:::: MENU ::::

2 de agosto de 2017

  • 2.8.17
El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, se reunió esta semana con el secretario general de UPA Andalucía, Miguel Cobos, para analizar cuestiones de interés para el sector, en especial relacionadas con el impulso a la producción ecológica como sello diferenciador de sostenibilidad y calidad. Así, Sánchez Haro adelantó que en 2018 se pondrá en marcha una nueva convocatoria de ayudas de 31 millones de euros.



El representante del Gobierno andaluz recordó el esfuerzo que ha realizado la Administración autonómica para incrementar el respaldo económico a este sector, con una partida de hasta 236 millones de euros y un total de 11.035 beneficiarios. Asimismo, Rodrigo Sánchez Haro expuso que, como prueba del compromiso "firme· de la Junta de Andalucía con la producción ecológica, el departamento que dirige lanzará una nueva convocatoria en el año 2018 con una dotación de otros 31 millones de euros.

De esta cantidad, 25 millones de euros van dirigidos a fomentar el mantenimiento de la agricultura ecológica en cultivos herbáceos y leñosos, unas ayudas para las que se incluirá en la baremación de solicitudes el criterio de desertificación y para las que además se aplicarán nuevos criterios de reparto con la mirada puesta en llegar al máximo número de beneficiarios. A estos incentivos hay que sumar otros 6 millones de euros adicionales para el mantenimiento de prácticas sostenibles en el olivar.

Reunión con CCOO-Andalucía

Por otro lado, el consejero también mantuvo un encuentro con la nueva secretaria general de CCOO-Andalucía, Nuria López, en este caso, para abordar asuntos como el de la futura Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía, y otras cuestiones como la ejecución de las nuevas estrategias de desarrollo local por parte de los Grupos de Desarrollo Rural (GDR) durante el periodo comunitario 2014-2020 en las 52 zonas rurales Leader en las que se divide la comunidad autónoma y que cubren más del 90 por ciento de la superficie de la región.

Con respecto a la Ley, Sánchez Haro subrayó que tiene el objetivo de dar seguridad al sector para crecer con plenas garantías y alcanzar una sociedad más justa y equitativa. En este contexto, según sus palabras, ocupan un lugar primordial la calidad y la estabilidad en el empleo agrario, con una atención especial a la formación permanente de los trabajadores.

El anteproyecto, de hecho, apuesta por el fomento de la diversificación de los cultivos como una estrategia efectiva contra la estacionalidad, así como por incentivar los proyectos agroindustriales que redunden en la contratación de jóvenes, mujeres y colectivos desfavorecidos.

En última instancia, el titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural puso en valor la importancia del convenio firmado en mayo con los GDR para regular la ejecución de las ayudas asignadas a cada grupo para el marco 2014-2020 y cuya ventanilla está previsto que se abra en otoño.

Se trata de unos incentivos "primordiales", en la medida en que se traducirán en la puesta en marcha de proyectos de dinamización social, económica, ambiental y cultural y, por tanto, en generación de empleo, impulso de la perspectiva de género, promoción del papel activo de la mujer y de la juventud y fomento de la innovación en todas las comarcas andaluzas.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos