:::: MENU ::::

13 de marzo de 2017

  • 13.3.17
El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Montilla ha acordado instruir diligencias previas contra tres agentes de la Guardia Civil y dos de la Policía Local de Montilla por un presunto delito de coacciones y otro de falsedad de documento público en la elaboración de un atestado de tráfico realizado tras un accidente que tuvo lugar el pasado 26 de julio.



El procedimiento se ha iniciado a instancias de Manuel Zamora, un vecino de Montilla que fue condenado a ocho meses de multa y a un año y cuatro meses de privación del permiso de conducir tras verse implicado en un accidente de tráfico ocurrido a finales del pasado mes de julio.

En la denuncia presentada por el abogado de Manuel Zamora, y que ha impulsado la instrucción de diligencias previas por parte del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Montilla, se detalla que el siniestro tuvo lugar el pasado 26 de julio cuando Manuel Zamora prestó su automóvil a un conocido para dar un paseo, sufriendo una salida de vía cuando ambos se encontraban en el interior del coche.

Según Manuel Zamora, que sostiene que en el momento del accidente ocupaba el asiento del copiloto, el conductor intentó, sin éxito, desencallar el vehículo del arcén en varias ocasiones, ante lo que el denunciante y propietario del vehículo se decidió a tomar el volante para poder realizar la maniobra.

“En ese momento, el capitán de la Guardia Civil de Montilla se personó en el lugar de los hechos y, tras cerciorarse de que no había ningún herido, reclamó la presencia de una patrulla y abandonó el lugar”, recuerda Manuel Zamora, quien añade que “en ese momento expliqué al capitán de la Guardia Civil que yo no conducía el vehículo”.

Sin embargo, el ahora denunciante sostiene que esa circunstancia no quedó reflejada en el atestado, a pesar de que reiteró esta misma explicación a los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local que posteriormente se personaron en el lugar del siniestro, siendo ratificada por la persona que lo acompañaba y que conducía el vehículo.

Pese a ello, y siempre según la versión de Manuel Zamora, el otro ocupante del vehículo modificó su versión de los hechos tras una reunión de más de una hora con los agentes que redactaron el atestado, negando, a partir de ese momento, que él hubiera estado al volante del coche en el momento del accidente.

Ya durante el juicio rápido que se celebró tras el siniestro, el otro ocupante del vehículo siguió manteniendo ante el juez que él ocupaba el asiento del copiloto, por lo que se condenó a Manuel Zamora a ocho meses de multa y a un año y cuatro meses de privación del permiso de conducir como responsable del accidente.

“Los atestados que presentaron ante el juez la Guardia Civil y la Policía Local no plasman la realidad de lo que sucedió”, asegura Manuel Zamora, quien defiende que mediaron “coacciones” por parte de los agentes de la Benemérita para que la otra persona implicada en el accidente cambiara su versión de los hechos. Por ello, también lo acusa de un supuesto delito de denuncia falsa, encubrimiento y falso testimonio.

Entre las pruebas aportadas por Manuel Zamora ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Montilla se recoge una grabación realizada tras la declaración de los implicados en el juicio rápido en las que el acompañante reconocería presuntamente ir al volante del coche en el momento del siniestro, pero que habría modificado su testimonio “para evitar meterse en un follón ante las advertencias de la Guardia Civil”.

“Toda esa conversación no se plasma en el atestado, lo que da lugar a una condena injusta”, sostiene Manuel Zamora, quien recuerda que durante la celebración del juicio rápido no se admitió su petición para que un forense dictaminara las lesiones provocadas por el cinturón de seguridad en su hombro y determinar, de este modo, si conducía o no el vehículo en el momento del accidente.

Por ello, Manuel Zamora ha decidido interponer una denuncia contra tres agentes de la Guardia Civil y dos de la Policía Local de Montilla, así como contra la persona que lo acompañaba en su coche en el momento del accidente por “haber provocado que haya sido condenado de manera injusta”.

“Desconozco los motivos o el interés que había en que yo fuera juzgado, pero lo cierto es que se ha cometido una injusticia”, explicó Manuel Zamora, quien aseguró que antes del juicio rápido en el que resultó condenado “se demostró que había discrepancias entre las versiones y lo que se recogía en el atestado, por lo que se tendría que haber investigado más a fondo”.

Por su parte, la Guardia Civil declinó ofrecer a Montilla Digital su versión de los hechos por tratarse de un asunto que se encuentra sometido a la autoridad judicial.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos