:::: MENU ::::

17 de julio de 2017

  • 17.7.17
La tradicional sesión de fuegos artificiales sirvió anoche para despedir una Feria de El Santo marcada por las elevadas temperaturas y por las importantes mejoras que el Ayuntamiento de Montilla ha llevado a cabo en el entorno del Centro de Arte Contemporáneo y Vino (Envidarte) y que han permitido crear nuevos espacios de sombra e infraestructuras como los nuevos aseos de obra que han prestado servicio al recinto conocido como La Caseta.









En declaraciones a Montilla Digital, el alcalde de la localidad, Rafael Llamas, mostró anoche la "satisfacción" del equipo de gobierno por el desarrollo de unas fiestas en las que la ausencia de incidentes y la gran afluencia de visitantes, especialmente durante el fin de semana, han vuelto a ser la tónica general.

"El balance de la Feria no puede ser más positivo y las mejoras que se han incorporado en esta edición han sido muy bien acogidas", destacó Rafael Llamas, quien aseguró que "tanto los vecinos de Montilla como los que nos han visitado de otras localidades de la provincia han acogido de manera extraordinaria las mejoras que se han llevado a cabo en el recinto ferial".



En concreto, tras la creación del nuevo espacio abierto junto a las antiguas naves de Ciatesa de propiedad municipal –actuación en la que se invirtió 70.000 euros el pasado año–, el Ayuntamiento de Montilla ha centrado sus esfuerzos para este año en la mejora de las nuevas infraestructuras y en la creación de servicios que han permitido dar respuesta a las nuevas necesidades de su uso como espacio multifuncional.

"La Feria y los eventos que se celebren en este espacio han ganado en comodidad gracias al nuevo entoldado que se ha instalado en el espacio abierto de las antiguas naves de Ciatesa y los aseos de obra que suponen, además, un ahorro frente al alquiler de los equipos portátiles", explicó la concejala de Festejos del Ayuntamiento de Montilla, Lola Casado, sobre las principales mejoras de este año en el recinto donde se ubicaban las casetas de la Feria de Día.









Junto a estas mejoras, las más visibles para quienes han disfrutado este año de la Feria de El Santo, la adecuación de todo el entorno como recinto multifuncional también se ha trasladado al interior de Envidarte, donde en estos días se ha prestado un servicio de ludoteca para los más pequeños.

"Estamos muy contentos con el resultado", reconoció ayer el alcalde, quien aseguró haber recibido el respaldo de las hermandades, asociaciones y establecimientos de hostelería que han contado con caseta en el recinto ferial de la avenida de Las Camachas.



En similares términos se manifestó la concejala de Festejos, que agradeció la labor de los servicios técnicos municipales por hacer posible el montaje de una Feria "distinta en su configuración" pero que, a su juicio, "ha dado muy buenos resultados, a pesar del tremendo calor que se ha registrado en Montilla durante todos los días de fiesta".

De igual modo, el primer edil quiso agradecer públicamente el "excelente trabajo" desarrollado por los voluntarios de Protección Civil y de la Cruz Roja Española, así como el despliegue especial de la Policía Local y de la Guardia Civil que, según Rafael Llamas, "ha permitido que Montilla haya vuelto a disfrutar de una de las ferias más seguras de la provincia".









"La Feria de El Santo forma parte de la identidad de Montilla y por ello hemos puesto todo el esfuerzo para engrandecer esta fiesta tan nuestra y apostar con decisión por todo aquello que nos hace sentirnos orgullosos de nuestra ciudad", aseguró el alcalde, quien recordó que "potenciar nuestra Feria de El Santo y dotarla de vitalidad fue una de las prioridades que se marcó el actual equipo de gobierno".

Y es que, como recalcó el primer edil, la Feria en honor de San Francisco Solano representa "un magnífico aliciente para visitar Montilla, para descubrirla y para disfrutar de toda la riqueza cultural, patrimonial, gastronómica, etnográfica, de ocio y de tiempo libre que alberga, no solo en los momentos festivos sino durante todo el año".

El Santico abraza el Barrio de Tenerías

El Barrio de Las Tenerías vivió ayer su día grande. Fue en este lugar que aún conserva el sabor auténtico de lo montillano, donde Francisco Solano dio sus primeras muestras de santidad. La tradición asegura que, siendo niño, El Santo acercaba cada día el almuerzo a su padre, Mateo Sánchez Solano, quien trabajaba cultivando la tierra en la Huerta de las Minas.









La jornada dio comienzo a las nueve de la mañana, con la tradicional diana floreada por las calles de la ciudad a cargo de la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesus Nazareno de Montemayor. Tras el tradicional repique del campanillo, la imagen de El Santico recorrió en procesión el antiguo barrio de Las Tenerías, acompañada por cientos de fieles que, cada año, renuevan su compromiso con esta pequeña talla que ocupa el retablo de una ermita levantada en 1821 por Alonso Delgado, gracias a las aportaciones del gremio de curtidores y zapateros.

Desde las 10.15, las calles Altillos, Ciprés o San Antonio vivieron su particular día grande, envueltas en las melodías de los cientos de fieles que acompañan la pequeña imagen del santo patrono. Coplas tradicionales que devolvieron el protagonismo un año más a una de las zonas más pintorescas de la ciudad, que permite degustar, a sorbos pequeños, esa deslumbrante historia que se ha ido forjando en el tiempo y que concede a Montilla un cuerpo y un aroma evocador, noble y profundo.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos