:::: MENU ::::

16 de junio de 2017

  • 16.6.17
El Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) San Francisco Solano de Montilla continua trabajando para recuperar la tranquilidad tras el robo sufrido el pasado mes de marzo y que originó numerosos desperfectos en las instalaciones, así como la sustracción de material por valor de 5.000 euros. En esta ocasión, el centro educativo se subirá a las tablas del Teatro Garnelo para interpretar la obra Peter Pan. Viaje a Nunca Jamás.



La iniciativa, que pretende obtener nuevos fondos que permitan hacer frente al material sustraído, así como a los diferentes daños registrados en las instalaciones durante el hurto, tendrá lugar el próximo domingo, 25 de junio, con una doble sesión, a las 19.30 de la tarde y a las 21.30 de la noche.

Al precio de cuatro euros por entrada –que puede adquirirse en el propio centro educativo, la Papelería El Árbol y Tienda Abril–, los asistentes podrán disfrutar de la adaptación realizada por Julio Luque, profesor del centro, de una obra llena de magia y fantasía, que contará con un gran despliegue de escenografía, vestuario, luces, decorados, y efectos para envolver de magia todo este espectáculo, que cuenta con la colaboración de Maysonic.

Esta actividad se suma a la fiesta solidaria de convivencia que el centro educativo puso en marcha el pasado mes de abril con el objetivo de involucrar a toda la comunidad educativa del CEIP San Francisco Solano, y a la ciudadanía montillana, a paliar los daños generados en el robo.

Un robo valorado en más de 5.000 euros

Tal y como avanzó Montilla Digital, los ladrones se hicieron con 17 ordenadores ultraportátiles y tablets aportados por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, además de siete de los equipos informáticos con los que funcionan las pizarras digitales del colegio y un ordenador adaptado a Educación Especial, valorado en 1.000 euros, que había sido sufragado por la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) "Fuente Álamo".

De igual modo, los responsables del centro denunciaron la sustracción de un monitor de plasma que se utilizaba en la biblioteca y un televisor de 22 pulgadas, junto a un cañón de proyección, dos ordenadores de la Jefatura de Estudios y 1.386 euros en metálico que se habían recaudado para celebrar varias excursiones con el alumnado.

En total, la dirección del centro estima en 5.100 euros el valor del material sustraído, a lo que habría que sumar los casi 1.400 euros en metálico que se custodiaban para sufragar los gastos de una excursión y los cuantiosos daños provocados en puertas y mobiliario de casi todas las aulas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos