:::: MENU ::::

27 de noviembre de 2017

  • 27.11.17
La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, en el marco de las campañas de seguridad vial que anualmente realiza la Dirección General de Tráfico (DGT) para prevenir la siniestralidad en las carreteras, desarrollará a lo largo de esta semana una campaña especial de vigilancia de los autobuses destinados al transporte escolar.



Las inspecciones que realizarán los agentes consisten en un primer control de carácter administrativo sobre las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos para la correcta prestación del servicio. Asimismo, también verificarán que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción, los tiempos de conducción y descanso.

Además, controlarán que los conductores circulan a la velocidad permitida y que no hacen uso del teléfono móvil u otros aparatos que supongan distracción ya que ambos factores, velocidad y distracción, son las principales causas de los accidentes en los que están implicados este tipo de vehículos.

Por otro lado, junto a los controles de alcohol y drogas entre los conductores, se velará por el uso del cinturón de seguridad por parte de los escolares, un sistema que reduce en un 90 por ciento en caso de choque frontal o vuelco, ya que correctamente abrochado evita la proyección del pasajero y reduce los impactos en el pecho, abdomen y piernas.

Cada día, en torno a 10.000 niños utiliza el autobús escolar para ir al colegio y volver a casa, un medio de transporte seguro, tal y como muestran las cifras de siniestralidad vial, pero que debido a la vulnerabilidad de sus pasajeros y a las vías por las que suele circular, en su mayoría carreteras convencionales, necesita de una especial vigilancia.

En el caso de la provincia de Córdoba, entre 2012 y 2016 los autobuses escolares se vieron implicados en tres accidentes, en los que no falleció ninguna persona aunque cuatro ocupantes resultaron heridos. Durante 2017, no se ha producido ninguno.

Educando en el bus escolar

La campaña también pretende fomentar la educación vial entre los menores que utilizan el autobús escolar. Para ello, desde la DGT se invita a los adultos que acompañan a los menores en este trayecto la importancia de hacer hincapié en diversas medidas de seguridad como no pararse nunca detrás del autobús; esperar la señal del conductor y cruzar siempre al menos tres metros por delante; o dentro del autobús, mantenerse sentado y con el cinturón puesto, si éste lo lleva instalado; entre otras.

Asimismo, desde la DGT, en colaboración con la Federación de Municipios y Provincias, promoverá la movilidad sostenible desde edades tempranas fomentando e incentivando los caminos escolares seguros, que favorezcan y estimulen el desplazamiento a pie, en bici o en transporte público en la ida y vuelta al colegio.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos