:::: MENU ::::

10 de marzo de 2017

  • 10.3.17
Sangre, sudor y lágrimas tuvieron que arrojar los miembros del equipo Cadete del C.D. Apedem para poder, por lo menos y a males mayores, empatar un partido que les enfrentó el pasado fin de semana al Villafranca C. F. Un encuentro que les favoreció en ocasiones pero en el que, como viene siendo habitual, fueron abandonados por la suerte de cara al gol.



Comenzaba el Cadete Apedem la jornada vigésimo tercera del campeonato de Segunda Andaluza con la esperanza de darle a todos los aficionados del Municipal montillano una alegría y resarcirse de la derrota sufrida en tierras villafranqueñas en la primera vuelta.

Al contrario que en anteriores partidos en los que los amarillos pusieron mucha intensidad en el juego, en la mañana del domingo, el Cadete Apedem salió al terreno de juego adormilado, falto de ideas y de inspiración. La continuidad en su juego era muy escasa, buscando siempre balones a las espaldas de la defensa del Villafranca que, la mayoría de las veces, solventaban bien la papeleta y sacaban el balón fuera de la zona de peligro.

Los jugadores villafranqueños, lejos de hacer un fútbol de toque durante el encuentro, limitaban su juego a presionar las salidas de los defensas amarillos, agobiando en exceso el mediocentro vinícola para intentar destruir el juego de elaboración montillano.

Corría el minuto 21 de la primera parte cuando Óscar Alcaide, arrancando desde la medular, envió con picardía el balón por encima de la zaga azulona para alojarlo en los pies de Juniel Herenas que, ante la infructuosa salida del portero, elevó el esférico con dirección a la portería visitante. La pelota, después de chocar en el travesaño, fue desviada a gol por el defensa Manuel Castro, quien convirtió el 1-0 a favor del equipo local.

Los visitantes seguían mandando balones en exceso a sus hombres de ataque que, uno tras otro, se perdían en las botas de la defensa amarilla. Por contra, la insistencia de los auriverdes se convertían en claras ocasiones de gol como la que tuvo, tres minutos más tarde, Pablo Raya a pase en largo de José Gil y que, solo ante el portero, falló lo que era un gol cantado.

La relajación en la zona defensiva cobró factura en forma de gol cuando, en el minuto 35 de partido, un balón controlado de Óscar en la zaga local fue mandado mansamente hacia José Manuel Cruz quien, en un amago de parar el balón, fue interceptado por el nueve visitante que, de tiro raso y suave, metió el esférico por debajo de las piernas de Dani Agudo en lo que sería el empate a un tanto.

Llegó el descanso en el municipal no sin antes tener una clara ocasión de gol Manuel Luque quien, a pase de Juniel, solo tuvo que empujar el balón hacia la red pero salió desviado y pegado a la cepa del poste de la portería defendida por Rafael González.

Los segundos 45 minutos tuvieron un poco de más ritmo por parte local, mas interés por querer ganar el partido y sobre todo, mucha más mordiente de cara a acercarse a la meta rival. Así, corría el minuto siete de la segunda mitad cuando una internada por la banda derecha de José Antonio López le dejó solo frente al portero.

El choque de trenes favoreció al cuadro local que, en un mal despeje del central visitante, introdujo el balón dentro de los tres palos. De nuevo se ponían los montillanos por delante en el marcador y con un halo de esperanza de solventar pronto el partido.

El Cadete Apedem apretaba un poco el acelerador en sus acciones pero acto seguido, en el minuto 57, una entrada por banda del número 4 y capitán, Bartolomé Ruiz, desencadenó en un centro al corazón del área pequeña donde ni defensa ni portero hicieron nada por despejar y el más listo de la clase, Manuel Álvarez, remató a placer ante la pasividad defensiva.

Decepción en la parroquia local y en el graderío del Municipal que vio cómo el Villafranca C.F. se llevaba un empate sin apenas tener ocasiones de peligro, a costa de un Cadete Apedem que, todavía y siete minutos más tarde, tuvo una clamorosa ocasión de gol fallada por Pablo Raya cuando solo tenía que poner la bota y empujar el balón hacia el centro de la portería.

Los nervios, las imprecisiones y el cansancio hicieron mella en el equipo local que vio cómo se le volvían a escapar dos puntos importantes para coger confianza y, de nuevo, aparecía el fantasma del desacierto de cara al gol que tanto se está mostrando en esta temporada. Final del partido y, al menos por parte visitante, se alcanzó una efectividad del cien por cien ya que tan solo tuvo dos llegadas claras y dos goles, dejando al equipo local muy tocado física y mentalmente. 

Este fin de semana, el Cadete Apedem descansará por celebrarse el Campeonato Andaluz de Selecciones. Una semana que los de Yimi deben de afrontar con la seriedad y el compromiso que tienen estos colores, analizando los posibles problemas que puedan tener e intentando corregirlos para la fase final de la liga.

Cadete Apedem 2 -- 2 Villafranca C.F.

Cadete Apedem: Dani Agudo, Chema Rubio, José Gil, Oberón Moreno, Miguel Mora, Óscar Alcaide, Juniel Herenas, Nacho Fernández, Pablo Raya, Lete López e Iván López. También jugaron José Manuel Cruz, Manuel Luque, Javier Feria, Izan Herenas e Ián Muñoz.

Villafranca C.F.: Rafael González, Martín Vega, Fernando Castilla, Bartolomé Ruiz, Iván Cuadrado, Ricardo López, Diego Mañas, Ana Belén Ocon, Francisco Álvarez, Alejandro Domínguez, Manuel Castro. También jugaron Andrés González, José Manuel Ruano, Antonio Latorre y Cristian Oña.

Goles: 1-0 Manuel Castro (propia puerta, m. 21); 1-1 Francisco Álvarez (m. 35); 2-1 Iván Cuadrado (propia puerta, m. 52); 2-2 Manuel Álvarez (m. 57)

PACO ALCAIDE / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: C.D. APEDEM MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos