:::: MENU ::::

15 de julio de 2017

  • 15.7.17
Hugo Hidalgo Castro, el niño de cinco años que resultó herido grave en el accidente de trafico que tuvo lugar este lunes en la carretera autonómica A-304 –y en el que perdieron la vida su madre y su hermana pequeña– abandonó ayer la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, donde había ingresado con pronóstico muy grave el mismo día del siniestro.



Según precisaron a Europa Press fuentes del complejo sanitario cordobés, el niño ha evolucionado satisfactoriamente tras la intervención quirúrgica a la que fue sometido pocas horas después del accidente y ya ha pasado a planta en la Unidad Materno-Infantil del Hospital Reina Sofía.

Tal y como avanzó Montilla Digital, el siniestro tuvo lugar en el punto kilométrico 3 de la A-304, en el término municipal de Aguilar de la Frontera cuando, por razones que no han trascendido, se produjo una colisión frontal entre un camión cisterna de la empresa onubense Cisterbona y un turismo en el que viajaba una mujer de 31 años, vecina de Montilla, junto a sus dos hijos de corta edad: un niño de 5 años y una niña de dos.

Todas las hipótesis apuntan a que fue el turismo que se dirigía a Puente Genil el que invadió el carril contrario, colisionando frontalmente con el camión cisterna que circulaba en dirección a Aguilar de la Frontera y que, tras el violento choque, quedó encallado en uno de los márgenes de la vía. 

El terrible accidente provocó la muerte de la conductora y de su hija, así como heridas de gravedad en el otro menor que viajaba en el turismo y que fue trasladado de urgencia hasta el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, donde ingresó en estado muy grave.

Los tres ocupantes del turismo –la madre y sus dos hijos– quedaron atrapados en su interior tras la colisión, lo que obligó a intervenir a una dotación del Parque de Bomberos de Montilla para su excarcelación del vehículo. Asimismo, hasta el lugar de los hechos se desplazaron agentes de la Guardia Civil y personal de los servicios sanitarios que acordaron trasladar hasta el Hospital Comarcal de Montilla al conductor del camión, que resultó herido leve.

Tras conocerse la terrible noticia, avanzada por este periódico, el Ayuntamiento de Montilla acordó suspender los actos de apertura de la Feria en honor de San Francisco Solano y convocar una concentración silenciosa a las puertas de la Casa Consistorial, que contó con la asistencia de más de un centenar de vecinos.

Al término de la concentración, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, expresó que, de esta manera, el pueblo de Montilla quiso "respaldar a esta familia montillana que está pasando por un mal momento, expresándoles su duelo y su solidaridad" y resaltó que se trató de "un gesto de apoyo que ofrece la Corporación municipal pero que también habían pedido cientos de montillanos".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos