:::: MENU ::::

13 de septiembre de 2016

  • 13.9.16
El parlamentario andaluz de Podemos, David Moscoso, se desplazó en la tarde de ayer a Montilla para mostrar su respaldo a la Plataforma de Atención Temprana de Andalucía que, esta misma tarde, analizará con el Ayuntamiento los nuevos cambios anunciados por la Junta de Andalucía en el modelo de financiación de los centros de atención a menores con algún tipo de trastorno del desarrollo.



Tal y como avanzó ayer Montilla Digital, durante el encuentro que tendrá lugar a partir de las 18.00 de esta tarde se pretende dar a conocer los cambios que entrarán en vigor a partir del próximo jueves, una vez que la Consejería de Salud modifique el actual modelo de financiación del Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) de Montilla, que pasaría de 84 plazas financiadas por la Junta –con un presupuesto de 122.230 euros al año– a 163 plazas, que serían subvencionadas en función de las sesiones mensuales que disfrute cada usuario, lo que arrojaría un presupuesto anual de 176.040 euros.

Según explicó el teniente de alcalde de Bienestar Social, Francisco Lucena, los cambios planteados por el Ejecutivo autonómico conllevarán un aumento del número de plazas existentes en este servicio que es de titularidad de la Junta de Andalucía aunque actualmente es gestionado por el Ayuntamiento. "Eso obligará a ampliar el número de profesionales que atienden el centro", recalcó el responsable municipal de Servicios Sociales.

En ese sentido, Francisco Lucena hizo hincapié en que "el servicio de atención temprana se va a prestar ante cualquier circunstancia porque los niños son la prioridad", si bien reconoció que el Consistorio montillano está a la espera de que la Junta aclare cómo afrontar los gastos que generará el incremento de personal que lleva aparejado el aumento de plazas en el servicio. "Hasta final de año no podemos suscribir nuevos contratos porque el Presupuesto Municipal está cerrado en virtud del convenio que hay firmado hasta diciembre y no hay partida presupuestaria para ello", indicó.

Sin embargo, el nuevo modelo de financiación no convence ni a la Plataforma de Atención Temprana de Andalucía ni a Podemos, que ayer expresó su respaldo al colectivo. "El problema radica en que la Junta ha abierto la veda de la privatización, después de que PSOE y Ciudadanos votaran en contra de la Proposición de Ley de Atención Temprana de Podemos que se debatió en el Parlamento de Andalucía el pasado mes de mayo y que pretendía blindar un servicio que atiende a una población de especial sensibilidad como son los niños y niñas menores de seis años con problemas de desarrollo", apuntó David Moscoso.

En opinión del parlamentario andaluz de la formación morada, "el problema de la privatización de estos servicios es complejo, porque no se exige a las empresas que concurren que garanticen la estabilidad de las plantillas y la experiencia y la cualificación necesarias entre sus profesionales para desarrollar el servicio". Además, según David Moscoso, "la privatización implica copago y no todas las familias pueden asumir este coste".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos