:::: MENU ::::

11 de febrero de 2017

  • 11.2.17
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta remitida por Paco Alcaide, integrante del Club Deportivo Apedem y colaborador de este periódico, sobre el Desfibrilador Semiautomático Externo (DESA) del que está dotado el Estadio Municipal de Fútbol. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



De todos es sabido que hacer deporte es bueno para la salud. Innumerables campañas publicitarias y consejos de profesionales en la materia lo atestiguan. Hacer del deporte un hábito de vida es síntoma de ganar salud y un seguro de vida a largo plazo.

Pero, a veces, y en muy contadas ocasiones, los sobreesfuerzos y los sacrificios desmesurados traen consigo un riesgo que, si no se ataja a tiempo, puede llegar a ser fatal para la integridad física del deportista.

Nuestro corazón, por una arritmia irregular causada por el esfuerzo, puede llegar a entrar en una "fibrilación ventricular", que no es nada más que un ritmo anormal del corazón. Esta fibrilación se caracteriza porque el corazón no late como es debido, no pudiendo llevar la sangre al resto de los órganos vitales. Y si esa fibrilación no se desbloquea, se puede llegar a la muerte en pocos minutos. Los síntomas del paciente son la pérdida de la conciencia y la respiración anómala e, incluso, escasa.

Estamos obligados, si nos encontráramos en algún caso de estos, a actuar de inmediato. Pero ¿sabemos cómo hacerlo? ¿Qué medios hay que utilizar? Y, lo más importante: ¿ dónde encontramos esos medios?

Afortunadamente, cada día, la tecnología avanza a nuestro favor y, concretamente en Montilla, ya hay aparatos desfibriladores que nos pueden ayudar a superar esa anomalía. El Estadio Municipal de Fútbol, recinto deportivo donde todos los días de la semana se concentra una gran cantidad de deportistas de los distintos clubes de fútbol que tenemos en la localidad, se instituyó en junio del pasado año como "espacio cardioseguro", tras ser dotado de un desfibrilador que se encuentra a pocos metros del terreno de juego.

La empresa Monsecor, cuya gerente es Aurora Requena, adquirió este importante e imprescindible aparato cuando firmó el contrato de mantenimiento de los recintos deportivos y las piscinas del polideportivo. Desde entonces, Monsecor nos dotó de un Desfibrilador Semiautomático Externo (DESA) que, actualmente, se encuentra en una habitación muy cercana al terreno de juego.

El DESA es un dispositivo que, aplicado sobre el tórax, analiza el ritmo cardiaco del paciente y verifica si esa persona es susceptible de recibir la desfibrilación o descarga eléctrica. El aparato te va guiando, por mediación de una voz interna, los pasos que se deben seguir hasta llegar a la descarga, a la vez que te indica las veces que hay que hacerle a la persona la reanimación cardiopulmonar (RCP), muy importante en el procedimiento de restablecimiento.

Los pasos que se deben seguir cuando veamos a una persona inconsciente y nos enfrentemos a una situación de tal índole son los siguientes: primero, llamar al 112 para pedir ayuda sanitaria; después, iniciar las maniobras de RCP si la persona está inconsciente y no respira. Y, por último, si hay un desfibrilador DESA, conectarlo rápidamente y seguir las instrucciones que el propio dispositivo va ofreciendo.

Este aparato está diseñado para que, en caso de emergencia, pueda ser utilizado por cualquier persona, ya que las instrucciones por voz son claras y concisas. Nunca se le podrá dar una descarga o fibrilación a un paciente si el aparato no lo estima conveniente, ya que al ser semiautomático, lo determina por sí solo. Se recomienda, para tener un mejor conocimiento y manejo del desfibrilador, que sea manipulado por personas que hayan sido instruidas, mediante unos cursos de desfibrilación y maniobras de RCP.

En nuestro caso del campo de fútbol, tenemos a diversos monitores deportivos de equipos y a personal de mantenimiento de las instalaciones que hicieron en su día un curso, por lo que están preparados por si surgiera algún imprevisto.

Ahora sí que podemos decir que nuestro recinto deportivo del campo de fútbol y de las piscinas están cubiertos de riesgos cardiovasculares y son espacios cardioseguros, ya que contamos para su uso con un desfibrilador semiautomático DESA, un auténtico salvavidas.

PACO ALCAIDE
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.







DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos