:::: MENU ::::

17 de noviembre de 2017

  • 17.11.17
La compañía eléctrica Endesa celebró ayer un simulacro de incendio en el interior de la subestación eléctrica de media tensión de Montilla, situada junto al paraje de La Raigona, en uno de los márgenes de la carretera nacional N-331, con el objetivo de evaluar el funcionamiento de sus Planes Operativos de Emergencia.



Una quincena de profesionales del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación de Córdoba y del Hospital Infanta Margarita de Cabra participaron en esta actividad dirigida a mejorar las intervenciones en este tipo de incidentes.

El simulacro de incendio con emanación de gases a alta temperatura se centró tanto en las tareas de extinción como en las labores de evacuación de varios heridos como consecuencia de un incidente en el interior de la subestación eléctrica, situada en las inmediaciones del Hotel Alfar.

De esta forma, según destacó Endesa a través de un comunicado, se pudo comprobar el "buen funcionamiento de sus planes de emergencia", dirigidos a prevenir incidentes en las instalaciones. "Asimismo, este tipo de actuaciones sirven para poner en práctica los conocimientos sobre riesgos eléctricos adquiridos tras los cursos de formación al cuerpo de bomberos", apuntó la empresa.

La dinámica del operativo dio comienzo a las 10.00 de la mañana con la simulación del incendio de una celda de media tensión en el interior de la sala de la subestación con la emanación de gas SF6, alcanzando a un trabajador que quedaba inconsciente, por lo que tuvo que ser evacuado en camilla. Además, un empleado que estaba realizando labores de mantenimiento en altura, sufría un infarto, quedando suspendido en el aire.

Ante este incidente, el propio personal de Endesa y colaboradores que no se habían visto afectados activaron el correspondiente protocolo de comunicación con los cuerpos de seguridad y salvamento, además de aislar la zona para evitar nuevos heridos.

De esta forma, el cuerpo de bomberos desplazado a la zona afectada, antes de iniciar las labores de extinción, evacuó al herido y rescató al trabajador suspendido en el aire, poniéndolos a disposición del personal sanitario del Hospital de Cabra.

Tras asegurar la zona afectada y una vez sofocado el incendio, el personal de Endesa accedió al interior de la sala afectada, para lo cual se proveyeron de trajes especiales para evitar los gases nocivos emanados. Así, una vez finalizada la incidencia, los profesionales de Endesa y los cuerpos de seguridad y salvamento analizaron el desarrollo del simulacro con el fin de proponer actuaciones de mejora para futuras incidencias.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos