:::: MENU ::::

5 de octubre de 2016

  • 5.10.16
Mejorar los precios de la uva y favorecer el cooperativismo entre los viticultores de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles. Estos son los dos grandes retos que se marcó ayer la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja-Córdoba), con ocasión de la Jornada Técnica de Viña que se celebró en el Centro de Arte Contemporáneo y Vino (Envidarte) de Montilla.



Al inicio de la jornada –que reunió a productores, bodegueros y cooperativistas de la zona Montilla-Moriles–, el presidente de Asaja-Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, reconoció la necesidad de impulsar el sector vitivinícola cordobés –que calificó como "un mirlo blanco en España"– partiendo de un "análisis detallado que permita avanzar en beneficio de los propios agricultores y de los destinatarios" y que culmine con un impulso al sector, del que afirmó que "necesita creer en sí mismo y vender lo que produce por su valor real".

En este sentido, el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Francisco Zurera, reconoció que el principal reto al que se enfrenta el sector vitivinícola cordobés es el de "asegurar la sostenibilidad de toda la cadena productiva, comenzando por los agricultores". Por ello, Zurera recordó que, frente a la subida del 30 por ciento del precio de la uva que se ha registrado en los últimos años en otros marcos vitivinícolas de España, Montilla-Moriles mantiene los mismos precios.

"Necesitamos un sector sostenible en todos los estadios de la cadena porque son miles las familias que viven del vino en la zona Montilla-Moriles", recordó Zurera, quien apostó por el cooperativismo como "herramienta imprescindible" para mejorar la situación del sector del vino, "como ya se ha hecho en el caso del aceite y con buenos resultados".

En la misma línea se manifestó Fernando Burgaz, director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que reconoció los "pasos en positivo" que se vienen dando de la mano de la Interprofesional del Vino, creada recientemente con el objetivo de "potenciar el sector en aspectos como los precios, tareas de promoción, puesta en valor del producto y su comercialización".

Por su parte, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, hizo hincapié en que "nuestra reivindicación es que la riqueza que nos ofrece el territorio y el trabajo de excelencia que se está realizando permanezca aquí y, para ello, la defensa de nuestra producción y de nuestros vinos debe ser un objetivo común".



Asimismo, durante la cita técnica organizada por Asaja y la Fundación Caja Rural del Sur, el director gerente del Consejo Regulador de la DOP Montilla-Moriles, Enrique Garrido, abordó los retos de futuro del marco vitivinícola, así como la influencia y el apoyo a la venta de producto que se lleva a cabo desde el máximo órgano de control de los vinos cordobeses.

Por su parte, Anna Pedró, crop manager fruits&grapes Spain de BASF, basó su ponencia en el manejo de las enfermedades de la madera de la vid a través de una descripción general de la situación actual con las enfermedades del viñedo. Finalmente, la jornada celebró una mesa redonda sobre los 16 años de los planes de reestructuración en la que intervinieron el jefe de Servicio de la Delegación de Agricultura de la Junta de Andalucía, Pablo Soto; el presidente de la Sectorial de la Viña de Asaja Córdoba, Juan Manuel Centella; el director de Planes de Reconversión de Bocovit, Juan Portero; y el director de Todoviña, Fernando Fernández Cuenca.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos