:::: MENU ::::

30 de noviembre de 2017

  • 30.11.17
Después de once jornadas disputadas, la Segunda Andaluza Cadete va cogiendo forma, perfilando y construyendo la fina línea que delimita los equipos de cabeza con los de cola. Los chicos de Yimi, con su victoria el domingo en el Estadio Municipal, se afanan en no soltarse de la parte alta de la clasificación y, para ello, volvieron a puntuar en su partido contra el C.D. Egabrense F.B.



Los cadetes del C.D. Apedem Montilla comenzaban el encuentro con bajas significativas que obligaron al técnico auriverde a modificar la estructura del equipo para intentar hacer un equilibrio equitativo en sus líneas.

Así, retrasaba a Óscar desde el medio centro a la posición de central junto a Jesús, que en otros partidos salía de inicio de lateral derecho. Cambio acertado que le dio seguridad y templanza a la línea defensiva ya que, junto a Álvaro y Nacho, fue de lo más sobresaliente en el equipo montillano.

Los jugadores egabrenses, equipo sólido y de trilla, no pusieron en ningún momento las cosas fáciles al Cadete Apedem, luchando todos los balones divididos e intentando, sin éxito alguno, aprovechar las escazas ocasiones que tuvieron de gol.

Así, la primera por parte amarilla llegó a los trece minutos de juego en las botas de Javi Feria, rematando a bocajarro un pase a los pies de José Antonio León tras el robo de balón al contrario. Trece minutos más tarde, en el 26 de juego, tras robo de balón en la medular de Javi Feria, el esférico llegó a pies de Alfredo Lorenzo quien, en galopada por la banda derecha, remató sin ángulo lo que sus compañeros esperaban como un centro al corazón del área.

Corría el minuto 38 de juego cuando un pase desde la media punta montillana llegó caído del cielo a los pies de Alfredo Lorenzo. Este, solo ante el cancerbero visitante David Mérida, elevó el balón por encima del meta con tan mala suerte que a la caída fue rechazado en boca de gol por el central rojinegro cuando la afición montillana daba por materializado el tanto.

Esta jugada fue preámbulo del primer gol de la mañana. Corría el minuto 40 cuando de nuevo Alfredo Lorenzo inicia una galopada por la banda derecha cuyo centro fue rematado de manera infructuosa por Pablo Llamas.

La fortuna para los auriverdes fue que en el trayecto el balón se encontró con la bota de Antonio Terán para desviar la trayectoria y engañar por completo al cancerbero egabrense. Con el marcador a su favor se fueron los Cadetes de Apedem camino de los vestuarios cuando el árbitro de la contienda, Sergio Salazar, pitó el final de la primera parte.

El inicio del segundo acto fue similar al primero. Un equipo visitante, rudo y peleón, luchaba todos los balones habidos y por haber, aunque se mostró falto de ideas en ataque frente a un plantel amarillo con una defensa bien estructurada y con la zona de creación dando muchos quebraderos de cabeza.

El Cadete Apedem, casi sin despeinarse, aprovechaba las ocasiones que se le presentaban, como la del minuto 49 de juego y que, a la postre, permitió subir el marcador con el segundo gol local. Tras un saque de esquina por Javi Feria, Óscar intentó rematar de cabeza ante la salida del meta egabrense. El despeje llegó a las botas de Javi Mesa quien, desde la esquina contraria, realizó un centro con el exterior hacia la cabeza de Alfredo Lorenzo, quien finalmente cabeceó el esférico a placer estableciendo el 2-0 en el marcador.

En minuto 10 de la segunda parte todo el castillo de naipes amarillo se desmoronó con la tarjeta roja directa que el colegiado enseñó a Javi Mesa por una entrada a destiempo a un contrario. Quizás un castigo demasiado excesivo para el equipo montillano que, a raíz de esa jugada, desconectó del partido y dio alas al rival que, hasta ese momento, había estado a merced de los auriverdes.



Llegaron las mejores jugadas del equipo rojinegro, envalentonado por la superioridad numérica en pos de conseguir un gol tempranero que les diera esperanzas para meterse de nuevo en el partido. Pero de nuevo, la férrea defensa auriverde junto con la presión en las salidas rojinegras que imprimían los mediocentros montillanos dieron al traste con los propósitos egabrenses.

El adelanto de las líneas visitantes tuvo un riesgo excesivo que se hizo patente en el minuto 89 de juego cuando el balón, en un pase en profundidad desde la medular por Esteban, llegó a los pies de Ian Muñoz para continuar con la carrera hacia la portería y cruzar al palo largo el balón ante la infructuosa salida del meta visitante. 3-0 y con esa jugada el señor colegiado pitó el final del partido.

El próximo domingo, a partir de las 10.30 de la mañana en el nuevo Calvario de Montalbán, el Cadete Apedem intentará seguir sumando ante el último y debilitado equipo montalbeño que no ha ganado todavía ningún partido esta temporada.

Cadete Apedem 3 -- 0 C.D. Egabrense F.B.

Cadete Apedem: Irian Ruiz, Álvaro López, Nacho Fernández, Jesús Ramírez, Óscar Alcaide, Javier Mesa, Alfredo Lorenzo, Raúl López, José León, Javier Feria e Ian Muñoz. También jugaron Ismael Jiménez, Esteban Ruiz, Pablo Llamas, Antonio Terán y Samuel Gómez.

C.D. Egabrense F.B.: David Mérida, Alejandro Cintas, Luís Moreno, Rafael Romero, David Ruiz, David Pareja, Francisco Rojano, Rafael Morillo, Alejandro Jiménez, Ismael Rivas y Jorge Alguacil. También jugaron Javier Aguilar, Juan Carlos Morales, David Roldán, Pablo Tienda y Rafael Espejo.

Goles: 1-0 Antonio Terán (m. 40); 2-0 Alfredo Lorenzo (m. 49); 3-0 Ian Muñoz (m. 89).

PACO ALCAIDE / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: C.D. APEDEM MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos