:::: MENU ::::

18 de mayo de 2017

  • 18.5.17
Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad investigan desde ayer la autoría de un bulo difundido masivamente a través de la aplicación de telefonía móvil WhatsApp y en el que, por medio de un mensaje de audio, una vecina de Montilla alertaba del rapto de una menor en la zona verde situada en la confluencia de las avenidas de Boucau e Italia con la Ronda del Canillo, frente a las instalaciones de la cooperativa La Unión.



El archivo sonoro, que se propagó por Montilla de manera viral a través de grupos de WhatsApp, advertía de que se había producido un "intento de secuestro" en Montilla, frente a la cooperativa La Unión, lo que habría movilizado a efectivos de la Policía Local y a efectivos sanitarios.

Tal y como han confirmado a Montilla Digital fuentes próximas a la investigación, el mensaje de alerta "se basa en un error de percepción que no tiene más repercusión que el propio estado de nerviosismo en el que entró la persona que sufrió la confusión".

"Lo que ocurrió realmente es que una niña se marchó ayer de casa para jugar en el parque que existe frente a La Unión y, al no encontrar a ningún amigo suyo en las inmediaciones, decidió regresar a su domicilio", han explicado las mismas fuentes, para aclarar que la madre de la menor, al no localizar a su hija, habría entrado en estado de shock pensando que podría haberle pasado algo.

"Por precaución, la mujer fue atendida por facultativos médicos, mientras que la Policía Local empezó a buscar a la niña en los alrededores, aunque minutos después, una patrulla se personó en el domicilo familiar, donde encontró a la pequeña con su hermano mayor, sin que hubiera sufrido percance alguno", han añadido.

En ese sentido, las autoridades han lamentado el "desafortunado mensaje" propagado ayer por una mujer, dado que habría generado "una alarma y un miedo injustificados en una población perfectamente tranquila como Montilla". En ese sentido, responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han asegurado "no entender cómo hay personas que inventan situaciones y episodios que nunca se han producido y que dan una apariencia de verdad cuando narran unos hechos fruto de la invención".

Por todo ello, desde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se ha relizado un llamamiento a la "prudencia" y a la "responsabilidad" ante el uso que se hace de las redes sociales y de aplicaciones de telefonía como WhatsApp, toda vez que se ha abierto una línea de investigación para determinar si el mensaje difundido ayer tenía realmente la intención de causar alarma entre la población.

El peligro de los bulos por Internet

El tercer Estudio sobre bulos y fraudes en Internet realizado por la Asociación de Internautas desvela que el 97,29 por ciento de los españoles ha recibido alguna vez una cadena de correos electrónicos o un mensaje de WhatsApp, de autoría anónima, con información alarmista sobre un hecho concreto y con la petición de ser reenviado a otros contactos.

"La mayoría son anónimos. No citan fuentes porque carecen de las mismas. Tampoco están firmados para evitar repercusiones legales", indica la Asociación de Internautas, que añade que "los bulos carecen de fecha de publicación. Están redactados de la forma más atemporal posible, con el fin de que pervivan el máximo tiempo circulando por la red".

Asimismo, este tipo de mensajes contienen un gancho para captar la atención: "generalmente, el morbo, el miedo o el dinero", continúa el colectivo de internautas, para concluir que los hoax normalmente incluyen una petición de reenvío para alertar a otras personas e intentar concienciarlas.

"El objetivo del reenvío es captar direcciones de correo y crear bases de datos para realizar después campañas de correo masivo o, simplemente, difundir la información falsa al máximo número de personas posible", precisan desde el colectivo.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos