:::: MENU ::::

14 de agosto de 2017

  • 14.8.17
La Unidad de Policía adscrita a la Junta realizó en Córdoba 229 actuaciones en el área de custodia y protección de menores durante el primer semestre del presente año, según informó la delegada del Gobierno, Rafi Crespín. La mayor parte de estas actuaciones han sido 159 traslados de infractores juveniles y su custodia cada vez que, por distintos motivos, tienen que salir de los centros de reforma con los que cuenta la ciudad.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

La Policía Autonómica, como establece la Ley Penal Juvenil, es la responsable de los traslados que precisen los menores infractores, que permanecen en los centros en régimen de privación temporal de libertad. Al estar los centros de Córdoba entre los más grandes de Andalucía, hay menores de todo el territorio andaluz, por lo que en numerosas ocasiones tienen que ser trasladados a los Juzgados de Menores de Andalucía, especialmente a Granada y Málaga.

También entre estos traslados se cuentan los realizados a hospitales, clínicas y centros de salud, donde se realizan los tratamientos médicos a los menores. Por este motivo, la Unidad ha realizado durante el primer semestre 16.350 kilómetros.

Por otra parte, esta Unidad ha realizado en Córdoba 30 informes relativos a la protección de menores en situación de riesgo. Las intervenciones de la Unidad se llevan a cabo a instancias de denuncias de particulares, de otros cuerpos policiales de los centros escolares, de la Delegación Territorial de Igualdad o del Teléfono de Atención al Menor.

En otra área, contra el absentismo escolar, este Equipo policial especializado en la protección del menor ha realizado en el primer semestre del año un total de 24 actuaciones, que en algunos casos han concluido con la imputación de los padres o tutores de los menores como presuntos responsables de un delito contra los derechos y deberes familiares.

La delegada indica que los agentes realizan patrullas preventivas en horario escolar para la localización de menores ausentes de los colegios, así como inspecciones periódicas en las zonas en que el índice de absentismo es más elevado.

Cuando se detecta una situación de absentismo y el menor se encuentra en compañía de sus progenitores, los agentes lo comunican a la Delegación de Educación. Si el menor está solo, la policía lo traslada al centro escolar y lo pone en conocimiento de la dirección, de los servicios sociales municipales y del fiscal de Protección de Menores por si procede la imputación de sus padres o tutores.

Finalmente, la Unidad adscrita a la Junta ha retirado de su familia a 14 menores a instancias de la Delegación de Igualdad, y ha actuado en la investigación de dos denuncias por supuestos delitos contra la libertad e indemnidad sexual a menores.

Rafi Crespín puso de relieve la importancia del trabajo que lleva a cabo la Unidad de Policía adscrita a la Junta como un cuerpo de seguridad democrático y de proximidad, clave en la protección del medio ambiente, los bienes y las personas, especialmente de las más vulnerables, como los menores y las víctimas de violencia de género.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos