:::: MENU ::::

15 de agosto de 2017

  • 15.8.17
La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), un colectivo que engloba todas las escalas y empleos de la Benemérita, ha emitido un comunicado para defender la actuación de los agentes del Puesto Principal de Montilla que prestaron asistencia a la mujer de Posadas que hace unos días presentó hasta seis denuncias contra su marido, vecino de Montilla, por impedirle ver a sus tres hijos desde el pasado 25 de julio.



Durante el transcurso de una rueda de prensa que tuvo lugar el pasado miércoles en la sede de la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, de la que ya informó Montilla Digital, las portavoces del colectivo criticaron la actuación de la Guardia Civil de Posadas y Montilla pues, según aseguraron, los agentes trataron de convencer a la madre de que no denunciase a su marido, que el pasado mes de junio cumplió 35 años.

En ese sentido, la AEGC emitió ayer un comunicado para desmentir las acusaciones contra la Guardia Civil por "trato vejatorio y humillante" hacia la mujer. "Desde la Asociación nos hemos puesto en contacto con los compañeros de los puestos de Montilla y Posadas y han desmentido que se le diera, tal como ella ha dicho, un trato humillante o que se le dijera que se fuera para casa, que eso eran cosas de matrimonio”, defiende el colectivo.

La asociación hace hincapié en que tanto en el Puesto Principal de Montilla como en el de Posadas, los agentes de la Guardia Civil que atendieron a la mujer "no solo recogieron las denuncias presentadas por ella sino que, además, se le informó y aconsejó que lo que estaba denunciando quedaba suscrito al ámbito civil y no al penal pero, aún así, se recogieron las denuncias y se tramitaron", extremo que, según la AEGC, ha podido acreditar la propia Comandancia Provincial de la Guardia Civil en Córdoba que, en el momento de saltar a los medios de comunicación las primeras acusaciones vertidas por la esposa en la sede de la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, "abrió una información para determinar si se había producido una conducta impropia".

"De dicha investigación, la máxima autoridad de la Guardia Civil en nuestra provincia no ha deducido que los compañeros de Montilla y Posadas obraran incorrectamente y, por supuesto, en ningún momento tratando de humillar a la madre", aseguran desde la AEGC, que reclaman "respeto para nuestros compañeros y para su trabajo que, en la mayoría de los casos, llevan a cabo con más perseverancia e implicación personal que formación, como ocurre en los casos de violencia de género", ante los que los agentes "de la mayoría de los puestos" actúan "sobre todo por percepción e intuición", dado que, según el colectivo, "no han recibido ningún tipo de formación al respecto".

Tal y como detalló este periódico, la mujer terminó retirando el pasado viernes la denuncia por violencia de género, además de alcanzar un acuerdo sobre el régimen de visitas durante las próximas semanas, tras verse las caras en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Posadas, a donde el padre de los menores acudió "en calidad de investigado" por no haber hecho efectiva la entrega de sus hijos a su todavía esposa el pasado 25 de julio.

Según explicó el abogado del padre a Montilla Digital, la mujer retiró su denuncia por violencia psicológica y coacciones que había presentado contra su marido sobre la base de un "documento de compromiso" que, según la esposa, el hombre le había entregado antes de contraer matrimonio y que supuestamente recogería las "condiciones" que el vecino de Montilla planteaba a su futura esposa para poder casarse.

El documento, que desde el entorno del marido achacan a "un momento de broma" entre la pareja y que habría sido redactado por la propia mujer, indica que la esposa "no abandonará el hogar por un plazo de 24 horas; en caso contrario, pa Posadas (sic) con lo puesto". De igual modo, el documento insta a la mujer a acatar "las órdenes del macho alfa" y "si no son coherentes, lo denuncio y no pasará nada".

"La denuncia ha sido retirada porque no se mantiene", aseguró el abogado del padre en declaraciones a este periódico, a la vez que insistió que su defendido viene reclamando desde hace dos meses "un acuerdo para establecer un régimen de visitas durante los meses de verano" que, finalmente, se alcanzó el viernes tras la retirada de la denuncia planteada por un supuesto caso de violencia psicológica.

J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos