:::: MENU ::::

17 de agosto de 2017

  • 17.8.17
La Guardia Civil trata de estrechar el círculo en torno el autor o autores del lanzamiento de piedras contra vehículos que circulan por la autovía Córdoba-Málaga (A-45) y que, hasta el momento, se ha saldado con una mujer herida y con una quincena de turismos afectados.



Según ha podido saber Montilla Digital, la principal línea de investigación se centra sobre un vecino de Aguilar de la Frontera, cuya identidad no ha trascendido, que habría sido visto por varios testigos merodeando el puente elevado sobre el que se han producido los ataques contra los vehículos, situado junto al kilómetro 41 de la autovía Córdoba-Málaga, entre los términos municipales de Aguilar de la Frontera y Monturque.

Fuentes próximas a la investigación han apuntado, además, que agentes de la Guardia Civil han peinado la zona y han tratado de localizar huellas dactilares en las vallas protectores del paso elevado desde donde “durante tres noches seguidas” se han lanzado piedras de manera indiscriminada contra vehículos que circulaban por la A-45.

Los hechos, que han generado un gran revuelo en la comarca, trascendieron el pasado martes, cuando uno de los afectados, José Rodríguez, compartió en Facebook una serie de fotografías sobre un suceso que, según su propio testimonio –adelantado por Cordópolis–, habría ocurrido “entre los kilómetros 40 y 45 de la autovía”, en dirección a Málaga.

"Me tiraron una piedra de gran tamaño desde lo alto de un puente que cruza la autovía", aseguró el propietario del vehículo, quien añadió que tras impactar contra la luna del coche –"que iba estrenando", según el afectado–, la piedra atravesó el parabrisas, destrozó el salpicadero y rebotó en el techo, alcanzando a su esposa, que iba en el asiento del copiloto. Como consecuencia del impacto, la mujer sufrió una brecha sobre la ceja izquierda que requirió de varios puntos de sutura en el Hospital Comarcal de Montilla, donde fue atendida de urgencia por el personal sanitario.

Otro de los afectados fue Juan Carlos Reyes, que se dirigía hacia la Costa del Sol para iniciar sus vacaciones. "La luna se partió y el retrovisor se descolgó. No asimilábamos lo que había pasado, porque puedes estar preparado para una colisión con un animal o para un adelantamiento imprudente, pero no para algo así", explicó en declaraciones a El Día de Córdoba.

Este nuevo incidente, que tuvo lugar en torno a las 23.30 de la noche del pasado lunes, obligó al conductor a detener su vehículo en el área de servicio más próxima, situada en el término municipal de Lucena. "La sorpresa fue que, a los poco minutos, llegó un todoterreno que había sufrido el mismo problema y, en segundos, ya eran una decena los vehículos que presentaban impactos en la carrocería, faros descolgados o daños en las ruedas", recogió ayer El Día de Córdoba.

Las mismas fuentes han asegurado a Montilla Digital que hay, al menos, otros trece vehículos afectados, no solo de vecinos de la comarca sino de conductores que se dirigían a la Costa del Sol coincidiendo con el Puente de Agosto, momento en el que tuvieron lugar los hechos.

Los primeros testimonios que ha recabado la Guardia Civil entre los afectados constatan que, en varios de los casos, las piedras llegaron a atravesar las lunas y a penetrar en los habitáculos, provocando destrozos de diversa cuantía. En ese sentido, la Benemérita prevé instruir unas diligencias comunes que se remitirán al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aguilar de la Frontera.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos