 x 2,25 metros y representa uno de los milagros más conocidos del misionero franciscano en tierras americanas, que le valdría el patronazgo de los toreros, honor que comparte con San Pedro Regalado. Actualmente, el cuadro pertenece al Patrimonio Nacional y se exhibe en los Reales Alcázares de Sevilla, concretamente en el Comedor de Familia de la planta alta.

Tal y como asegura el historiador Manuel Miranda Gallardo, "el cuadro no ha salido de los Reales Alcázares de Sevilla desde el siglo XIX, si exceptuamos la ocasión en que estuvo en la exposición dedicada al joven Murillo que tuvo lugar en el museo de Bellas Artes de Sevilla en 2009". De hecho, la restauración a la que fue sometido para dicha cita se llevó a cabo en los propios Reales Alcázares.

El lienzo fue realizado por Bartolomé Esteban Murillo en torno a 1645, durante su primera etapa artística, cuando apenas contaba 28 años. Según Miranda Gallardo, que ha publicado un pormenorizado estudio sobre la obra, es probable que el pintor sevillano conociera la historia del santo montillano gracias a Vida, virtudes y milagros del apóstol de Perú, el venerable Padre Francisco Solano, de fray Diego de Córdoba y Salinas, publicada en 1643.

"El milagro taurino representado por Murillo y protagonizado por San Francisco Solano en tierras americanas ensambla dos factores importantes de la sociedad española de la época", explica el investigador, que añade que, por un lado, la obra une "la religión católica, que sacraliza la sociedad y moldea un sistema impuesto a partir de su credo, liturgia y santidad; por otro, el espectáculo taurino, que en la época moderna ya era la gran pasión de los españoles y un elemento imprescindible en toda celebración".

Para el profesor Miranda Gallardo, el genio sevillano del barroco logró poner de relevancia con este cuadro la "superioridad de la inteligencia sobre la fuerza, el triunfo del espíritu sobre lo corpóreo y, en definitiva, la hegemonía de lo divino sobre lo terrenal".

"San Francisco Solano es presentado a partir de este milagro como uno de esos santos que actuaban de protectores espirituales y colectivos que se convirtieron en símbolos y elementos de prestigio de las principales ciudades, donde la fiesta taurina estaba muy presente entre sus pobladores", defiende.

Unas rutas cargadas de historia

Los itinerarios del Año Murillo contemplan una veintena de lugares relacionados con su vida y su obra. La experiencia está pensada para que el centro de Sevilla funcione como una pinacoteca urbana en la que disfrutar de más de medio centenar de cuadros originales y más de 80 reproducciones.

Un viaje al barroco que permite no solo acceder a la grandeza de las obras de Murillo en el lugar para el que fueron creadas sino también de la riqueza de los edificios históricos que las custodian. La Casa Murillo, inaugurada recientemente, funciona como el kilómetro cero de las dos rutas creadas para el Año Murillo.

La principal, denominada Tras los pasos de Murillo, es la que contempla esos 20 espacios culturales; la segunda, Las miradas de Murillo, permite al visitante acercarse a la obra del maestro a través de las temáticas que abordó en ellas. Así, la Santa Infancia, las Inmaculadas, los niños, retratos, visiones y éxtasis, naturalezas muertas y bodegones, instrumentos musicales y vestimenta y moda, entre otros.

En la ruta principal, tras dejar la Casa Murillo, el itinerario conducirá a los visitantes hasta la catedral de Sevilla, templo en el que una nueva exposición, Murillo y la mirada de la Santidad, ahonda, a través de 15 murillos, en la vinculación de la pintura del maestro sevillano con la Iglesia. Además de la catedral, el Palacio Arzobispal también cobra protagonismo en esta ruta. Allí podrán contemplarse hasta cuatro obras del autor.

Aunque directamente no realizó pinturas para el Real Alcázar, allí se expone la pintura San Francisco Solano y el Toro, fechada a mediados del siglo XVII. Desde el Alcázar el itinerario llevará a los visitantes hasta el Archivo de Indias, sede de la pionera Academia de Pintura fundada por Murillo y por Francisco Herrera el Joven en 1660. Posteriormente, se conocerá el legado artístico de Murillo en el Hospital de la Caridad, el Hospital de los Venerables y el Convento de San Francisco.

Más adelante se puede conocer la Parroquia de la Magdalena, donde se encuentra la pila en la que fue bautizado Murillo el 1 de enero de 1618 y donde probablemente estuvo situada, justo a la izquierda del ábside, su casa natal. El Museo de Bellas Artes también es un punto imprescindible en este paseo, pues desde el 28 de noviembre puede disfrutarse allí de la muestra Murillo y los capuchinos de Sevilla. Además, en la Capilla de la Expiración de la Hermandad del Museo puede verse la obra Resurrección de Cristo (1650-1655).

Otros puntos del itinerario son la Casa de los Pinelo, la iglesia de Santa María la Blanca, la Plaza de Santa Cruz, la Casa de Pilatos, el monasterio de San Clemente, el convento de San Leandro y el Palacio de las Dueñas.

Los itinerarios y todas las obras que albergan pueden consultarse a través de la web oficial de la efeméride, de una aplicación vinculada a este portal y desde la página del Consorcio de Turismo. Además, en Casa Murillo se ofrece un mapa en papel que permitirá al visitante seguir la ruta y conocer qué obras se encuentran en cada institución y se han dispuesto diversas pantallas táctiles para conocer todas las paradas de los itinerarios.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos