:::: MENU ::::

1 de noviembre de 2016

  • 1.11.16
La Junta de Andalucía prevé que la economía de la comunidad registrará en el año 2017 un crecimiento real del 2,3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), un incremento que nuevamente estará por encima de las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la Zona Euro (1,5%) y la UE (1,7%), y que permitiría dar continuidad al proceso de convergencia.



Según recoge la Revista Coyuntura Económica, que publica la Consejería de Economía y Conocimiento, la comunidad cerrará 2016 con un incremento real del PIB del 2,9 por ciento, tres décimas más respecto a la previsión realizada en el mes de octubre de 2015 (2,6%) e incluida en el Presupuesto de la Comunidad Autónoma para este ejercicio. Este avance se sustenta en una evolución de la economía andaluza más favorable de lo que se esperaba y en un contexto de revisiones al alza en el crecimiento previsto para la economía española en su conjunto.

Aunque este crecimiento para 2016 supone una desaceleración respecto a 2015 (3,3%), permitirá nuevamente avanzar en términos de convergencia respecto a las economías europeas, superando en más de un punto el crecimiento estimado por el FMI para la Zona Euro (1,7%) y la UE (1,9%) en sus últimas previsiones publicadas en el mes de octubre.

Esta positiva evolución tendrá su traslación en el mercado de trabajo, previéndose la creación de unos 80.000 puestos de trabajo de media en el conjunto del año, lo que supondrá un aumento del empleo del 2,7 por ciento respecto a 2015. Con ello, se superará la cifra de tres millones de puestos de trabajo en Andalucía en 2016. De este modo, el crecimiento económico seguirá siendo intensivo en empleo, y la productividad registrará tasas de avance moderadas.

Para 2017, la Consejería de Economía prevé un crecimiento real del PIB del 2,3 por ciento, en un contexto condicionado por la incertidumbre generada en la economía internacional ante los posibles efectos que pueda tener el abandono de la UE por parte del Reino Unido, la pérdida de dinamismo de la economía norteamericana, el proceso de reestructuración de la economía china o el alza de los precios del petróleo y otras materias primas.

En términos nominales, y dado que se espera un relativo mayor aumento de los precios que en 2016, debido al previsible aumento del precio del petróleo y otras materias primas en los mercados internacionales, el crecimiento del PIB en 2017 será del 3,5 por ciento, dos décimas superior al estimado para el presente año (3,3%). Esto situará el PIB de la comunidad autónoma ligeramente por encima de los 160.000 millones de euros, recuperando los niveles previos a la crisis.

Etapa de crecimiento

La economía andaluza consolida en 2016 la etapa de crecimiento económico y creación de empleo que viene registrando desde 2014, con un dinamismo diferencial respecto a su entorno europeo. Una trayectoria que le está permitiendo avanzar en el proceso de convergencia europea que se había interrumpido durante los años de crisis.

Los datos de la Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía señalan que en la primera mitad de 2016 el crecimiento real del Producto Interior Bruto (PIB) de Andalucía ha sido del 3 por ciento interanual, más de un punto superior al de la Zona Euro (1,7%) y las principales economías del área, como Alemania (1,8%) o Francia (1,4%).

Un crecimiento que presenta un carácter equilibrado, sustentándose tanto en la vertiente interna, con incrementos generalizados en el consumo y la inversión, que encadenan diez trimestres consecutivos de aumento; como en la externa, que registra una contribución positiva al crecimiento del PIB.

Los indicadores más avanzados del tercer trimestre de 2016 ponen de manifiesto que continúa este proceso de crecimiento económico, creación de empleo y reducción del paro. Reflejo de ello es que, en la demanda interna, crecen las ventas en grandes superficies comerciales un 5,5 por ciento interanual hasta el mes de agosto, y las matriculaciones de turismo lo hacen un 16,9 por ciento interanual hasta el mes de septiembre.

Respecto al sector exterior, el comercio de mercancías con el extranjero presenta hasta el mes de agosto una balanza comercial superavitaria, con un saldo positivo de 1.217 millones de euros, el mayor superávit en igual período de toda la serie histórica.

Este avance económico está permitiendo que continúe el proceso de creación de empleo y descenso del paro. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), en el tercer trimestre se contabilizan 83.100 ocupados más que en el mismo período del año anterior, con un crecimiento del 3 por ciento interanual, superior a la media nacional (2,6%). Junto a ello, se reduce el paro en 148.200 personas (-11,6 por ciento interanual), un descenso histórico en un tercer trimestre, y que es el más elevado de todas las comunidades autónomas.

Afiliación a la Seguridad Social

En este mismo sentido positivo apuntan las cifras de afiliados a la Seguridad Social y paro registrado. En septiembre, última información publicada, Andalucía acumula 34 meses consecutivos de crecimiento interanual de los afiliados a la Seguridad Social, con un ritmo de subida del 2,8 por ciento interanual, y 37 meses de descenso interanual continuado del paro registrado, que cae a una tasa del 8,7 por ciento interanual en septiembre, la más elevada desde finales de 1999.

El favorable comportamiento de la economía andaluza se refleja de igual forma en las iniciativas empresariales. En los ocho primeros meses de 2016 se crean en Andalucía 9.619 sociedades mercantiles en términos netos (creadas menos disueltas), el mayor número en igual período desde 2008, con un aumento del 8,1 por ciento respecto al año anterior.

Y todo ello, en un contexto nominal en el que la inflación describe una trayectoria ligeramente ascendente, abandonando en septiembre el terreno negativo que había mostrado desde principios de año debido a dos factores: el menor descenso de los precios energéticos y el impulso que mantiene la demanda interna.

Concretamente, la tasa de inflación se sitúa en el 0,2 por ciento en Andalucía en septiembre, igual a la media nacional y dos décimas por debajo de la Eurozona (0,4%). Todas ellas muy por debajo del objetivo de estabilidad de precios establecido por el Banco Central Europeo (2%), que mantiene una política monetaria expansiva, con el tipo de interés de las operaciones principales de financiación en el mínimo histórico del 0 por ciento.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos