:::: MENU ::::

30 de diciembre de 2016

  • 30.12.16
El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha aprovechado los días finales del año para compartir con los lectores de Montilla Digital un balance de la gestión que el equipo de gobierno que conforman PSOE e Izquierda Unida han llevado a cabo durante el año 2016 y, de igual manera, para avanzar algunas de las líneas maestras que seguirá el Ayuntamiento de Montilla durante los próximos doce meses.



—El año 2016 ha sido intenso en cuanto a actividades en torno a la figura del Inca Garcilaso, del que se ha conmemorado el cuarto centenario de su fallecimiento. ¿Qué valoración hace de esta efeméride y qué ha representado para Montilla?

—Ha sido una oportunidad muy especial para reivindicar el lugar que ocupa Montilla en el contexto cultural de nuestro país, ya que, cuando hablamos del Inca Garcilaso, estamos haciendo referencia a una de las figuras más relevantes del pensamiento y de la cultura renacentistas del mundo hispánico. Y fue precisamente en Montilla donde se gestó el grueso de su obra.

Ha sido un año que nos ha permitido estrechar lazos de unión con Perú, a través de la Embajada de ese país en España, y se han abierto, a nivel institucional, vías muy interesantes de colaboración para futuros proyectos. Pero también hemos querido que este cuarto centenario del fallecimiento del Inca Garcilaso sirviese de dinamizador de la actividad cultural en nuestra ciudad, ya que la cultura es una de las líneas programáticas fuertes del actual equipo de gobierno y estamos convencidos de que es un motor de desarrollo económico para la ciudad.

—Y con respecto al resto de asuntos que se han ido ejecutando desde que el actual equipo de gobierno tomó las riendas del Ayuntamiento, a mediados del pasado año, ¿qué balance haría?

—Como alcalde, desde el primer día he tenido muy claro que un Gobierno municipal ha de ocuparse al mismo tiempo de gestionar las cosas pequeñas que incumben al día a día de la vida cotidiana de la ciudad y, de manera paralela, trabajar en el desarrollo de los grandes proyectos que necesitan de un periodo de tiempo más amplio y que suponen avanzar en ese modelo de ciudad que queremos construir.

No cabe duda de que en estos dieciocho meses de gobierno son visibles las actuaciones en obras públicas tendentes a reequilibrar las distintas barriadas de Montilla, la mejora en la gestión interna del Ayuntamiento que está propiciando prestar mejores servicios públicos reduciendo el gasto corriente, realizar inversiones en obras y equipamiento financiadas con superávit y reducir deuda municipal en porcentaje significativo, todo ello sin incrementar la presión impositiva.

—Sin duda, uno de los proyectos más significativos ha sido el de la culminación de la reforma de la Corredera. ¿Está satisfecho con el resultado de las actuaciones?

—Las obras de reforma de la calle Corredera eran necesarias y una asignatura pendiente desde hace demasiados años que este equipo de gobierno ha decidido afrontar de manera definitiva. El centro urbano de Montilla es el corazón de la propia ciudad y, como tal, es vital que la reactivación del comercio y de la hostelería de esta zona se vea favorecida por una actuación urbanística no solo en la calle Corredera, sino en ese espacio comprendido entre las calles Escuelas, San Francisco Solano, Ancha, Gran Capitán y Altillos, y volcar políticas municipales que pongan en valor el patrimonio histórico y artístico que ahí se concentra y que, sin duda, es un reclamo turístico importante.

La culminación de la reforma de la Corredera no es un punto de llegada, sino un punto de partida, una condición para seguir trabajando en un proyecto de casco histórico que necesitaba ser abordado con urgencia y que desde el actual equipo de gobierno se ha asumido el compromiso y la responsabilidad de llevarlo a cabo.

—Hace unos días, el Pleno de la Corporación aprobó los Presupuestos Municipales para el año 2017, con los votos favorables de PSOE, Izquierda Unida y Comprometidos por Montilla y la abstención del Partido Popular. ¿Qué destacaría de este documento?

—Estos Presupuestos son el resultado del trabajo que se ha llevado a cabo durante este 2016 para dar respuesta durante el próximo año a un programa de gobierno que, entre otros, fija como objetivos avanzar en la calidad de los servicios públicos que recibe el ciudadano, reforzar la atención social, apoyar al comercio local, establecer actuaciones protectoras del medioambiente y llevar a cabo inversiones en infraestructuras usando recursos propios.

Me gustaría destacar que en estos Presupuestos hemos consolidado un ahorro medio aproximado del cuatro por ciento en gasto corriente y que se reducirá la deuda municipal en cerca de 1,8 millones de euros, todo ello manteniendo importantes partidas presupuestarias para inversiones y programas sociales como el Plan Especial de Inserción Municipal a través del empleo o el Programa Municipal de Ayuda a la Rehabilitación de Viviendas para familias con dificultades económicas.



—Uno de los apartados importantes de los Presupuestos hace referencia a la amortización de la deuda municipal. ¿En qué situación se encuentra el Ayuntamiento de Montilla?

—Nuestro compromiso con la ciudadanía es el saneamiento de las cuentas públicas y reducir la deuda municipal dejándola en la mitad de la que dejó el anterior equipo de gobierno, es decir, pasar de los algo más de catorce millones de deuda en 2015 a menos de siete millones en 2019, liquidando al mismo tiempo cada ejercicio con superávit. Lo estamos haciendo y estamos reduciendo deuda a un ritmo de dos millones de euros anuales de media, lo que nos indica que, transcurridos los cuatro años de mandato, habremos cumplido ampliamente este objetivo.

—¿Cuáles son las prioridades del equipo de gobierno para el año 2017?

—La principal preocupación, mía personal y del equipo de gobierno, es también la principal preocupación de todos y cada uno de los ciudadanos de Montilla: el empleo. Por eso, la prioridad de todos es y debe ser que en Montilla se cree empleo, que haya actividad económica y que el crecimiento se haga visible en forma de contratos de trabajo, especialmente entre los jóvenes.

En dieciocho meses, se ha producido en Montilla un cambio de dirección respecto al periodo anterior y los datos nos dicen que hay un 15 por ciento menos de paro transcurrido este año y medio. De hecho, ha habido una reducción interanual del desempleo superior a ocho puntos y Montilla, según los datos oficiales, está al frente de la provincia en creación de empleo. Hay mucho camino por recorrer, pero esto nos mueve a seguir en esta línea de trabajo y nos anima a volcarnos en esta prioridad que está presente en cada una de las áreas de gestión municipal.

—¿Qué mensaje le gustaría trasladar a los vecinos de Montilla en estas fechas navideñas?

—Un mensaje de buenos deseos y también de compromiso. La Navidad es una época propicia para apreciar la importancia de los valores que nos ayudan a mejorar como personas y a superar las adversidades. Por eso, mi deseo como montillano es que esos valores tan importantes estén presentes en cada una de las familias de Montilla.

Y también, al mismo tiempo, me gustaría trasladar a los vecinos de Montilla mi compromiso personal y el de todo mi equipo de gobierno de afrontar el año 2017 dedicando no sólo el máximo de nuestro trabajo, sino también toda nuestra ilusión y empeño en hacer que nuestra ciudad siga avanzando y progresando en infraestructuras, en desarrollo económico, en creación de empleo, en la mejora de los servicios públicos y en calidad de vida para todos.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos