:::: MENU ::::

5 de octubre de 2016

  • 5.10.16
El Consejo de Gobierno ha aprobado el Reglamento de Agrupaciones Locales de Voluntariado de Protección Civil en Andalucía, que actuará como marco de funcionamiento de la participación ciudadana en la respuesta a las situaciones de emergencias a través de estas entidades dependientes de los ayuntamientos.



Entre otros aspectos, la norma fija los criterios para la creación y disolución de las agrupaciones; recoge los derechos y deberes de sus miembros, y homologa la imagen corporativa, el equipamiento, los distintivos y los uniformes. Asimismo, establece la obligatoriedad de la inscripción de estas entidades como requisito de acceso a la formación impartida por la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía y a la actuación en los planes de emergencia.

Andalucía dispone actualmente de 288 agrupaciones locales de Protección Civil, integradas por más de 7.500 personas. Incluidas en los grupos operativos de los planes de emergencia, su actividad permite ampliar la capacidad de intervención con funciones de prevención, socorro y rehabilitación.

La norma aprobada especifica, no obstante, que la acción voluntaria no podrá reemplazar actividades de trabajo remunerado o eximir a las administraciones públicas de garantizar a la ciudadanía las prestaciones o servicios a los que tiene derecho.

De acuerdo con el decreto aprobado por la Junta de Andalucía, para que una persona pueda ser voluntaria en este ámbito debe haber cumplido 18 años y poseer una formación básica obligatoria con, al menos, 45 horas de cursos homologados.

En el capítulo de derechos, se incorpora la obligación de concertar un seguro de accidentes y enfermedad para los riesgos derivados directamente del ejercicio de la actividad voluntaria, con previsión de indemnizaciones por lesiones, incapacidad temporal o permanente, fallecimiento y asistencia médica y farmacéutica, así como otro seguro de responsabilidad civil para el caso de daños y perjuicios causados a terceros.

En cuanto a la imagen corporativa, la norma regula la uniformidad con los colores internacionales de Protección Civil (azul y naranja), exclusiva y de uso obligatorio para el personal miembro del voluntariado. Además, establece las características de diseño que deben reunir los vehículos, las embarcaciones y las instalaciones, y los distintos plazos para la adaptación de todos los equipamientos.

Finalmente, el reglamento detalla las competencias de las administraciones locales en esta materia. Entre ellas destacan las relativas a la adopción de los acuerdos de creación de las agrupaciones; la dotación de su equipamiento, y la regulación de su dependencia funcional y orgánica, que se vincula a los ayuntamientos con excepción de las actuaciones integradas en planes de emergencia de mayor ámbito territorial.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos