:::: MENU ::::

27 de agosto de 2017

  • 27.8.17
Montilla abrió anoche de par en par las puertas de su Fiesta de la Vendimia con la Cata Flamenca, un festival organizado por el Ayuntamiento de la localidad, en colaboración con la Peña El Lucero y la Diputación de Córdoba, en el que los montillanos Antonio Mejías y Curro Cruz, junto a la cantaora onubense Argentina, brillaron con luz propia.





El recinto ferial de Montilla congregó anoche a cientos de aficionados que no quisieron perderse la cuadragésimo tercera edición de un festival que rindió tributo a Agustín Gómez Pérez, considerado como uno de los mayores expertos del mundo en el cante jondo, que falleció el pasado 10 de mayo, a los 78 años de edad, tras una larga enfermedad.

Junto al cantaor local Antonio Mejías, ganador en 2010 del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, el tablao que en las últimas décadas viene marcando el inicio de la Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles contó con la presencia de la cantaora onubense Argentina, una de las grandes referencias del flamenco contemporáneo y, junto con Arcángel, una de las principales embajadoras de los cantes de Huelva.

Asimismo, Pedro El Granaíno y el pontanés Julián Estrada formaron parte de la terna de cantaores de la XLIII Cata Flamenca, considerada como uno de los mejores festivales que existen a nivel nacional. No en vano, desde 1970 ha acogido en su escenario a primeras figuras del cante y del baile como Antonio Mairena, Enrique Morente, El Lebrijano, Antonio el Bailarín, Camarón de la Isla o Paco de Lucía.

Asimismo, los aficionados a la guitarra contarán en Montilla con artistas de la talla de José Quevedo, Manolo Silveria, Antonio Patrocinio y Curro Cruz, que volvió a ser profeta en una velada que estuvo presentada por el médico y poeta montillano Antonio Varo Baena, que repetía como maestro de ceremonias.





“El flamenco ocupa un lugar preeminente en la cultura montillana”, recalcó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, que estuvo acompañado por la delegada de Igualdad y Cooperación al Desarrollo en la Diputación de Córdoba, Ana María Guijarro, así como por la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Montilla, Conchi Espejo.

Para el primer edil, “los vecinos de esta ciudad deben sentirse orgullosos por poder contar con un colectivo como la Peña El Lucero que, desde hace 43 años, y en colaboración con el Ayuntamiento y la Diputación, viene promoviendo este festival que sirve de antesala a la Fiesta de la Vendimia y que constituye un valioso referente para las nuevas generaciones de cantaores y, también, para quienes han alcanzado ya ese espacio reservado sólo para unos pocos elegidos, tras décadas de trabajo en tablaos, teatros y certámenes de prestigio”.

Al inicio de la noche, los artistas que conformaban el cartel de la cuadragésimo tercera edición de la Cata Flamenca fueron subiendo al escenario para compartir un brindis con los centenares de aficionados que se dieron cita en el recinto ferial, aprovechando la pericia del venenciador montillano José Manuel Ruz Alba, uno de los habituales ganadores del Concurso de Venencia y de Destreza en el Oficio que promueve el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles en la Plaza de La Merced.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos