:::: MENU ::::

10 de octubre de 2017

  • 10.10.17
El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, reivindicó ayer el trabajo desarrollado en los dos últimos años por el equipo de gobierno para favorecer la regeneración económica de la zona centro de la ciudad, donde el Ayuntamiento de Montilla ha destinado más de 650.000 euros en los dos últimos años.



"Desde que asumimos el Gobierno municipal, una de nuestras prioridades ha sido la recuperación y la regeneración del centro histórico y, con ella, la del comercio que existe en esta zona del municipio", señaló el primer edil, en respuesta a  la campaña reivindicativa puesta en marcha el pasado viernes y a la que se sumaron algunos establecimientos de la calle Corredera.

En este sentido, Llamas recordó que el centro de Montilla ha sido desde 2015 "la zona con mayor inversión de la ciudad", que situó por encima de los 650.000 euros, lo que ha permitido el desarrollo de "diferentes medidas" dirigidas a potenciar su regeneración económica.

Así, además de la remodelación del último tramo de la Corredera, desde la calle San Fernando hasta la Plazuela de la Inmaculada, el primer edil montillano hizo ayer hincapié en la mejora de la iluminación viaria que, según recordó, representaba "una de las principales demandas de los comerciantes que, durante años, venían denunciando que la calle estaba iluminada gracias a sus escaparates".

De igual modo, el alcalde se refirió a los más de 150.000 euros en ayudas a través de diferentes líneas de subvenciones municipales dirigidas a favorecer la regeneración económica de la ciudad, "y de las que también se han beneficiado los empresarios de la zona centro".

Por todo ello, Rafael Llamas mostró ayer su desacuerdo con las acusaciones de los promotores de la campaña reivindicativa mediante la que, a través de cartelería y de un comunicado distribuido a través de WhatsApp –del que ya se hizo eco Montilla Digital–, aseguraron sentirse "abandonados" por parte del Ayuntamiento.

"En este tiempo se han mantenido múltiples reuniones con los comerciantes pero en ellas nos hemos encontrado múltiples problemas particulares, por lo que echamos en falta que las asociaciones de comerciantes se pongan de acuerdo, recojan las propuestas del sector y se conviertan en interlocutores válidos para afrontar los problemas generales de todos los comerciantes", puntualizó el primer edil, quien lamentó que la comunicación entre los dos colectivos –la Asociación de Comerciantes de Montilla (Acomon) y la Asociación de Empresarios y Autónomos del Comercio (Aeaco)– no sea fluida.

Por otra parte, y respuesta a las opiniones de Comprometidos por Montilla y Partido Popular, que ayer avanzó en primicia este periódico, el primer edil resaltó que la situación por la que atraviesa el comercio montillano responde a factores exógenos como la propia crisis económica, la reducción del consumo o las nuevas formas de compraventa a través de Internet, así como a "una serie de circunstancias negativas que se vienen detectando en Montilla desde el año 2012".

De este modo, Rafael Llamas recordó que entre los años 2012 y 2015, el número de comercios cerrados en la zona centro aumentó del seis al 21 por ciento, mientras que entre 2015 y 2017 –coincidiendo con el actual mandato municipal– dicha cifra ha aumentado seis puntos. "Es una tendencia que queremos cambiar con las medidas que estamos poniendo en marcha", reconoció el alcalde quien, no obstante, hizo hincapié en que "los datos constatan que el cierre de establecimientos en la zona centro es una tendencia que ya venía de años anteriores".

Licitación de los aparcamientos

El alcalde de Montilla no quiso desaprovechar la ocasión para dar a conocer las gestiones que a lo largo del último año viene desarrollando el Consistorio montillano para tratar de desenquistar la situación en la que se encuentran los aparcamientos municipales de Ronda de Curtidores y Plaza de la Rosa y que forman parte de las principales reivindicaciones del comercio de la zona centro.

Llamas aseguró que al comienzo de su mandato, el equipo de gobierno se encontró con la licencia del aparcamiento de la Plaza de la Rosa "que cumplía en ese mismo año y para el que el anterior Gobierno municipal no había trabajado en su actualización", mientras que el parking de Ronda de Curtidores "había sido abierto varios meses antes, de forma gratuita, y sin ningún tipo de regulación".

"Con esta situación previa comenzamos a trabajar para revertir y mejorar esta situación", señaló el alcalde que, asimismo, destacó que, junto a la licitación de ambos aparcamientos municipales "que marcha todo lo rápido que se puede con el personal que hay en el Ayuntamiento", se barajan nuevas medidas para mejorar la situación del tráfico y del aparcamiento en la zona, como es la adquisición de una vivienda en la calle Santa Ana que permitirá descongestionar la circulación de vehículos en el entorno de la Plazuela de la Inmaculada.

Por último, Llamas insistió que, de forma paralela a las iniciativas que repercuten directamente en el sector comercial de la zona centro, se están potenciando las actividades turísticas y de ocio en el casco histórico, además de poner en valor el patrimonio existente, como el castillo de Montilla, donde en breve se instalará la nueva Oficina de Turismo, propiciando un tránsito de personas que, a juicio del equipo de gobierno, repercutirá positivamente en los establecimientos comerciales de la Corredera y de la Plaza de la Rosa.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR / O.M.C.


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos