:::: MENU ::::

7 de diciembre de 2016

  • 7.12.16
La consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, presentó al Consejo de Gobierno el Plan Plurianual de Gestión de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA) 2016-2019, puesto en marcha por su departamento.



La nueva estrategia aportará más transparencia en la gestión de esta entidad, al establecer una evaluación permanente del grado de ejecución de cada una de sus iniciativas y la elaboración de informes de seguimiento con periodicidad semestral.

María José Sánchez Rubio, que también preside el Consejo Rector de ASSDA, destacó los dos grandes bloques de objetivos estratégicos del plan, diferenciando entre los dirigidos a las personas y los relacionados con la organización.

Respecto a los primeros, las prioridades se centran en la promoción de la autonomía personal y la atención a situaciones de dependencia; la asistencia social y sanitaria a personas con problemas de adicciones, y la prevención y atención de situaciones de vulnerabilidad.

Por su parte, los objetivos dirigidos a la organización se dirigen a mejorar la excelencia, la visibilidad de las actuaciones, la integración transversal de la perspectiva de género y el fortalecimiento la cooperación institucional y social y del trabajo en red.

La ASSDA destina casi el 98 por ciento del presupuesto a la atención directa a la ciudadanía, especialmente a dependencia, área que contará el próximo año con 1.188 millones de euros para responder a las necesidades de 230.000 personas.

Esta cantidad, similar a la que anualmente destina el Estado para todo el país (1.250 millones), supone un 2,5 por ciento más que el del año anterior y sigue el compromiso de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de alcanzar un incremento del 10 por ciento a lo largo de la legislatura. Casi un 54 por ciento del total se destinará a las entidades locales, que gestionan servicios de proximidad.

La Junta aporta actualmente más del 78 por ciento del coste total del sistema de atención a la dependencia en Andalucía, frente a algo menos del 22 por ciento del la Administración central y pese a que la legislación estatal establece una cofinanciación al 50 por ciento.

Este descenso en la financiación ha supuesto la pérdida para Andalucía de 508 millones de euros entre 2012 y 2016, a la que se suman otros 10 millones que ha dejado de percibir por el pago de la teleasistencia avanzada para unas 20.000 personas en situación de dependencia moderada. Según la consejera, con esta deuda se podría haber atendido a 105.000 personas.

Según los datos correspondientes al mes de octubre, Andalucía atiende a 185.200 personas en situación de dependencia, que se benefician de 239.000 prestaciones. La comunidad ocupa el primer lugar nacional en ambos conceptos, en los que representa más del 23 por ciento del total de España. El incremento presupuestario consignado para 2017 permitirá incorporar a 65.000 nuevos beneficiarios.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos