:::: MENU ::::

26 de enero de 2017

  • 26.1.17
El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha recibido hoy de manos del primer teniente de alcalde de la ciudad peruana de Cuzco, Richard Suárez, y de la concejal Crayla Alfaro, la Medalla de Alcaldía en reconocimiento a los "vínculos históricos iniciados a través de la figura del Inca Garcilaso de la Vega, la hermandad y la cooperación" que ambos municipios han mostrado a lo largo de los años.



Este reconocimiento, que supone la máxima distinción que otorga la municipalidad de Cuzco, ha tenido lugar esta mañana en el marco de la visita que esta delegación peruana está cursando a algunas ciudades de Andalucía, con el objetivo de conocer los principales escenarios de la vida del primer cronista de Indias.

"Este reconocimiento responde a los lazos históricos que unen a Montilla y Cusco pero, sobre todo, a los niveles de cooperación que se van a fomentar a partir de las nuevas relaciones entre las autoridades, recogiendo el mensaje de mestizaje e interculturalidad del Inca", ha señalado Richard Suárez, que adelantó, asimismo, que la localidad cordobesa dará nombre a una calle de la ciudad andina.

"Hoy vivimos un día que pasará a la historia de Montilla", ha destacado, por su parte, el alcalde de la ciudad, Rafael Llamas, quien ha defendido la vinculación de ambos municipios, "gracias al legado del Inca, que se ha transmitido a lo largo de la historia". Para el primer edil, "Montilla es el referente del Inca Garcilaso a nivel nacional y, por ello, nuestro empeño es mantener siempre esa vinculación con Perú y Cuzco".

De este modo, los nuevos lazos de unión entre ambos municipios, como señaló la concejal de Juventud y Cultura de Cuzco, Crayla Alfaro, permitirán la colaboración de ambas instituciones en el desarrollo de diferentes iniciativas culturales en torno a la figura de Gómez Suárez de Figueroa, para "continuar con ese mestizaje en la vida contemporánea" a través de iniciativas académicas, culturales o sociales.

Asimismo, durante la jornada de hoy, la delegación peruana ha recorrido algunos de los espacios museísticos más emblemáticos de la ciudad, con especial atención a la Casa del Inca o a la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz-Luque, donde han podido admirar las primeras ediciones de La Florida del Inca o de Los Comentarios Reales.



"Esta visita es una forma de rendir homenaje a nuestro padre redentor, el Inca, apóstol de la vida andina, pues en sus obras se recoge la sabiduría que el hombre andino forjó durante más de mil años", ha reconocido Suárez.

La visita a Montilla forma parte de los actos conmemorativos del cuarto centenario del fallecimiento del Inca Garcilaso, que han organizado la Embajada del Perú en España y el Instituto Nauta, con el patrocinio de la Fundación Magtel y del Cabildo Catedral de Córdoba. Asimismo, en el marco de estos actos conmemorativos, Montilla recibirá este sábado la visita del nuevo embajador del Perú en España, José Antonio García Belaunde.

Cronista de Indias

Garcilaso de la Vega nació en la Ciudad Imperial del Cuzco, capital de los Incas, el 12 de abril de 1539, aunque la mayor parte de su vida se desarrolló en Montilla y Córdoba. Fue bautizado con el nombre de Gómez Suárez de Figueroa. A los 24 años, ya en España, cambió su nombre por el de Gómez Suárez de la Vega. Con todo, en un claro gesto por reconocer y honrar sus raíces maternas, modificó su rúbrica hasta convertirla en la de Inca Garcilaso de la Vega.

Sus testimonios son fundamentales para conocer la América más desconocida de la primera mitad del siglo XVI, así como el ideario y modo de vida de los incas. Entre sus obras más reconocidas destacan la Traducción de Diálogos de Amor de León Hebreo, La Florida del Inca, los Comentarios Reales de los Incas y la Historia General del Perú. En todas ellas deja referencia escrita de la presencia de los españoles en Latinoamérica.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos