:::: MENU ::::

15 de diciembre de 2016

  • 15.12.16
El salón de actos del Centro Municipal de Servicios Sociales "Lola López Baena" acogió anoche la clausura del taller de cualificación en elaboración de productos de repostería y restauración dirigido a jóvenes con diversidad funcional intelectual, con el que se pretende favorecer la inserción social y laboral de los participantes.



La iniciativa, puesta en marcha a principios de año por la asociación Montilla Integra con el apoyo de la Fundación Social Universal (FSU) y el Ayuntamiento, ha permitido la adquisición de los conocimientos, habilidades y destrezas necesarias para poder realizar una actividad productiva en el sector de la repostería y de la restauración. Por ello, y ante los buenos resultados obtenidos, las tres instituciones plantean dar un paso más allá en este proyecto con la creación de una empresa.

"Ha sido una experiencia muy positiva, por eso, con la clausura de este curso no se va a terminar el compromiso del Ayuntamiento con estos chicos y se mantendrán los esfuerzos por su integración", destacó el teniente de alcalde de Bienestar Social, Francisco Lucena, en el acto de entrega de diplomas a los participantes.

En este sentido, el coordinador de la FSU, Juan Manuel Márquez, explicó que, tras los buenos resultados surgidos de esta "alianza interinstitucional" –que junto al taller de repostería ha permitido desarrollar una iniciativa anterior dirigida a la capacitación en labores de cocina–, el objetivo es seguir trabajando en nuevos retos como la futura creación de una empresa.

"El taller no solo ha permitido aprender conocimientos, sino también mejorar la confianza y la relación de los participantes, y eso ha generado un proyecto de valor en el que seguir avanzando", destacó Márquez, quien insistió que se debe continuar con la capacitación de los jóvenes en diferentes aspectos y, de forma paralela, constituir la empresa –para la que ya existe un proyecto de viabilidad– que permita su inserción laboral.

Por su parte, Patro Contreras, presidenta de Montilla Integra, aseguró que, a la espera de la puesta en marcha de esa iniciativa empresarial, desde el colectivo se estudian nuevas iniciativas que permitan mantener el grupo surgido "porque es fundamental mantener su aprendizaje y cohesión para que los chicos sigan activos y motivados".

El taller de repostería, basado en una metodología eminentemente práctica, ha sido posible gracias a la firma de un convenio de colaboración en el que el Ayuntamiento de Montilla ha aportado la cantidad de 4.652 euros para gastos de monitores, alquiler de cocina y materiales; la FSU ha participado con un montante de 3.652 euros en costes de monitores; y la asociación Montilla Integra, con un aporte de 1.532 en productos de alimentación, limpieza y seguros de los participantes.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ



DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos