:::: MENU ::::

2 de enero de 2017

  • 2.1.17
La segunda San Silvestre de Montilla, organizada por la Asociación Montillana de Ayuda, Reeducación y Esperanza (Amdaré), congregó el pasado sábado en el Paseo de Cervantes a más de medio millar de montillanos que quisieron formar parte de esta propuesta deportiva concebida como una alternativa para celebrar el fin de año de una manera saludable y divertida.









La carrera, que este año contó con la triatleta montillana Inma López Polonio como madrina, comenzó poco después de las 16.00 de la tarde desde el Paseo de Cervantes, con un circuito urbano que contemplaba las calles Enfermería, San Francisco Solano, Fuente Álamo, Médico Cabello, Puerta de Aguilar, Dámaso Delgado, San José, La Andaluza, San Fernando, Corredera y Plaza de la Rosa, para regresar al punto de partida por la calle José de los Ángeles y Gran Capitán.



"Esta carrera pretende dar otro sentido a la celebración de la Navidad con otras actividades de ocio para toda la familia", explicó el presidente de Amdaré, Pepe Márquez, quien situó en 600 las personas que formaron parte de esta segunda carrera, tras la buena acogida del pasado año, en la que participaron 480 corredores, muchos de ellos disfrazados y acompañados de sus mascotas.









En esta ocasión, Amdaré quiso apostar por una carrera de carácter familiar y divertido, por lo que la II San Silvestre quiso premiar aspectos como la originalidad de los participantes disfrazados o las mascotas más divertidas y no otros aspectos de carácter más competitivo.

El jurado –formado por el concejal de Juventud e Infancia, Francisco Lao; la edil de Comercio y Festejos, Lola Casado; y Esther Ríos, como representante del jurado popular– designó a los ganadores de premios tan dispares como el de Mejor Disfraz Individual, Mejor Disfraz Colectivo o Mascota Más Original, entre muchos otros.









Amdaré es una asociación cuya labor se centra fundamentalmente en la prevención de hábitos de riesgo así como en prestar ayuda, apoyo y asesoramiento a familias que demandan atención ante problemas de conducta, como los derivados de las adicciones. Asimismo, el colectivo montillano –que cuenta con cerca de 70 voluntarios– actúa de nexo de unión entre las familias y la Asociación Resurgir Proyecto Hombre de Antequera.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE FOTOGRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos